Con el 10 a la espalda Con el 10 a la espalda

"De todas las cosas sin importancia, el fútbol es, de largo, la más importante" Juan Pablo II

Entradas etiquetadas como ‘hierro’

El llanto de Güiza

Dani Güiza se está recuperando en su Jerez natal de una lesión en el talón. Sobra decir que el delantero gaditano deseaba este verano salir del Fenerbahçe. Tanto la afición como la directiva querían que se marchase, ya que no había cumplido con las expectativas que había creado. Finalmente, su pase al Hérculés se frustró. Pero su mayor decepción fue no acudir al pasado Mundial de Sudáfrica después de proclamarse en 2008 campeón de Europa. En una entrevista en el diario As, que firma Javier Gómez Matallanas, Güiza explica que llóró tras conocer la noticia.

¿Cómo recibió la noticia de que no iba al Mundial?

Me afectó mucho. No me lo esperaba porque había ido a todas las convocatorias. Me lo había currado para ir al Mundial porque cada vez que tenía un minuto con la Selección, he salido y he marcado. Si no he marcado he dado el pase de gol y el equipo ha ganado. Me dolió mucho, he pasado un mes muy malo. Pero no quiero saber nada más del tema del Mundial y quiero mirar el presente, que es lo que me va a dar de comer.
Cuentan sus íntimos que cuando recibió la noticia se puso a llorar sin consuelo.

Sí. Lloré mucho. Es normal. Me quitaron la ilusión de niño de jugar un Mundial con mi país, lo más grande para cualquier futbolista español. Me lo quitaron todo, me hundieron.
¿Le guarda rencor a Del Bosque o a Hierro por dejarle fuera de la lista?

No guardo rencor a nadie. Es fútbol y me tocó a mí. Les di la enhorabuena por ser campeones del mundo y hacernos tan felices a todos los españoles. Y también le quiero agradecer a Hierro que me ha llamado estos días para interesarse por cómo había ido la operación. También le doy las gracias a Villa, a Reina, a Fernando Torres y al padre de Marchena, que cada partido me mandaban mensajes. Y al doctor Cota, por supuesto. Ellos me mandaban mensajes cada partido de que la victoria era por mí y que me echaban de menos.
¿Cómo se enteró de que no iba al Mundial?

Me llamó Fernando Hierro media hora antes. Y ahí me salió todo, se me saltaron las lágrimas y no sabía qué hacer. Tenía mis botellitas de champán preparadas para cuando diera la lista y ahí se quedaron. Hay que olvidarlo, trabajar duro para recuperarme y tener oportunidades de volver a España.
¿Cómo vivió el Mundial, vio todos los partidos de España?

Sí, vi todos los partidos. Y España, salvo el primer partido, fue sacando los partidos tranquilamente y ganó bien.
También jugó infiltrado con la Selección, ¿cree que le dejaron fuera por la lesión?

No creo que fuera por la lesión, porque había aguantado un año y me seguía llevando.
¿Se siente campeón del mundo aunque no jugara el Mundial?

No, porque no lo soy. Soy campeón de Europa, no campeón del Mundo. Yo jugué la clasificación entera, pero no he jugado el Mundial para sentirme campeón del mundo.
¿Le invitaron a la final?

Sí, pero el Fenerbahçe no me dio permiso para ir.

Capitanes

A las puertas de un acontecimiento de tanta repercusión como el Mundial de Sudáfrica, se ha publicado un libro que resalta la vital importancia de determinados futbolistas dentro de un grupo de trabajo. Se trata de Capitanes (LID Editorial), escrito por Luis Villarejo, entre otras cosas, ex director adjunto de Comunicación del Real Madrid.

“Un capitán no es igual que un jugador. Tiene que tener mucha sensibilidad y mano izquierda. Ser capitán es un oficio distinto, un trabajo extra”, dice Villarejo.

Capitanes es un libro muy recomendable para cualquiera que ame el deporte del fútbol. Huye de los tópicos y profundiza en las cualidades que debe tener un líder através de la visión que ofrecen los profesionales. Una visión del liderazgo que también es perfectamente aplicable al día a día de cualquier profesión.

Por ejemplo, el seleccionador nacional, Vicente del Bosque, habla de sus cuatro capitanes en el combinado nacional (Casillas, Xavi, Puyol y Torres) y cita las cualidades que debe tener el que debe ser la prolongación del entrenador dentro del vestuario: “En mi caso doy importancia a la sencillez, a la humildad, al buen ambiente en un vestuario. Este tipo de detalles no garantiza resultados, pero ayuda en la búsqueda del éxito”.