Con el 10 a la espalda Con el 10 a la espalda

"De todas las cosas sin importancia, el fútbol es, de largo, la más importante" Juan Pablo II

Entradas etiquetadas como ‘clasico’

Johan Cruyff: “El Madrid sigue siendo el peor de los adversarios”


Johan Cruyff ha analizado el clásico del pasado sábado en el Bernabéu. El holandés ha opinado que el Barça sigue estando, hoy por hoy, por encima del Real Madrid, aunque ha considerado al conjunto de Mourinho el adversario más temible. “El Barça está por encima del Madrid y lo está no solo por lo que hace sino por todas las dudas futbolísticas que le crea al equipo de Mourinho“, ha señalado Cruyff.

“El Madrid sigue con su karma azulgrana, pero sabe, como dijo Mourinho, que puntuando en Sevilla seguirá de líder. Sabe que su Liga no es con el Barça sino con el resto de equipos. Por eso sigue siendo el peor de los adversarios. Este campeonato no lo decidirá una victoria directa en el Camp Nou sino la capacidad de cometer el menor número de fallos posibles en otros partidos en los que ir al 100% es muy complicado”, ha añadido en su artículo de El Periódico.

El vestuario blanco se siente inferior al Barça

La peor lectura para el Real Madrid del clásico de la derrota este sábado (1-3) ante el Barça no es el resultado, sino la sensación de que, hagan lo que hagan, los blancos no pueden con el equipo de Guardiola. No saben cómo jugarle y menos cómo ganarle.

Eso se percibió en las caras y en las declaraciones de los jugadores blancos al final del encuentro. Nadie buscó excusas y se esforzaron en recalcar que eran solo tres puntos, cuando, unos días antes, todos daban por hecho que si lograban el triunfo la Liga estaría sentenciada. Casillas y Sergio Ramos apostaron por seguir trabajando. Mientras, su entrenador, Mourinho, que no tuvo reflejos para cambiar tácticamente la situación, buscó una explicación menos científica: la suerte. Se acordaba del segundo gol del Barça, pero se le olvidó que el tanto merengue llegó tras dos rebotes.

La muestra más clara de la impotencia madridista es Cristiano Ronaldo, quien pretende disputarle a Messi el trono del fútbol mundial. El portugués estuvo egoísta y desacertado y acabó siendo pitado por un sector del Bernabéu. Excepto el año pasado cuando marcó el tanto de la victoria blanca en la Copa, Cristiano siempre dimite en los clásicos. Se bloquea.

Este domingo, la Cope ha desvelado que la herida anímica en el vestuario blanco es profunda. Según pesos pesados de la plantilla, no se creen que puedan ganar al Barça:

“Nos puede la tensión y la ansiedad. Tras el 1-1, nos vinimos abajo”

Como reconocieron muchos aficionados al salir del Bernabéu, el Madrid está empezando a sufrir el mismo complejo de inferioridad con el Barça que el que sufre el Atlético con ellos. Unas veces será por el árbitro, otras por la mala suerte y otras porque el Barça les da “un baño”, como afirmó ayer el presidente blaugrana, Rosell, pero el caso es que no ven la forma de meterle mano al equipo de Pep Guardiola.

 

Las claves del clásico


Real Madrid y Barcelona disputan esta noche en el Bernabéu un nuevo clásico que podría ser casi definitivo en el devenir de la Liga. El choque encierra numerosas claves que harían decantar el signo del encuentro en favor de uno o de otro.

-MESSI. El argentino es una pesadilla para el Real Madrid. Es un jugador decisivo y ya le ha marcado 13 goles a Casillas.

-CRISTIANO RONALDO. El portugués está en plenitud. Su velocidad y potencia en el contragolpe es el mejor argumento ofensivo del Madrid.


-XABI ALONSO Y XAVI.
Son los motores de ambos equipos. De su inspiración dependen Madrid y Barça. Frenarlos es vital para cortocircuitar el juego del rival.

-CESC. El medio se ha convertido en la gran apuesta de Guardiola. Jugando de falso delantero pisa el área con gran facilidad y sorprende a cualquier defensa llegando desde atrás.

-ESTRATEGIA Y BALÓN PARADO. Es la asignatura pendiente del Barça y su punto más débil. El Madrid, poderoso en el juego aéreo, puede sacar petróleo de esas acciones.

-CONTRAGOLPES. Es la mejor arma del Madrid. El Barça debe acabar las jugadas y evitar pérdidas de balón si no quiere sufrir mucho.

-RITMO DE JUEGO. Si el Madrid presiona arriba y trata de imponer un ritmo alto de partido tendrá mucho ganado. Si le regala el balón al Barça estará a su merced.

