BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

La seguridad bien entendida…

Comienza por asegurar la seguridad del propio empleo. Este axioma tan sencillo explica porqué las medidas de seguridad de nuestros políticos y fuerzas policiales siempre crecen y jamás menguan. También nos permite entender algunas de las mayores meteduras de pata en el campo de las seguridad pública. Por último, la seguridad del cargo, sillón o empleo explica asimismo por qué hay que ser estrictamente apolítico al investigar grandes atentados, si uno quiere saber lo que ocurrió. El fenómeno en sí es simple: Bruce Schneier, especialista en seguridad informática, lo llama ‘seguridad de cúbrete-el-culo‘: como los responsables de la seguridad temen lo que pueda pasarle a sus empleos y pensiones en caso de fallar en su cometido, tienden a sobrerreaccionar y a sobreproteger. Si no hacen nada, las consecuencias pueden ser terribles, en especial para ellos aunque no haya catástrofe. Así que se toman medidas exageradas y drásticas aunque la amenaza parezca remota. O hasta ridícula.

De esta forma en Boston se cierra toda la ciudad al confundir unas pintadas electrónicas con bombas, o se vuela un contador de tráfico, no vaya a ser; porque es preferible ser el hazmerreir (se distribuyen adhesivos ‘No es una Bomba‘) que ser el tipo que negó tratamiento de emergencia a una alerta dudosa. Así es como hemos acabado todos llevando al avión la colonia en envases de 100 CC dentro de bolsas transparentes, aunque el supuesto complot para volar aviones con explosivo líquido sea más que dudoso. Los responsables han decidido que mejor cien veces amarillos que una rojos. Porque nadie les pondrá de patitas en la calle por tomar medidas de seguridad pasadas de rosca. Pero un ataque en su turno sí que puede costarles el empleo, o el cargo. Y así llegamos a tener una seguridad hipertrofiada que no tiene en cuenta el riesgo para el público, sino para el responsable. Una seguridad cara, molesta y apenas útil, pero bien entendida.

Mientras perdemos el tiempo en estas alertas de fantasía no nos preparamos adecuadamente para las amenazas reales. Pero no es esa la peor consecuencia de esta cultura de la propia salvación. Lo peor es que en un entorno de contaminada exigencia de responsabilidades la investigación de los grandes atentados se hace imposible. Por ejemplo saber qué ocurrió exactamente antes, durante y después del 11M es prácticamente imposible cuando cada policía, guardia civil y agente del CNI implicado teme por lo que le pueda ocurrir a su carrera profesional si cuenta lo que sabe. Incluso aunque no haya hecho nada mal, y sabemos que se han cometido errores, el instinto de supervivencia les llevará lógicamente a preservar su puesto antes que a colaborar de lleno en la investigación. La tragedia es que sin saber lo que ha pasado de verdad no podremos trabajar para impedir que se repita. Pero el ruido político hace imposible a estas alturas que la verdad llegue jamás a aflorar porque el riesgo para carreras y galones es excesivo. Molestias y dispendios tendremos, seguridad real no. por culpa del ruido de algunos, y del miedo a perder el trabajo de otros, todos perdemos.

11 comentarios

  1. Dice ser mced

    A eso únele el que el crear alarma y tener al pueblo en un estado de miedo es rentable para políticos y poderes fácticos (el miedo atasca las mentes y saca a la luz lo peor de nostros mismos, los radicalismos) y ya tienes el cóctel servido.Que nos aproveche.

    05 Marzo 2007 | 8:23

  2. Dice ser una de arena

    Alimentas ideas conspirativas sobre el 11M pero no especificas ni das datos concretos.Si tienes algo que aportar, hazlo y responsabilízate de tus palabras.

    05 Marzo 2007 | 8:56

  3. Dice ser c

    Este axioma tan sencillo explica por qué las medidas

    05 Marzo 2007 | 10:03

  4. Dice ser naldoco

    Al contrario de lo que opina más arriba “una de arena”, es importante reconocer que este Cover Your Ass es real y debe ser tenido en cuenta si queremos buscar o proteger la verdad. Sólo desde el sectarismo se puede pretender que se ignore.La política + investigación matan la verdad. El mayor caso que conozco donde se demuestra que la verdad se fabrica -en especial cuando se “investiga a fondo”- es el caso de Chernobyl, donde oficialmente el accidente se produjo por “un experimento con la intención de aumentar la seguridad del reactor” (¡toma ya!).[1] Sin embargo, hay mucha gente que sabe que esa versión es una clara y ridícula manipulación. Un artículo reciente de un trabajador de Trillo pone los puntos sobre las íes [2]. La verdad se conoce, pero la verdad oficial, por absurda y asquerosamente manipulada que sea, es la “oficial”. 11 años dura ya el tema.[1]http://es.wikipedia.org/wiki/Accidente_de_Chernobyl[2]http://www2.uah.es/vivatacademia/n82/chernobyl.htm

    05 Marzo 2007 | 11:27

  5. Dice ser naldoco

    Quería decir, 21 años dura ya una verdad prefabricada y conveniente. El cúbrete el culo hace maravillas. No hay que alarmar a la población acerca de lo incompetentes y criminales que pueden resultar los que toman ciertas decisiones. Puro corporativismo.

