¡Qué cinco años no es nada!, cantan los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Carlos Gardel entonaba en su tango aquello de que 20 años no era nada. Una parte de su mensaje nos sirve como excusa para lo que queremos expresar aquí: es un soplo la vida, que se puede vivir con la mente aferrada a una idea para volver sobre ella aunque en ocasiones sea un simple recuerdo. En verdad, el tiempo pasa rápido si solamente nos fijamos en las fechas. A menudo escuchamos aquello de parece que fue ayer. En condiciones normales, el recorrido entre el ayer y el hoy, si se consigue llenarlo de satisfacciones y progresos, engalana al tiempo indeterminado. A él hay que volver en busca del recuerdo. Los logros propios o de los seres queridos congratulan mucho, incluso si el silencio se emplea para observar lo sucedido a lo largo de un periodo acotado. También reconfortan las mejoras sociales; de ellas vamos a hablar aquí. Imaginemos que se va hacia un estado general del mundo que considera que es necesaria una acción global para rescatar del olvido a la gente o países que quedaron atrás, son vulnerables o sufren en demasía. De vez en cuando es conveniente recordarlo pues el olvido destruye las ilusiones, como dice la canción.

El calendario mundial compone sus hojas con una concatenación de sucesos más o menos trágicos, así como episodios principales o secundarios. Algunos asustan por adversos o inesperados, ante los cuales no estamos preparados; valga la actual pandemia que nos ha traído la covid-19. El almanaque mundial también recoge determinados hitos -no solo los días internacionales o mundiales dedicados a una buena causa- que no se pueden olvidar. Así sucede con aquel 25 de septiembre de 2015 en el que 193 líderes mundiales se comprometieron con los 17 Objetivos Globales de Desarrollo Sostenible (ODS). Casi nadie que nos lea ignora este asunto, complejo, universal y trascendente. De entre todas las ilusiones puestas en valor en ese proyecto podíamos destacar, por citar algunas de las más urgentes en resolver o que afectan especialmente a muchas personas: la erradicación de la pobreza extrema, la lucha contra la desigualdad y la injusticia, y la ralentización del cambio climático. Los ODS conformaron hace cinco años -parece no son nada como cantaría Gardel- un conjunto de objetivos, metas e indicadores globales. Los países miembros de Naciones Unidas se comprometían a buscarlos con ahínco, a partir de enero de 2016,  para enmarcar sus políticas globales y parciales en los próximos 15 años.

Los 17 ODS proyectados en la sede de la ONU en Nueva York en 2015. (ONU/Cia Pak/Archivo)

Cabe preguntarse, ha pasado suficiente tiempo ya, cómo ha ido todo desde entonces. Hay que revisar si lo transcurrido ha servido para escalar peldaños en los logros de una parte o de todos ellos, en unos lugares más que en otros; en qué manera han mejorado la vida global, cotidiana, de los países o de las personas. Para hacerse una idea proponemos acceder a la Web de la ONU que aborda esta cuestión. En varias entradas de nuestro blog ya hemos llamado la atención sobre las diversas formas en las que se conjuga sustainable con development, o desarrollo con sostenible como decimos en España, o desarrollo con sustentable como lo llaman por América Latina. Se trata, en síntesis de hacer la vida más odsiana, que más o menos quiere decir pensar en el presente para preparar el futuro, compartido con mucha gente y con el planeta. No resulta fácil organizar todo esto. La historia pasada junto con las pretensiones y avatares actuales de los países y la gente son muy diversas. Por eso, nos gusta cómo ha titulado el gobierno francés su proyecto: ODDysée vers 2030, por aquello de que los franceses titulan a los ODS como Objectifs dévelopement durable. En verdad, caminar hacia los ODS es una odisea o muchas juntas.

Para ver si cinco años no son nada hemos acudido al Informe sobre los progresos en el cumplimiento de los ODS (The Sustainable Development Goals Report 2020, en inglés) elaborado por la ONU. En la Web se anotan en español unas cuantas conclusiones y se pueden afinar resultados. En cada uno de los 17 ODS se alude a las repercusiones de la carga pandémica, que ha supuesto un duro golpe a las ilusiones manifestadas hace cinco años. A escala global las cosas no han ido muy bien. Quienes quieran estar al día de todo lo que sucede en el progreso de cada uno de estos ámbitos, para sí mismos o para encontrar argumentos que compartir con personas próximas, puede visitar SGDs Today. Allí se accede a datos en tiempo real, por semanas o años, por países, por temáticas, etc.

Al final, tras la lectura reposada de algunos indicadores, nos da la impresión de que hemos estado parados. Pero hay que volver, no sabemos si con la frente marchita que cantaba Gardel, y que recordó Joaquín Sabina por otros motivos. Figuran muy definidos los retos a los que nos enfrentamos y las distancias a las que nos encontramos de conseguir cada uno de ellos. Nos quedan diez años por delante para avanzar, por más que no se logre completar la Agenda 2030 como nos hubiere gustado.

En la agenda tenemos hojas en blanco o con apenas un leve apunte, también contiene más de un descuidado borrón. ¿Nos dejará rellenarla la pandemia o acaparará todas las páginas, y recursos? Hemos de mantener al menos las ilusiones; a partir de ahí algo conseguiremos. Para al final cantar que diez años sí son algo.

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.