Ecos de sociedad anónima Ecos de sociedad anónima

"Padres comerciantes, hijos caballeros, nietos pordioseros"

Archivo de mayo, 2013

Señores políticos: ¡metánse los cuadros macroeconómicos por…donde les quepan!

Me parece escandaloso que, en apenas una semana, el Gobierno del Sr. Rajoy nos avasalle con un cuadro macroeconómico supuestamente deprimente y que inmediatamente la UE (Unión Europea) se despache con otro que no coincide con el primero y es más dramático aun. Y encima casi nunca se cumplen.

 

Captura de pantalla 2013-05-03 a la(s) 19.48.48

 

Sres. políticos, ¿qué parte de la expresión “Unión Europea” no entienden: U-n-i-ó-n  o  E-u-r-o-p-e-a? Los países que conforman esa entidad somos parte inseparable de la misma, aun cuando nos llamen miembros. ¿O es que los brazos o las piernas no forman parte de nuestro cuerpo? Si es así, no parece mucho pedir que el cuerpo y sus miembros vayan en la misma dirección y se comporten como una única cosa. ¿No?

¿Cómo es posible que nuestros políticos, incluidos los de la UE, y nuestros funcionarios (incluidos también los de la UE) no hablen y se pongan de acuerdo antes de publicar una y otra vez datos que alarman, sí, pero más grave aun, que producen asombro pues nunca coinciden los de los unos con los de los otros. ¡Debieran ser los mismos!

Dejen de tomarnos el pelo, afinen sus modelos matemáticos (de regresión o no) y pónganse de acuerdo sobre los inputs que les meten, verifiquen los outputs, negocien los que les parezcan más adecuados aunque erroneos siempre, para que -al menos- los cuadros macroeconómicos sean los mismos: i-d-é-n-t-i-c-o-s. Y, de vez en cuando hablen con la OCDE y el FMI, para ver si se ponen de acuerdo en esto también, al menos.

Y si no saben: ¡dejennos en paz y dediquesen a otra cosa!

¡Y, Sr. Montoro, deje de reírse ya, que no tiene ninguna gracia!

 

D. Cristóbal Ricardo Montoro Romero, Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas

D. Cristóbal Ricardo Montoro Romero, Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas

 

¡Si los políticos mienten, esta vez hay esperanza!

Siempre se dice que los políticos mienten más que hablan, aunque a mi me parece que cuanto más hablan más mienten. Y esto ha tenido históricamente un sentido negativo para los administrados y votantes. El Sr. Rajoy no ha cumplido casi ninguno de los puntos de su programa electoral. Luego, mintió al decirnos lo que iba a hacer. También mintió en las cifras que iba a lograr de deficit, de endeudamiento público, de caída del paro, etc… Los datos han sido mucho peores de lo que prognosticaba en cada momento como objetivos.

Sin embargo, después de que el gobierno del Sr. Rajoy desvelara el pasado viernes el cuadro macroeconómico hasta 2015 ha surgido en mi un espiritú mucho más optimista de lo habitual. Si acostumbran a mentirnos, quiza esta vez sea en sentido positivo y no se cumplan sus expectativas. Anuncian el retraso de la recuperación hasta el 2015 y es muy probable que nos hayan mentido y que, esta vez, la recuperación llegue por fin en el último trimestre de 2013 o a principios de 2014.

¿Y ello porqué? Pues simplemente, porque el espiritú emprendedor y el dinamismo de los ciudadanos españoles demuestran que nosotros sí hemos hecho los deberes.

Nos hemos desapalancado (quitado deuda) mientras que la del Estado se ha disparado. Hemos admitido la pérdida inmobiliaria mediante ejecuciones hipotecarias y admitiendo el recorte del precio de nuestros activos inmobiliarios en más de un 50% por la ley de la oferta y la demanda. Hemos renunciado a nuestros ahorros manteniendo a los que lo necesitan o completando el fin de mes, tras admitir rebajas salariales. Hemos sufrido el despido de nuestros trabajos, mientras la clase política mantiene a sus protegidos en puestos a cargo del Estado, sin ser funcionarios. Los funcionarios han sufrido rebajas salariales inconcebibles en un estado de derecho. Hemos admitido calladamente el recorte en prestaciones sociales básicas que nos costaron muchos años lograr. No tendremos pensiones. Nos han subido los impuestos directos e indirectos. Asistimos apesadumbrados y estupefactos al espectáculo catalán, donde al Sr. Mas & Co les ha dado un ataque de “rauxa” (arrebato), lo opuesto al “seny” (cordura), a la mesura, a la calma, al análisis, al acierto. Aguantamos estoicamente los casos de corrupción en la oligarquía política, financiera y de la construcción, confiando en la justicia y en que sus actores sufran su paso por los Tribunales aunque sepamos que no serán procesados o condenados por prescripción de sus delitos o por el temor reverencial que les profesan abogados, jueces y fiscales.

Y aun así, los españoles hemos logrado aumentar las exportaciones a niveles heroicos y reducir simultaneamente las importaciones para tener un saldo de balanza de pagos positivo. Hemos aumentado la productividad hasta niveles insospechados, tanto por el aumento de unidades producidas por unidad de tiempo como en términos de coste laboral por hora. Etc.

Y esto no lo hacen las grandes del Ibex, que ya lo hicieron antes, sino que lo hacen PYMES y Autónomos. Empresarios que no se quedan a esperar a la impresentable Sra. Merkel del “Deutschland über alles” (Alemania por encima de todo y todos), ni esperan a que el Estado les solucione la papeleta. Son hombres y mujeres que han decidido darlo todo por los suyos, es decir por su país.

Lamentablemente, la historia siempre se escribe a favor o en contra de los gobernantes. Cuando salgamos de esta (que saldremos), se recordará a un presidente y su gobierno como los prohombres.

Pero no olvidemos que fuimos nosotros y no ellos los que lo logramos, aunque solo sea por esta vez.

pinocho