BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Un anciano recupera el apetito sexual tras cuatro días en coma

BecConsejo: “Sí, quizás no le haya pasado nada aunque le cayó un árbol en la cabeza, pero… ¿crees que es normal que en vez de planchar la ropa la fría en la sartén?”

Este BecConsejo no sé si llegaréis a utilizarlo alguna vez en vuestra vida, pero viene que ni pintado para el raro, raro, raro caso que os traigo hoy.

Antes de nada, he de confesaros que viene de un tabloide británico, con lo que os aconsejo que a todo lo que nos cuenten le rebajemos un par de puntos de amarillismo. Es decir, si habla de un gasto de 3.000 libras (algo menos de 3.500 euros), pensad en la mitad; si dice “adicto al sexo”, pensad en “recupera el apetito sexual”… bueno, ya me entendéis. Son simples precauciones, por si acaso algún día el protagonista de nuestra historia da la cara y nos llevamos una decepción.

Angelo de Luca es un anciano de 81 años que está en arresto domiciliario por un (y cito textualmente) “extraño accidente que lo convirtió en adicto al sexo”. El hombre vive en Biasca, Suiza y hace poco estuvo en coma cuatro días después de que le cayera un ciruelo (es un árbol, para los que seáis de letras, como yo) en la cabeza.

Todo parece indicar que ese golpe cambió los esquemas mentales de Angelo, que se convirtió en un libidinoso adolescente obsesionado con dar rienda suela a su… juventud. Dicen que gastó 3.500 euros (euro arriba, euro abajo) de sus ahorros en una sola sesión (¿es eso posible?) en un burdel cercano.

¿Alguien cree que fue porque el golpe del árbol le volvió adicto? No es posible que el hombre, tras el accidente, pensara… “joé, tengo 81 años, me queda un telediario y medio… ¿para qué quiero el dinero?”

El problema es que sus hijos no ven tan claro eso de quedarse sin herencia, así que la han tomado contra él y controlan ahora sus dos casas y su cuenta bancaria porque, según un juez, Angelo no está capacitado para manejar sus asuntos.

PD: El pobre Angelo se ha quedado sin sexo, sin dinero, sin casa y sin hijos. Vamos, los hijos los tiene, pero si llegan al punto de denunciarle para que esté en arresto domiciliario… casi mejor que no los tuviera.

– Envía el post:

Bookmark   and Share

6 comentarios

  1. Dice ser Rbk

    jajajajajajajajajajajajajajaajajjaajajajajjajajaajajajajajajajajajajajajaajajjajajajajajajajajajajaja

    Bec que buenooooooooooooo!!!!!!!!!!! me encanta la historia de hoy xD ains pobre viejo…el que quería disfrutar, y los hijos van y dicen q esta mal de la azotea el pobre xD mu aprovechados jajajaja
    Bec coincido contigo 100%

    22 mayo 2010 | 19:52

  2. Dice ser antonio larrosa

    No me creo nada de esta historia, nadie tien dercho a que uno se gaste su dinero en lo que quiera cuando quiera, el hecho de que le gusten las mujeres no es un signo de locura en absoluto pues estariamos arrglados con esa tehoria, no te fastidia..

    Clica sobre mi nombre

    22 mayo 2010 | 20:41

  3. Dice ser Pepe

    Es lo habitual en las personas seniles. Los viejos se vuelven verdes, y las mujeres guardan la cartera…

    Clicao sobre mi nombre también…

    22 mayo 2010 | 21:18

  4. Dice ser lectora

    Por supuesto que será que los hijos no quieren que el viejito se gaste el dinero que ellos esperan con verdaderas ansias. Hijos carroñeros los hay en todas partes.

    22 mayo 2010 | 22:47

  5. Dice ser Poli

    El viejo verde es muy habitual. Yo conozco uno de 90 que todavía se lleva pilinguis a casa. El hombre se dará una alegría con lo que sea.
    Por supuesto que las lumis se lo cobran en justa correspondencia. Por eso no me extraña que al pobre Angelo le soplaran 3.500 euros, aunque parece que se pasaron un poco ¿no?
    Y los hijos desesperados pensando en la herencia.

    22 mayo 2010 | 22:55

  6. Dice ser Virginia

    Este comportamiento sexual se encuentra directamente relacionado con la pérdida de capacidad intelectual severa, las funciones más complejas, tales como el pensamiento, el lenguaje o la memoria lógica, funcionan de un modo muy precario y predomina un comportamiento más primitivo, explicable más por nuestro sistema vegetativo, que por nuestra condición humana.

    Por lo tanto, me parece correcta la decisión de los hijos de tomar las riendas de la situación, ahora bien, deberían buscar un modo plausible de satisfacer las actuales demandas sexuales de su padre, sin que esto ponga en peligro la fortuna de la familia, lo más probable, resultado de esfuerzos, de años, por lo que no merece dilapidarse en dos días, por una afectación de este tipo.

    Virginia

    23 mayo 2010 | 9:30

Los comentarios están cerrados.