BLOGS
Con el 10 a la espalda Con el 10 a la espalda

"De todas las cosas sin importancia, el fútbol es, de largo, la más importante" Juan Pablo II

Archivo de la categoría ‘Rosell’

Rosell tiene atados a Cesc y Villa

Sandro Rosell quiere ganar la elecciones del Barça a base de fichajes y, si es cierto lo que se deja caer desde su entorno, lo va a conseguir, ya que el antiguo amigo de Joan Laporta tiene apalabrados al centrocampista del Arsenal Cesc Fábregas y al delantero del Valencia David Villa.

Sin embargo, Laporta está intentando adelantarse a las maniobras de Rosell y quiere dejar atado antes de irse al delantero del valencianista, para que todo el mundo se acuerde de él como el mejor presidente de la historia del Barça.

Según parece, al máxima dirigente azulgrana se le está complicando el asunto. Laporta ofrece 20 millones de euros en metálico y Bojan, pero el presidente del Valencia, Manuel Llorente, sólo quiere dinero contante y sonante, aproximadamente, 40 millones.

Rosell presentará oficialmente el próximo martes por la tarde su candidatura y al día siguiente dará una rueda de prensa para todos los medios de comunicación en su nueva sede, en la que es muy probable que desvele su bombazo electoral en forma de fichajes. Impacientes estamos.

Sandro Rosell ofrecerá casi 60 millones de euros por Cesc

El que fiche a Cesc será el próximo presidente del Barcelona. Eso es lo único que tienen claro los aspirantes al trono culé. Es por ello por lo que todos intentarán la contratación del ex canterano azulgrana y medio del Arsenal.

En la carrera por Cesc, parece que Sandro Rosell ha sido el primero en mover ficha. Según publica el DailyMail, la oferta del ex vicepresidente azulgrana ascendería a 50 millones de libras, unos 57 millones de euros.

El rotativo británico también explica que el ejecutivo de Nike siempre ha mantenido buenas relaciones con Fábregas y su familia. El centrocampista

tiene contrato con el Arsenal hasta el 2014, pero nunca ha ocultado su deseo de jugar en el Camp Nou.

¿Si me gustaría volver? Nunca lo he ocultado. Desde que tenía nueve meses iba al Camp Nou. Toda la vida me la pasé vistiendo esos colores, pero por unos motivos u otros tuve que irme”, dijo hace unas semanas en una entrevista a Catalunya Radio.

Cesc y Robinho, las bazas de Rosell

Va a ser complicado que Sandro Rosell no sea el próximo presidente del Barcelona. Pese a que Joan Laporta, actual máximo mandatario azulgrana, está intentando ponerle todas las trampas posible, el antiguo directivo de Nike tiene todo bien planificado.

Rosell tiene ya apalabrados a sus dos principales bazas electorales: Cesc Fábregas y Robinho. Aunque todas las partes van a negarlo hasta después de las elecciones, ambas operaciones están acordadas.

El Arsenal ya no puede retener a Cesc por más tiempo. El chaval quiere volver al club que le vio nacer para triunfar y su ‘padre deportivo’ Arsene Wenger ya se ha hecho a la idea.

El tema de Robinho ha sido más sencillo. Marc Hughes, su entrenador en el Manchester City, simplemente no cuenta con él.

Los dos futbolistas son del agrado de Pep Guardiola, al que Rosell quiere convertir en el nuevo Ferguson dándole plenos poderes, prescindiendo así de la figura del director deportivo.

A Rosell sólo le falta ahora el apoyo del socio, que seguro tendrá teniendo en cuenta que fue el amigo Sandro el gran cerebro del primer gran Barça que presidió Laporta.

Cesc, al arma de Laporta contra Rosell

El Barcelona necesita reforzar su centro del campo y el primer nombre que tiene en su agenda es el de Cesc Fábregas.

El medio del Arsenal, formado en La Masía, la factoría donde se han forjado muchos de los grandes cracks azulgranas, desea volver al Camp Nou para estar cerca de su familia y levantar los trofeos que hasta ahora se le han resistido con los gunners, que piden por él 45 millones de euros (negociables). El Barcelona ofrece 30, por ahora.

Todo sería perfecto si Cesc no fuera el objeto de deseo también de Sandro Rosell, el hombre (y enemigo) que ayudó a Joan Laporta a llegar a la presidencia del Barça y que se postula como candidato a las elecciones culés en 2010.

Rosell pretende que Cesc sea su gran baza electoral en los próximos comicios, donde ya no estará Laporta, pero sí un candidato de su confianza.

Es por ello, que el presidente del Barça intentará el fichaje del medio de Arenys antes de que llegue la cita en las urnas y arrebatarle así a su rival más fuerte su principal arma electoral.