Entradas etiquetadas como ‘pizza’

Una rodaja de salami baila ‘break dance’ sobre una pizza

Pensé, inocentemente, que ya lo había visto todo en internet. Pero, de nuevo, me volví a equivocar estrepitosamente. Y ‘algo maravilloso’ se cruzó por delante de mis ojos. Cómo rechazar semejante joya de las redes y no dedicarle unas ‘reflexiones gastronómicas’.

¿Alguna vez habéis prestado atención al movimiento de los alimentos dentro de un horno? En mi caso, como mi comida preferida son los yogures de fresa, los platos que se cocinan dentro de un aparato eléctrico me parece ciencia ficción. Lee el resto de la entrada »

Paga ahora una pizza que robó hace trece años

pizza_horno

Mi abuela siempre dice que “las deudas son sagradas“. Y yo le respondo que “solo para algunos“. Ella se indigna y me insiste muy enfadada: “Así va el país“. Pues esta historia que os traigo hace homenaje a esas personas, que aunque tarde, pagan religiosamente sus obligaciones dinerarias.

Hace trece años, un padre de familia hizo ‘algo muy feo’: mangó una pizza recién hecha para alimentar a su hijo. Una especie de Jean Valjean moderno. En este caso no fue a la cárcel, pero el sentimiento de culpa le ha perseguido durante casi tres lustros. Hasta el pasado 28 de enero que mandó una confesión escrita al dueño de la pizzería. ¡¡¡Bien hecho!!!

Lee el resto de la entrada »

Arrestan a un pizzero por restregar sus genitales por la comida de un cliente

austin-michael-symondsHaciendo gala de mi pretendida ignorancia en el asunto, siempre pensé que la leyenda de los cocineros o repartidores de comida que echan sustancias asquerosas en el pedido de sus clientes era mito y no realidad. Y quiero seguir pensándolo, que soy un ceporro en la cocina y recurro con frecuencia a la telecomida, a pesar de la pésima experiencia de Brent Bradley, un cliente de una cadena de pizzerías que vio con sus propios ojos cómo un empleado del restaurante posaba sus testículos sobre su pizza hawaiana antes de intentar servírsela. ¡Qué tío cerdo!

Brent llegó a la pizzería Papa Murphy de Georgetown, Texas, minutos antes de la hora de cierre del local y pidió su hawaiana. Mientras esperaba que le sirvieran su comida, se asomó al otro lado de la barra y vio cómo Austin Michael Symonds, su camarero, se pasaba la comida por el forro. ¡Literalmente! Por el forro o la bolsa escrotal, llamadlo como más os plazca. Indignado, Brent increpó al muchacho, que no tuvo reparos en reconocer su responsabilidad al tiempo que se disculpaba con un escueto “I’m really sorry!” (¡lo siento mucho!) y reconocía que lo que había hecho era “algo estúpido”.

Tras las disculpas, el cliente le preguntó su edad a Symonds, que le dijo tener 18 años. “Por tanto, eres lo suficientemente mayor como para saber lo que has hecho”, le respondió y llamó a la policía para denunciar el asunto. El joven pizzero admitió los hechos sin mayor resistencia y los agentes del orden se lo llevaron arrestado, acusado de alterar un producto de consumo. Tras pagar una fianza de 10.000 dólares (7.000 euros), el muchacho fue puesto en libertad y, por supuesto, despedido de su trabajo en la pizzería.

En su honor cabe decir que el tipo, aunque cochino, es bastante honrado. Al gerente de Papa Murphy le confesó que se restregó la pizza por los testículos en venganza porque el cliente hizo su pedido cuando estaban a punto de cerrar y también admitió que si no le hubiera pillado, muy probablemente, le habría entregado la pizza. La pena, Austin Michael es que la masa no estuviera a una temperatura lo suficientemente alta como para que te chamuscaras las pelotas -o como se diga-, castigo que me parece proporcionado, ¿no?
Fuente: NY Daily News.

