BLOGS
Con el 10 a la espalda Con el 10 a la espalda

"De todas las cosas sin importancia, el fútbol es, de largo, la más importante" Juan Pablo II

Archivo de la categoría ‘Barça’

Jordi Alba, cada vez más cerca del Barça

El lateral izquierdo del Valencia Jordi Alba es el principal objetivo del Barça. Las contactos se están intensificando. Hoy, el periódico deportivo valenciano Superdeporte publica que los representantes del jugador, Vicente Forés y José Tárraga, y de Pep Guardiola, Josep Orobitg, se reunieron ayer en Valencia.

El de Hospitalet, que fue descartado por el Barça en categoría cadete por bajito, podría seguir un camino parecido al de Cesc Fábregas y regresar a casa después de foguearse fuera.

La más que probable marcha de Maxwell al PSG -así lo ha pedido el futbolista- y los problemas que está dando Abidal, que acaba contrato el próximo junio y tiene ofertas del PSG, el City y el Milan, no han hecho más que aumentar el interés azulgrana por Jordi Alba.

El lateral izquierdo, internacional con España y que se perfila como titular en la próxima Eurocopa, podría salirle al Barça por 20 millones de euros. Un precio alto, pero que podría ser muy barato si evoluciona como se espera. El brasileño Dani Alves, también le pareció caro al Madrid, el Barça lo fichó por 30 millones y ¡menudo rendimiento está dando! Los blancos siempre se arrepentirán.

El Barça está perdiendo la Liga lejos de casa

Cuando se pasen las alabanzas hacia Messi y el Barça tras la entrega del Balón de Oro de este lunes, Pep Guardiola y sus hombres deberían reflexionar sobre qué les pasa fuera de casa. La gala de este premio ha servido de analgésico para el empate ante el Espanyol (1-1), en uno de los partidos más simplones que se recuerdan del equipo culé en los últimos tiempos.

Digo todo esto porque el Barça pasa enormes apuros lejos del Camp Nou, un mal que a este paso le va a costar la Liga, que ahora está a cinco puntos, los que le saca el líder, el Real Madrid. Estos son los datos:

– 11 puntos perdidos, por 2 en su estadio.

– 12 goles marcados, por 39 en casa.

– 9 encajados, por ninguno en can Barça.

De todas formas, el dato más sangrante para los azulgrana son los ocho puntos que llevan menos que en la anterior campaña.

Esta depresión visitante también afecta al mejor jugador del mundo, Leo Messi, quien solo ha marcado un tanto fuera, contra el Madrid. Arropado por su afición suma otros 16.

Aunque el Barça demostró en el Bernabéu que, hoy por hoy, le tiene cogida la medida al conjunto blanco, la Liga es un premio a la regularidad y los culés no están aguantando el tirón de un Madrid hambriento de títulos.

 

 

Messi: “Algún día seré campeón del mundo, seguro”

Leo Messi está de vacaciones en su Argentina natal, donde muchos de sus compatriotas dudan todavía de su capacidad para liderar a la albiceleste hasta un título mundial, tal y como lo hiciera Diego Armando Maradona. 

El Pulga, que rara vez hace declaraciones, aprovechó una entrevista en la revista oficial de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) para repasar estas y otras cuestiones:

“Mi sueño es ser campeón del mundo y ganar la Copa América. Es lo que me falta y estoy seguro de que algún día lo haré”

Sobre la enorme presión a la que está sometido cuando juega con Argentina comentó:

“No me siento en deuda con nadie. No debo demostrar nada. Soy uno más del equipo y quiero lo mejor para el fútbol argentino. Estamos creciendo”

Messi también eludió comparar a Argentina con el Barça:

“El Barça es el mejor equipo del mundo, es el resultado de un trabajo de muchos años con los mismos compañeros. La selección, en cambio, no ha conseguido últimamente los resultados que hubiésemos deseado. Hubo muchos técnicos y empezamos de cero”

