Capturando la temperie Capturando la temperie

Tenemos todo el tiempo del mundo para ti

Archivo de la categoría ‘Meteorología’

Un tuit “con miga” y varias cuestiones a la AEMET

NOTA.- Os prometí la segunda parte del post acerca del uso y alternativas a la sal, pero antes, un breve comentario acerca de algo que acabo de ver y me ha hecho reflexionar. El siguiente post será esa segunda parte.

Como sabéis, desde hace unas semanas lleva funcionando la cuenta de twitter de la Agencia Estatal de Meteorología. En su bio podemos leer: “Servicio de la Agencia Estatal de Meteorología para el tiempo y el clima. Canal de comunicación de los profesionales con la sociedad“. Fantástico, la verdad, más vale tarde que nunca. Es una cuenta que se echaba mucho de menos y que tiene un potencial de crecimiento e influencia impresionante, si extrapolamos por el número de visitantes que llegan a su web.

Sin embargo, ese canal de los profesionales con la sociedad, no parece funcionar en ambos sentidos. Desgraciadamente, es una comunicación en un solo sentido, al menos hasta ahora y a la vista de su timeline. Emite mensajes, avisos, datos, tendencias, etc…lo cual está muy bien, pero no está atenta a cuestiones o dudas. No conversa. No personaliza. Sigue usando mensajes generalistas, a granel, replica el modelo de medio de comunicación masivo. Es una pena que la mitad del potencial que tiene la herramienta se pierda, en mi opinión. Poder preguntar directamente a la fuente poseedora de tanta información privilegiada sería realmente un avance para esta sociedad, en temas meteorológicos y climatológicos.

 

Previsión por conjuntos o "ensemble" del Centro Europeo. Via AEMET.

Los 51 escenarios del “ensemble” del Centro Europeo. Via AEMET.

 

Esta mañana la AEMET  ha emitido un tuit con bastante miga. Nos avisa de un cambio de tiempo drástico para el sábado, en un pronóstico a cinco días vista. Quizás porque la fiabilidad de una predicción a tantos días no es aún muy elevada, nos adjunta un mapa de diferentes escenarios y probabilidades, un auténtico regalo, como nos cuenta Angel Rivera en su blog. Para los que amamos la meteo, hemos luchado durante años para que se liberen los datos oficiales y no estamos acostumbrados a ver este tipo de informaciones publicadas libremente, es una buena noticia.

Pero una noticia que me hace reflexionar y plantearme algunas dudas, que desde aquí lanzo a la agencia:

¿Es este un camino que emprende la AEMET para liberalizar este tipo de datos?

¿Podremos disponer de ellos diariamente?

¿Es twitter el mejor canal para dar a conocer este tipo de mapas tan técnicos?

El destinatario de los mensajes, vosotros, personas que no tenéis porqué saber de meteorología, ¿los entendéis? Por cierto, me apunto un post para explicar lo que son y cómo interpretar estos mapas.

¿No sería mejor recluir este tipo de información tan especializada a la web, en donde los realmente interesados vayan a buscarla, y dejar twitter como canal masivo con pronósticos sencillos y más conversación directa?

Bueno, ahí quedan, probablemente sin respuesta oficial, como varios tuits que he lanzado a su cuenta. Yo personalmente me alegro infinito de que alguien dentro de la AEMET esté sacando esta información, pero, por favor, no nos dejéis con la miel en los labios, publicad todos los días estos “ensemble“, y ya de paso tanta información como disponéis allí. Volved a abrir vuestro FTP de una vez por todas y de forma definitiva. Sería maravilloso poder tener toda esa información para explotarla como es debido, ya que vosotros no lo hacéis, y aportar nuestro granito de arena a la sociedad.

Para eso os pagamos.

 

Reflexiones tras la ciclogénesis y las nevadas

Pasó la situación de nevadas generalizadas en la zona norte y centro de nuestro país con menos incidencia de la esperada en muchas zonas. En particular, y siguiendo con mi anterior post, el aviso naranja en la zona metropolitana de Madrid fue realmente excesivo. Ni siquiera la situación fue como para uno de nivel amarillo. En ninguna zona metropolitana de la capital se pudo ver nieve cuajada en el asfalto. Nada, ni siquiera en los parques la nieve tiñó de blanco los arbustos y plantas.

Ante esto se me ocurren varias reflexiones.

