Con el 10 a la espalda Con el 10 a la espalda

"De todas las cosas sin importancia, el fútbol es, de largo, la más importante" Juan Pablo II

Archivo de abril, 2011

¿Afectarán los clásicos a ‘la roja’?

La tensión que se está viviendo en los Madrid-Barça puede tener un efecto colateral muy grave para el conjunto de los españoles: ¿afectarán los clásicos en el buen ambiente de la roja, una de las claves para llegar a ser campeones del mundo?

Todos esperamos que no, pero incluso el seleccionador, Vicente Del Bosque, ya ha expresado su deseo de que cuando se vistan con los colores de España se olviden de todo lo que está pasando entre los dos clubes. Al final del choque de ayer varios futbolistas expresaron su opinión:

“Espero que todo esto no afecte al grupo”, Villa

“Somos lo suficientemente profesionales para distinguir entre el trabajo en el club y en la selección”, Sergio Ramos

Por ahora, los principales protagonistas de los tanganas son, por el lado blanco, Ramos y Arbeloa y, por el culé, Piqué y Busquets. Pero también se han visto por medio Xabi Alonso, Xavi y Puyol y, en menor medida, Villa, Pedrito, Casillas y Víctor Valdés.

La selección no jugará un partido oficial hasta el 6 de septiembre contra Liechtenstein. Antes disputarán un amistoso contra EE.UU. en Boston el 4 de junio. Esperemos que para entonces se les haya pasado el cabreo a todos.

Ovación a Guardiola en la cena


El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, soprendió ayer con su respuesta a las manifestaciones de José Mourinho horas antes. Fue un comportamiento impropio de Guardiola, pero algo que el entrenador catalán consideró necesario para intentar ganar esa batalla psicológica que siempre plantea, y casi siempre gana, el técnico portugués del Real Madrid.

Dicen que fueron los propios jugadores los que le pidieron a Guardiola, con motivo de las semifinales de Champions, que cambiase su discurso ante las constantes alusiones, la mayoría de ellas veladas, que Mourinho hace de la entidad azulgrana y de sus jugadores en las ruedas de prensa. Pues bien, ayer cuando el preparador azulgrana entró en el comedor del hotel madrileño donde se hospedan para la cena, los futbolistas le recibieron con una sonora ovación.

Hasta ayer, Guardiola nunca había entrado en el juego dialéctico de Mourinho. Pero el catalán decidió saltarse sus propias normas porque el luso le nombró directamente y le tuteó. Es poco probable que el técnico culé vuelva a actuar de esta forma, pero nunca se sabe cuando es Mourinho el rival que se pone por delante.

Alarma en el Barça: Iniesta podría no jugar

Casi más que por los ataques de Mourinho de este mediodía a Guardiola, en Can Barça están preocupados por Andrés Iniesta: el albaceteño sufre una contractura en el sóleo (por debajo de los gemelos) de la pierna derecha y podría no jugar mañana en el Santiago Bernabéu en el partido de ida de Champions contra el Real Madrid.

El cuerpo técnico azulgrana tiene dudas sobre si forzar al jugador e intentará despejarlas en el entrenamiento de esta noche, aunque seguro que apurarán hasta última hora para tomar una decisión. Podría empezar el partido en el banquillo, con la intención de reservarle para la vuelta. En caso de que no jugara de inicio, su sustituto sería Keita.

 

 

Palo de Cruyff a Guardiola

Parece que el entorno está dispuesto a jugar también en los clásicos. Si la semana pasada fue Alfredo Di Stéfano el que criticó el planteamiento de José Mourinho en el choque liguero del Bernabéu, ahora es Johan Cruyff el que mete baza contra el juego del Barcelona en su artículo semanal en El Periódico de Catalunya.

El holandés no duda en reconocer que “el Madrid llega más fuerte” a las semifinales de la Champions, a la que vez que manda un recado a Pep Guardiola: “Puestos a preocuparse, no hacerlo por quién pitará, por si el césped estará alto. Puestos a preocuparse, hazlo para que haya profundidad. Ahí Villa es fundamental. Sin profundidad, el campo se estrecha, el juego se atasca y hay más pérdidas de balón, es decir, contragolpes.” Pero también avisa al madridismo: “Si el madridismo se lo cree, mejor para el Barça. Una cosa son las sensaciones y otra muy distinta las potenciales actuaciones. El Barça era y es mejor que el Madrid“.

