Ecos de sociedad anónima Ecos de sociedad anónima

"Padres comerciantes, hijos caballeros, nietos pordioseros"

Entradas etiquetadas como ‘indice de confianza’

¿Índice de confianza o mediano de crispación?

A pesar de que existen ya algunos indicios de mejora en nuestra maltrecha economía, la actitud general es de hastío, aunque no de desesperanza. Los políticos no están a la altura de las circunstancias. Se requiere grandeza y determinación.

El PP, sin embargo, no tiene determinación ni logra ser contundente. Tampoco le deseo a nadie que Rajoy y Cospedal utilicen semejante arte de tortura, pues ser contundente es dar un golpe sin dejar herida exterior, y si algo necesita su partido es dejar que sangre la herida y se expurguen así todos sus males.

El PSOE, por su parte, vive en la grandeza solo o, más bien, en la “grandeur”. Mira hacia arriba y observa hacia abajo pero no lo hace de frente ni con auténtica determinación, es decir con valor y osadía. Ha de enfrentarse a la crítica por lo que haga y no por lo que dice que va a hacer, porque cuando lo hace ya ha sido reprobado, y pasa desapercibido.

Si Fernando Abril Martorell levantará la cabeza, estaríamos ante el mandato de cierre o fusión de varias Cajas, y un plan de austeridad en el gasto público, de “aquí te espero Baldomero”.

La grandeza y la determinación no son posibles mientras vivamos en un clima de crispación, del que dio buena muestra Aznar tan escabrosamente. No pretendía ofender a los jóvenes que le increpaban, sino mostrar al Ejecutivo su disposición, y la de su Fundación o partido, a negociar las medidas de Zurbano u otras cualesquiera por el bien de España.

No lo hace mejor el Sr. Zapatero, que nos riñe a todos con el índice o simplemente lo mueve para acompañar al verbo para hacerlo más creíble, verbigracia, pero sin confianza. Toma medidas, las explica mal (aunque sean correctas) y nos deja con la incertidumbre de si son totalmente necesarias o completamente arbitrarias.

¡Pero así no saldremos de la crisis! Y no me refiero a la económica sino a la de convivencia democrática; de la otra saldremos entre todos y “malgré nous”. Necesitamos que los líderes políticos nos muestren signos de inteligencia y de responsabilidad. Que actúen con altitud de miras, con generosidad, sin medir el alcance electoral de una frase oportunista y, normalmente, vacía o estúpida. Necesitamos, en definitiva, que se pongan a trabajar todos juntos y unidos para y por España, y recuperemos así todos la confianza suficiente para volver a dársela al resto del mundo.

Y después levantaremos simultáneamente el índice y el mediano para mostrar satisfacción por la victoria, mientras nos fumamos un puro.