Con el 10 a la espalda Con el 10 a la espalda

"De todas las cosas sin importancia, el fútbol es, de largo, la más importante" Juan Pablo II

Entradas etiquetadas como ‘mundial de sudáfrica’

El llanto de Güiza

Dani Güiza se está recuperando en su Jerez natal de una lesión en el talón. Sobra decir que el delantero gaditano deseaba este verano salir del Fenerbahçe. Tanto la afición como la directiva querían que se marchase, ya que no había cumplido con las expectativas que había creado. Finalmente, su pase al Hérculés se frustró. Pero su mayor decepción fue no acudir al pasado Mundial de Sudáfrica después de proclamarse en 2008 campeón de Europa. En una entrevista en el diario As, que firma Javier Gómez Matallanas, Güiza explica que llóró tras conocer la noticia.

¿Cómo recibió la noticia de que no iba al Mundial?

Me afectó mucho. No me lo esperaba porque había ido a todas las convocatorias. Me lo había currado para ir al Mundial porque cada vez que tenía un minuto con la Selección, he salido y he marcado. Si no he marcado he dado el pase de gol y el equipo ha ganado. Me dolió mucho, he pasado un mes muy malo. Pero no quiero saber nada más del tema del Mundial y quiero mirar el presente, que es lo que me va a dar de comer.
Cuentan sus íntimos que cuando recibió la noticia se puso a llorar sin consuelo.

Sí. Lloré mucho. Es normal. Me quitaron la ilusión de niño de jugar un Mundial con mi país, lo más grande para cualquier futbolista español. Me lo quitaron todo, me hundieron.
¿Le guarda rencor a Del Bosque o a Hierro por dejarle fuera de la lista?

No guardo rencor a nadie. Es fútbol y me tocó a mí. Les di la enhorabuena por ser campeones del mundo y hacernos tan felices a todos los españoles. Y también le quiero agradecer a Hierro que me ha llamado estos días para interesarse por cómo había ido la operación. También le doy las gracias a Villa, a Reina, a Fernando Torres y al padre de Marchena, que cada partido me mandaban mensajes. Y al doctor Cota, por supuesto. Ellos me mandaban mensajes cada partido de que la victoria era por mí y que me echaban de menos.
¿Cómo se enteró de que no iba al Mundial?

Me llamó Fernando Hierro media hora antes. Y ahí me salió todo, se me saltaron las lágrimas y no sabía qué hacer. Tenía mis botellitas de champán preparadas para cuando diera la lista y ahí se quedaron. Hay que olvidarlo, trabajar duro para recuperarme y tener oportunidades de volver a España.
¿Cómo vivió el Mundial, vio todos los partidos de España?

Sí, vi todos los partidos. Y España, salvo el primer partido, fue sacando los partidos tranquilamente y ganó bien.
También jugó infiltrado con la Selección, ¿cree que le dejaron fuera por la lesión?

No creo que fuera por la lesión, porque había aguantado un año y me seguía llevando.
¿Se siente campeón del mundo aunque no jugara el Mundial?

No, porque no lo soy. Soy campeón de Europa, no campeón del Mundo. Yo jugué la clasificación entera, pero no he jugado el Mundial para sentirme campeón del mundo.
¿Le invitaron a la final?

Sí, pero el Fenerbahçe no me dio permiso para ir.

Evra: “El Mundial fue un pesadilla”

El capitán de la selección francesa durante el Mundial de Sudáfrica, Patrice Evra, rompió su largo silencio ante los medios y señaló que la cita mundialista fue “una auténtica pesadilla” en la que no había ni proyecto ni estructura colectiva ni diálogo con el entrenador, Raymond Domenech.

En una entrevista concedida al diario galo ‘Le Figaro’, el jugador cargó contra el antiguo seleccionador, al que los jugadores le reprochaban su “falta de trabajo táctico” y “el desajuste” entre los entrenamientos en sus clubes y en la selección.

Asimismo, afirmó que nadie entendió la marginación del delantero Thierry Henry, el cambio de sistema en el primer partido del Mundial ante Uruguay o la suplencia de Florent Malouda. “No culpo al entrenador de la responsabilidad del fracaso. Sólo explico lo que pasó. (…) Los jugadores, yo el primero, debíamos haber dado más. Los primeros responsables están en el terreno de juego”, matizó el defensa.

Evra ha sido citado ante el comité de disciplina junto a otros cuatros internacionales franceses: Nicolas Anelka, Franck Ribéry, Jérémy Toulalan y Éric Abidal, supuestos cabecillas del motín y la huelga que protagonizaron los bleus en Sudáfrica.

El lateral del Manchester United afirmó que la sanción impuesta por el nuevo técnico galo, Laurent Blanc, que consistió en no convocar a ninguno de los 23 mundialistas para el partido amistoso del próximo miércoles ante Noruega, es “coherente” y demuestra que no hubo “cinco o seis cabecillas, como se ha escrito”.

