Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘guerra civil’

Liberia retoma el total control de su seguridad tras 13 años de misión de la ONU

Soldado Liberia UNMIL

Soldado de las Fuerzas Armadas de Liberia durante un entrenamiento. DVIDSHUB/Flickr

Las fuerzas de seguridad de Liberia recuperaron el jueves el control total de su seguridad por primera vez desde hace 13 años, donde desde octubre de 2003 se desplegó la misión de mantenimiento de la paz de Naciones Unidas (UNMIL).

Las principales funciones de esta misión son: apoyar el proceso de paz; proteger a la población civil; apoyar a las actividades de asistencia humanitaria y en materia de derechos humanos y contribuir a la reforma de los cuerpos de seguridad, incluida la capacitación de la policía nacional y la formación de un nuevo cuerpo militar reestructurado.

Liberia sufrió dos guerras civiles (1989-1996 y 1999-2003) en las que murieron más de 150.000 personas y causaron centenares de miles de desplazados y refugiados.
Lee el resto de la entrada »

El hambre acecha a Siria

Un grupo de niños desplazados sirios corren tras un camión en un campo de refugiados. (GTRES)

Un grupo de niños desplazados sirios corren tras un camión en un campo de refugiados. (GTRES)

“Sin comida, no puede haber una paz sostenible, ni democracia ni desarrollo”. Esta es la visión del World Food Programme (WFP), la agencia de las Naciones Unidas que combate el hambre en el mundo, que afecta a una de cada siete personas en la tierra. Desde el inicio de la guerra en Siria, el WFP ha trabajado para suministrar alimentos a los refugiados y desplazados internos. Sin embargo, la agencia humanitaria anunció recientemente la suspensión del programa de cupones para alimentos por falta de fondos – el WFP se financia en un 100% por donaciones de voluntarios, ya sean estos gobiernos o individuales-. Hoy es 10 de diciembre, día internacional de los derechos humanos.

El WFP trabaja en primera línea y distribuye comida para salvar las vidas de víctimas de una guerra, un conflicto civil o un desastre natural. En respuesta a la crisis Siria y en colaboración con la Media Luna Roja y otras organizaciones, había conseguido alimentar cerca de 4 millones de sirios en total. La parada del programa afectará cerca de 1.7 millones de refugiados en países vecinos.

Hasta ahora, refugiados en Jordania, Líbano, Turquía, Irak o Egipto, se han beneficiado del programa y han hecho uso de los cupones electrónicos proporcionados por el WFP para comprar comida en los mercados o en los campos de refugiados.

#ADollarALifeline

En un intento para colectar fondos el pasado jueves el WFP lanzó la campaña #ADollarALifeline, que preveía recaudar 64 millones de dólares en 72 horas.

“Debemos asegurarnos que ningún niño pasa hambre este mes. El WFP no debería verse forzado a elegir entre un niño u otro”, decía Muhannad Hadi, Coordinador de Emergencias Regionales para la crisis siria. Según los últimos datos, ya hay más de siete millones de desplazados internos mientras que los refugiados en países vecinos como Turquía, Líbano, Jordania o Irak, supera los tres millones. En total, cerca de 12 millones de personas necesitan asistencia humanitaria en Siria.

Refugiado, sin comida y en pleno invierno

Se acerca la época del año más dura ya que los centenares de miles de familias refugiadas deberán sobrevivir al frío invernal y ahora, además, enfrentarse a la incertidumbre de si tendrán o no comida en los próximos meses.

La existencia del programa ha sido posible a las contribuciones de los donantes, sobretodo de aquellos que lo han hecho en grandes cantidades y de modo constante. Es el caso, por ejemplo, de la Unión Europea. Desde el inicio de la crisis en Marzo de 2011 la Comisión de Ayuda Humanitaria y Protección Civil (de la Comisión Europea) ha donado más de 110 millones de euros para ayudar a las familias sirias a través del WFP. En total, la UE ha liderado la ayuda humanitaria internacional, con 665 millones de euros desde el inicio del conflicto.

Según informa la CE, las principales prioridades son tratar y evacuar los heridos, proveer comida y agua, higiene, salud y refugio. Diez millones de personas necesitan un refugio y la inseguridad dificulta el acceso a centros de salud. Los niños y los mayores son los que se encuentran en una situación de más riesgo. Lo que reciben de las ONGs o el WFP es literalmente todo lo que tienen. Hoy es 10 de diciembre, día internacional de los derechos humanos.

