Entradas etiquetadas como ‘enfermedad’

Tiene 18 años pero aparenta ser un abuelo de 80

Al mirar a Xiao Cui por primera vez, uno podría jurar sin dudarlo que tiene por lo menos 80 años. Pero, de hecho, es un estudiante de secundaria de 18 años que padece una rara afección, que causa que sus músculos faciales y la piel literalmente se descuelguen, haciéndolo parecer muchísimo más viejo de lo que realmente es. Casi igualito que Benjamin Button. O-O

Cui es alumno de último curso, en una escuela de Harbin (China), pero al observar detenidamente su rostro nadie imagina ni por lo más remoto la edad que tiene. Lee el resto de la entrada »

Dejó de tener erecciones tras ser arañado por un gato

Los arañazos de un gato causaron un grave problema a un joven belga de 23 años, ya que el felino, a través de sus uñas, le transmitió una enfermedad rara que provocó una grave disfunción eréctil durante varias semanas.

¿El motivo de la extraña afección? Una bacteria que se encuentra en la boca y en las uñas de los mininos conocida como Bartonella henselae. En un primer momento, el afectado explicó al equipo médico que tenía fiebre y un agudo dolor testicular, según el diario británico The Sun. Lee el resto de la entrada »

El HTML es una enfermedad de transmisión sexual para un 11% de estadounidenses

De curiosos estudios está el mundo lleno. Por esta razón, las conclusiones de una encuesta, realizada por Vouchercloud (una página web de cupones), son dignas de montar otra investigación. Y os preguntaréis, ¿qué hace una empresa de este tipo haciendo preguntas tan raras? Pues no lo sé, pero las respuestas de los encuestados son para tirar cohetes.

Foto: FLICKR / See-ming Lee

Foto: FLICKR / See-ming Lee

En el sondeo participaron casi 2.400 personas a las que se les pidió que eligieran su contestación entre tres opciones. Las cuestiones eran de todo tipo, aunque los resultados más rocambolescos se produjeron con las que tenían relación con nuevas tecnologías.

Os dejo unas cuantas ‘perlas’ dignas de ser exhibidas en un museo etnográfico:

– El 11% de los entrevistados creyó que HTML (un lenguaje de marcado para la elaboración de páginas web) es una enfermedad de transmisión sexual. ¿Cómo se contagiará? ¿Rozando la pantalla con…? XD

– El 23% pensó que un MP3 (archivo de audio) es un robot de la serie de películas La guerra de las Galixias. No van muy desencaminados, podía ser un copañero de C3PO o R2D2.

– Por otro lado, un 27% identificó gigabyte (unidad de medida para la capacidad de almacenamiento de un dispositivo electrónico) como un insecto que se encuentra comúnmente en América del Sur.

– Mientras, el 18% dijo que el Blu-ray (formato de películas en alta definición) era un animal marino. ¿Quizás lo confundieron con la ballena Moby Dick?

– Otro 15% consideró que software (programas de un ordenador) era algún tipo de ropa cómoda.

– Por último, un 77% de los encuestados no pudo identificar lo que significa SEO (optimización de motores de búsqueda, por sus siglas en inglés).

¡No doy crédito!

La extraña enfermedad de Tanya

BecConsejo: “Las madres siempre llevan razón, pero porque llevar razón forma parte de su ADN”

Como cada fin de semana, os traigo un post elaborado gracias a un chivatazo de mi compañero @tinoserrano. Esta vez es la historia de Tanya Angus, una mujer de 31 años que está de enhorabuena.

Lo está pese a que Tanya padece una extraña variante del gigantismo llamada acromegalia. La cuestión es que quienes la sufren segregan demasiada hormona de crecimiento y crecen en proporciones enormes, como le ocurre Tanya. Sin embargo, los médicos han hallado una cura para ella, según publica la prensa británica.

Habitualmente los pacientes son sólo altos, pero Tanya es más que eso. Todo su cuerpo ha crecido por igual y ahora pesa unos 156 kilos, mide más de dos metros y ha pasado de usar una talla 38 en sus zapatos a superar la 48.

Como supondréis, si ese crecimiento desproporcionado hubiera seguido produciéndose, más pronto que tarde, ella habría muerto. Pese a todo, parece ser que la cura está cerca y será narrada en un programa de televisión británico.

La enfermedad le afectó en la recta final de la adolescencia. Ella vivía en Las Vegas, medía 1’72, montaba a caballo, bailaba… vamos, lo que podía hacer cualquiera de sus amigas. “Tenía novio, un apartamento y un trabajo que me gustaba. Me encantaba mi vida”, decía Tanya a la prensa.

