Con el 10 a la espalda Con el 10 a la espalda

"De todas las cosas sin importancia, el fútbol es, de largo, la más importante" Juan Pablo II

Entradas etiquetadas como ‘final’

Califican la actuación del colegiado inglés Howard Webb de “excelente”

Howard Webb, el árbitro inglés que pitó la final del Mundial de Sudáfrica entre España y Holanda, reconoció en el diario inglés ‘The Sun’ que en el Soccer City de Johannesburgo pasó “las dos horas más difíciles” de su carrera. “Me encuentro física y emocionalmente agotado, aunque la FIFA ha sido un gran apoyo para mí, y no sólo en la final del torneo, sino también en otros encuentros”, añadió.

Webb, que logró el record de tarjetas amarillas en una final de Copa del Mundo, con 14, fue criticado por ambos equipos, aunque fue muy permisivo con la dureza que mostró la selección holandesa, especialmente en la entrada de Nigel de Jong sobre Xabi Alonso.

Sin embargo, Keith Hackett, presidente de los árbitros de la Premier, calificó su actuación en la final como “excelente”. “Es injusto que Howard haya sido tan criticado ya que, en general, ha tenido una actuación excelente”, manifestó Hackett.

Guardiola tiene una flor en el culo

El Barça sigue aspirando a la triple corona, tras un golazo de Andrés Iniesta en el tiempo de descuento que demostró que su entrenador, Pep Guardiola, tiene una flor en el culo, ya que el de Iniesta fue el único disparo entre los tres palos de los culés y entró por la escuadra.

A pesar de todo, Pep cometió una serie de fallos que le pudieron costar la eliminatoria:

1- Situar como central a Yayá Touré, que no ganó ningún balón áreo a Drogba.

2- Esperar hasta el minuto 82 para hacer el primer cambio.

3- Y quizá el más grave: no supo rectificar ni dar alternativas al equipo.

El trabado partido del Barça, unido a la marrullería del Chelsea, que se dedicó a perder tiempo todo el encuentro, y la sibilina actuación del árbitro, que lastró al Barça con una expulsión injusta y permitió a los ingleses dar cera sin ningún pudor, situó contra las cuerdas a los azulgrana.

Al final, la suerte se alió con Pep y sus hombres.