¿Quién pagó la crisis económica en Grecia?

Por Vicky

Es habitual que no tengamos el control total de un momento hasta que el momento llegue a su fin. Solo entonces se puede ver con claridad todo lo que pasó, reflexionar sobre cómo empezó, de qué y cuántas maneras nos impactó y valorar las consecuencias. Muchos medios griegos empezaron su día con el último estudio sobre el resultado de la crisis económica realizado por diaNEOsis.

Como cabía esperar, nadie queda exento del informe y todos sufrimos la crisis en mayor o menor medida. Un buen resumen de los gráficos que ofrecen los investigadores de diaNEOsis es este anunciado: “Antes de la quiebra económica de Grecia los hogares helenos aumentaron su riqueza al 14%… con la crisis sus ingresos se redujeron al 42%”.

En el informe se examina la actividad económica, social y política durante el período 2009-2018, años en los que Grecia ha experimentado cambios profundos con repercusiones para la próxima década. Según los expertos del estudio, las siguientes transformaciones son las que más han hundido el país y las que hay que corregir a partir de ahora.

Los más afectados por la crisis:

Los grandes perdedores de la crisis económica han sido los jóvenes y los trabajadores de hasta 45 años de edad. Los primeros ha  perdido un 45% de sus ingresos anuales, cifra que se acentúa de manera analógica al nivel de sus estudios. Es decir, los estudiantes universitarios con trabajo pero sin título perdieron un 32%, mientras que los trabajadores más formados o los ya graduados (título de grado, máster y/o doctorado) han tenido las mayores reducciones salariales. Fe de eso da el hecho de que el salario mínimo ha sufrido múltiples bajadas hasta llegar a los actuales 500 mensuales.

Cómo influyó a las nuevas generaciones:

La crisis aumentó a un 20% el riesgo de pobreza infantil. A pesar de que todo tipo de familias han sido afectadas, este porcentaje lo forman sobre todo aquellas con dos o un hijo único. Las familias numerosas quedan en la cola de esta categoría. El estudio también advierte de que aquellos que han crecido en un ambiente con dificultades económicas tienen 2,2 posibilidades de convertirse en adultos con dificultades económicas en el futuro.

Cambios en las clases sociales:

Las personas que siempre se consideraban pobres o con salarios que no les permitían vivir como la media, se encontró en el año 2014 un 56% más pobre que en el 2009. Por el otro lado, las valoraciones en el mismo período de tiempo indican que la clase más alta ha sido un 42% más pobre que en el principio de la crisis. Esas diferencias se notan más en los residentes de ciudades de tamaño medio (ni muy grandes y tampoco de la periferia o de los pueblos).

Consecuencias en la movilidad:

Los residentes procedentes de países no miembros de la Unión Europea han visto sus salarios bajando al 50%, frente a la media de los griegos o europeos trabajadores que solo se ha reducido a un 34%.

Desempleo:

Los hombres han tenido menos empleabilidad que las mujeres, cifra que se disparó en los sectores de las construcciones (63%) e ingeniería (38%). Los áreas con reducciones menores de personal han sido las de administración pública (2%) y de la agricultura (9%).

El paro en los jóvenes de hasta 29 años de edad ha alcanzado el 50% y solo el 9% de las personas de entre 45 y 64 años. De ambos grupos los menos deseables por las empresas han sido los mejor formados, ya que su nivel de conocimientos y experiencia requeriría un mayor sueldo. Aun así, el 57% de los que consiguieron mantener su empleo o encontrar uno nuevo, decidieron ampliar sus estudios y apuntarse a un máster o un doctorado.

¿Cómo se pueden sobrellevar las consecuencias una vez finalizada la crisis?

Tras analizar todos los datos, el mismo estudio sugiere que las nuevas medidas económicas urgen destinarse a los desempleados y a organizaciones solidarias, con especial enfoque en la población infantil, afirmando que es necesario y factible encontrar los  fondos para mejorar los sectores más afectados por la crisis.

(Simela Pantzartzi / EFE)

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser alejandro el de chiquiristán

    Va siendo hora de devolver que españa de mala gana, con los problemas de corrupción, fue obligada a ayudar

    20 noviembre 2018 | 5:41 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.