Por último, agradeció los elogios que le dedicó hace unos días Di Stéfano:

“Es una enorme felicidad, un orgullo. Que un jugador como Di Stéfano, que lo consiguió todo, me colme de elogios, resulta bárbaro”

Prosinecki quiere pescar en la cantera del Barça

Los éxitos del Barça de Pep Guardiola, que en la final del Mundialito jugó con nueve canteranos, está haciendo que todos los equipos se fijen en el modelo de La Masía. Como es imposible copiarles a corto plazo, algunos clubes están acercándose a Barcelona para fichar algún canterano. Es el caso del exjugador del Barça y del Madrid, y ahora entrenador del Estrella Roja de Belgrado, Robert Prosinecki.

El técnico viajará en breve a Barcelona para buscar en la filas del filial del Barca a posibles refuerzos para su equipo. Prosnecki quiere reunirse con Pep Guardiola para informarse de la posibilidades de que algún delantero del Barcelona B pase al Estrella Roja como jugador cedido. Los nombres que más le gustan son los de Cristian Tello, Johnatan Soriano y Rodrigo Ríos.

El Estrella Roja, que en los últimos años había tenido pocos éxitos deportivos, ocupa ahora el segundo puesto de la liga serbia, detrás de su gran rival local, el Partizan, que le lleva una ventaja de diez puntos. Un empujón de algún canterano culé le vendría de maravilla, pero, la verdad, no es un destino futbolístico muy atractivo. Está claro que todos no tienen cabida en el primer equipo del Barça, pero seguro que prefieren probar antes en algún equipo de España.

 

 

¿Volverá a ser Raúl el 7 de España?

La lesión de Villa deja una lectura más negativa para la selección española que para el Barça. Los culés le echarán de menos, pero, como se ha visto este domingo, pueden ser campeones del mundo de clubes, goleando al Santos (4-0), sin él. Pep Guardiola tiene más recambios, llámense Alexis, Cuenca o Iniesta.

Sin embargo, Vicente Del Bosque tendrá más problemas para encontrar un delantero centro como Villa, que también puede jugar en la banda. Recordemos que el asturiano fue el máximo goleador de la Eurocopa’08 (4 goles) y la bota de plata del Mundial de Sudáfrica (5 goles). Además, el guaje es el máximo goleador de la historia de la roja, con 51 tantos.

Aunque Villa sea optimista en su regreso, lo más probable es que no esté a punto ni para la final de Múnich de la Champions, si llega el Barça, ni para la Eurocopa. El tiempo de recuperación estimado para una rotura de tibia es de 4 a 6 meses y luego tendría que volver a coger ritmo de competición.

El abanico de posibilidades para Del Bosque es amplio, pero ninguna de las opciones termina de convencerle. Llorente lleva una temporada muy castigado por las lesiones, Negredo es demasiado irregular, Soldado parece que no entra en los planes del seleccionador porque nunca le llama y Fernando Torres parece en sus horas más bajas. Últimamente, ha renacido otra opción que parecía, hasta hace un tiempo, impensable. Se llama Raúl y el delantero del Schalke está demostrando una regularidad admirable. Este fin de semana hizo un hat-trick.

Aunque Raúl aportaría experiencia, Del Bosque está convencido de que su tiempo ya pasó y no le gustaría que se volviera a repetir ese debate, después de que haya concluido la renovación de la selección española que inició Luis Aragonés. También existe la duda de si Raúl encajaría bien en un vestuario en el que la voz cantante la llevan otros.

El vestuario blanco se siente inferior al Barça

La peor lectura para el Real Madrid del clásico de la derrota este sábado (1-3) ante el Barça no es el resultado, sino la sensación de que, hagan lo que hagan, los blancos no pueden con el equipo de Guardiola. No saben cómo jugarle y menos cómo ganarle.