Violencia en el país más joven, Sudán del Sur

Los combates estallaron en Juba, la capital de Sudán del Sur, y se han diseminado a otras partes del país. Los enfrentamientos que, según Naciones Unidas, se han cobrado la vida de aproximadamente 1.000 personas y alrededor de 400.000 desplazados comenzaron en el momento en el que el presidente Salva Kiir acusó al exvicepresidente Riek Machar de intentar derrocarlo el pasado 15 de diciembre mediante un golpe de Estado.

Nichole Sobecki (AFP)

Kir acusó a Machar de intentar llevar a cabo el golpe cuando militares disidentes atacaron el Ministerio de Defensa y la sede del partido gobernante, el Movimiento para la Liberación de Sudán (MPLS). Varios combates se desataron en el país, lo que hizo que las fuerzas gubernamentales lanzaran una ofensiva para capturar a Machar.

La dimensión étnica del conflicto es especialmente alarmante en un país con dos grandes tribus, el presidente sursudanés pertenece al clan dinka y su principal rival político, Riek Mashar, a la tribu lou  nuer. Ambos bandos están negociando una salida a la crisis en Addis Abeba bajo la mediación de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), pero por ahora no han sido capaces de llegar a un acuerdo sobre un alto el fuego.

Unos 78.000 sursudaneses han huido de su país hacia Uganda, Etiopía y Kenia así como hacia Sudán para escapar de la violencia que estalló hace casi un mes. Más de la mitad de ellos, según el portavoz de ACNUR, Adrian Edwards, se han trasladado a la región de Nilo Occidental, en Uganda.  “Muchos hombres están llevando a sus familias a la frontera ugandesa y les están dejando allí antes de volver a su país”, ha explicado, al tiempo que ha indicado que “los refugiados con los que hemos hablado hablan de asesinatos, casas quemadas y tiroteos”.

El país más joven del mundo, declaró su independencia en julio de 2011, es rico en petróleo y tiene alguna de las tierras más fértiles de África, pero es tan subdesarrollado que cuenta apenas con 60 kilómetros de carreteras asfaltadas y no tiene red eléctrica. Más del 70 % de sus ciudadanos tiene menos de 30 años lo que significa que solo han conocido la guerra y menos de una cuarta parte de la población sabe leer y escribir.

“Nosotros somos los Estados Unidos de América”

ImagenHace unos días el periodista Carlos Elordi escribía en eldiario.es un artículo bajo el titular Qué difícil es opinar sobre Siria…Lo cierto es que desde que empezó el conflicto a principios de 2011 la complejidad de su forma y los intereses de los países vecinos y las potencias occidentales han enturbiado cualquier información e intención y dificultado que nos formemos nuestra propia opinión. Lo único seguro que sabemos son los hechos y los números, la frialdad de la estadística, el poco margen de error. Más de 100.000 muertos, 2 millones de refugiados, 4,25 millones de refugiados internos. Y los últimos datos: más de 1.000 muertos tras el ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto.

Hasta ahora la llamada comunidad internacional ha fracasado en sus varios intentos de poner fin a la guerra civil mediante un hipotético proceso de paz. Mientras, sin embargo, cada país ha hecho sus pinitos. Rusia ha armado el régimen de Bachar el Asad y Estados Unidos ha participado junto con otros países a reforzar los rebeldes. La Unión Europea, como de costumbre, no se decidió a hacer algo hasta hace unos meses, cuando terminó el plazo que había establecido para el embargo de armas, hecho que dio luz verde a aquellos países que querían armar los rebeldes, como es por ejemplo el caso de Francia.

Ahora, tras el desastre humano que tuvo lugar hace unos días debido al uso de gas sarín, la suerte (o desgracia) de la guerra en Siria puede cambiar. Si bien, como era de esperar, Obama no logró convencer a Putin en la última reunión del G-20 en San Petesburgo de la necesidad de actuar, está decidido a seguir adelante. Su campaña a favor de una intervención de corta durada (60 días) y sin botas americanas sobre el terreno (así disminuye el riesgo de volver con cadáveres estadounidenses) ya está en marcha y por ahora parece no importarle para nada la reacción de Rusia.