Cruyff también dio su particular visión de la final de Copa: “En Mestalla el Madrid se dejó el alma para llevarse un partido y una Copa. Yo, en su situación, hubiera hecho lo mismo. Ese día el Barça tardó 45 minutos en darse cuenta de que la necesidad del rival, como el hambre, aprieta y mucho. Aun así pudo llevarse la Copa en la segunda parte y perdió en la moneda al aire del tiempo extra”.

Ahora, Pep tiene miedo del Madrid

No creo que a ningún aficionado azulgrana le esté gustando lo que ha escuchado en los últimas horas de boca de su entrenador. Después de una excelente temporada, siendo alabado por todos, el Barça parece flaquear tras los dos primeros clásicos.

Si bien es cierto que la Liga está en el bolsillo, el empate en el Bernabéu enseñó a los de Mourinho el camino para vencer a los culés. Y lo pusieron en práctica en la final de Copa del Rey.

Guardiola sabe que su equipo no está en el mejor momento. Y lo reconoció tras ganar, con un juego gris, a Osasuna:

“Aceptamos el papel de favorito del Madrid en la Champions. Todo el mundo lo da por favorito y finalista. Entiendo que sea así, porque han ganado la Copa y porque están bien y tienen una plantilla amplísima”

Lo que está claro es que la eliminación de la Champions a manos del Madrid sería un palo difícil de digerir por el Barça. ¿Significaría un cambio de ciclo?

 

 

3-2 para el Barça en los precedentes


Esta noche no será la primera vez que haya un clásico en la final de la Copa del Rey. Barcelona y Real Madrid se han enfrentado en cinco ocasiones en el partido más definitivo del torneo del KO con un balance de 3-2 favorable al conjunto azulgrana.


1936: Real Madrid, 2 – Barcelona, 1.

Mestalla. 21 de junio de 1936

Real Madrid: Zamora; Ciriaco, Quincoces; Pedro Regueiro, Bonet, Sauto; Eugenio, Luis Regueiro, Sañudo, Lecue y Emilín.

Barcelona: Iborra; Areso, Bayo; Argemi, Franco, Balmanya; Vantolrá, Raich, Escolá, Fernández y Munlioc.

Goles: 1-0. M. 6. Eugenio. 2-0. M. 11. Lecue. 2-1. M. 74. Escolá.

Árbitro: Julio Ostalé.

22.000 espectadores.

Se disputó en Mestalla poco antes de que estallara la Guerra Civil. Eugenio y Lecue pusieron en ventaja al Madrid, pero antes del descanso Escolá recortaba distancias. Para el recuerdo quedará la parada del mítico portero blanco Ricardo Zamora a Escolá que dio el título al Madrid. Zamora se retiró tras ese partido.

1968: Real Madrid, 0 – Barcelona, 1.

Santiago Bernabéu. 11 de julio de 1968

Barcelona: Sadurní; Torres, Gallego, Zabalza, Eladio; Pereda, Fusté; Rifé, Zaldúa, Mendoza y Rexach.

Real Madrid: Betancort; Miera, Zunzunegui, Zoco, Sanchis; José Luis, Pirri; Serena, Amancio, Grosso y Miguel Pérez.

Gol: 1-0. M. 5. Zunzunegui marca en propia puerta al intentar despejar un centro de Rifé desde la banda izquierda del ataque azulgrana.

Árbitro: A. Rigo. Amonestó a Gallego.

Ese encuentro es recordado como “la final de las botellas” por el lanzamiento de éstas por parte del público del Bernabéu, que protestaba así por la actuación del colegiado, al que el Madrid reclamó dos penaltis. El choque se decidió con un gol en propia puerta de Zunzunegui a los cinco minutos del comienzo al intentar despejar un centro de Rifé.

1974: Real Madrid, 4 – Barcelona, 0.

Vicente Calderón. 29 de junio de 1974

Real Madrid: Miguel Ángel; José Luis (Touriño, m. 84), Benito, Pirri, Rubiñán; Del Bosque, Grosso (Zoco, m. 84), Velázquez; Aguilar, Santillana y Macanás.

Barcelona: Sadurní; Rifé, Gallego, Costas, De la Cruz; Juan Carlos, Marcial, Asensi (M. Filosía, m. 56); Juanito, Clares y Rexach.