Es muy fácil hablar a toro pasado. Efectivamente, ahora que todos sabemos lo que ha pasado, es sencillo poseer la verdad absoluta y decir… “se pasaron con el aviso“, “se quedaron cortos“, etc. La labor de predicción de los profesionales de la AEMet no es fácil. Deben emitir avisos para un territorio peninsular e insular muy amplio. Es su responsabilidad alertar a la población sobre lo que se avecina, en un país con una orografía muy variada y bañado por dos mares y un océano. Mi respeto y comprensión hacia ellos, a muchos les querría yo ver en su lugar.

Dicho esto, y ante la aparición de la cuenta oficial de twitter eché de menos más información en tiempo real por su parte. Si creas la herramienta, úsala como es debido. Si eres el “canal de comunicación de los profesionales con la sociedad”, debería, al menos, conversar con la sociedad. (yo ya llevo varios mensajes sin ser contestados). Para informar minuto a minuto, como tantas otras cuentas lo hicieron de forma impecable y sobre todo, para reaccionar ante los errores de predicción e ir ajustando tanto avisos como pronósticos. Las redes sociales están para eso. El aviso naranja causó mucha expectación por lo poco usual, pero en la “letra pequeña” podíamos leer que la probabilidad de alcanzar los umbrales de aviso naranja (5cm de nieve) bajó de “entre un 40 y un 70%” a “entre 10 y 40%“, relativamente poca. Esto hay que explicarlo, en mi opinión, para que la gente no tenga una falsa impresión de “va a caer la mundial, oh Dios mío“.

Por último me gustaría realizar una reflexión acerca del papel de los medios de comunicación en la transmisión de la información meteorológica. Quizá incluso sería un buen tema a debatir en la recién estrenada ACOMET. Todo parte por un tuit de la jefa del tiempo de TVE, Mónica López. que de forma clara, se pregunta si el aviso naranja estaba bien emitido (con lo que estoy totalmente de acuerdo) y nos aclara de que ellos (ni ningún otro medio, añado) no activan esos avisos. Efectivamente, la única responsable de esta activación es la AEMET. Pero yo me pregunto… ¿deben ser los departamentos de meteorología unos meros transmisores de la información oficial? ¿No estaría bien cotejar esas informaciones oficiales con las de cada uno de los departamentos de predicción y, en caso de discrepancia -como parece indicar este caso a la vista de la pregunta de Mónica-, informar de ello? ¿O es demasiado pedir que de forma pública se ponga en entredicho la versión oficial?

 

¿Cuánto cuesta un aviso meteorológico de la AEMET?

Una vez Gong, la borrasca nacida en el proceso ciclogenético explosivo, ha pasado haciendo honor a su nombre, nos queda una situación muy interesante, meteorológicamente hablando. Una nueva perturbación nos va a afectar desde la próxima madrugada, comenzando a dejar vientos muy fuertes en las costas de Galicia y Cantábrico, lluvia y nieve en cotas más bajas de lo normal.

Cuando esto ocurre, recibo docenas de consultas por twitter (por cierto, a veces no puedo contestar a todos, ya lo siento, no os enfadéis). En mi timeline podéis ver información general, y podéis preguntar. Hoy la cuestión más repetida es si veremos nieve en Madrid capital. De hecho, he mantenido una interesante conversación con la delegada del gobierno en Madrid, Doña Cristina Cifuentes, muy activa en la red de los 140 caracteres.

Nevada en Madrid del 11 de Enero de 2010. Veremos mañana... Foto ER.

Nevada en Madrid del 11 de Enero de 2010. Veremos mañana… Foto ER.

La situación es propensa para que nieve mañana en Madrid. Veremos dónde cuaja. Lo haría desde primeras horas de la mañana, y no sólo en la periferia, sino en la almendra central, en el área metropolitana. Hasta ahí la información. La cuestión es que esta mañana temprano el aviso por nieve emitido por la AEMET era de color amarillo, lo que significa, según el PLAN NACIONAL DE PREDICCIÓN Y VIGILANCIA DE FENÓMENOS METEOROLOGICOS ADVERSOS METEOALERTA que no existe ningún riesgo para la población en general, pero sí para alguna actividad concreta. Durante la mañana, este aviso ha pasado a ser de color naranja para la zona metropolitana de Madrid, pues la cantidad esperada por la AEMET pasa a ser de 2 a 5 centímetros, con probabilidad entre un 10 y un 40%. El aviso naranja sí especifica que existe riesgo meteorológico importante, incluso cierto grado de peligro para las actividades usuales.

Hay algún seguidor que me comentaba que si este hecho no sería una manera de curarse en salud de la agencia, y evitar así el posible impacto de una gran nevada. No dudo de la profesionalidad de los predictores de la AEMET, desde luego. Pero esa duda me ha hecho preguntarme si el hecho de subir el color del aviso también tiene impacto en el coste económico de la preparación de la contingencia.

