BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

El arte de la destrucción

Las imágenes de Implosion World no son ficción, sino auténticos derribos profesionales de estructuras diversas, desde chimeneas a factorías completas, bloques de apartamentos, puentes, estadios deportivos o grandes edificios comerciales. Los especialistas en demoliciones son capaces de destruir en unos segundos gigantescas estructuras, transformando estorbos en pilas de escombros. Y necesitan mucha habilidad; sólo una precisa coreografía de centenares de explosiones cuidadosamente situadas es capaz de echar abajo un gran edificio con semejante elegancia. Hace falta mucho trabajo, cientos de cargas explosivas de diferentes tipos y kilómetros de cables para conseguir un colapso así. Véase, por ejemplo, el derribo de los grandes almacenes J.L. Hudson de Detroit [.mpg], una de las mayores estructuras implosionadas. Lo cierto es que son películas casi hermosas, en su brutal eficiencia. ¿El arte del futuro?

6 comentarios

  1. Dice ser Eze

    ¿No quedamos en que es muy dícili conseguir material para hacer explosiones tipo 11M?cronopiourbano.blogspot.com

    30 Noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Javier (n)

    No sé por qué este arte de la me ha recordado a empresas de internet, que practicaban la autodestrucción con la misma precisión y rapidez. El reparto de cargas explosivas estaba tan bien repartido que la demolición perfecta estaba asegurada.Ya me he pasadoJavier

    18 Diciembre 2006 | 9:27

  3. Dice ser Javier (n)

    Repito el inicio:No sé por qué este arte de la destrucción me ha recordado…

    18 Diciembre 2006 | 9:28

  4. Dice ser andros

    en general, la destrucción, el asesinato, la muerte (especialmente la de otro ser humano), son más atractivas (al menos visualmente hablando) que sus opuestos ¿por qué?

    18 Diciembre 2006 | 11:24

  5. Dice ser Retiario

    Estimado Eze:Como explica el artículo de Wikipedia, lleva semanas de trabajo montar una demolición así. Hacen falta diversos tipos de explosivos, colocados en sitios muy precisos, y sólo empresas muy especializadas (y controladas) pueden hacerlo. Es muy difícil y está muy regulado. De ahí por ejemplo la extrema improbabilidad de que las Torres Gemelas de Nueva York fueran implosionadas sin que nadie se diese cuenta. En cuanto al 11M, desgraciadamente causar un gran número de muertos es mucho más sencillo que derribar un edificio. Basta con obtener explosivos, ni siquiera demasiado sofisticados, y tener mucha mala idea.Gracias por tu atención e interés, y un saludo.PP Cervera

    18 Diciembre 2006 | 13:24

  6. Dice ser Carissa García

    La evolución que ha tomado el arte nos está diciendo a gritos que necesita llamar la atención; por ello “Andros” pregunta a qué se debe nuestro interés y esque a estas alturas ya cualquier cosa ha sido experimentada. Esa es el reto que tienen los artistas: impresionar gente pero conservando una buena técnica, transmitiendo una verdadera intensión y creando una comunicación, dándole una comunicación al expectador.

    23 Diciembre 2006 | 16:48

Los comentarios están cerrados.