BLOGS
El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Lo más raro que ha pasado durante la semana (7-13 noviembre)

Comunidad becaria en FacebookComunidad becaria en Twitter
Reconozco que ha sido una semana ajetreada en el universo becario. El tema éste del fin del mundo me ha tenido bastante entretenido y sin tiempo para buscar todas esas chorradas que nos amenizan las semanas, lejos de crisis económicas y dimisiones presidenciales. No obstante, Dios inventó el domingo para recopilar todo aquello que nos perdíamos durante la semana… digo yo. Por eso traigo cuatro historias que, de no haber quedado en un segundo plano, habrían protagonizado posts inolvidables:

1. Dormido a 195 km/h

En China (bueno, en parte del país, no creo que sea en toda China) se ha armado cierto revuelo después de que el maquinista de un tren fuera cazado durmiendo por una viajera durante parte de un trayecto en el que el convoy iba a 195 kilómetros por hora.

La joven mujer, de 25 años, se dio cuenta de que el conductor iba con los ojos cerrados (no me preguntéis cómo se dio cuenta) y le hizo una foto que subió a las redes sociales del país provocando la indignación en numerosos internautas.

Aunque en la imagen, facilitada por varios medios internacionales, solo vemos al maquinista de espaldas, sí es cierto que el gesto es inequívoco: esa cabeza echada a un lado tiene pocas explicaciones; es más, si nos acercamos a él seguro que vemos cómo se le cae la babilla. Por suerte, el trayecto acabó sin problemas.

2. El relleno del sujetador salvó su vida

Lisa Somerville es noticia con dos años de retraso. Resulta que esta británica de 28 años y madre de una niña tuvo un accidente de coche en 2009 en el que habría perdido la vida de no haber sido por el relleno de su sujetador, según dijeron los médicos.

Los bomberos la sacaron del vehículo con un pulmón perforado y unas costillas rotas, pero aún viva. Después de la intervención, los médicos le dijeron que diera gracias al relleno que lleva en el sostén desde que era adolescente (el relleno, no la prenda, que supongo que se la habrá cambiado desde entonces) porque de no haberlo llevado habría muerto, según recoge la prensa local.

Pues bien, aquí os asaltarán dos preguntas (como mínimo). Primero, ¿qué clase de relleno llevaba para que le salvara la vida? Pues bien, a eso os respondo fácil porque hay imágenes: cuatro filetes de pollo de silicona. La segunda duda, me temo es… ¿por qué nos enteramos de esto con dos años de retraso? Ajá, pues veréis, Lisa debería ser noticia porque se ha puesto… se ha aumentado… bueno, porque su busto es ahora más generoso, pero como la operación sale por un pico digo yo que le habrá venido bien rescatar esta historia para sufragar gastos.

3. Un radar que pone pizzas en vez de multas

Como cada vez hay más trampas para los conductores y ahora han puesto hasta policías de mentira (con cámaras de verdad) para multar a aquellos imprudentes que superan los límites de velocidad, no era descabellado esperar que dentro de los pilotos aficionados (mal llamados conductores) hubiera una escisión y salieran también indignados, que ya se están haciendo notar en Alemania.

Mientras en España los vemos a bordo de coches, siempre por el carril izquierdo y siempre con el intermitente izquierdo puesto para que les dejes que te adelanten, en el país de la Merkel se dedican a poner pizzas en los radares, que es más sabroso. Bueno, a decir verdad, por el momento solo han informado de un caso (que recoge la prensa alemana), pero no cabe descartar que los pizzeros, a quienes se les exige premura en la entrega de la merca, extiendan estas protestas al resto de Europa.

4. El jugador de rugby que ‘se volvió gay’ tras un accidente

Es de esas historias increíbles, pero supongo que pueden pasar. Chris Birch, de 26 años, sufrió un derrame cerebral durante un entrenamiento de rugby después de una mala caída y fue ingresado. Cuando despertó, el muchacho había perdido todo interés por el deporte, por el sexo femenino y por su trabajo en el banco, según la prensa británica.

Sea por el accidente o no, lo cierto es que Chris dejó su trabajo en el banco y se hizo peluquero, ahora odia el deporte y, por supuesto, abandonó a su novia (con la que tenía previsto casarse) por un joven de 19 años.

“Nunca antes me había sentido atraído por los hombres”, cuenta Chris, que protagoniza un caso extraño pero no del todo inédito en este blog: ya hablamos hace tiempo de un anciano que despertó de un coma prácticamente ninfómano y alguna vez hemos comentado de pasada los casos de personas que despiertan del coma hablando un idioma que no es el suyo (¡EXORCISMO YA! jeje).

Seguro que algunos ven en el accidente una oportunidad para que el muchacho saliera del armario, pero no seáis malos; si él dice que le pasó, ¿quiénes somos nosotros para llevarle la contraria?