El Plan Nevada del Ayuntamiento de Madrid, contempla estas tres fases:

A) fase de prealerta o preparatoria de todos los medios humanos, mecánicos y materiales, y actuaciones preventivas con materiales fundentes. Es la que está activada ahora mismo.

B) fase de alerta o de actuación contra la emergencia y actuación curativa con cuchillas quitanieves y sal si fuese necesario, y

C) fase de normalización, recuperando la actividad normal de la ciudad una vez concluida la nevada

La pregunta es, ¿nos cuesta más un aviso naranja que uno amarillo? ¿Se movilizan más efectivos, durante más tiempo? ¿O da lo mismo? Es simple curiosidad, al fin y al cabo esto lo pagamos todos con nuestros impuestos, no estaría mal saberlo.

Acerca de este tema hemos intercambiado varios mensajes, pero al final twitter no parece el mejor medio para discutir asuntos un poco complejos. Por eso he traído la discusión aquí, y espero tener una respuesta más completa en los comentarios.

 

Entendiendo las ciclogénesis explosivas

Efectivamente, por si no fuera poco la gran nevada en el Pirineo de días pasados, con espesores que han llegado a más de dos metros en muchas zonas, parece que durante este próximo fin de semana el mal tiempo se extenderá al resto de la península y el archipiélago balear. Las Islas Canarias verán aumentar las nubes y los chubascos al norte, sobre todo, pero no se verán afectados de la misma forma.

Y si, ya lo habréis oído. Lo que llega es una ciclogénesis explosiva. Tranquilos, no voy a volver a explicar lo que significa el tecnicismo, ya lo hice en su momento en este mismo blog. Lo que sí debéis saber es que, sobre todo el sábado, será un día de perros. Eso lo entiende todo el mundo. No durará mucho, quizá entre 24 y 36 horas, comenzando mañana viernes por la noche, pero desde luego será intenso (de ahí el calificativo de explosivo, tranquilos no explotará nada).

Una -perdonadme- preciosa borrasca (ciclón), se va a formar (génesis) justo a las puertas de nuestra península. Y muy rápidamente se  hará muy fuerte. La presión atmosférica va a bajar mucho en muy poco tiempo, dando lugar a mucha lluvia y, sobre todo, mucho viento. No tiene nada que ver con un huracán, aunque los efectos, en algún caso, serán similares. El sábado será un día para tener mucha precaución y evitar desplazamientos largos, amarrar macetas y objetos en las terrazas y armarse de una buena peli, sofá y mantita. La lluvia y la nieve (en zonas altas) será protagonista todo el día.Vaya eso por delante.

Pero también será un día muy curioso y desde luego emocionante para los que amamos esta ciencia. De hecho, algunos de los modelos meteorológicos hacen pasar el centro de la perturbación justo por el centro de la península, en la vertical de Madrid. Esto seguro que variará al final, pero, de ser así, podríamos ver algo interesante. Intentaré explicarme.

A pesar de no ser un huracán, el ciclón tendría un centro geométrico, en donde los vientos no son tan intensos. Estos empezarían soplando muy fuertes de oeste y suroeste, en la parte frontal (MAPA 1) (recordemos que las borrascas giran en sentido antihorario). El sábado, justo a las 15-16 horas, llegaría el centro de esta borrasca a la vertical de Madrid, y el viento iría amainando para convertirse en flojo. Sería como el ojo de la borrasca. Inmediatamente después, ya desde las 17 horas, el viento rolaría (giraría) a norte, volviendo a soplar con mucha fuerza (MAPA 2).

Situación del viernes, justo antes de que la borrasca cruce la península. Modelo GFS.

MAPA 1.- Situación del viernes, justo antes de que la borrasca cruce la península. Modelo GFS.

 

MAPA 2.- Situación del sábado por la noche, tras el paso de la borrasca. Modelo GFS.

MAPA 2.- Situación del sábado por la noche, tras el paso de la borrasca. Modelo GFS.

No se si queda descrito de forma muy clara, pero lo que quiero que intentéis recordar el sábado es que, si el centro de la borrasca pasa por Madrid, podremos sentir cómo la mañana será de vientos fuertes y más cálidos, de sur. A la hora de comer, coincidiendo con la presión más baja (se esperan unos 980 hPa de presión mínima) el viento dejaría de ser tan fuerte para volver por la tarde con fuerza y mucho más frío, del norte, y la presión ya subiendo.

