BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Sofocar la creación

Hay dos tipos de injusticia; el más obvio consiste en tratar de modo diferente a los iguales pero el segundo es más sutil aunque igual de injusto: tratar por igual cosas desiguales. Un buen ejemplo es insistir en que la ‘propiedad’ intelectual es idéntica a la propiedad material, y por tanto deben regirse por las mismas normas; que ambos derechos deben ser eternos. Cosa que no ocurre, ya que responden a leyes distintas, y por una muy buena razón: nada tienen que ver una y otra. Confundirlas es injusto, y perjudicial.

La llamada ‘propiedad’ intelectual está construida con ideas, y la propiedad material está hecha de átomos. Ésta es la diferencia esencial entre ambas, lo que hace que identificarlas sea una falacia. La propiedad material no puede reproducirse, tiene que utilizarse de modo exclusivo, puede vallarse. Las ideas en cambio pueden duplicarse, pueden vivir en varias cabezas al mismo tiempo y son muy difíciles de encerrar. Una cosa material no sale de la nada, por lo que su cantidad es limitada; las ideas no tienen sustancia, por lo que son ilimitadas. Por eso hacen falta leyes especiales para regular la ‘propiedad’ intelectual, leyes diferentes de las que se aplican a los objetos. Por eso la ‘propiedad’ intelectual no existió hasta el siglo XVIII, mientras que la propiedad de las cosas es antigua como el mundo.

La ‘propiedad’ intelectual es un acuerdo entre los autores y la sociedad. Las sociedades acceden a mantener la ilusión de que las ideas son de alguien para favorecer su creación y uso. A cambio, exigen que la duración del pacto sea limitada, y que después esas ideas se liberen para el uso de todos, resarciendo así los costes de ese esfuerzo. Esto es así porque las ideas tienen otra cualidad fundamental: están construidas a partir de ideas previas. Sin ideas sobre las que construir, la creación es imposible. Un autor no crea de la nada, sino que utiliza lo creado por autores anteriores. Los elementos de una cultura son de la sociedad que la produce, no de los individuos que la componen. Imagine un mundo en el hiciera falta permiso para escribir una novela, en el que las notas musicales fueran de propiedad privada, en el que ‘ser un quijote’ fuese imposible sin pasar por caja, en el que los colores de Renoir o las formas de Picasso fuesen patrimonio de sus herederos, y no de la Humanidad.

Ése es el mundo que nacería de la ‘propiedad’ privada de las ideas: un mundo en el que imaginar nuevas obras sería imposible, en el que la creación estaría dirigida por abogados; un mundo que para proteger la innovación la estrangularía. Hay ejemplos. Como afirma el ‘Informe Gowers‘, redactado por encargo del gobierno británico para tener datos ante la reforma de la legislación pertinente. El informe recomienda endurecer la lucha contra la piratería, y también rechaza aumentar el plazo de duración del ‘copyright’ más allá de los 50 años actuales. Porque cometer una injusticia no favorecerá a la creación, sino que la asfixiará.

Corregido un verbo mal puesto el 14/12/2006. Gracias, Pilar.

13 comentarios

  1. Dice ser Rob

    Hace 30 o 40 años atrás uno se preguntaba cual de las dos visiones del futuro que planteaba la Sci Fi (“horrible” versus “esplédida”)iba a ser la más acertada. Hoy existen claros signos de que la cosa empieza a decantarse por la primera …La frase de Quino, puesta en Mafalda: “por favor paren el mundo que quiero bajarme” es extraordinariamente ajustada cuando uno reflexiona sobre estos temas. Me temo que entre la estupidez y la codicia, poco puede hacerse.Rob

    14 diciembre 2006 | 8:54

  2. Dice ser Scott-Walker-adicta

    ¿A qué viene ese dualismo trasnochado entre “átomos” e “ideas”, entre “materia” y razón”? Yo pensaba que eso hacía siglos que estaba superado… Hay que ver qué ontología más cartesiana te gastas, Pepe Cervera. Claro que, ese plumero ya se te había visto hace bastante tiempo…Dicho sea esto al margen de polémica alguna respecto al tema de la “propiedad”, a cuya dilucidación un adecuado enfoque acerca de lo anterior sin duda sólo podría beneficiar.

    14 diciembre 2006 | 9:32

  3. Dice ser Retiario

    Estimada Scott-Walker-adicta:Puede que en filosofía el dualismo materia- información esté superado (?!), pero en legislación sigue siendo relevante… o debería serlo. Porque en lo que se refiere a propiedad son cosas esencialmente diferentes. No es lo mismo una canción o un poema que un autobús o un trozo de terreno, por muchas veces que se repita y por mucha interesada confusión que se quiera crear al respecto.Muchas gracias por tu atención e interés, y un saludo.PP Cervera

    14 diciembre 2006 | 14:44

  4. Dice ser LiberTual

    Esta muy claro. Aun así es dificilísimo cambiar algo cerrado con un candado tan fuerte.A mi me hace daño que llamen cultura a algo con beneficio económico particular. Algo que tiene propiedad privada no se puede considerar cultura ya que esta es de todos y debe beneficiar a todos.Muchas gracias Pepe.

