BLOGS
Ecos de sociedad anónima Ecos de sociedad anónima

"Padres comerciantes, hijos caballeros, nietos pordioseros"

¿Índice de confianza o mediano de crispación?

A pesar de que existen ya algunos indicios de mejora en nuestra maltrecha economía, la actitud general es de hastío, aunque no de desesperanza. Los políticos no están a la altura de las circunstancias. Se requiere grandeza y determinación.

El PP, sin embargo, no tiene determinación ni logra ser contundente. Tampoco le deseo a nadie que Rajoy y Cospedal utilicen semejante arte de tortura, pues ser contundente es dar un golpe sin dejar herida exterior, y si algo necesita su partido es dejar que sangre la herida y se expurguen así todos sus males.

El PSOE, por su parte, vive en la grandeza solo o, más bien, en la “grandeur”. Mira hacia arriba y observa hacia abajo pero no lo hace de frente ni con auténtica determinación, es decir con valor y osadía. Ha de enfrentarse a la crítica por lo que haga y no por lo que dice que va a hacer, porque cuando lo hace ya ha sido reprobado, y pasa desapercibido.

Si Fernando Abril Martorell levantará la cabeza, estaríamos ante el mandato de cierre o fusión de varias Cajas, y un plan de austeridad en el gasto público, de “aquí te espero Baldomero”.

La grandeza y la determinación no son posibles mientras vivamos en un clima de crispación, del que dio buena muestra Aznar tan escabrosamente. No pretendía ofender a los jóvenes que le increpaban, sino mostrar al Ejecutivo su disposición, y la de su Fundación o partido, a negociar las medidas de Zurbano u otras cualesquiera por el bien de España.

No lo hace mejor el Sr. Zapatero, que nos riñe a todos con el índice o simplemente lo mueve para acompañar al verbo para hacerlo más creíble, verbigracia, pero sin confianza. Toma medidas, las explica mal (aunque sean correctas) y nos deja con la incertidumbre de si son totalmente necesarias o completamente arbitrarias.

¡Pero así no saldremos de la crisis! Y no me refiero a la económica sino a la de convivencia democrática; de la otra saldremos entre todos y “malgré nous”. Necesitamos que los líderes políticos nos muestren signos de inteligencia y de responsabilidad. Que actúen con altitud de miras, con generosidad, sin medir el alcance electoral de una frase oportunista y, normalmente, vacía o estúpida. Necesitamos, en definitiva, que se pongan a trabajar todos juntos y unidos para y por España, y recuperemos así todos la confianza suficiente para volver a dársela al resto del mundo.

Y después levantaremos simultáneamente el índice y el mediano para mostrar satisfacción por la victoria, mientras nos fumamos un puro.

















4 comentarios

  1. Dice ser JAMS

    Totalmente de acuerdo, Azarías. Y bienvenido a este mundo de los blogs en el que tanto me divertí en sus primeros años.Añadiría a tu/vuestro comentario lo siguiente:En circunstancias extraordinarias, emergen líderes extraordinarios en todas las sociedades. El recuerdo del vicepresidente Abril Martorell y su ajuste bancario (desaparecieron 50 bancos podridos) es una prueba de lo que digo. Como también fue el caso de los demás dirigentes políticos, económicos y sociales de la transición: Suárez, Felipe, Guerra, Carrillo, Fraga, Marcelino Camacho, Nicolas Redondo, etc.El relativo éxito de la transición política y el final de gran crisis económica (desde 1975 a 1985) produjo una larga etapa de cierta normalidad. Los líderes que emergieron entonces fueron, a mi juicio, bastante normales y nada extraordinarios: José María Aznar, Mariano Rajoy, José Luis R. Zapatero, etc.La gravedad de la crisis económica actual y el desapego de muchos demócratas por la política, debido a la crispación y a la corrupción que los dos grandes partidos no quieren combatir como debieran, podría generar, como otras veces en la historia, la emergencia de nuevos líderes de talla similar a los problemas descomunales que deben resolver.Pero eso es confiar mucho en la Providencia quien, como decía el gran Flores de Lemus, “tantas veces sustituye en España a la política económica”.Enhorabuena por el nuevo blog.JAMS

    30 Noviembre -0001 | 00:00

  2. Dice ser Porras

    Ya no existen estadistas como Churchill… Grande!

    12 Abril 2010 | 13:08

  3. Dice ser Hiel

    “Indicios de mejora en nuestra maltrecha economía”. ¿Se debe deducir que los Azarías residen en EE.UU.? ¿En Alemania? ¿En Italia?Ahora ya entiendo los motivos de la incertidumbre que provoca el presidente Rodríguez a los Azarías, ji.Felicidades por el ilustre estreno.Saludos.YO NO LE VOTÉ: ^^

    12 Abril 2010 | 15:19

  4. Dice ser antonio larrosa

    Que buena época entre 1954 y 1973 en europa occidental y central por su bonanza ecónomica, además hubo grandes estadistas como Churchill y Adenauer, el Real Madrid ganó 6 copas de europa, yo no daba la lata en http://www.20minutos.es y aun vivia nuestro querido Caudillo. Lo dicho que buena época que no se repetirá.Clica sobre mi nombre y juntos adoraremos al Generalisimo(Dios tenga en su gloria).

    12 Abril 2010 | 17:31

Los comentarios están cerrados.