Os dejo un par de gráficos, algo más técnicos. El primero –un meteograma– indica con la flecha roja ese “parón” en el viento en Madrid, con las dos crestas de color violáceo indicando las intensidades esperadas. Hay muchos más datos ahí, temperatura (círculos), presión atmosférica (línea azul), dirección del viento (flechas), etc…

Meteograma para Madrid los próximos días. Muy interesante. Vía WindGuru.

Meteograma para Madrid los próximos días. Muy interesante. Vía WindGuru/WRF9k.

El otro gráfico también presenta ese parón ventoso, pero esta vez en la columna atmosférica, en altura. A todos los niveles el viento parará, para rolar posteriormente de oestes a nortes. Una maravilla… yo al menos estaré atento y lo iré contando en twitter… 🙂

Perfil atmosférico de viento con la altura. Obsérvese el parón ventoso del sábado a mediodía. Fuente WindGuru/ WRF9k

Perfil atmosférico de viento con la altura. Obsérvese el parón ventoso del sábado a mediodía. Fuente WindGuru/ WRF9k

 

——————-

ACTUALIZACION Viernes 18 Enero.

Los modelos confirman la bajada de presión atmosférica brusca para mañana. La ciclogénesis explosiva está en marcha. Ya ha empezado. Miles de kilómetros al oeste de nuestro país, sobre el Océano Atlántico, la atmósfera conspira, los ingredientes se mezclan. En el caos de masas de aire de diferentes temperaturas, con diferentes humedades y direcciones, una nueva borrasca nace. Y se hará fuerte. Es la génesis de un ciclón o borrasca muy potente, creado de forma explosiva, en muy poco tiempo. El resultado de esa génesis llega mañana. Hablando de forma simple: mañana el día será muy revuelto, mucha lluvia de forma general, nieve en las montañas y, sobre todo, viento fuerte.

Ya la próxima madrugada el viento soplará con rachas de más de 100 Km/h en las costas de Portugal, y se irá extendiendo por el interior, quizá más por el sur que por otras zonas. Conforme pasen las horas y se vaya llegando a las 17h, aproximadamente, la perturbación, y su centro, se trasladaran en una línea imaginaria en forma de U que unirá Vigo, Cáceres y Madrid.

Vientos en superficie a las 17h del sábado... Esa zona blanca es el "centro"... Modelo WRF9k

Vientos en superficie a las 17h del sábado… Esa zona blanca es el “centro”… Modelo WRF9k

 

Ente las 16 y las 18 horas el centro pasará por la capital, y podremos comprobar cómo el viento amaina, casi desaparece, para volver con fuerza un poco más tarde, pero habiendo rolado al norte, más frío. La presión irá para arriba, y la temperatura para abajo. Posteriormente este efecto se podrá ir comprobando en la continuación de esa línea imaginaria, por Zaragoza y Gerona.

Habrá que estar pendientes de los instrumentos de medición, termómetros, barómetros, anemómetros y veletas, principalmente. Un bien sitio para hacerlo en internet es meteoclimatic. En particular yo estaré atento a mi estación meteorológica, Madrid-Valverde, ubicada al norte de Madrid.

Si la situación sigue lo que indican los modelos, podremos ver todo esto en datos

Seguiremos informando…

Una de “meteociencia” ficción

Me aburro. Me aburro mucho.

En lo meteorológico, se entiende. Este 2013 nos mantiene a dieta de anticiclón, con sol y nieblas y poco más. Y lo que es peor, este “buen tiempo” es caldo de cultivo de dolores de garganta, toses y mocos. Os lo aseguro, llevan instalados en mí desde hace días, y oye, que le han pillado el gusto y no se van… 🙁

Ya. Ya sé que no soy buen ejemplo. Que la mayoría que me leéis por aquí no estaréis de acuerdo conmigo, a menos en esto. Pero yo me aburro. Me encanta el “mal tiempo“. Sí, ese que asegura que bebamos agua sin restricciones en verano, que podamos esquiar hasta Semana Santa, que se renueve el aire contaminado, al soplar el viento. Si, ese “mal tiempo” que es ansiado por agricultores y empresarios que fabrican de ropa de abrigo y paraguas…

Sin nubes el cielo está huérfano. Sin lluvia el paisaje pierde poder de encantamiento. Sólo la niebla aporta algo de magia, lo reconozco. La adrenalina no circula sin tormentas, y es adictiva.

Pero, ¿sabéis? No soy en único. En todos estos años de afición y pasión por la meteo, por el tiempo severo, he conocido muchos más meteolocos. Sí, locos por la meteo. Siempre he pensado que era un poco “friki“, por salir a kazar tormentas, por mirar al cielo y querer entender, medir, experimentar, disfrutar de cada segundo meteorológico. Pero cuando conocí algunos de estos compañeros de afición, me di cuenta de que estaba en la media… nada fuera de lo normal.