Un pizzero ofrece descuentos a clientes que vayan armados a su local

pizzaarmasdescNo es ilegal, pero sí alarmante. En pleno debate sobre la idoneidad de la Segunda Enmienda a la Constitución estadounidense, que recoge el derecho de cualquier individuo a la posesión de armas con fines defensivos, un pizzero americano ha hecho apología de ellas y, además, atacando a un flanco débil de sus compatriotas: el estómago. Y eso, poco después de la horrible masacre de Connecticut, para dejar claro que hay gente con pocos escrúpulos.

El propietario de la pizzería All Around Pizzas and Deli, Day Laze, es un férreo defensor de la posesión de armas y ha hecho alarde de ello haciendo a sus clientes una oferta, a mi juicio, poco edificante. Bajo el eslogan “Ven con tu arma y tendrás un descuento”, el señor Laze se ha hinchado a vender pizzas a mejor precio a sujetos que aparecían por su local con un rifle o una pistola.

La oferta ha calado entre la comunidad armada y Laze asegura alrededor de un 80% de sus clientes se han presentado en la pizzería con armas de fuego. De hecho, el éxito de la iniciativa ha convencido al pizzero para mantener la campaña hasta, al menos, el 31 de marzo, a pesar de que en principio tenía planeado que fuera una oferta de un par de días.

No sé vosotros, pero a mí me resultan muy poco apetecibles las pizzas de un local que huele a plomo. Si viviera en EE.UU., preferiría evitar pasar por allí, porque no quiero imaginarme cómo acabaría una discusión porque alguien se ha colado o porque el cocinero se ha pasado con el peperoni. Sin embargo, también quiero ver el lado bueno de la idea y espero que a los clientes, con el estómago lleno, les dé pereza desenfundar.

Lo más raro que ha pasado durante la semana (7-13 noviembre)

Comunidad becaria en FacebookComunidad becaria en Twitter
Reconozco que ha sido una semana ajetreada en el universo becario. El tema éste del fin del mundo me ha tenido bastante entretenido y sin tiempo para buscar todas esas chorradas que nos amenizan las semanas, lejos de crisis económicas y dimisiones presidenciales. No obstante, Dios inventó el domingo para recopilar todo aquello que nos perdíamos durante la semana… digo yo. Por eso traigo cuatro historias que, de no haber quedado en un segundo plano, habrían protagonizado posts inolvidables:

1. Dormido a 195 km/h

En China (bueno, en parte del país, no creo que sea en toda China) se ha armado cierto revuelo después de que el maquinista de un tren fuera cazado durmiendo por una viajera durante parte de un trayecto en el que el convoy iba a 195 kilómetros por hora.

La joven mujer, de 25 años, se dio cuenta de que el conductor iba con los ojos cerrados (no me preguntéis cómo se dio cuenta) y le hizo una foto que subió a las redes sociales del país provocando la indignación en numerosos internautas.

Aunque en la imagen, facilitada por varios medios internacionales, solo vemos al maquinista de espaldas, sí es cierto que el gesto es inequívoco: esa cabeza echada a un lado tiene pocas explicaciones; es más, si nos acercamos a él seguro que vemos cómo se le cae la babilla. Por suerte, el trayecto acabó sin problemas.

2. El relleno del sujetador salvó su vida

Lisa Somerville es noticia con dos años de retraso. Resulta que esta británica de 28 años y madre de una niña tuvo un accidente de coche en 2009 en el que habría perdido la vida de no haber sido por el relleno de su sujetador, según dijeron los médicos.

Los bomberos la sacaron del vehículo con un pulmón perforado y unas costillas rotas, pero aún viva. Después de la intervención, los médicos le dijeron que diera gracias al relleno que lleva en el sostén desde que era adolescente (el relleno, no la prenda, que supongo que se la habrá cambiado desde entonces) porque de no haberlo llevado habría muerto, según recoge la prensa local.