    05 Marzo 2007 | 14:08

  6. Dice ser Rampas

    Este si que es un buen principio, creo que el principio de verdad. Teóricamente somos un país constitucionalmente dotado de medios suficientes para garantizar la independencia de los poderes, pero de verdad es que no. El axioma de “cúbrete el culo” no debiera ser de aplicación a estas alturas de la novela. La primera gran definición complementaria la dio Alfonso Guerra (era honrado) cuando dijo aquello “El que se mueva, no sale en la foto” Creo que es hora de empezar a clamar mediante un movimiento popular por la reforma del sistema electoral (me da vergüenza votar cuando leo muchos nombres de las listas cerradas) Cuando se eligió el actual fue por un motivo puramente de limpieza, había que eliminar micro partidos. Hoy ya no se dan las mismas circunstancias y se podría pasar a un sistema de listas abiertas y de segunda vuelta. Esto tendría una, creo yo, una primera virtud, muchos partidillos seudonacionalistas que siguen viviendo de laquellas rentas, morirían al no ecibir el maná de los dineros electorales. Pero sobre todo, tendría la gran virtud de que nadie dependería del exhaustivo control del partido a la hora de votar en el parlamento y el gobierno tendría menos prerrogativas a la hora de nombramientos, proporcionalidades, etc. Automáticamente desaparecerían miedos en estamentos que dependen excesivamente del superior para la promoción. Esto es un delito de prevaricación fácilmente subsanable mediante denuncia. Ah y el culo estaría cubierto para todos por la ley.

    05 Marzo 2007 | 15:22

  7. Dice ser Sarasate

    A la lista de estos “responsables” de la seguridad añadiría yo a su conducto reglamentario o sea a sus jefes, que aun sabiendo de sobra que las medidas son exageradas, incoherentes e inútiles, que sólo molestan, que son caras, que son paralizantes de la vida diaria, no cortan por lo sano, ejercen de lo que deberían ser y ponen un poco de sentido común en tanto dislate.¿Qué por qué?. Pues porque el pánico a perder la poltrona es directamente proporcional a la superficie de la misma, o lo que es lo mismo: cuanto más importante es el cargo mayor es el desorden intenstinal de pensar en perderlo.Vivimos en la era del miedo del poderoso a que se descubra la verdad de su incapacidad.Qué pena.Saludos,

    05 Marzo 2007 | 18:20

  8. Dice ser una de arena

    A naldoco:Lo que dices tú no es lo contrario de lo que opino yo. Yo no he dicho que se ignore este problema. Lo que he dicho es que no se puede dejar caer sospechas sin más. Si el que escribe el artículo quiere lanzar una acusación, que lo haga con nombres y apellidos. Lo contrario se llama lanzar piedras y esconder la mano: ponzoña.

    06 Marzo 2007 | 8:24

  9. Dice ser naldoco

    1) El axioma “cúbrete el culo” (CEC) impide que se conozca toda la verdad en aquellos asuntos en los que el poder de turno tenga una versión de la verdad que le interese.2) Luchar eficazmente contra el CEC y a favor de la verdad es responsabilidad del poder de turno: desde el poder se debe reconocer que los testigos pueden declarar condicionados al CEC y en base a esto deben proteger al que aporte testimonios y datos, incluso cuando pudieran ser “mal vistos” y le “pudieran afectar negativamente”.3) Buscar la verdad en los asuntos realmente importantes y delicados es fundamental y del máximo valor (para poder aprender, y poder tomar medidas adecuadas que eviten un nuevo desastre).4) El poder actual debería reconocer el problema del CEC y tomar medidas. Es su responsabilidad. Sólo los motivos partidistas impedirían que esta responsabilidad sea atendida.5) El partidismo es el mayor enemigo contra la verdad. Cuenta Alfonso Rojo que cuando estaba cubriendo la información sobre Nicaragua ocultó la crónica de los crímenes cometidos por los Sandinistas. El motivo es que eran “los buenos”. Escalofriante lo que supone este repugnante comportamiento. Eso sí, le agradezco el valor de su testimonio, tarde, a favor de la verdad:http://www.elmundo.es/encuentros/rojo.html6) Me parece perfecto y saludable que Pepe Cervera haga notar que en el juicio del 11M el poder no esté haciendo lo correcto para evitar que el CEC impida conocer toda la verdad, luego está comprometiendo la verdad. Ya digo, debería empezar por reconocer el problema, buscar y consensuar soluciones y luego ponerlas en práctica.

    06 Marzo 2007 | 16:07

  10. Dice ser vickwai

    No sabéis la razón que tenéis todos y por eso me gustaría añadir dos reflexiones.En el plano personal está el hecho de que cuando vas a viajar en avión, si analizas lo “cómico” te sientes poco más o menos que en una comedia de los Hermanos Marx o en una de las Comedias Bárbaras de Valle Inclán (depende del día y de tu estadio de ánimo).En el plano profesional y en mi calidad de directivo de una empresa pública (gobernada por políticos) os puedo asegurar que lo que Pepe nos cuenta es absolutamente cierto. El amor a “su culo” hace que la toma de decisiones se haga en general “con el ídem”. Siempre están mirando al tablero electoral, no hacen nada que pueda motivar que sus propios compañeros de partido les levanten de la poltrona y, por tanto, son absolutamente incapaces de tomar una decisión para el bien común y, muchísimo menos, dolorosa (acordaos de un petrolero que tuvimos de paseo por el Atlántico hasta que se hundió porque nadie quiso coger el toro por los cuernos y llevarlo a un puerto).P.D. para Pepe: Amigo, en mi calidad de Director del “30 de Febrero” veo que has mejorado mucho como redactor. Con 16-17 ya apuntabas, pero te has salido. Un abrazo de uno del Geta.

    12 Marzo 2007 | 18:23

  11. Dice ser Diego Navarro

    Interesante comentario. Un título alternativo a la entrada bien podría haber sido la doctrina del uno por ciento de Cheney. Si tuviéramos una mejor educación en probabilidad y estadística, otro gallo nos cantaría.

    13 Marzo 2007 | 17:26

Los comentarios están cerrados.