Los ríos de la vida, y viceversa

Desde tiempos inmemoriales se han asociado los ríos a la vida, tanto en lo que se refiere a los aspectos materiales –los bienes y recursos que procuran- como a su acción sanadora o afectiva en lo emocional. Valgan como ejemplo las crecidas vivificantes del suelo que periódicamente aportaba el Nilo. Ahora limitadas por la faraónica presa de Asuan que cumple 50 años y la nueva ‘Presa del Renacimiento’ de 145 metros de alto y 1.800 de longitud en Etiopía que se encuentra en proceso de llenado con las aguas del Nilo Azul, y que tanto está tensando las relaciones entre este país con sus vecinos Egipto y Sudán. Qué decir del peregrinaje sanador que millones de hindúes llevan a cabo en las aguas del Ganges –práctica muy cuestionable en términos de salud pues las aguas portan demasiados contaminantes-. Sea por lo que fuere, los ríos han sido y serán una parte fundamental de la vida colectiva para lo placentero y también para lo más complicado; nos referimos a esas prácticas que han esquilmado sus caudales, invadido sus cauces y deteriorado enormemente la calidad de sus aguas.

Visto lo cual, como la historia enseña si se escudriña lo mal o bien hecho, se entienden las iniciativas que persiguen la recuperación de la calidad del agua que los ríos portan. Hay que conocer y apoyar esos ejercicios de imaginación positiva para su correcta gestión, para que sus caudales recuperen su papel ecológico y sean respetados sus cauces. Es urgente actuar; habida cuenta de los años que se lleva de abandono en darle al río un protagonismo para sí mismo, por su intrínseca relevancia como conjunto de relaciones y por la biodiversidad que sostiene. Valga como ejemplo el Ciref (Centro Ibérico de Restauración Fluvial) centrado en la península Ibérica o el ECRR (European Centre for River Restoration), su equivalente europeo en forma de alianza.

La salud de los ríos había empeorado de forma acelerada en las últimas décadas. Esto movió a determinados organismos a pasar a la acción. Pongamos por ejemplo la Unión Europea que consciente del problema puso en marcha en el año 2000 su Directiva Marco del Agua (DMA) a cuyo desarrollo se le puede aplicar aquello que encabezada el titular del informe European waters. Assessment of status and presures 2018 que decía que las aguas europeas (continentales, marinas y subterráneas) están cada vez más limpias pero se enfrentan a graves desafíos como la contaminación, estructuras como las presas y la extracción excesiva. Ya entonces se alertaba de que la gran mayoría de las masas de agua europeas no cumplían el objetivo mínimo de “buen estado” definido por  la Unión Europea. Una parte de ellas todavía mantienen un papel de colectores de aguas residuales con los evidentes riesgos que esta dejadez comporta.

El Miño, a su paso por la provincia de Pontevedra. (GTRES)

El cuarto domingo de septiembre, este año el día 27, aparece en algunos calendarios como el Día Mundial de los Ríos (World Rivers Day). Ligado con esta efemérides se celebra algo así como un Rally for Rivers relacionado con la salvación de un río de la India con prácticas agroforestales, en este caso con una marca de espiritualidad notable. Pero también la fundación que lo promueve alerta de lo que llama “ríos moribundos” de la India, país donde la dimensión de todo sobrepasa nuestra comparativa y conocimiento. Merece la pena darse una vuelta por lo que de allí se cuenta para captar otras dimensiones que se nos escapan en Europa.

En otros lugares se marca el 14 de marzo como el día para llamar la atención sobre la necesaria defensa de los ríos. Que la fecha sea una u otra es lo de menos. Va bien recordar ciertas cosas varias veces, incluso la salud de las aguas continentales debería estar en la permanente agenda política y social, tal como pretende la DMA antes mencionada. El conocimiento de la aventura reparadora de la India nos sirve como excusa para mirar hacia ellos. Nos viene al recuerdo aquello que poemaba Dulce Mª Loynaz:

Los juegos de agua brillan a la luz de la luna
como si fueran largos collares de diamantes.
Los juegos de agua ríen en la sombra… Y se enlazan
y cruzan y cintilan dibujando radiantes
garabatos de estrellas…
Pero no irá muy lejos…
Esta es agua sonámbula
que baila y que camina por el filo de un sueño,
transida de horizontes en fuga, de paisajes
que no existen…Soplada por un grifo pequeño.

El filo de un sueño de los naturalistas es recuperar la calidad del agua de los ríos y mares.

De todos es conocido que los ecosistemas terrestres ligados a las masas de agua tienen numerosas funciones: filtrar, diluir y almacenar agua dulce, evitar las inundaciones, mantener cierto equilibrio microclimático, proporcionar estándares de calidad a los potenciales consumidores y salvaguardar la biodiversidad, etc. No cabe duda de que muchas personas apostarían por proteger estos beneficios con una perspectiva amplia, mediante la integración de políticas sobre adaptación al cambio climático y biodiversidad con actuaciones sectoriales, acciones económicas con otras intenciones colectivas, pensando siempre en una duradera alianza sistémica entre sociedad y territorio.

Hablando de la vida del río y viceversa debemos acudir al poema de Ángel González Muñiz Por aquí pasa un río:

Por aquí tus pisadas
fueron embelleciendo las arenas,
aclarando sus aguas,
puliendo los guijarros, perdonando
a las embelesadas
azucenas…

No vas tú por el río:
es el río que anda
detrás de ti, buscando en ti
el reflejo, mirándose en tu espalda.
Si vas deprisa, el río se apresura.
Si vas despacio, el agua se remansa.

Un placer escucharlo en la voz del autor y con la música de Pedro Guerra.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.