Kaká, un pésimo profesional

Kaká está demostrando ser un pésimo profesional. En vez de haber
sido responsable y solucionar sus problemas físicos para estar disponible al 100% para el club que le paga, el brasileño prefirió arriesgar y jugar el Mundial de Sudáfrica, donde su rendimiento ha sido nefasto. Ahora, el Real Madrid es el que está pagando las consecuencias.

Empezó a jugar con molestias y acabó con un dolor insoportable. Entiendo que es una competición única y que tenía presión, pero forzó muchísimo ante Holanda y Chile. Me reconoció que sentía mucho dolor”, afirmó Marc Martens, el cirujano belga que le ha operado de su maltrecha rodilla. “Podría haberse acabado su carrera, porque es una lesión muy grave. Se podría haber destrozado”, añadió.

Kaká nunca ha querido operarse de la pubalgia que aún arrastra y ahora se ha visto obligado a pasar por el quirófano para solucionar su problema de menisco en la rodilla izquierda. El madridista ha reconocido en el diario As que la rodilla le dolía “antes del Mundial. Siempre dejé claro en el Madrid que me molestaba un poco, pero como siempre me estaba tratando de la pubalgia parecía que sólo era un desequilibrio muscular“. Y encima elude su responsabilidad: ” Les dije varias veces a los médicos del Madrid que me dolía. Yo no soy el malo de la película“. Lo dicho, un gran jugador que deja mucho que desear como profesional.

Califican la actuación del colegiado inglés Howard Webb de “excelente”

Howard Webb, el árbitro inglés que pitó la final del Mundial de Sudáfrica entre España y Holanda, reconoció en el diario inglés ‘The Sun’ que en el Soccer City de Johannesburgo pasó “las dos horas más difíciles” de su carrera. “Me encuentro física y emocionalmente agotado, aunque la FIFA ha sido un gran apoyo para mí, y no sólo en la final del torneo, sino también en otros encuentros”, añadió.

Webb, que logró el record de tarjetas amarillas en una final de Copa del Mundo, con 14, fue criticado por ambos equipos, aunque fue muy permisivo con la dureza que mostró la selección holandesa, especialmente en la entrada de Nigel de Jong sobre Xabi Alonso.

Sin embargo, Keith Hackett, presidente de los árbitros de la Premier, calificó su actuación en la final como “excelente”. “Es injusto que Howard haya sido tan criticado ya que, en general, ha tenido una actuación excelente”, manifestó Hackett.

Con Marchena, directos a la final

España jugaría la final del Mundial de Sudáfrica si Carlos Marchena logra jugar en semifinales ante Alemania. Al menos, eso es lo que dicen las estadísticas. Tras el triunfo en cuartos ante Paraguay, el defensa del Valencia siguió agrandando su récord de partidos seguidos internacionales sin perder, que ya ha incrementado aumentado a 54.

El zaguero de Las Cabezas de San Juan (Sevilla) dejó atrás al mítico futbolista brasileño Garrincha cuando jugó ante Arabia Saudí en un amistoso premundialista en Innsbruck (Austria). Era el día de su cincuentenario con la selección absoluta.

Desde entonces jugó los otros dos amistosos contra Corea del Sur y Polonia, y en el Mundial de Sudáfrica mantiene intacta su racha en el poco tiempo que ha intervenido en los encuentros ante Portugal y Paraguay de cuartos y octavos de final, respectivamente.

Su actual racha se inició en 2003, en un empate sin goles ante Irlanda del Norte en el estadio Windsor Park de Belfast, también clasificatorio para el europeo de Portugal, y desde entonces España no sabe lo que es perder cuando Marchena salta al campo.

En este tiempo la selección española ha encadenado unas de sus mejores series de encuentros sin perder de su historia y que fue interrumpida por la derrota por 2-0 cosechada ante Estados Unidos en la Copa Confederaciones disputada en Sudáfrica hace dos años y en el debut del Mundial contra Suiza (1-0).

Curiosamente, Marchena no participó en ambos encuentros, lo que le ha permitido prolongar su racha.

“España no nos da miedo”

La España que se vio ante Paraguay, en el partido en que alcanzó la semifinales con un trabajado 1-0, no tiene porque asustar a Alemania, su próximo rival, según coinciden hoy la mayoría de los periódicos germanos.

“España logra con esfuerzo un 1-0 ante Paraguay en un partido turbulento y no debe haber causado terror en Alemania”, dice el diario ‘Der Tagesspiegel’.

“En vista de lo sorprendentemente inofensivos que se muestran los delanteros españoles, de los que sólo David Villa cumple con lo que se espera, el equipo de Joachim Löw puede enfrentar con tranquilidad la semifinal”, dice el diario berlinés.