Eso se percibió en las caras y en las declaraciones de los jugadores blancos al final del encuentro. Nadie buscó excusas y se esforzaron en recalcar que eran solo tres puntos, cuando, unos días antes, todos daban por hecho que si lograban el triunfo la Liga estaría sentenciada. Casillas y Sergio Ramos apostaron por seguir trabajando. Mientras, su entrenador, Mourinho, que no tuvo reflejos para cambiar tácticamente la situación, buscó una explicación menos científica: la suerte. Se acordaba del segundo gol del Barça, pero se le olvidó que el tanto merengue llegó tras dos rebotes.

La muestra más clara de la impotencia madridista es Cristiano Ronaldo, quien pretende disputarle a Messi el trono del fútbol mundial. El portugués estuvo egoísta y desacertado y acabó siendo pitado por un sector del Bernabéu. Excepto el año pasado cuando marcó el tanto de la victoria blanca en la Copa, Cristiano siempre dimite en los clásicos. Se bloquea.

Este domingo, la Cope ha desvelado que la herida anímica en el vestuario blanco es profunda. Según pesos pesados de la plantilla, no se creen que puedan ganar al Barça:

“Nos puede la tensión y la ansiedad. Tras el 1-1, nos vinimos abajo”

Como reconocieron muchos aficionados al salir del Bernabéu, el Madrid está empezando a sufrir el mismo complejo de inferioridad con el Barça que el que sufre el Atlético con ellos. Unas veces será por el árbitro, otras por la mala suerte y otras porque el Barça les da “un baño”, como afirmó ayer el presidente blaugrana, Rosell, pero el caso es que no ven la forma de meterle mano al equipo de Pep Guardiola.

 

Piqué no hizo lo mismo que Alonso y Ramos

La pérdida de tiempo de Piqué ayer contra el Rayo, con la intención en el horizonte de no perderse el clásico contra el Madrid, está trayendo cola. Y más que traerá.

El caso es tan delicado, sobre todo por la comparación con el Real Madrid, que fue sancionado por la UEFA en Champions por algo parecido, que el Comité de Competición se ha reunido hoy para decidir las sanciones de la última jornada, pero será el viernes cuando entre a estudiar este caso concreto. Todavía resuenan las palabras de Mourinho cuando afirmó que “el Madrid es el único equipo que no puede provocar tarjetas”.

Para mí no fue igual la actitud de Piqué que la de Ramos y Xabi Alonso contra el Ajax. En mi opinión, la UEFA no les sancionó por perder tiempo, sino por “reírse” de un organismo al que no le gusta que le tomen el pelo. Y eso es lo que sintió cuando vio a Mourinho cuchichear al oído de Dudek, que le dijera a Casillas, que le dijera a Sergio Ramos y a Xabi Alonso que provocaran la tarjeta.

Más allá de las comparaciones, si Competición encuentra algo para demostrar que Piqué provocó la tarjeta, que le sancione, como recoge el artículo 112 del Código Disciplinario de la RFEF. Hasta donde se sabe, el árbitro Pérez Lasa escribió en el acta: “Amarilla por retrasar la reanudación de un saque a favor de su equipo con ánimo de perder tiempo”.

De hecho, coincidencias futboleras, Víctor Valdés también vio la amarilla por perder tiempo en el partido contra el Rayo. ¿Debería ser sancionado también con dos partidos, como puede hacer el viernes Competición con Piqué?

 

¿Puede estar el Barça cansado de ganar?

Una de las grandes preocupaciones de Pep Guardiola, entrenador del Barça, ha sido siempre que sus jugadores no pierdan la motivación. Por eso, les recuerda continuamente que los títulos no se ganan solos, a pesar de haber levantado 12 de los 15 que ha jugado el equipo culé bajo sus órdenes en las últimas tres temporadas.

Los síntomas del equipo está temporada no son buenos. Se percibe a un Barça cansado física y mentalmente, como se pudo comprobar en Getafe. Pudo ganar, es cierto, pero se echó en falta fluidez y verticalidad. Como atenuante también está que Guardiola no pudo contar con Iniesta ni con Cesc, dos desatascadores profesionales.