-FERNÁNDEZ BORBALÁN. Será el primer clásico que pite en Liga. Deberá estar muy atento y dialogante si no quiere que el partido se le vaya de las manos a las primeras de cambio. No es conviente que ponga el listón muy alto desde el inicio. Tendrá una gran presión por parte del Madrid, que esta temporada se ha sentido perjudicado por no señalarle un penalti a favor ante el Racing.

El Madrid teme a Guardiola

Puede que parezca engañoso, pero el mayor peligro que tiene el Real Madrid en el clásico del sábado en el Santiago Bernabéu no es ninguno de los jugadores de la plantilla del Barcelona. La gran amenaza blanca se sienta en el banquillo y se llama Pep Guardiola.


El entrenador catalán, que afronta su cuarta temporada dirigiendo a la primera plantilla culé, nunca ha perdido contra el Madrid en Liga. En seis encuentros, Guardiola ha cosechado cinco victorias y un empate. Además, el Barça ha marcado 17 goles y solo ha encajado tres.

De los cinco triunfos, merece la pena resaltar dos: el 2-6 de la campaña 2008-09 y el 5-0 de la temporada pasada. El Madrid solo ha sido capaz de vencer al Barça de Guardiola en una ocasión: en la final de la Copa del Rey de la pasada campaña gracias a un gol de Cristiano Ronaldo.

Del Bosque:”Saludaré a Florentino”


El seleccionador nacional, Vicente del Bosque, ha opinado en un encuentro digital en Eurosport del clásico del sábado entre el Barcelona y el Real Madrid. “Me gustaría que los dos equipos ofrecieran una buena imagen. Que hagan la mejor propaganda posible del fútbol español. Los dos equipos tienen su forma de ver el fútbol; cada uno tiene su estilo. Eso demuestra que no hay un sistema único para ganar. Ambos equipos reflejan perfectamente las posibilidades de un fútbol y de otro“, dijo el preparador salmantino.

Del Bosque también dejó claro que sus mejorables relaciones con el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, no son un obstáculo para que acuda al Santiago Bernabéu: “Quiero ver a los jugadores que vienen con España y el partido es una fiesta del fútbol español. Mis problemas con el Real Madrid son un tema personal. Nadie puede opinar sobre eso porque es mi opinión. Claro que saludaré a Florentino Pérez si nos vemos”.

El Madrid está por encima del Barça

Hay veces que las sensaciones en el fútbol son mucho más importantes que los números. Y ahora, la sensación es que el Madrid está encima del Barcelona, al margen que de su distancia en la clasicación haya aumentado hasta los seis puntos tras el tropiezo azulgrana ante el Getafe. El equipo de Jose Mourinho está en un momento de forma espectacular, el mejor desde que el portugués se sienta en el banquillo del Bernabéu. Su contraataque sigue siendo letal y su dispoción táctica impecable. Pero a estas virtudes ya consolidadas, hay que añadirle en estos momentos un mayor control del balón, con posesiones largas a uno o dos toques, y un impresionante estado forma de todos sus jugadores, quizá, la principal diferencia respecto al Barcelona.


Por contra, al conjunto de Pep Guardiola parece faltarle la chispa que antaño demostraba para superar las tácticas ultradefensivas de los equipos contrarios. Salvo Messi, al resto de jugadores les falta esa pizca de velocidad para marcar las diferencias. Da la sensación que el Barça no está aún físicamente al 100%, seguramente por lo tardío de su pretemporada y las numerosas lesiones que ha sufrido en este arranque de la temporada. A la vuelta de la esquina (10 de diciembre) se vislumbra ya el clásico, que podría ser casi decisivo para el devenir de la Liga si el Madrid se coloca a nueve puntos. Al Barça no le llega el reto en buen momento.

Florentino está cabreado

La humillación que sufrió el Real Madrid en el clásico ha sentado como una patada en el estómago a los dirigentes del club blanco. Y es que no es para menos vista la fragilidad que demostró el equipo de Mourinho en el Camp Nou. Pero si hay alguien molesto con lo sucedido ese es su presidente, Florentino Pérez.

El también presidente de ACS va más allá de lo deportivo. El 5-0 importa, y mucho, pero a Florentino le molestó más que ninguno de sus jugadores diera la cara en la zona mixta (sólo habló Xabi Alonso con las televisiones que retransmitieron el partido obligado por contrato) por orden expresa de Mourinho, quien quiso cargar con toda la responsabilidad de lo sucedido. Esta decisión no le ha gustado nada al máximo mandatario madridista, quien cree que los futbolistas tienen la obligación de dar explicaciones públicas a los aficionados, el más importante activo del club, y no esconderse. Florentino considera que no es propio de un club de la grandeza del Real Madrid esconderse en los momentos difíciles y por ese motivo se reunirá pronto con Mourinho para pedirle explicaciones.