Sufrimos. Desde hace semanas no paramos de intentar ver el futuro. De atisbar un cambio de tendencia. Esa vaguada que se descuelgue desde muy al norte. Una buena borrasca atlántica que abra la puerta a sus hermanas. Una masa helada polar o siberiana -que nos da igual- mezclada con otra húmeda desde el sur. Ese choque de masas, esa nevada en cotas bajas, ¡ese meteo-apocalipsis!… Ais, perdón, que me emociono.

Como sabéis, los modelos meteorológicos son ecuaciones que intentan pronosticar el estado de la atmósfera, y por lo tanto la temperie en superficie, en los siguientes días. Esa es nuestra particular bola de cristal, tanto de aficionados meteolocos como de sesudos profesionales de la meteorología. Ambos, y permitidme alinearme hoy más con los primeros, miramos más a los posibles futuros que al presente meteorológico, sobre todo si es tan aburrido como el que “padecemos”.

Y sí, parece que el cambio de tendencia se va confirmando. Pero lo diré muy bajito. Me harto de contaros que, a más de tres o cuatro días, esas ecuaciones se dispersan mucho, no saben afinar el tiempo que hará, y fallan, haciendo que su fiabilidad baje drásticamente. Pero los meteolocos vivimos del “mal tiempo“, y hoy, permitidme que disfrute con algún mapa que anuncia precisamente lo que más nos gusta. No solamente posibilidad de frío y nieve en el norte y en las montañas, sino posibilidad frío y nieve en amplias zonas del interior, Madrid, mi ciudad, incluida.

 

Mapa previsto por el modelo GFS a 312h. Meteociencia ficción...

Mapa previsto por el modelo GFS a 312h. Meteociencia ficción…

 

La sensación de emoción, las ganas de que esto se haga realidad, aportan esa adrenalina que añoramos los meteolocos. Vemos mapas como el de arriba -previsto para el domingo 20 de Enero- y nos las prometemos felices, con días asegurados de seguimiento continuo, fotografías y vídeos maravillosos y vuelta a la infancia (¿hemos salido alguna vez?) para hacer muñecos de nieve. Nos volvemos más locos aún discutiendo y flipando con esos modelos que nos dicen qué pasará dentro más de 300 horas. Los compartimos, los disfrutamos, ¡nos los creemos!

…y luego pasa lo que pasa. Viene el tío Paco con las rebajas meteorológicas y todo es desencanto, nada se cumple, nada es tan intenso, tan frío como lo imaginábamos, no nieva, no llueve ni siquiera…llega la meteodecepción. Y ¿a quién echamos la culpa? A los modelos. Total, como no se quejan los pobres. Que si el GFS es una patata, que si el Europeo no da una, que si “ya os lo dije yo“, o que si la abuela fuma.

Los modelos son ecuaciones, siempre tienen una salida concreta, por definición. Se podría decir que nunca se equivocan, simplemente, y tal y como os he comentado alguna vez, nada más ofrecer su resultado, quedan obsoletos, y tienen que volver a reiniciarse, pues la atmósfera ya ha cambiado.

Así pues, no echemos la culpa a los modelos, y tengamos paciencia.

¡Yo el primero! 🙂

 

 

La meteorología en los juegos virtuales

Desde hace mucho tiempo me ronda la cabeza una idea: ¿por qué no incluir parámetros meteorológicos en los juegos de ordenador? Juegos, evidentemente, hay de muchas temáticas. Algunas serán más aptas que otras para esa inclusión. Quizá un sencillo comecocos o un juego de matar marcianos no sea el mas adecuado (aunque… ¿por qué no meter conceptos de space weather, como meteoritos, erupciones solares o explosiones estelares?) O a lo mejor en el Tetris tampoco tiene mucho sentido (salvo si dificultamos el juego haciendo que las fichas no se vean del todo por la niebla o sean más resbaladizas con hielo o nieve…)

Cada vez más, los juegos tienden a ser realistas. Puestos a ello, hagamos que la temperie sea parte del juego, que las condiciones meteorológicas, incluso las climatológicas, decidan pequeños avances o retrocesos en la dinámica de la partida. Que pueda ser empleada por algún jugador para sacar ventaja, o enviar dificultades a los demás. Quizá mi equipo de fútbol en el FIFA juegue mejor con viento y frío, o mi coche del F1 2013 vuele en mojado, evitando así las limitaciones de mi monoplaza… (de qué me suena esto…).