PD: Ha pasado el 11/11/11 y yo me siento como si hubiera vuelto a nacer, qué queréis que os diga.

8 comentarios

  1. Dice ser Casandra

    Pedal de hombre muerto

    Se denomina hombre muerto o pedal de hombre muerto a un sistema de seguridad que se instala en las locomotoras, como medio de asegurar que el maquinista está en condiciones de conducir el tren mientras éste se encuentra en marcha.
    Consiste en un pedal, situado debajo del pupitre de mandos, que se acciona mediante el pie. Dependiendo del modelo de vehículo también puede haber un par de botones a ambos lados de la cabina, que se pueden accionar con la mano. El funcionamiento de éstos es el mismo.
    El sistema se activa en el momento que se selecciona el sentido de la marcha con el inversor (para adelante o para atrás) habiendo liberado el freno. Desde ese momento hay que empezar a actuar en el pedal pisándolo, cada cierto tiempo, a intervalos regulares o irregulares. El aviso de una señal acústica indicará al maquinista que no está cumpliendo los ciclos, y el maquinista deberá levantar el pie o despulsar.
    En el momento que el sistema detecta que se ha dejado de accionar en el pedal o que la actuación sobre el pedal es continua, se enciende un indicador luminoso en su panel y seguidamente suena un pitido bastante desagradable. Si no se pulsa o se despulsa el pedal en ese momento, hay cinco segundos hasta que actúa el freno de emergencia. Una vez que actuó el freno de emergencia, no se puede volver a poner en marcha el tren hasta que se pare completamente y se lleve el inversor a la posición 0 (rearmado).
    El frenado de emergencia es el frenado más potente del que dispone el tren. Como su nombre indica sólo se utiliza para emergencias, provocando la parada del tren.
    Los tiempos máximos para los ciclos de pisar el pedal, mantenerlo pisado, despisar y mantenerlo despisado dependen de la serie de locomotora o del tipo del vehículo. Normalmente a un vehículo o locomotora con mayor velocidad se le reducen los tiempos. Podríamos decir que si no se está pulsando el pedal, hay cinco segundos hasta que empieza a sonar el pitido, y si se mantiene pulsado transcurren 30 segundos hasta el pitido, si no se suelta antes el pedal.
    Algunos trenes de Metro tienen este sistema de seguridad para evitar lo anterior y proteger los sistemas motrices, pudiendo estar en un gatillo bajo la palanca de aceleración o un botón independiente que le da el tiempo al conductor para traccionar.

    13 Noviembre 2011 | 18:10

  2. Dice ser pepe

    pues eso. Tu lo has contado todo y con mas detalles de los que yo sabia.

    13 Noviembre 2011 | 19:24

  3. Dice ser HItano

    No pasa nada por lo del maquinista pues existe el sistema de hombre muerto. Aunque podría ser que estuviese desactivado, que no me extrañaría.

    13 Noviembre 2011 | 19:44

  4. Dice ser TRONAK

    Estoy de acuerdo con Hltano. El sistema de hombre muerto es facilmente desconectable. Según mi experiencia seguramente se estaba dando una cabezadita de 30 seg. para evitar el hombre muerto, o al ser chino, parecia que estaba dormido…..

    13 Noviembre 2011 | 19:56

  5. Dice ser nerea

    Realmente espectacular, muchas veces pensamos que vamos mas seguros en trasporte público y no nos damos cuenta que las personas que controlan este transporte público tambiés es humano…

    13 Noviembre 2011 | 20:30

  6. Dice ser Segurity

    El pedal de hombre muerto en los trenes no es desconectable.. a parte que en españa tienen otros sistemas de seguridad para evitar colisiones, pero seguir hablando… que hablar es gratis 😉

    13 Noviembre 2011 | 22:18

  7. Dice ser gandalla

    Si, el sistema de el “pedal del hombre muerto” no es algo que se pueda desconectar asi como asi y mas con la computadora que registra las incidencias del viaje, que registran velocidades, frenadas y paradas del convoy, pero si se que algunos maquinistas irresponsables, colocan algun objeto pesado sobre el pedal para no tener que ir pegado a los controles o como en este caso dormitar.

    13 Noviembre 2011 | 23:40

  8. Dice ser camionetas

    En una empresa que estuve trabajando había unas prensas para dar forma a piezas pequeñas, las prensas tenían un sistema de seguridad que para que nunca pudieras pillarte la mano tenían que meter la pieza y luego pulsar dos botones, uno a cada lado del cuerpo, así la maquina no hacia el ciclo hasta que las manos estaban fuera, pues bien, la gente se había hecho unos ganchos para dejar apretado uno de los botones y así ahorraba tiempo para ir a fumar cada cierto tiempo.

    14 Noviembre 2011 | 1:17

Los comentarios están cerrados.