Mourinho defrauda en el Camp Nou

Había una enorme expectación por ver el planteamiento que haría José Mourinho en el clásico en el Camp Nou. Y el técnico del Real Madrid DEFRAUDÓ. En 90 minutos, el portugués echó por tierra todo lo bueno que había hecho hasta la fecha, que había sido mucho. El Madrid fue un equipo demasiado simple, miedoso y sin recursos para reaccionar. Nunca fue capaz de leer un partido cuyo guión era requete conocido.

El Barça no fue más que nunca. Fue el de siempre. Simplemente quiso ser fiel a su filosofía: la de tener el balón, darle velocidad y buscar el espacio. Sin embargo, el Madrid pareció sorprendido. Y eso es CULPA del entrenador. Mourinho no fue a buscar al Barcelona hasta el 2-0. Un error teniendo en cuenta la superioridad física de su equipo y demasiada ventaja para un equipo que maneja los tiempos del partido como nadie.

Pero lo más sangrante llegó tras el descanso, cuando el preparador luso decidió sacar a Lass por Özil. No entiendo que el Real Madrid tirase el partido con 45 minutos aún por delante cambiando un atacante por un medio defensivo. Puede que sea ventajista decir ahora que la buena trayectoria del equipo blanco se debía a que aún no había tenido un rival de entidad, pero visto lo visto en el clásico es una hipótesis que gana peso.

Ni Mourinho ni Cristiano Ronaldo saben lo que es ganar en el Camp Nou

Uno de los datos más relevantes del clásico que disputarán el lunes en el Camp Nou el Barcelona y el Real Madrid es el hecho de que ni José Mourinho ni Cristiano Ronaldo hayan ganado nunca en el estadio azulgrana. Ni el técnico luso ni su compatriota han sido capaces de lograr una victoria en sus visitas. Entre Mourinho y Cristiano han jugado siete veces en el Camp Nou, siempre en la Champions.

El que más oportunidades de ganar ha tenido ha sido el preparador luso. Mourinho ha visitado el estadio en cinco ocasiones, tres durante su etapa en el Chelsea y dos con el Inter. Sus tres primeras visitas han sido con los ingleses. En la temporada 2004-05 cayó por 2-1; en la 2005-06 empató a uno; y en la 2006-07 igualó a dos. Con el Inter, sus resultados fueron dos derrotas: 2-0 y 1-0 la pasada temporada, aunque la última tuvo un dulce sabor porque clasificó a los italianos para la final de la Champions.

Por su parte, Cristiano Ronaldo ha visitado el coliseo culé dos veces, uno con el Manchester United y otra con el Real Madrid. Con la camisetas de los ‘diablos rojos’, el luso empató a cero en la ida de la semifinal de la Champions 2007-08 que acabó ganando el equipo británico. De blanco, su primera experiencia fue una derrota por 1-0 con un tanto de Ibrahimovic la pasada campaña. Además, Ronaldo tiene otro dato negativo con el Barcelona: nunca le ha marcado en sus cinco enfrentamientos.

Sergio Ramos debe ser el anti-Messi

Manuel Pellegrini, técnico del Real Madrid, tiene una obsesión de cara al clásico de mañana en el Santiago Bernabéu: frenar a Leo Messi. El argentino, en un gran estado de forma después de anotar los cuatros goles que fulminaron al Arsenal en los cuartos de final de la Champions, es la gran preocupación del chileno.

Pellegrini es consciente de que si no sitúa a uno o varios centinelas vigilando las zonas de influencia del diez del Barça se podría repetir el 2-6 de la pasada campaña, una sangría a evitar a toda costa.

En las últimas horas se ha apuntado que será Arbeloa el encargado de atar en corto al argentino. El canterano es un defensa polivalente que fija bien la marca habitualmente, pero que necesitará muchas ayudas jugando de lateral dada la libertad de movimientos de Messi.

Guardiola ha colocado ahora al argentino en el centro, por lo que resultará imposible que Arbeloa abandone el lateral zurdo para marcarle de cerca, ya que dejaría vía libre a Dani Alves para campar a sus anchas por el carril derecho.

Lo más conveniente sería que Sergio Ramos jugase de central. El sevillano es mejor marcador que Arbeloa, más contundente y más rápido, y cuando actúa como central rinde muchísimo más que de lateral. Entre Ramos, que debe ser el primero en mirar a los ojos al ‘miura’, Xabi Alonso y Gago tienen que ayudarse para evitar que Messi acelere, que es cuando ya es imparable.

Aunque el mayor peso pese debería recaer en el zaguero andaluz, el fútbolista con mejores cualidades de la plantilla para intentar parar a un auténtico genio el balón y, probablemente, el mejor jugador del mundo en la actualidad.