Entradas etiquetadas como ‘juicio’

Llevan a un gallo a juicio por cantar demasiado temprano

En la isla francesa de Oleron, en el suroeste del país, tiene lugar una curiosa batalla legal entre unos vecinos, debido a que el gallo perteneciente a la parte demandada canta demasiado temprano y molesta con sus cacareos a los acusadores. ¡¡¡Kikiriki!!!

El juicio del emplumado estaba previsto para este jueves en un tribunal del municipio de Rochefort, pero ha sido pospuesto para el próximo 4 de julio por una cuestión legal, informa la prensa gala. Lee el resto de la entrada »

Se traga un anillo de 35.000 euros en una joyería porque “cayó en un trance”

Un irlandés, que se tragó un ‘pedazo de anillo’ de diamantes en una joyería en Turquía, le dijo a los fiscales que no era él cuando lo hizo, porque “cayó en un trance” en el momento en que observó el ‘hermoso pedrusco’.

Ian Campbell, que estaba de vacaciones en el balneario turco de Marmaris, fue arrestado el pasado 4 de octubre de 2018, después de hincar el diente al ‘carísimo tentempié’ (valorado en cerca de 35.000 euros). Como para no caer en trance ante ‘semejante refrigerio’. Lee el resto de la entrada »

Lo echan del trabajo por sus continuas flatulencias

flatulenciapUn hombre de Nueva Jersey (EE UU) ha demandado a la empresa de productos cárnicos para la que trabajaba después de ser despedido a raíz de sus repetidas y apestosas ventosidades. O-O El pobre era un cohete a punto de despegar casi día tras día.

Richard Clem, de 70 años, trabajó desde 2004 hasta febrero de 2014 en la compañía Case’s Pork Roll y aseguró que “la modernizó en materia comercial” como auditor financiero de la planta situada en la localidad de Trenton, Nueva Jersey. Lee el resto de la entrada »

Multado por no decir “te amo” a su mujer

loveUna pareja, a punto de divorciarse, buscó una compensación económica ante la Corte Suprema de Apelaciones de Turquía acusándose mutuamente de lanzarse insultos durante sus desencuentros matrimoniales. Tomaron nota de cómo eran los debates políticos y utilizaron la técnica del “Y tú más“.

Sin embargo, la máxima corte civil turca impuso una multa al marido ya que consideró que no decirle a la mujer “te amo” durante varios años equivale a violencia emocional, por lo que tendrá que pagarle una sanción.

Lee el resto de la entrada »

Cinco meses en prisión por tener sexo con un sofá en el porche de su casa

Foto: Oficina del Sheriff de Waukesha

Gerard Streator (Foto: Oficina del Sheriff de Waukesha)

La fijación de algunos por ciertos objetos no tiene parangón. Hace unas semanas os traje la curiosa historia del muchacho que se encariñó con un avispero hasta tal punto de tener relaciones sexuales con el nido de insectos (menos mal que fue una broma pesada de un redactor con mucho tiempo libre). Pero como la realidad casi siempre supera a la ficción, ahora el sufrido protagonista del relato es un viejo sofá muy querido por su dueño. Tal es su ‘amor’ por el mueble que liberó toda su pasión sin importarle el lugar donde estaba: el porche de su casa.

El apasionado pretendiente es Gerard Streator, un hombre de 47 años de Wisconsin que fue detenido el año pasado y acusado de escándalo público. Los pruebas del delito han salido a la luz tras celebrarse hace unos días el juicio. Su fatal error de cálculo: ser pillado in franganti teniendo una actitud extremadamente cariñosa con un sofá a la vista de todo el mundo. El problema es que el paseante que denunció su momento de placer era un agente de la ley fuera de servicio. Vamos, que se cayó con todo el equipo.

Según publican medios locales, las declaraciones del policía durante el proceso judicial no dejaban lugar a dudas: “el acusado empujaba su área pélvica contra los cojines tratando de autocomplacerse, mientras introducía su pene entre las dos almohadas”. No quiero imaginarme la cara del agente al ver una escena tan… (Me ahorro el calificativo).

El caso es que los juegos sexuales de Mr. Streator le van a salir muy caros ya que va a pasar cinco meses entre rejas y tiene que pagar una multa de 200 euros para hacer frente a las costas del juicio.