Hay muchos ejemplos, seguro que en tu juego favorito puedes introducir, de una forma u otra, una variable meteorológica, hasta en los Angry Birds hay pantallas en las que el viento hace de las suyas… Pero quizá sea en los juegos de simulación a gran escala (como e-Republik, por ejemplo) en donde podríamos hacer algo grande. Desde jugar a ser Dios, y mandar huracanes, tornados y sequías a nuestros contrincantes, a, simplemente, usar la meteorología en tiempo real, y dejar que la atmósfera decida quién lo pasa mal, obteniendo datos globales y aplicando criterios sobre cómo los jugadores se ven afectados.

Pantallazo de Algor, un proyecto del grupo HAROSA, UOC.

Pantallazo de Algor, un proyecto del grupo HAROSA, UOC.

 

Para finalizar, algo más cercano y mucho más útil, un proyecto de la UOC que me chiva una buena amiga por twitter y que tiene que ver con la búsqueda de rutas de distribución eficientes. Algunas empresas logísticas del Estado ya lo están empezando a usar, y de esta forma optimizan el tiempo que un paquete tarda en llegar a su destino. Todo el juego, llamado Algor, se basa en un algoritmo de búsqueda de rutas, aplicable a muchos otros ámbitos. Puedes hasta competir contra el propio algoritmo. Y lo que Anita –especialista en ideas– con mucho criterio y siguiendo nuestra filosofía, me hace llegar, es que mezclar la meteo en tiempo real con este algoritmo quizá fuese una opción más realista aún y un buen modelo de negocio. Desde luego, un día lluvioso o con nieve esas rutas serán más lentas, y eso el algoritmo, que yo sepa, no lo tiene en cuenta.

Desde aquí nuestra disposición a colaborar en este o cualquier otro proyecto en donde la meteo pueda ser un factor decisivo.

 

¿Por qué hace más frío en Siberia que en Canarias?

Ayer por twitter recibí una cuestión que podría parecer bastante simple, pero que encierra más de lo que parece. Enrique me preguntaba porqué en sitios como Europa Oriental y Rusia están sufriendo olas de frío muy severas y aquí, en nuestro país, no.

Lo primero que hay que entender es que la atmósfera, la fina capa de gases que nos recubre y permite la vida, es muy dinámica. Es un organismo vivo, si me permitís hablar así. Está compuesta básicamente de nitrógeno (78%) y oxigeno (21%), y otros muchos gases en suspensión, pero en menor medida. Además, hay vapor de agua, tanto en las capas altas (0,4%), como a nivel de superficie de La Tierra (entre un 1% y un 4%).

Todos estos gases interaccionan entre sí, se desplazan, se mezclan, se enfrían o se calientan siguiendo las leyes de la física, la termodinámica, la mecánica de fluídos, algo muy complejo de explicar aquí. Basta saber que todos estos gases se mueven y que las zonas más frías y tempestuosas tienden a equilibrarse con otras más cálidas y tranquilas.

Y todo movido por dos grandes motores. El primero a nivel estelar, El Sol, principal responsable de que unas zonas de la atmósfera (el ecuador, los trópicos) se calienten más que otras (los polos) debido a que los rayos inciden más o menos perpendiculares, y se produzcan esas diferencias de temperatura. Y el segundo el agua de los océanos, a nivel planetario, que aporta más o  menos humedad a determinadas zonas.

Si juntamos todas estas variables (y algunas otras, que me salto por ser demasiado técnicas) obtenemos un fluido que nos sobrevuela y que determina la temperie, el tiempo atmosférico, que nos afecta diariamente. Volviendo a la pregunta de Enrique, y en relación con mi anterior post, hay una zona anticiclónica que determina temperaturas muy bajas en la zona oriental europea, mientras que, en esa compensación atmosférica, hay borrascas al oeste que afectan al Reino Unido. Los vientos dominantes en estas latitudes son cálidos (25ºC en Las Palmas de Gran Canaria), mientras que la ausencia de nubes, la leve radiación solar y la masa fría que afecta Siberia provoca temperaturas heladoras, como los 45ºC bajo cero de Oymyakon (Siberia) 

 

Mapa de temperaturas en superficie de esta mañana. Frío en Siberia.

Mapa de temperaturas en superficie de esta mañana. Frío en Siberia.

 

Esa es la razón, básicamente. En el juego de carambolas atmosféricas hay unas reglas, y, evidentemente, las zonas frías y cálidas se “respetan” en invierno y en verano. Pero debido a esos movimientos de bloqueo, de esos desplazamientos de las masas de aire, se producen las olas de frío, de calor, las grandes lluvias, nevadas o sequías de forma pseudo-aleatoria.

