Entradas etiquetadas como ‘dormido’

Graban a un conductor dormido en un Tesla con el piloto automático encendido

En una autopista a las afueras de Las Vegas (EE UU), un conductor fue pillado en plena cabezadita mientras se encontraba al volante de su Tesla Model X con el piloto automático encendido. Como en la cubierta de un crucero, tomando el solico en el Caribe. 😉

El vídeo de Mr. Morfeo fue publicado por la página de motor Jalopnik, aunque no se indica cuando fueron grabadas las imágenes. Lee el resto de la entrada »

Lo más raro que ha pasado durante la semana (7-13 noviembre)

Comunidad becaria en FacebookComunidad becaria en Twitter
Reconozco que ha sido una semana ajetreada en el universo becario. El tema éste del fin del mundo me ha tenido bastante entretenido y sin tiempo para buscar todas esas chorradas que nos amenizan las semanas, lejos de crisis económicas y dimisiones presidenciales. No obstante, Dios inventó el domingo para recopilar todo aquello que nos perdíamos durante la semana… digo yo. Por eso traigo cuatro historias que, de no haber quedado en un segundo plano, habrían protagonizado posts inolvidables:

1. Dormido a 195 km/h

En China (bueno, en parte del país, no creo que sea en toda China) se ha armado cierto revuelo después de que el maquinista de un tren fuera cazado durmiendo por una viajera durante parte de un trayecto en el que el convoy iba a 195 kilómetros por hora.

La joven mujer, de 25 años, se dio cuenta de que el conductor iba con los ojos cerrados (no me preguntéis cómo se dio cuenta) y le hizo una foto que subió a las redes sociales del país provocando la indignación en numerosos internautas.

Aunque en la imagen, facilitada por varios medios internacionales, solo vemos al maquinista de espaldas, sí es cierto que el gesto es inequívoco: esa cabeza echada a un lado tiene pocas explicaciones; es más, si nos acercamos a él seguro que vemos cómo se le cae la babilla. Por suerte, el trayecto acabó sin problemas.

2. El relleno del sujetador salvó su vida

Lisa Somerville es noticia con dos años de retraso. Resulta que esta británica de 28 años y madre de una niña tuvo un accidente de coche en 2009 en el que habría perdido la vida de no haber sido por el relleno de su sujetador, según dijeron los médicos.

Los bomberos la sacaron del vehículo con un pulmón perforado y unas costillas rotas, pero aún viva. Después de la intervención, los médicos le dijeron que diera gracias al relleno que lleva en el sostén desde que era adolescente (el relleno, no la prenda, que supongo que se la habrá cambiado desde entonces) porque de no haberlo llevado habría muerto, según recoge la prensa local.

Pues bien, aquí os asaltarán dos preguntas (como mínimo). Primero, ¿qué clase de relleno llevaba para que le salvara la vida? Pues bien, a eso os respondo fácil porque hay imágenes: cuatro filetes de pollo de silicona. La segunda duda, me temo es… ¿por qué nos enteramos de esto con dos años de retraso? Ajá, pues veréis, Lisa debería ser noticia porque se ha puesto… se ha aumentado… bueno, porque su busto es ahora más generoso, pero como la operación sale por un pico digo yo que le habrá venido bien rescatar esta historia para sufragar gastos.

3. Un radar que pone pizzas en vez de multas

Como cada vez hay más trampas para los conductores y ahora han puesto hasta policías de mentira (con cámaras de verdad) para multar a aquellos imprudentes que superan los límites de velocidad, no era descabellado esperar que dentro de los pilotos aficionados (mal llamados conductores) hubiera una escisión y salieran también indignados, que ya se están haciendo notar en Alemania.

Mientras en España los vemos a bordo de coches, siempre por el carril izquierdo y siempre con el intermitente izquierdo puesto para que les dejes que te adelanten, en el país de la Merkel se dedican a poner pizzas en los radares, que es más sabroso. Bueno, a decir verdad, por el momento solo han informado de un caso (que recoge la prensa alemana), pero no cabe descartar que los pizzeros, a quienes se les exige premura en la entrega de la merca, extiendan estas protestas al resto de Europa.