Tendrá que pagar 100.000 dólares a su ex marido por darle una hija fea

¡Esto no nos lo habían enseñado en los cuentos infantiles! El amor no es, ni de lejos, tan bonito como algunos nos quieren hacer creer. Hemos visto recientemente a hombres que subastan a sus esposas en Internet o a multimillonarios que no encuentran pareja ni pa’trás. Sin embargo, la historia que riza el rizo es la de un chino que denunció a su mujer tras darle una hija fea. Como lo leéis: el detonante fue TENER UNA NIÑA FEA. Para que luego nos cuenten la milonga de que la belleza está en el interior…

La ex señora Feng, antes y después de sus operaciones de estética. (ideasynoticias.com)

La ex señora Feng, antes y después de sus operaciones de estética. (ideasynoticias.com)

El señor Feng no pudo superar jamás el desasosiego de ser papá de una criatura poco agraciada. Atormentado por ello, se separó de su esposa e interpuso una demanda contra ella por “infidelidad”, alegando que la niña fea recién nacida no se parecía a ninguno de sus progenitores. Así, sin pruebas de paternidad ni leches, suena un poco a excusa. Más parece que estaba hartito de su doña y buscaba cualquier motivo para alejarse de ella.

Durante el proceso, Feng afirmó que se casó “por amor, pero en cuanto nació nuestra primera hija, apareció un problema. Es tan fea que me asustó“. Ante una evidencia que saltaba a la vista y presionada por el abogado de su marido, la demandada confesó que no había infidelidad alguna y que la niña era clavadita a ella, que si ahora tenía un aspecto agradable era porque había invertido unos 100.000 dólares en cirugía estética. De niña era el patito feo del colegio y no se había convertido en cisne por gracia de la naturaleza, sino por el arte de un cirujano plástico.

Como castigo por haber engañado a su marido (al no contarle lo de sus operaciones), el juez condenó a la ya ex señora Feng a abonarle 100.000 dólares (unos 93.000 euros), una sentencia ejemplar que satisfizo al demandante. Que digo yo que hay que ser muy cretino -poned vosotros el adjetivo- para denunciar a tu esposa por traer al mundo una niña que atormenta a los espejos… Pero también podemos sacar un par de moralejas.
Moraleja 1: NO ENGAÑÉIS
. Tarde o temprano la verdad se abre camino y os puede costar 100.000 dólares.
Moraleja 2: Ser guap@ es mucho mejor que ser fe@. ¿Estáis de acuerdo?

El hombre ‘comecaca’ existe…

Y como no podía ser de otra manera, es un perturbado. Se trata de James Orr, un tipo de 66 años que mientras era juzgado por robo y secuestro en Cincinnati la lió pardísima. Lo que sea con tal de esquivar a la justicia.

¿Qué hizo? Este buen hombre, en pleno juicio, le preguntó a su abogado si había algo de comer, a lo que éste le respondió que no. Entonces se enfadó y, ni corto ni perezoso, sacó su sonda (o bolsa) de colostomía (está operado), la puso sobre la mesa, la apretó hasta que se salió todo y empezó a comer como un loco poseído. En ese momento, el alguacil en la sala gritó: “¿Pero qué estás haciendo?”. Evidentemente, lo esposaron y se lo llevaron fuera de la sala.

Más tarde, la oficina del alguacil informó de que Orr llevaba restos de heces en los labios, la barba y en las manos. Eso sin hablar de la mesa en la que estaba, que la dejó fina. Tanto que el juez sugirió que se limpiase la sala bajo la consideración de que se había convertido en una zona de riesgo biológico.

El fiscal David Prem asegura que, aunque casi vomita al verle, no va a parar hasta terminar de juzgarle. Es más, cree que lo hizo a propósito. “Es un estafador. Tiene más de 50 alias, ha robado, ha secuestrado… y ya ha hecho casi todo lo que una persona puede hacer para evitar a la justicia, hasta fingir ser un enfermo mental. Sólo quiere causar desorden”.

Le harán un chequeo mental y todo eso porque es obligatorio, pero vamos, que están convencidos de que es un farsante que pretende desviar la atención.

PD: La criatura seguirá siendo juzgado la semana que viene. Se enfrenta a más de 60 años de prisión por robo y secuestro.

– Envía el post:

Bookmark and Share