Los números no mienten y al Barça le cuesta competir fuera del Camp Nou. Como visitante ha cosechado tres empates, una derrota y dos victorias. En casa, ha ganado todos sus partidos menos el empate contra el Sevilla.

El fútbol se mueve por ciclos y en el Madrid están pensando que el suyo va a empezar esta campaña. Los hombres de Mourinho están mostrando más hambre de títulos que los de Pep. ¿Puede estar el Barça cansado de ganar? No creo. Sin embargo, mantener el nivel y la tensión de los últimos años durante muchos es harto complicado.

Otro símbolo del posible cambio es un chascarrillo que corre entre los aficionados: el Barça ganaba porque mandaba Zapatero, hincha azulgrana. Ahora que el presidente será Rajoy, es el Madrid el equipo del Gobierno. Es solo un poco de humor. El tiempo nos dirá si las casualidades o coincidencias existen.

No hubo reconociliación Pep-Ibra

No sé si algún iluso la esperaría, pero ayer, en el partido de Champions Milan-Barça (2-3), no hubo reconciliación entre Pep Guardiola, entrenador del Barça, y su exjugador Zlatan Ibrahimovic, quien tiene una cruzada personal contra el filósofo, como él le llama -Por cierto, siempre me ha sorprendido que la palabra filósofo se pueda utilizar como insulto-.

En la única temporada que pasó en el equipo azulgrana (2009-2010), la convivencia fue insostenible. Perfectamente, se podría aplicar lo que Pep dijo para justificar la salida de Eto’o: “No había feeling”.

Este pasado martes volvieron a encontrarse. Ibra marcó un gol, pero no quiso hacer vendetta y no dedicó el gol a Guardiola, lo que seguro le apetecería.

“He hecho el gol para mi equipo y para mi afición, no era nada personal”

Al final del encuentro, Guardiola alabó el juego del nórdico y evitó cualquier polémica.

“No hemos tenido la oportunidad de cruzarnos. Ibra es un gran jugador, imparable cerca del área, es muy bueno por alto. Salta más que nuestros defensores y es muy fuerte. Además del gol, nos ha creado muchos problemas”

Sin embargo, sí tuvo tiempo Ibra para saludar, antes del partido, al doctor Ricard Pruna y al recuperador Juanjo Brau. También se le vio chocar las manos con casi todos sus excompañeros y se quedó con la camiseta de Abidal.

¡A ver cuánto dura la cordialidad entre Guardiola e Ibrahimovic! Sobre todo, por parte de Zlatan, quien, para ser sueco, tiene la sangre muy caliente.

Messi sufre barcelonitis aguda

El que no se quiera dar cuenta, que no lo haga, pero el Messi de Argentina no es el Messi del Barça, como se pudo comprobar en el último empate de la selección albiceleste con Bolivia (1-1).

En ese encuentro se vio a un Leo triste, sin apenas jerarquía y, como siempre, teniendo que iniciar la jugada desde muy atrás. Estas pueden ser varias de las razones por las que el Pulga no funciona con Argentina. También que muchos de los jugadores que le rodean, sobre todo los centrocampistas, son de corte defensivo, nada creativo. Y, eso, claro no ayuda.

Sin embargo, no hay que despreciar otro argumento crítico hacia Messi y es que el argentino sufre barcelonitis. Me explico: aunque es el mejor del mundo, su juego parece que depende de los hombres que tiene a su alrededor y, en el Barça, tiene a Xavi, a Iniesta, a Villa, a Busquets, a Dani Alves… Mucho apoyo.

Messi tiene un problema y es que, por mucho que haga, siempre será comparado con Maradona y hasta que no gane un Mundial, como hizo el Pelusa, habrá muchos aficionados, más que nada en Argentina, que no le valorarán del todo. Tiempo tiene para lograrlo.