Goles: 1-0. M. 5. Santillana. 2-0. M. 45. Rubiñán, 3-0. M. 52. Aguilar. 4-0. M. 84. Pirri.

Árbitro: Sánchez Ríos. Amonestó a Costas, Gallego, Juanito, Benito y Del Bosque.

El Madrid se vengó del 0-5 encajado pocos meses antes por el Barcelona que lideraba Johan Cruyff en Liga con una goleada. Por ley, en aquella final no pudieron jugar los futbolistas extranjeros.

1983: Barcelona, 2 – Real Madrid, 1.

La Romareda. 4 de junio de 1983

Barcelona: Urruticoechea; Sánchez, Migueli, Gerardo, Julio Alberto; Esteban (Morán, m. 80), Schuster, Víctor; Marcos, Maradona y Carrasco.

Real Madrid: Miguel Ángel; San José, Bonet, Metgod, Camacho; Ángel, Salguero, Gallego, Stielike; Juanito (Isidro, m. 80) y Santillana.

Goles: 1-0. M. 31. Víctor. 1-1. M. 50. Santillana. 2-1. M. 89. Marcos.

Árbitro: García Carrión. Amonestó a Migueli, Camacho y Esteban.

El Barcelona se Maradona se llevó la final gracias a un cabezazo de Marcos Alonso a pocos segundos para el final. Ese partido será recordado por el corte de mangas que hizo tras el gol Schuster, que años después jugaría en el Madrid.

1990: Barcelona, 2 – Real Madrid, 0.

Mestalla. 5 de abril de 1990

Barcelona: Zubizarreta; Aloisio (Serna, m. 30), Ronald Koeman, Alexanco; Amor (Soler, m. 70), Bakero, Eusebio, Roberto; Julio Salinas, Laudrup y Begiristain.

Real Madrid: Buyo; Chendo, Hierro, Ruggeri, Sanchis, Gordillo; Míchel (Aldana, m. 77), Schuster, Martín Vázquez; Butragueño (Julio Llorente, m. 63) y Hugo Sánchez.

Goles: 1-0. M. 68. Amor. 2-0. M. 91. Julio Salinas.

Árbitro: García de Loza. Expulsó a Hierro (m. 45) por dos tarjetas amarillas. Amonestó a Míchel, Amor, Julio Salinas, Martín Vázquez, Koeman y Alexanco.


El Madrid era el favorito,
pero el Barcelona, que llegaba con muchas urgencias, logró la victoria y salvó el puesto en el banquillo de Johan Cruyff, que durante las siguientes temporadas escribió una de las páginas más brillantes de la historia del club y sentó las bases futbolísticas del actual equipo.

Piqué calienta la final: “¡Españolitos os vamos a ganar la Copa de vuestro Rey!”

El clásico del pasado sábado fue más caliente fuera del campo que dentro. Poco a poco, se van sabiendo más cosas del pique que hubo en el túnel de vestuarios al final del encuentro, después del empate. Hasta ahora, se sabía, según Mundo Deportivo, que Pepe había escupido a los culés, pero que la cosa no había pasado a mayores.

Pero ahora, el Marca y el As afirman que Piqué provocó a los blancos con estas palabras:

“¡Viva España! ¡Viva la Liga española! ¡A ocho puntos! ¡Que os den!”

Y prosiguió con su predicción sobre la Copa:

“¡Españolitos, ahora os vamos a ganar la Copa de vuestro Rey”

Varios jugadores merengues se encararon con el azulgrana y le recriminaron su actitud: “A ver si te pones tan chulito cuando vayas con la selección”.

El entrenador del Barça, Pep Guardiola, ha dado hoy su versión:

“Me comentaron que había habido una discusión. Gerard me ha explicado lo que pasó y eso va misa”

Mourinho también ha hablado del tema al llegar a Valencia:

“No vi nada porque fui el primero en salir. He escuchado algo, pero no es un problema para mí. Es algo de otra dimensión. Yo soy portugués de un país pequeño que tiene muchos problemas y necesitamos ayudas económicas europeas, pero no tenemos los problemas que vosotros tenéis. Yo estoy lejos de estas cosas”

A pesar de lo que diga Guardiola, Piqué ya cuenta con un par de antecedentes en este sentido. Por ejemplo, en su primer día en la selección, sus compañeros le cantaron en tono de broma: “¡Piqué, español!”. Además, en una rueda de prensa, Sergio Ramos se molestó con él y con un periodista que le había hecho una pregunta en catalán: “Ahora díselo en andaluz, que parece que no entiende el castellano”.