Y estos días les está tocando a los rusos pasar frío. Espero Enrique que te haya quedado un poco más claro…

 

Lucha de titanes en el principio del invierno

¡Hola invierno!

Cuando leas este post ya habremos entrado en la estación blanca en nuestro país. Comienza con la publicación de este post, exactamente hoy viernes 21 de Diciembre a las 12:12 hora española. Además de los típicos resúmenes (convenientes y acertados, pues se basan en datos) sobre cómo ha sido el pasado otoño y las predicciones (vagas e imprecisas, pues se basan en modelos estacionales) sobre cómo será el invierno, lo más destacable es lucha atmosférica que viene desarrollándose desde hace unas semanas en el norte de nuestro hemisferio.

 

"Borrascón" a la izquierda, "anticiclonazo" a la derecha. Modelo GFS.

“Borrascón” a la izquierda, “anticiclonazo” a la derecha. Modelo GFS.

 

Dos titanes (ver mapa de isobaras previsto para mañana) se han adueñado de dos zonas de la atmósfera y están determinando el tiempo de este final de otoño y principio de invierno en Europa. Un potente anticiclón está anclado en Siberia. Con sus más de 1.050 hectoPascales (hPa) es una zona muy estable, de poca circulación de vientos, que supone un bloqueo a la circulación normal. Es como un gran semáforo rojo que no deja que frentes y borrascas avancen al este, lo cual es su querencia natural.

Así pues, la gran borrasca (de 980 hPa) que habita cerca de las Islas Británicas tiene el paso cortado, y se limita a vivir en esa zona, afectando de forma directa y constante a Islandia, Irlanda, Gran Bretaña y zonas del oeste francés. Y no avanza. El muro anticiclónico se lo impide. De refilón, la borrasca toca con sucesivos frentes el norte de nuestra península, y es la responsable de las lluvias de Galicia y toda la cornisa cantábrica, y de las altas temperaturas allí, puesto que la dirección de los mismos es sur-suroeste en el norte, la típica surada.

Así comenzará el invierno en nuestro país, con las islas disfrutando de tiempo mucho más estable, sobre todo Canarias, con temperaturas muy cálidas. Sucesivos restos y colas de frente rozando el norte y aportando más o menos precipitación alternándose con días más estables. Poca o nula precipitación en los dos tercios sur de la península, pero abundantes nieblas y temperaturas al alza en las zonas con ausencia de ellas. De hecho en zonas del sur las temperaturas serán casi primaverales, por encima de 20ºC en zonas de Andalucía, Murcia Valencia

Papa Noel pasará calor por allí, seguramente le sobre el gorro y el abrigo 🙂

¿Cómo quieres que sea la app del tiempo de digitalmeteo?

Desde hace tiempo muchos me preguntáis cuál es nuestra aplicación de móvil favorita del tiempo o si tenemos una aplicación propia en digitalmeteo. Ya en otro post os comentaba que no terminan de convencerme las aplicaciones de meteorología para móviles (básicamente que la previsión la haga una máquina no me gusta nada, no hay personas, equipo humano que esté pendiente de los cambios atmosféricos), pero, evidentemente, estar presentes en este tipo de dispositivos es más que necesario. Os aseguro que hemos dado muchas vueltas para definir cómo pensamos que debería ser esta aplicación, cómo diferenciarnos del resto de ellas, y creemos que tenemos una idea muy cercana ya.

 

¿Lo veis? ¡Las app del tiempo fallan! :)

¿Lo veis? ¡Las aplicaciones del tiempo fallan! 🙂

 

Pero como sabéis, el mundo de las redes sociales, de los blogs, de la permanente comunicación -casi ubicuidad-, exige conversación. Demanda estar con los oídos muy abiertos para escuchar lo que ahí fuera se dice, lo que de verdad demanda el usuario, cuáles son sus necesidades, cuáles sus gustos y, desde luego, por qué estaría dispuesto a pagar.

Todas estas cuestiones, y muchas otras, forman parte de una batería de preguntas que ronda la mente de cada uno de los componentes del equipo. Pero las respuestas muchas veces no nos llegan, o llegan de forma parcial. Queremos imaginar mejor vuestros gustos. Por eso queremos escucharte, tu opinión nos importa. Evidentemente este post ya da idea de lo que estamos tramando, pero no queremos hacerlo de espaldas a vosotros, los que en un futuro, esperemos cercano, seréis usuarios y prescriptores del nuevo servicio. Queremos diferenciarnos desde un principio del resto, queremos que seáis parte activa desde el principio de lo que será la aplicación del tiempo de digitalmeteo.