Pues bien, aquí os asaltarán dos preguntas (como mínimo). Primero, ¿qué clase de relleno llevaba para que le salvara la vida? Pues bien, a eso os respondo fácil porque hay imágenes: cuatro filetes de pollo de silicona. La segunda duda, me temo es… ¿por qué nos enteramos de esto con dos años de retraso? Ajá, pues veréis, Lisa debería ser noticia porque se ha puesto… se ha aumentado… bueno, porque su busto es ahora más generoso, pero como la operación sale por un pico digo yo que le habrá venido bien rescatar esta historia para sufragar gastos.

3. Un radar que pone pizzas en vez de multas

Como cada vez hay más trampas para los conductores y ahora han puesto hasta policías de mentira (con cámaras de verdad) para multar a aquellos imprudentes que superan los límites de velocidad, no era descabellado esperar que dentro de los pilotos aficionados (mal llamados conductores) hubiera una escisión y salieran también indignados, que ya se están haciendo notar en Alemania.

Mientras en España los vemos a bordo de coches, siempre por el carril izquierdo y siempre con el intermitente izquierdo puesto para que les dejes que te adelanten, en el país de la Merkel se dedican a poner pizzas en los radares, que es más sabroso. Bueno, a decir verdad, por el momento solo han informado de un caso (que recoge la prensa alemana), pero no cabe descartar que los pizzeros, a quienes se les exige premura en la entrega de la merca, extiendan estas protestas al resto de Europa.

4. El jugador de rugby que ‘se volvió gay’ tras un accidente

Es de esas historias increíbles, pero supongo que pueden pasar. Chris Birch, de 26 años, sufrió un derrame cerebral durante un entrenamiento de rugby después de una mala caída y fue ingresado. Cuando despertó, el muchacho había perdido todo interés por el deporte, por el sexo femenino y por su trabajo en el banco, según la prensa británica.

Sea por el accidente o no, lo cierto es que Chris dejó su trabajo en el banco y se hizo peluquero, ahora odia el deporte y, por supuesto, abandonó a su novia (con la que tenía previsto casarse) por un joven de 19 años.

“Nunca antes me había sentido atraído por los hombres”, cuenta Chris, que protagoniza un caso extraño pero no del todo inédito en este blog: ya hablamos hace tiempo de un anciano que despertó de un coma prácticamente ninfómano y alguna vez hemos comentado de pasada los casos de personas que despiertan del coma hablando un idioma que no es el suyo (¡EXORCISMO YA! jeje).

Seguro que algunos ven en el accidente una oportunidad para que el muchacho saliera del armario, pero no seáis malos; si él dice que le pasó, ¿quiénes somos nosotros para llevarle la contraria?

PD: Ha pasado el 11/11/11 y yo me siento como si hubiera vuelto a nacer, qué queréis que os diga.

Mucho más que una caja de pizza

Maiju Riski, lector (publicado en una carta a 20 minutos el 9/11/2008)

Uno de los problemas más grandes aquí en España, y que me preocupa mucho, es la falta de reciclaje. Es una cosa muy sencilla que todos pueden hacer sin mucho esfuerzo, pero aún parece difícil, y no entiendo por qué.

Creo que Maiju, cuando escribió esto, tenía razón. Somos un poco desastre en lo que al medio ambiente respecta y tenemos que concienciarnos más. Por eso, hoy os quiero recomendar este vídeo que me he encontrado en Liveleak.

PD: La idea, como mínimo, me parece magnífica. Y no lo digo sólo porque luego no tienes que fregar ni un sólo plato, sino porque te ahorras el dolor de cabeza que a los borricos como yo nos supone meter la caja en la basura, pues por mucho que la dobles, siempre vuelve a su posición original.

PD2: También es una forma de estrenar vajilla cada vez que tengas invitados.

Envía el post:

http://www.wikio.es