Ecos de sociedad anónima Ecos de sociedad anónima

"Padres comerciantes, hijos caballeros, nietos pordioseros"

Entradas etiquetadas como ‘deuda’

¿Es ésta la explicación que Rajoy no nos da?

Ya que nadie nos explica, por ahora, las razones por las que se han tomado las medidas económicas recientes, intentaré hacerlo yo aun a riesgo de que no coincidan con las intenciones o pretensiones del gobierno del Sr. Rajoy.

La contención del déficit público no solamente responde al deseo de que el Estado no gaste más de lo que ingrese, sino también a una política encaminada a que se incremente la inversión empresarial y aumente el consumo privado. ¿Pero cómo? He aquí el ‘quid’ de la cuestión.

Se entiende, bajo esta teoría, que una vez contenido el déficit público a un nivel razonable y sostenible (el famoso 3% del PIB cuyo origen sigo sin entender), se podría disminuir la presión fiscal sobre empresas y ciudadanos, y así estos incrementarían la inversión y aumentarían el consumo, respectivamente. De este modo, la economía volvería a crecer y se crearía empleo. Esta claro que, a corto plazo, esta política restrictiva podría no generar empleo, o incluso destruirlo, salvo que se entienda para qué se hace.

Por ello hablan de subida “temporal” de impuestos. ¡Espero que así sea!

Esto es lo que tendrían que explicarnos (si es que es lo que han pensado), primero a los españoles y después a los ‘mercados‘. Si los empresarios lo entendiesen bien, y se lo creyesen, podrían empezar a apostar por el futuro contratando e iniciando los proyectos de inversión. Pero para ello necesitarían un marco laboral más adecuado para contratar (no para despedir) y financiación bancaria.

Para que esta financiación fluyese, es importante también que los mercados lo hubiesen entendido. Si no lo entendiesen o no lo juzgasen adecuado, la prima de riesgo aumentaría de nuevo y la re-financiación de nuestra deuda pública sería difícil de sostener, y la financiación bancaria no arrancaría.

¡Por favor, Sr. Rajoy, si esta es la teoría subyacente expliquenosla y, si no diganos cuál es!

Obama, la deuda, el Tea Party y la normalidad

[Sí, he cambiado el título del post pues el anterior daba lugar a algunos a una interpretación errónea muy alejada de mis pretensiones y profundas creencias]

La política norteamericana es siempre muy cinematográfica, hasta el punto que creo que se inspira en las producciones de Hollywood, y no al revés. En la trama, inicialmente todos están contra todos, se lleva la situación al límite, se produce una catarsis y resulta que:  el malo era bueno, el bueno lo era mucho más de lo que se pensaba y, el que pasaba por allí -y parecía una mosquita muerta- era una arpía. Y, al final, aparecen hermanados el bueno y el malo avanzando hacia la cámara con una bandera “Old Glory” ondeando victoriosa. Otra cosa, será la segunda parte donde el superbueno es supermalo, porque le picó una araña o le suplanto un “alien”. En este debate sobre elevar el “techo” de la deuda y, de paso, evitar una caída del rating AAA, es obvio que llegarán a un acuerdo tarde o temprano.

Todos los políticos, republicanos o demócratas, han echado sus cuentas, y difícilmente dejarán que sus votantes les repudien por haber dejado que su ‘Loved America’ pierda una “A”. ¡Hasta ahí podríamos llegar! Forma parte del “American Dream”.

Ahora se trata de hacerse el malo y duro,  y luego cada uno se dedicara de nuevo a lo suyo, de un modo mas pragmático, una vez que lleguen a un acuerdo y marchen juntos con la “Old glory” ondeando.

Entretanto, los causantes de nuestros males, los únicos beneficiados de siempre, la gran banca americana, siguen ahora jugando a: “no sé, quizás, a lo mejor, Vd. sabrá lo que hace con su dinero pero yo creo que me quedaría corto en oro pero largo en plata, venda sus bonos que si hay default los tipos suben, que si esto, que si aquello, que si yes pero no o who knows,…”. ¡Y comisiones al saco!

La pregunta importante sería: ¿Y todo esto hasta cuándo? La extensión de la deuda es para pagar gastos porque la deuda es tan grande que los ingresos son, sobre todo, para pagar esta última. Y claro, han vivido por encima de sus posibilidades, y no quieren dejar de hacerlo y encima sin subir impuestos ni recortar algunos gastos. ¿Y eso cómo se hace?

Cuando se apruebe la ampliación del techo de deuda, tienen urgentemente que remangarse y estudiar un plan serio de ajuste, o si no…¡¡¡¡vendrá el COCO!!!! y se los comerá a todos.