Hay una cuestión de base, quizá la más importante. Saber si habéis pagado alguna vez por una aplicación de meteorología. Saber cuánto estarías dispuesto a desembolsar unos euros por ella, o por una suscripción a un servicio. Ya se que la respuesta será, seguramente, “depende“. Bien, ¿de qué depende? ¿Que necesitas en esa aplicación? ¿Por qué estarías dispuesto a dejarte esa cantidad al mes, al trimestre, al año? A lo mejor nada, pero piensa en tus gustos, en tus aficiones, y cómo el tiempo puede hacerlas maravillosas o arruinarlas.

Hay otras preguntas más sencillas, como saber qué app o web de meteo usas normalmente, qué tipo de datos ofrece y te gustan, qué cambiarías de ellas, y el momento en la que las consultas. Y, desde luego, si solo la usas para el tiempo en tu localidad, para viajar, para desplazarte en tus fines de semana y si la consultas con muchos días de antelación. Información básica que nos hará entender tus necesidades, hacer una aplicación y un servicio meteorológico diferente, centrado en ti y en tus cosas.

Así pues, te invitamos a que crees con nosotros la mejor aplicación de meteorología que existe, queremos escuchar lo que necesitas, no mereces menos, y tenemos todo el tiempo del mundo para hacerla, ya sabes. (Bueno, esperamos tenerlo tras el día 21… 😉

Básicamente y en resumen:

1. ¿Pagarías por una aplicación y cuánto?

2. ¿Cómo sería la aplicación perfecta para ti, qué tendría?

Puedes darnos tus opiniones y respuestas aquí, en los comentarios o incluso puedes mandarnos un correo, si no te apetece expresarte de forma pública: emiliorey (arroba) gmail (punto) com Te estaríamos muy agradecidos, y por cierto, te pondríamos en una lista de primeros usuarios, para que seas nuestro beta tester desde un principio.

También estaremos pendientes en twitter a vuestras opiniones en el tag #digitalmeteoApp

¡Gracias!

61 años de tornados en EEUU en un mapa

Cuando la tecnología y la meteorología -o la climatología, recordad que no son los mismose unen, pasan cosa fantásticas. Ambas ciencias generan un sinfín de datos diariamente, datos de muchos tipos y en todos los lugares del planeta. Los datos pueden agruparse por diferentes temas, por diferente periodicidad, en diferentes escalas. Y cuando alguien realiza el trabajo de representar estos datos de forma diferente a la que estamos acostumbrados, el resultado es simplemente espectacular.

Es el caso de una empresa americana IDVsolutions, que mediante un software de representación de datos elabora unos mapas muy vistosos y reveladores. Entre otros, han recopilado de la NOAA las trazas dejadas por todos los tornados formados en los últimos 61 años en los Estados Unidos, así como su fuerza. Por cada uno de ellos han pintado una marca sobre el mapa, con su longitud, trayectoria e intensidad.

 

Trazas de los tornados en EEUU desde 1950 hasta 2011. Fuente NOAA/IDVsolutions

Trazas de los tornados en EEUU desde 1950 hasta 2011. Fuente NOAA/IDVsolutions

De un solo vistazo (ampliad las fotos para verlas en detalle) podemos comprobar las zonas más propensas a desarrollar este fenómeno, que recordemos no está del todo estudiado en sus últimos estadios, es decir, sabemos que la situación general es favorable para la creación de tornados cuando dos masas de aire, una seca y fría que proviene del norte (Canadá) y otra más cálida y húmeda, que viene del sur (Golfo de México), chocan sobre las llanuras del centro estadounidense, sobre Texas, Oklahoma, etc, la zona que se conoce como el corredor de los tornados. Pero el momento concreto de la formación de ese tubo destructor que arrastra escombros y se lleva todo por delante, ese no lo sabemos, y aún falta por conocer en detalle la dinámica tornádica.

Por ahora, sólo con ver esta impresionante representación de los reyes del tiempo severo, ya nos hacemos una idea sobre las zonas más peligrosas y los entendemos un poco mejor. Podemos agruparlos y verlos también por estaciones. Y ver algunos en detalle, como el destructor EF5 de Joplin, Missouri, que dejó 158 muertos y más de mil heridos el 22 de mayo de 2011.

Trayectoria del monstruoso EF5 de Joplin, Missouri. Fuente NOAA/IDVsolutions

Trayectoria del monstruoso EF5 de Joplin, Missouri. Fuente NOAA/IDVsolutions