4. El jugador de rugby que ‘se volvió gay’ tras un accidente

Es de esas historias increíbles, pero supongo que pueden pasar. Chris Birch, de 26 años, sufrió un derrame cerebral durante un entrenamiento de rugby después de una mala caída y fue ingresado. Cuando despertó, el muchacho había perdido todo interés por el deporte, por el sexo femenino y por su trabajo en el banco, según la prensa británica.

Sea por el accidente o no, lo cierto es que Chris dejó su trabajo en el banco y se hizo peluquero, ahora odia el deporte y, por supuesto, abandonó a su novia (con la que tenía previsto casarse) por un joven de 19 años.

“Nunca antes me había sentido atraído por los hombres”, cuenta Chris, que protagoniza un caso extraño pero no del todo inédito en este blog: ya hablamos hace tiempo de un anciano que despertó de un coma prácticamente ninfómano y alguna vez hemos comentado de pasada los casos de personas que despiertan del coma hablando un idioma que no es el suyo (¡EXORCISMO YA! jeje).

Seguro que algunos ven en el accidente una oportunidad para que el muchacho saliera del armario, pero no seáis malos; si él dice que le pasó, ¿quiénes somos nosotros para llevarle la contraria?

PD: Ha pasado el 11/11/11 y yo me siento como si hubiera vuelto a nacer, qué queréis que os diga.

Entra a robar en una casa y se queda dormido dentro

BecConsejo: “¡¡No bebas tanto!!”

Me vais a perdonar (o no) que vuelva a hablaros de ladrones con pocas luces. ¿La razón? Pues que sigo comparando las películas que vi el fin de semana con la vida real y tengo que deciros que la vida real no pasa el corte.

Poneos en situación: un ladrón decide entrar a robar en una casa. Supongo que antes de acometer una aventura de este calibre el señor ladrón sopesará pros y contras (digo yo) y dentro de sus posibilidades se planteará una serie de escenarios virtuales en los que se puede ver involucrado.

Pues bueno, me temo que no todos los ladrones son así. Los hay que son torpes por naturaleza, los hay que entran a robar con una mierda encima que no veas con el nivel de alcohol en sangre por encima del recomendado y, puestos a pensar, supongo que los habrá que entren a una casa a robar después de haber tomado medicación de la que te impide manejar maquinaria pesada.

Nuestro ladrón de hoy (sí, me he enrollado un poco) pertenece a uno de los últimos, pero no os sabría decir a cual.

Entró el fin de semana pasado a robar a un domicilio de Scarborough (Reino Unido) y el pobre, mira tú que lástima, se quedó dormido. Al parecer había bebido más de la cuenta y ya sabéis que dormir una borrachera acarrea consecuencias: la principal, que prácticamente ningún ruido te despierta, duermes como un bendito.

El vídeo es casi enternecedor (pero no): vemos cómo los animales rodean al ebrio ladrón mientras Bobbie Brewington, habitante de la casa (uy, esto ha sonado muy Gran Hermano) graba la escena.

Bobbie puso en un lugar seguro a su mujer Elizabeth y a su hija de dos años Suki-Rose. Entonces accionó el rec de la cámara y llamó a la Policía.

Según contaba el videoaficionado a la prensa local, grabó los hechos por si acaso se levantaba y hacía algo, cosa que como veréis en las imágenes no ocurrió.

Veréis que la Policía despierta con tranquilidad al muchacho y es que, según las autoridades, no está claro que el hombre quisiera cometer una acción criminal y sopesan la posibilidad de que entrara por error a la vivienda, dado que el dueño se dejó la puerta abierta (muy vivo tampoco estuvo ahí Bobbie, para qué engañarnos).

PD: Seguro que el padre del supuesto ladrón le dijo a la mañana siguiente… “‘¡Si es que no sabes beber!”.