Para conseguir que el Congreso apruebe la resolución sobre una intervención en Siria, Obama empezó sumando adeptos en la reunión del G-20 y volvió de San Petesburgo con el respaldo claro de Francia y el soporte ambiguo de otros países, como España. Ahora su objetivo es convencer los indecisos en el Congreso y para ello el Ejecutivo recurrió a la difusión de trece vídeos que contienen duras imágenes de las víctimas después del ataque químico.

También dedicó su discurso semanal a defender una acción militar limitada en el país árabe. En el discurso no falta, como es habitual, la dosis de americanismo necesario: “Sé que el pueblo estadounidense está cansado después de una década de guerra, incluso ahora que la guerra en Irak ha terminado, y la guerra en Afganistán está terminando. Es por eso que no estamos poniendo nuestras tropas en medio de la guerra de otro. Pero nosotros somos los Estados Unidos de América. No podemos hacer la vista gorda a las imágenes como las que hemos visto fuera de Siria.”

Ahí está: “nosotros somos los Estados Unidos de América”. Y nosotros, y yo, ¿que soy? Yo tampoco puedo hacer la vista gorda a esas imágenes, ni a los más de 100.000 muertos, ni a los que cada día intentan huir del país con la esperanza de sobrevivir. Yo no sé que es lo que debe hacerse al respecto pero rechazo la inacción sólo por seguir un discurso anti-imperialista, como se limitan a hacer algunos. Del mismo modo, rechazo la inacción de la Unión Europea como tal, que todavía cree que “sólo una solución política dará lugar a una Siria unida y democrática” y que sólo así se puede “poner fin al horrible derramamiento de sangre, graves violaciones de los derechos humanos y la destrucción de gran alcance”, como dijo la Alta Representante para la UE, Catherine Ashton, el pasado 7 de Septiembre en un intento de esconder la disparidad de opiniones de los 28 estados miembros de la UE.

De todos los caminos posibles ya sabemos que todos son malos y también sabemos que quizás el camino más correcto -que sería una actuación en bloque de la comunidad internacional con el respaldo de Naciones Unidas- es inexistente debido al veto de Rusia y China en el Consejo de Seguridad. Visto este panorama y con muchas líneas rojas cruzadas en Siria (no sólo el uso de armas químicas como dijo EUA) la responsabilidad del resto de países quizás debería ser la de examinar cuál es la opción menos mala a corto y a largo plazo, no sólo teniendo en cuenta sus intereses sino prestando especial atención a las consecuencias para el pueblo sirio.

La comunidad internacional no puede seguir callada ni de brazos cruzados, debatiendo en reuniones cada equis meses qué debería hacerse. Tampoco pueden Francia o EUA embarcarse en una intervención de la que no se conozcan los detalles o de la que no se sepa cómo servirá para evitar que se repita un ataque con armas químicas y disuadir el régimen (y de paso, países como Irán) de su uso. Todas las preguntas deben tener respuesta antes del mínimo gesto. Es una lástima que seamos incapaces de hablar como Nosotros, las Naciones Unidas y que acaben pesando más los intereses nacionales que la moralidad y los derechos humanos.

BLANCA BLAY

blanca.blay@gmail.com

Respecto la intervención en Siria, desde GS recomendamos este artículo del periodista Jordi Pérez Colomé: “ Escoge tu aventura en Siria”.

 

Mogadiscio, reflejo de un estado fallido

Mogadiscio, la antes conocida como “La perla blanca del Índico” es hoy la capital de un país devastado: Somalia, sumida en una profunda crisis humana que afecta a casi 4 millones de personas.

Esta región del Cuerno de África acoge una guerra civil que hace ya mas de 20 años que dura, antes de que se convirtiera en ruinas se decía que Mogadiscio era una escala obligatoria de la ruta de la canela y el incienso. Hoy el ayuntamiento, la catedral, y otros antiguos nobles edificios son fotografías en blanco y negro guardadas en un cajón.

mogadiscio

Survivre à Mogadiscio – Polka magazine

Fundada en el siglo VIII, era un símbolo de tolerancia arabo-africana. El islam sufí convivía en harmonía con el cristianismo que llevaron los colonos italianos. Paradojalmente, décadas atrás, Somalia lo tenia todo para vivir en paz, era un estado étnicamente homogéneo, con una sola lengua y una sola religión, el islam. Pero el somalí tenia una organización social compleja, un sistema de clanes i subclases donde las alianzas se modificaban constantemente.

Lee el resto de la entrada »