“Estos españoles no nos causan ningún miedo”, titula en sus páginas deportivas el dominical ‘Bild am Sonntag’. “Este equipo no juega tan brillantemente como el de la Eurocopa 2008 que casi no permitía que el contrario tuviera ocasiones de gol”, dice ese periódico.

España, según el mismo medio, sigue teniendo una gran calidad pero “casi no tiene ideas”. “Alemania no tiene que tener miedo”, dice, por su parte, el ‘Frankfurter Allgemeine’ en su comentario del partido de España. Sin embargo, el diario agrega que España será un rival con un nivel técnico y táctico superior al de los rivales con los que se ha encontrado hasta ahora Alemania.

La peor España, el mejor resultado

La selección española ya está en los octavos de final del Mundial de Sudáfrica, una certeza casi empírica antes de la competición, una incognita después del choque ante Suiza. España cumplió, que es lo importante, pero mostró su peor cara. En cambio, el equipo de Vicente del Bosque sacó su mejor resultado, que le sirve para ser primera de grupo. Cosas del fútbol.

Chile fue mejor en los futbolístico. Salió a ganar con un estilo atrevido y directo. Sin especular. Los de Bielsa lograron borrar la sonrisa del rostro español. Sacaron lo peor de La Roja, sus temores, quitándole el balón. Ni con uno más y ganando 2-0 fue capaz el combinado nacional de imponer de forma clara su juego de toque. España pareció un equipo sin chispa, con los músculos agarrotados y donde sólo Iniesta fue capaz de elaborar fútbol.

No me atrevo a vaticinar lo que deparará el cruce ante Portugal, que tampoco está para echar cohetes. Pero sí creo que los lusos llegan mejor. La competición les ha exigido mucho más emparejándolos en la fasa de grupos con Brasil y Costa Marfil. Esa circunstancia puede provocar que estén, en etos momentos, más habituados que nosotros a competir a mayor nivel.

España necesita a Cesc

La inesperada derrota ante Suiza nos enseñó el camino para intentar ganar a Honduras, un equipo que imitará el modelo helvético defensivo. La experiencia en Durban dejó claro que Busquets y Xabi Alonso son incompatibles. No pueden jugar juntos. Se solapan y obstaculizan a Xavi, el hombre por el que fluyen todas las ideas.

El medio del Barcelona es clave en el esquema de Vicente del Bosque y necesita que le acompañe un jugador con más calidad con el que poder asociarse en busca de los delanteros. Alguien que le ayude a oxigenar el juego cuando el atasco sea descomunal.

Ese futbolista podría ser Cesc Fábregas, un subordinado de lujo y otro especialista en el último pase. El medio del Arsenal es el complemento que necesita Xavi, el cerebro de La Roja. El mejor jugador de la última Eurocopa estuvo muy vigilado ante Suiza, que no dudó en hacerle falta una y otra vez, y España lo notó en exceso. Con Cesc, la selección ganaría en mayor fluidez y rapidez en el manejo del balón, su mejor virtud.

Leo Messi, lo único potable (por ahora) del Mundial africano

El Mundial de Sudáfrica ha arrancado con mucha expectación y colorido, pero con muy poco fútbol. Es normal que en el primer partido, las selecciones tomen más precauciones porque son conscientes de la importancia del choque inaugural, que suele marcar el devenir de los acontecimientos.

Por ahora, lo mejor que he visto hasta ahora (espero que España ofrezca el mejor espectáculo) ha sido la actuación de Leo Messi en el Argentina-Nigeria.

El delantero del Barça realizó su mejor partido con la albiceleste, demostrando que es posible verle hacer las mismas genialidades que en el Camp Nou. Porque Messi es único. Su calidad no se puede capar con argumentos extrafutbolísticos ni con críticas hacia Maradona, quien parece haber encontrado el camino correcto, aunque deberá trabajar los desajustes defensivos.

“Sabía que cuando llegara el momento iba a ser totalmente diferente a las eliminatorias. Nos sacamos esa presión. Disfrutamos jugando“, reconoció Messi en una entrevista al diario Olé. “Es cierto que me divertí. Lo pasé bien. Me sentí con libertad y estuve en contacto con la pelota, que era lo que necesitaba”, agregó.

“Tengo la confianza de mis compañeros. Estuve suelto”. “Me sentí como en el Barcelona”, concluyó.

Maradona también elogió el juego de su compatriota: “A Lio lo quiero cerca de la pelota y hoy estuvo cerca de la pelota. Mientras él se divierta con la pelota nos divertiremos todos. No sería lindo el fútbol sin ver a Messi que toque la pelota. Hoy (por ayer) hizo cosas bárbaras“.