Claro que las mujeres son idiotasAl fin y al cabo Dios las creó a imagen y semejanza de los hombres George Elliot

Y después de… ¿qué? (Parte 1)

Hace unas semanas tuve un escarceo sexual. Hubo pasión y desenfreno, pero también complicidad y mucha generosidad.

Tras el acto, me quedé plácidamente tumbada en la cama, relajada al lado de mi amante bandido. Era la una y media de la madrugada.

Todo parecía fantástico hasta que mi compañero de lecho me preguntó: “Carlota, ¿piensas quedarte a dormir?”. Yo ni me lo había planteado. “No sé”, le respondí melosa. Creo que ese “no lo sé” enmascaraba un “claro, por supuesto”.

Fue entonces cuando me dio un ¿cariñoso? cachete en el trasero y me dijo: “Pues mejor que te vayas. No es que me molestes, pero es que no estoy acostumbrado a compartir mi cama. Si te quedas no podré dormir y mañana tengo que madrugar”.

¿Madrugar? ¡Y una mierda! Tío, ¿a quién pretendes engañar? Que sé que trabajas en casa y que te levantas a mediodía… Muy digna, al menos intenté aparentarlo, me levanté de la cama y fui, desnuda, hacia el comedor, donde estaba mi ropa esparcida por el suelo del maravilloso piso de diseño.

“¿Carlota, te enfadas?”, me dijo. “¿Yo? Qué va”, mentí con el ceño fruncido. Intentó darme argumentos: “Entiéndeme. Me gustaría que te quedaras, pero llevo muchos años durmiendo solo y…”. No le dejé acabar. “Tranquilo, no pasa nada”, le contesté intentando sonar convincente.

La verdad es que me cortó el rollo, y aquella noche que parecía fantástica se esfumó por obra y arte de las palabras “v-e-t-e-a-d-o-r-m-i-r-a-t-u-c-a-m-a-b-o-n-i-t-a”.

¿Qué se pensaba este tío? ¿Que iba a pedirle en matrimonio a las ocho de la mañana nada más sonar el despertador de mi móvil? ¿Que le iba a pedir una copia de las llaves de su casa?

¿Qué problema tiene el hecho de –sólo- dormir junto a una persona con la que acabas de follar? ¿Por el simple hecho de hacerlo –el dormir, claro- se supone algún compromiso?

En fin, yo sólo quería seguir calentita en la cama, sin necesidad de que este hombre me abrazara… Y no tener que buscar un taxi de madrugada, en una fría noche de invierno.

52 comentarios

  1. Dice ser Viviana

    Será como sea pero el tipo es un hijueputa y un grosero d lo peor.A los tipos a veces les hace falta imaginarse si les hubiera gustado q a sus mamás las trataran igual.Sinceridad mis narices, es una grosería, si les diste sexo lo menos q pueden hacer es ser corteses contigo.

    24 febrero 2008 | 4:13

  2. Dice ser vivian

    Lo que yo habria hecho:Me habria levantado nada mas recuperarme un poco del esfuerzo, me habria empezado a vestir para marcharme. Yo prefiero ir a su casa porque la mia es mi santuario. Y si empiezas a irte antes de que te echen, te van a echar de menos y tal vez quiera volver a verte. Si te quedas, ya no es solo sexo, sino tambien mostrarse en la intimidad de su casa, en la que podria echarse pedos, levantarse con los calzoncillos metidos por los gluteos, arrascarse lo huevos, ir al baño dejando la puerta abierta, dormir con calcetines… en fin, todas esas cosas baja-libios que hacen los hombres. Si es tu marido, no tienes mas que aguantarlo, pero de un rollo, ni de coña!Marchate para conservar tu halo de misterio y el suyo. Y ademas, una duerme mucho mejor en su cama que en la de otro.Ahora que recuerdo, yo tambien le pedí a uno que se marchara a su casa…

    30 junio 2008 | 13:10

Los comentarios están cerrados.