Para más inri, el descubridor de Shakira ha hoy afirmado que “todos los novios de la cantante han sido problemáticos”.

 

¿Di Stéfano atiza a Mourinho?

Alfredo Di Stéfano, presidente de honor del Real Madrid, ha criticado con muchísima dureza el juego del conjunto blanco en el clásico del pasado sábado en el Santiago Bernabéu en un artículo de opinión en el diario Marca titulado: El Barça fue el león y el Madrid el ratón.

Di Stéfano, uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, no se ha cortado ni un pelo a la hora de valorar la actuación madridista. “El Real Madrid fue un equipo sin personalidad. Este partido deberá dar las pautas para saber cómo afrontar el próximo, porque el planteamiento de intentar jugar al Barcelona a la contra se vio claramente que no es el más adecuado”. “El equipo blanco jugó acorralado ante un rival que dominó el medio campo durante todo el partido“, añadió.

Por contra, el argentino alabó al Barcelona: “Me gusta y me admira el gran dominio del juego que tiene el Barcelona. Su fútbol no se mira con los ojos sino con el alma. Tratan la pelota con respeto, adoración, casi mimándola. Ver a este equipo en acción es un deleite para todos”.

Además, Di Stéfano elegió a Messi, algo que no ha debido gustar a Cristiano Ronaldo: “Messi es el mejor del mundo, su fútbol es espectacular, además es un ejemplo de profesionalidad, no tiene rival. Brilló con luz propia el sábado y el miércoles en la final de Copa será maravilloso verlo jugar en directo”.

NOTA: Desde algunos medios de comunicación se ha asegurado en las últimas horas que el Real Madrid ha desmentido que Di Stéfano haya escrito el artículo, pero el club blanco no ha sacado ningún comunicado oficial al respecto.

El Madrid asume que es inferior al Barça

Está claro que en el fútbol puede pasar cualquier cosa, pero si el primer clásico de los cuatro que disfrutaremos en 18 días dejó una cosa clara ayer, a pesar del empate (1-1), es que el Madrid asume que es un equipo inferior al Barça.

No se me molesten los madridistas. El primero que lo reconoce es Mourinho con su alineación. Apostando por el trivote, con Pepe como jugador estrella, manda un mensaje clarísimo: al equipo de Pep sólo se le gana a la contra. Así lo consiguió ya la temporada pasada en la Champions con el Inter. Y quiere repetirlo con el Madrid.

Además, el entrenador portugués dispuso un marcaje al hombre sobre Messi, Xavi e Iniesta que ejecutaban, respectivamente, Pepe, Xabi Alonso y Khedira.

Sólo la épica, y que el Barça se relajó en exceso, permitieron a los blancos empatar. Irónicamente, todo el entorno madridista, desde Mourinho hasta Florentino Pérez, pasando por Valdano y toda la afición blanca, considera este empate como un triunfo. Será por la inyección de moral porque por juego no será.

En los tres partidos que nos quedan comprobaremos si la apuesta ultradefensiva de Mourinho le da resultado. Lo que no tengo muy claro es si este pragmatismo convencerá a todos los hinchas merengues.

Las continuas quejas de Mourinho sobre los árbitros, el calendario, su propia directiva o la prensa tampoco ayudan al Madrid, ya que, tradicionalmente, ese papel victimista lo había interpretado el Barça. Parece que la historia ha cambiado.

Rosell y Florentino se distancian

La estrecha relación que mantenían el presidente del Barcelona, Sandro Rosell, y el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, se ha deteriorado mucho en los últimos meses. Al parecer, a Rosell le ha molestado que Florentino insista en que el Barca no interponga finalmente la demanda contra la cadena COPE, que reveló unas supuestas sospechas que existían en el Real Madrid y que relacionaban al Barcelona con el dopaje.

Por mucho que lo ha intentado el dirigente blanco, el mandatario culé no ha cedido, ya que Pep Guardiola ha expresado al club su deseo de que se llegue hasta el final en este asunto que le ha molestado tanto.

Según el club azulgrana, la indemnización que solicitará será “muy importante” y ya se habla de una cantidad que rondaría los 50 millones de euros (los más maliciosos dicen que la COPE pagaría el fichaje de Cesc).