    14 diciembre 2006 | 17:01

  5. Dice ser Scott-Adams-simpatizante

    Scott-Walker-adicta dijo:¿A qué viene ese dualismo trasnochado entre “átomos” e “ideas”?Oye pues a ver si un día me lo explicas a mí también.En mi pueblo, la “idea” de un jamón de jabugo aunque fantástica, no se puede ni comparar con los “átomos” de un jamón de jabugo. Debemos ser unos anticuados para no habernos dado cuenta de que era lo mismo. O seremos cartesianos …:-/”Dicho sea esto al margen de polémica alguna respecto al tema de la “propiedad”, a cuya dilucidación un adecuado enfoque acerca de lo anterior sin duda sólo podría beneficiar.”Y toma ya que frase…

    15 diciembre 2006 | 12:29

  6. Dice ser jjameson

    La llamada ‘propiedad’ intelectual está construida con ideas, y la propiedad material está hecha de átomos. Ésta es la diferencia esencial entre ambas, lo que hace que identificarlas sea una falacia.Esta sentencia, desde el punto de vista de la lógica formal, carece de sentido. Hay que expresarse mejor cuando se vive de ello.*******En otro orden de cosas. Imaginémonos en el siglo XIX, con una ciencia un poco menos desarrollada. Imaginemos que invento una bebida dulce con gas de color negro. La bebida está llena de átomos y de cafeína. Los ingredientes están en la naturaleza y son comunes.Si no te cuento cómo la he fabricado, jamás podrías hacerla por tí mismo. ¿Es la fórmula de esta bebida propiedad intelectual? Me imagino que sí porque si me matas, quizás nunca seas capaz de fabricar una igual, porque viaja dentro de mi cabeza. ¿Es la fórmula propiedad material? Me imagino que sí, porque si preparo unos cuantos litros de ella, la gente me la va a comprar para beberla con Whiskey.No es tan sencillo como has pretendido mostrarlo.

    16 diciembre 2006 | 1:17

  7. Dice ser Mia

    Pepe,Estando de acuerdo con muchas de las cosas que dices y entendiendo que, para hacer pedagogía, a veces hay que exagerar un poco las cosas, sin embargo no se puede desconocer que la propiedad intelectual ya está recogida en nuestras leyes como una propiedad “especial”, por lo que no se trata igual que la propiedad material.De hecho, por eso tiene una duración, que podrá ser mayor o menor, pero que no es indefinida, como sí lo es la propiedad material.Así que el debate sería sobre cuál creemos que debe ser ese plazo de protección, precisamente para que la protección de la creación no sea un obstáculo para el desarrollo de las artes y de la ciencia, que es el fundamento de dicha limitación temporal.Mia

    16 diciembre 2006 | 7:47

  8. Dice ser Lolo

    Mía dijo:”Así que el debate sería sobre cuál creemos que debe ser ese plazo de protección”Yo entiendo que precisamente de eso es de lo que trata este artículo. Por un lado Rafael Reig en el primer enlace dice que por qué no se alarga aún más la duración de la propiedad intelectual…”El derecho a la herencia está reconocido en la Constitución y, sin embargo, se limita de forma dramática para la propiedad intelectual. Mientras cualquiera puede heredar, durante generaciones, la propiedad de un inmueble o una finca con olivos, un esfuerzo intelectual no genera derechos patrimoniales para los herederos a partir de los setenta años del fallecimiento.”Y por otro el informe Gowers en el Reino Unido opina todo lo contrario:”rechaza aumentar el plazo de duración del ‘copyright’ más allá de los 50 años actuales” ….orque eso sería perjudicial la creación y la cultura. Según lo que dice Pepe porque lo que es yo, no me lo he leídoSaludos

    16 diciembre 2006 | 10:44

  9. Dice ser Retiario

    Estimado Jjameson:A es diferente de B, por lo tanto decir que son iguales es una falacia. No veo la incongruencia lógica en la expresión. En cuanto a tu hipotético refresco de cola, es sencillo: el líquido es propiedad, de quien lo fabrica o de quien lo compra, que puede hacer con él lo que desee. La fórmula es una idea, que es ‘propiedad’ intelectual y por tanto está protegida por otras leyes.De hecho es curioso, pero la duración de esta protección depende de a qué ley te acojas: si lo consideras un invento y lo patentas tienes 20 años de monopolio, pero si lo consideras una obra artística entonces tienes derecho de autor o copyright, que pueden ser 70 o hasta 95 años tras la muerte del autor. Lo que hay dentro de una botella puede ser compartido entre varios, o puede haber muchas botellas; pero la fórmula misma puede estar en multitud de fábricas a la vez. Ésa es la diferencia: uno son átomos, lo otro bites.Llámalo dualismo, si quieres, pero no me argumentes que son iguales porque eso sí que es una buena patada a la lógica, formal o informal. Las cosas diferentes deben ser tratadas de modo diferente, y no por igual (como defiende el artículo del por potra parte admirable Rafael Reig enlazado en el post).Muchas gracias por tu atención e interés, y un saludo.PP Cervera

