Chaplin y su lucha contra el cine sonoro

Unos de los personajes que más se opuso a la aparición del sonido en el cine fue Charles Chaplin, que inmortalizó el personaje de Charlot. En los comienzos del nuevo invento se negaba a introducir los diálogos en sus películas hasta que finalmente tuvo que claudicar ante la enorme demanda de los espectadores.

charles chaplin tiempos modernos

Chaplin fue uno de los personajes que con más vehemencia rechazó el nuevo cine sonoro. Aunque los primeros aparatos de amplificar sonido se habían inventado en la primera década del siglo, hasta finales de los años 20 no se pudo usar en las salas de cine. Primero se incorporó música sincronizada y efectos sonoros, hasta que en 1927, Al Jolson se dirigió al público en El cantante de jazz con la frase: “todavía no han oído nada. escuchen ahora”. Aunque se han descubierto otras cintas sonoras anteriores, esta significó una noche histórica para el cine. Las películas habladas, la forma correcta de decirlo, significaron un enorme empujón en la salas, duplicando el número de espectadores. Era justo lo que necesitaba una industria que parecía estancada.

“¿Los talkies? ¡Podéis afirmar que los detesto! Se disponen a estropear el arte más antiguo del mundo, el arte de la pantomima. Aniquilan la gran belleza del silencio.”
Chaplin en el artículo publicado en el Motion Picture Herald Magazine (Nueva York)

Pero pronto surgieron voces contrarias, como la del alemán Rudolf Arnheim o las de Chaplin, que escribió en 1928 un artículo sobre ello en el Motion Picture Herald Magazine de Nueva York. Los talkies, como les llamaba, agredían a la costumbre de la pantomima que tanto sacrificio y esfuerzo les costó introducir en la pantalla. Para él lo importante era “la poesía del gesto” y “el alfabeto del movimiento”, pues consideraba que las emociones del alma eran mudas. El enfado del mito del cine le llevó a mandar el mensaje a su público mediante un artículo en prensa sin necesidad de hablar. Incluso criticaba que actores como Harold Lloyd se prestaran al uso del lenguaje hablado, cuando no les hacía ninguna falta.

charles chaplin el gran dictador

El gran dictador, la primera película hablada por Charlot

En luces de la ciudad (1931) aparecieron sus primeros sonidos y en Tiempos modernos (1935) su personaje entona una extraña canción que es difícil de entender. Sin embargo mientras promocionaba esta nueva película, pudo advertir la extrañeza de sus espectadores más jóvenes ante los actores que hablaban pero no se les podía escuchar. Meditó profundamente dar el paso y cinco años más tarde, en El gran dictador (1940), “rompió” su fidelidad a la pantomima. Por primera vez el actor londinense habla en pantalla en un discurso donde parodiaba a Hitler. Había claudicado al sonido.

Charles Chaplin, el mimo

Charles Spencer Chaplin (1889-1977) nació en Londres en el seno de una familia muy pobre. Creció rodeado de comediantes y pronto se inició en el negocio de la interpretación. Pero en 1912 decidió cruzar el charco y emigrar en busca de nuevos horizontes en la incipiente industria norteamericana. Pronto se convirtió en unos de los grandes creadores y quizá, en el primer mito universal del cine.

Creó un personaje icónico, Charlot, que menudo se confunde con su propia personalidad. Ingenuo, pícaro, hambriento y superviviente de las circunstancias. Con su mítico traje, bastón y sombrero, es capaz de mezclar de manera magistral el humor con la trágica vida entono a la más absoluta pobreza, siendo siempre profundamente humanista como refleja en todas sus películas. Reivindica al ser humano dentro de una sociedad norteamericana donde impera la ley del dinero y del capital, que deshumanizan la sociedad. Su independencia y críticas a la sociedad, hicieron que fuera criticado en la hermética industria de Hollywood y excluido de la mayoría de sus premios. Aún así recibió dos Oscar honoríficos.

chaplin portada time

Chaplin fue el primer actor en ser portada de la revista Time en 1925.

Su vida comenzó a cambiar cuando fue contratado por una compañía de pantomima en 1907. Una gira le llevó a los Estados Unidos y fue descubierto nada más y nada menos que por Mack Sennett, un auténtico cazatalentos. Luego llegó su primer largometraje y primer éxito, El chico (1921), donde muestra la lucha por la vida y la supervivencia, un resumen de los tiempos que le había tocado vivir de niño sin apenas comida para alimentarse.

Su progreso fue meteórico y en 1916 tenía un contrato de 670.000 dólares anuales por doce películas. Trabajó en varias productoras y rodó más de 100 cortometrajes, hasta que en 1919 fundó su propia productora, la United Artist, junto a David W. Griffith, Mary Pickford y Douglas Fairbanks. Además de actuar, producía, dirigía y componía la música. Se inició en la dirección con Una mujer en París (1923), que curiosamente no actuó y no tuvo un gran éxito. Este sí llegó con La quimera del oro (1925), momento en que alcanza su madurez, que se completarán con las ya mencionadas En luces de la ciudad (1931), Tiempos modernos (1935) y El gran dictador (1940).

En 1952 rueda su última película en norteamérica. Acusado de tener tendencia comunista en la Caza de Brujas del senador McCarthy, volvió a Londres donde siguió con veladas críticas a la sociedad que había dejado atrás. En 1967, La condesa de Hong Kong con Sophia Loren y Marlon Brando, fue su última dirección, donde además tuvo una breve actuación. Falleció en Suiza en 1977, tenía 88 años.

Escena del discurso de Chaplin en El gran dictador

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Tenerife Norte

    Esto es lo que pasa cuando uno quiere salir de la zona de confort xD

    29 julio 2020 | 8:27 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.