El problema es que un día los zapatos ya no le entraban. Compró unos nuevos que a la semana ya no le valían. Y así. Luego vinieron los problemas para andar, los comentarios de la gente… hasta que después de años de sufrimiento y trabajo médico, han conseguido que deje de crecer.

“Los médicos me dijeron que moriría antes de los 30 años y ahora tengo 31. Ahora dicen que llegaré a los 40… ya veremos, pero si he llegado hasta aquí, voy a seguir luchando”, dice Tanya. Pues di que sí. Y nosotros que lo veamos.

PD: Una buena noticia para empezar el fin de semana, al menos.

Hoy hace un año

Una herencia que no vale para nada

“Pepino” al más puro estilo becario

– Envía el post:

Bookmark              and Share

¿Fue un fraude la enfermedad de Desiree Jennings?

Supongo que muchos de vosotros recordaréis la historia de Desiree Jennings. Por si acaso, os recuerdo brevemente que Desiree es una animadora (o cheerleader, que queda mucho más internacional) a quien le fue diagnosticada una extraña enfermedad después de ponerse la vacuna de la gripe estacional.

Tenía problemas al hablar, al caminar y al comer. Sufría espasmos y era irreversible, pero… (el vídeo está en inglés, así que podéis saltarlo si no os apetece verlo porque os lo resumo después)

… Pero donde dije irreversible digo “un tratamiento experimental ha obrado el milagro” y de la noche a la mañana la chica anuncia que está casi como nueva, que muchas gracias a todos por su apoyo y ale, a otra cosa.

Aquello fue en octubre. Poco después un lector, Royu, me escribió contándome que la posibilidad de que todo fuera un fraude iba tomando forma (algunos comentaristas ya lo decían en mi primer post sobre el caso).

Al parecer, el médico que atendió a Desiree ya estaba metido en varios líos y entre sus méritos más loables está la terapia con inyección de orina (tan asqueroso como ineficaz).

Pues bien, después del milagro, la web de Desiree (en la que pedía donaciones) desapareció. Se evaporó sin dejar rastro ni siquiera en Google, como si jamás hubiese existido y demostrando así que había interés en que la historia quedara enterrada. Lo mismo ha ocurrido con su perfil de Facebook y, como no, con su presencia en los medios de comunicación.

Quizás alguien piensa que como ya se ha recuperado ha preferido alejarse de las cámaras. Aún así, resulta un poco sospechoso que no se sepa nada (absolutamente nada) de ella, máxime con los antecedentes del caso.

¿Qué ha pasado con el dinero de las donaciones? ¿Por qué no intenta ayudar a aquellos que sufren su misma enfermedad? ¿Cómo es posible que sepamos tan poquito del tratamiento milagroso que la ha dejado como nueva? Demasiadas preguntas sin respuesta, me temo.

PD: ¿Un fraude o un milagro? Parece una estafa más que cualquier otra cosa, la verdad.

Hoy hace un año…

¿Cuánto habrías pagado por una patada en los testículos?

‘Superyayas’

– Envía el post:

Bookmark and Share

El milagro de Eva Uhlin

Sé que parece increíble, pero las dos chicas de la imagen son la misma persona: Eva Uhlin. La joven, de 19 años, sufrió una reacción alérgica extrañísima al parecetamol que le destrozó la cara y la dejó irreconocible.

Al parecer, padeció necrósis epidérmica tóxica, una enfermedad potencialmente mortal que quemó toda su piel y la llenó de costras antes de que ésta se cayera, según publica la prensa británica.

Esta camarera sueca pasó mucho tiempo en una cama de hospital, pero todo ha tenido un final feliz, si tenemos en cuenta que el 40% de las personas que contraen la enfermedad no sobreviven.

De aquella pesadilla ya hace cuatro años. Todo comenzó en septiembre de 2005 cuando Eva sólo tenía 15 años y estaba de vacaciones en su país. Le diagnosticaron fiebre y le mandaron un par de comprimidos de paracetamol… craso error.

La mezcla del virus y los medicamentos propiciaron la aparición de la enfermedad, que dejó el rostro de Eva tal y como veis en la imagen que sostiene en sus manos.

Lo creáis o no, su piel empezó a caerse, algo que hay que sumar al dolor y a que se trataba sólo de una chica de 15 años. La prevalencia de la enfermedad es de uno entre un millón.

Ahora ya se ha recuperado, aunque su piel sigue siendo sensible al sol y necesita ponerse gotas en los ojos dos veces al día. En cualquier caso, esta vez hay final feliz.

PD: Es un milagro, sí, pero la pobre ha perdido toda su adolescencia.

Hoy hace un año…

“Carme Cachón” y la “diputa”

Carta de un lector dolido

Lleva 60 años embarazada

– Envía el post:

Bookmark and Share