Entradas etiquetadas como ‘fraude’

Estafas que avergüenzan a cualquiera

Si al día siguiente del matrimonio inventaron el divorcio, un día después de la honestidad llegó la pillería. Y como la gente vio que lo de ser honesto daba buen cartel, pero lo de ser pillo daba réditos, los hubo que se pasaron al lado oscuro de la fuerza y optaron por estafar a quien pillaban por banda, aunque haciéndolo se convirtieran en un fraude de cara a todo el mundo. Aquí van cinco casos que avergonzarían a cualquiera, del primero al último.

5. Fingió una grave enfermedad para que le pagaran un viaje

Es uno de los casos más chungos que he leído jamás. La canadiense Ashley Kirilow recaudó más de 9.700 euros después de fingir que padecía cáncer y ponerse a recaudar fondos para pagarse un viaje a Disney World. Para dar credibilidad a su teatrillo, se afeitó la cabeza, se depiló las cejas y se hizo un tatuaje en los dedos para darse ánimos. Hasta que descubrieron su gran mentira, ella lo admitió y prometió devolver todos y cada uno de esos euros… que ya no tenía, claro.

4. El falso embajador

Francisco Alberto Gautreaux no es embajador, ni mucho menos, pero hizo creer a un montón de gente que sí. Este señor, dominicano residente en Nueva York, fingía ser un diplomático de la República Dominicana que recaudaba fondos para un proyecto de caridad… completamente falso. El falso embajador consiguió casi 12.000 euros de inmigrantes dominicanos que creían que el dinero iba destinado a comprar autobuses para zonas necesitadas.

3. El nuevo papel higiénico

(FOTO: jma.work)

Mary Moore, Joseph Noueran y Christopher Lincoln son estafadores profesionales. Se les daba tan bien el negocio que ganaron 750.000 euros engañando a ancianos haciéndoles creer que el papel higiénico tradicional lo habían prohibidoy que ahora solo se podía comprar uno nuevo que vendían ellos. El antiguo contaminaba tanto que ahora tenían que comprar uno nuevo, más ecológico, acompañado de un producto químico para limpiar las fosas sépticas. Hubo gente que compró papel para 70 años, literalmente.

2. Un médico con erratas

Si te pones malo, pregunta el nombre del médico y asegúrate que el cirujano que va a intervenirte no es Fernando Javier Riquelme, un chileno de 25 años que falsificó su diploma y que ejerció la medicina durante un tiempo hasta que llegó a un hospital y vieron que en su diploma había varias erratas: ponía “distinsión” y “ha don Fernando Javier”. Vamos, que aquel certificado era como un billete de cinco euros hecho chocolate, daba el pego… hasta que intentabas usarlo. Al pobre le confiscaron el estetoscopio, aunque lo que le habría venido bien es que le mandaran unos cuadernillos Rubio para repasar la ortografía.

1. El físico y la estafa de la top model

 

La historia más rocambolesca de todas. El físico teórico Paul Howard Frampton terminó en una cárcel argentina después de que su supuesta novia, la modelo Denise Milani, le mandara una maleta con dos kilos de cocaína envueltos en papel de regalo. Paul, de 68 años, había conocido a la chica por Internet… y claro, ni era modelo, ni era mujer, ni estaba interesada en ser novia del físico. Quedaron para verse en persona pero ella nunca llegó. Entonces apareció un supuesto amigo de la chica y le hizo entrega del paquete a Paul, que fue interceptado en el aeropuerto. Conclusión, que se quedó sin novia y sin libertad.

PD: Lo del físico es grave porque era reincidente. También le habían tomado el pelo una vez que terminó en China buscando a una chica que no existía.

¿Fue un fraude la enfermedad de Desiree Jennings?

Supongo que muchos de vosotros recordaréis la historia de Desiree Jennings. Por si acaso, os recuerdo brevemente que Desiree es una animadora (o cheerleader, que queda mucho más internacional) a quien le fue diagnosticada una extraña enfermedad después de ponerse la vacuna de la gripe estacional.

Tenía problemas al hablar, al caminar y al comer. Sufría espasmos y era irreversible, pero… (el vídeo está en inglés, así que podéis saltarlo si no os apetece verlo porque os lo resumo después)

… Pero donde dije irreversible digo “un tratamiento experimental ha obrado el milagro” y de la noche a la mañana la chica anuncia que está casi como nueva, que muchas gracias a todos por su apoyo y ale, a otra cosa.

Aquello fue en octubre. Poco después un lector, Royu, me escribió contándome que la posibilidad de que todo fuera un fraude iba tomando forma (algunos comentaristas ya lo decían en mi primer post sobre el caso).

Al parecer, el médico que atendió a Desiree ya estaba metido en varios líos y entre sus méritos más loables está la terapia con inyección de orina (tan asqueroso como ineficaz).

Pues bien, después del milagro, la web de Desiree (en la que pedía donaciones) desapareció. Se evaporó sin dejar rastro ni siquiera en Google, como si jamás hubiese existido y demostrando así que había interés en que la historia quedara enterrada. Lo mismo ha ocurrido con su perfil de Facebook y, como no, con su presencia en los medios de comunicación.

Quizás alguien piensa que como ya se ha recuperado ha preferido alejarse de las cámaras. Aún así, resulta un poco sospechoso que no se sepa nada (absolutamente nada) de ella, máxime con los antecedentes del caso.

¿Qué ha pasado con el dinero de las donaciones? ¿Por qué no intenta ayudar a aquellos que sufren su misma enfermedad? ¿Cómo es posible que sepamos tan poquito del tratamiento milagroso que la ha dejado como nueva? Demasiadas preguntas sin respuesta, me temo.

PD: ¿Un fraude o un milagro? Parece una estafa más que cualquier otra cosa, la verdad.

Hoy hace un año…

¿Cuánto habrías pagado por una patada en los testículos?

‘Superyayas’

– Envía el post:

Bookmark and Share

Miss Singapur (Ris Low) tiene ‘las manos demasiado largas’

Qué le vamos a hacer, nadie es perfecto que diría Serrat. Y Miss Singapur (bueno, a estas horas ya es ex Miss Singapur) tampoco.

Resulta que la joven de 19 años ha sido condenada a dos años de libertad vigilada después de que demostraran que había usado de forma fraudulenta varias tarjetas de crédito.

Muy mal aconsejada debía estar Ris Low para pensar que podría robar tres tarjetas de crédito, gastarse cerca de cuatro mil euros en restaurantes de lujo, móviles y ropa interior (al menos llevaría todos los días una muda nueva), sin que pasara nada.

Pues nada más lejos de la realidad: la han pillado, ha tenido que renunciar a la corona, no podrá participar en Miss Mundo y todo Singapur se ríe de ella por cómo habla inglés en este vídeo:

A la pobre sólo le falta que llegue Peter Griffin y le grite aquello de “¡ZAS! ¡En toda la boca!”.

Seguramente os preguntáis cómo adquirió las tarjetas… pues bien, resulta que en 2008 trabajaba a tiempo parcial como ayudante en una clínica privada y debió concluir que si los pacientes estaban ingresados no las iban a necesitar.

PD: Hasta en la prensa de su país la nombraron en una foto “sg-stupid.jpg” (Singapur-estúpida.jpg). ¡Qué país!

PD2: Ahora la tienen montada en Singapur porque no saben a quién llevar a Miss Mundo. Y a ella le llueven las críticas (vídeo de 9 minutazos):

– Envía el post:

Bookmark and Share