    16 diciembre 2006 | 14:09

  10. Dice ser Arquitecta en proceso

    En mi opinión la propiedad intelectual no puede ser comparada con la material tanto porque la primera esté compuesta de ideas y la segunda de átomos. Lo que estamos debatiendo resulta un poco incongruente, puesto que la propiedad material se desvirtúa y pierde calidad cada vez que se usa, mientras que la intelectual mejora cuantas más personas la utilicen y se puedan valer de ella.No me parece que se deba restringir el uso de la propiedad intelectual, puesto que se nutre de otras propiedades intelectuales anteriores a ella. De lo que realmente se debería proteger es del plagio, que perjudica tanto a autores como a espectadores.Lo curioso de la propiedad intelectual, a mi forma de ver, no es que se pueda o no equiparar con la material, sino que algunas personas puedan proteger sus creaciones con ella mientras que a otras se les niega sistemáticamente este derecho.Con esto me refiero a cosas tan vergonzosas como que se nos obligue a pagar a todos un cánon por comprar CDs y que si en ellos grabamos algo de nuestra propia creación no se nos devuelva. Dicho así igual a ustedes no les interesa, pero ahora imaginen que lo hicieran con las impresoras, los folios, las plumas….También queria informar de otra situación especialmente abochornante, estudio Arquitectura en la UPM y ninguno de los alumnos somos los propietarios intelectuales de los trabajos que realizamos. Cualquier trabajo ya sea proyecto original, o trabajo de investigación es propiedad intelectual del profesor que lo mandó, cosa que da pie a que algunos profesores y catedráticos utilicen trabajos realizados por sus alumnos para su propio beneficio, y con beneficio incluyo beneficio económico.

    16 diciembre 2006 | 15:05

  11. Dice ser Mia

    Estimado Lolo,Creo que no me he sabido expresar, porque parece que decimos cosas distintas y, sin embargo, puedo asegurarte que decimos lo mismo, Pepe, tú y yo.O sea que mi post era sólo para confirmar que la propiedad intelectual, desde su mismo origen, se ha considerado una propiedad especial.No obstante, las presiones de la industria cada día son mayores para que, poco a poco, se vaya alargando el plazo de protección (curiosamente, cuando van a vencer los derechos de determinadas creaciones que han dado -y siguen dando- mucho dinero, como ocurrió en EEUU con Disney).En lo que no estoy del todo de acuerdo con Pepe es en lo de que la diferencia básica es que la propiedad intelectual sean “ideas” inmateriales, porque la propiedad intelectual no protege las meras ideas, sino la expresión de éstas y algunas expresiones artísticas, como los cuadros, llevan implícita su materialización.Sí estoy de acuerdo en que la fundamentación de la limitación del plazo de protección es que una obra no se crea de la nada (sólo Dios tendría un derecho de Autor indefinido sobre su Creación), sino que se hace a partir de las creaciones de otros autores, por lo que es justo devolver a la sociedad lo que se ha tomado de ella y permitir a otros autores que se apoyen en tu creación, para que puedan seguir creando obras que beneficien al progreso de las artes y de las ciencias.Un saludo

    16 diciembre 2006 | 17:02

  12. Dice ser Miguel

    La verdad es que se esta creando una atmosfera asfisiante en pos a una seguridad que intenta defendernos de nosotros mismos.Saludoshttp://decanocoit.es

    16 diciembre 2006 | 22:38

  13. Dice ser J. Ruiz. Maestro de Fontanería y Patrón de Pesca.

    Señor Don Pepe. Por estos lares tenemos en puerto la embarcación.. Pensábamos salir hoy para San Diego en asuntos de un pesquero cañero, pero nos dimos cuenta que en ese país de donde es San Diego lo que proliferan, en estos días, son los borrachos. Y eso de entenderse con gente borracha no es propio de marinos en actividades de negocios, más bien son asuntos de regentes de bares.Por lo consiguiente cambiamos el viaje para enero. Aquí nos dedicaremos a grandes celebraciones y al juego por ordenador. Ruiz pertenece a un clan de juego que esta aliado con otro clan en este momento. Y eso requiere de mucha atención y responsabilidad.Por lo antes dicho solo podré visitar su periódico a partir del mes de febrero.Don Pepe, mis deseos por que tanto su familia como usted, Caballero Español de Buena Ley, tengan una Navidad acorde a su gran categoría. Que el año nuevo les traiga grandes holguras en todos los órdenes: personales, públicos y privados.J. Ruiz. Maestro de Fontanería y Patrón de Pesca.

    17 diciembre 2006 | 18:13

Los comentarios están cerrados.