Entradas etiquetadas como ‘pelo’

Un rayo impacta sobre un hombre y solo lo despeina

Varias cámaras de vigilancia captaron el momento en el que un hombre recibió el impacto de un rayo, a escasos centímetros de su cuerpo, mientras caminaba hacia su coche durante una fuerte tormenta. ¡¡¡Menudo susto!!!

La sorprendente escena tuvo lugar en el condado de Horry, Carolina del Sur (EE UU). Y el caballero, como se dice en estos casos, volvió a nacer. Lee el resto de la entrada »

Su pelo mide 5,5 metros y hace casi 55 años que no se lo corta

Los usuarios chinos de las redes sociales han estado a animando a un caballero de 77 años a solicitar un Récord Guinness, tras hacerse viral un vídeo de su pelo de 5,5 metros de largo. O-O Eso no es una melena es el ‘Salto del Ángel de las cabelleras’.

El hombre, que mantiene sus ‘rastas’ envueltas alrededor de su cabeza como un turbante, afirma que no se ha cortado el cabello desde hace casi 55 años. ¿Perderá sus poderes como Sansón si se lo rapa? Lee el resto de la entrada »

Una de estas tres mujeres es la madre de las otras dos

Kienya Booker es una madre de tres hijos que está revolucionando las redes gracias a su aspecto. A sus 40 años, aunque aparenta muchísimos menos, comparte imágenes junto a dos de sus hijas, y es muy difícil adivinar cuál de las tres es la madre. ¿Podréis vosotros?

Si alguna vez habéis buscado el secreto de la eterna juventud, esta canadiense lo tiene a buen recaudo en una caja numerada de un banco suizo o casi. Lee el resto de la entrada »

Un mechón blanco que se hereda generación tras generación

mechon1p

Una mamá y su hija de 18 meses tienen algo bastante llamativo en común: un gran mechón blanco sobre su frente. o-O ¿Caprichos de la genética?

La pequeña MilliAnna heredó, además de la mirada de su madre, Brianna Worthy, de 23 años, este curioso ‘antojo’. Lo mejor de todo es que la abuela y la bisabuela también tienen la parte alta de su rostro cubierta con un flequillo blanco. Lee el resto de la entrada »

El coche con más pelo del mundo sale a subasta

coche_pelo1

Amantes de la carretera y las cuatro ruedas, a los que les gusta sorprender y no pasar desapercibidos ni cuando dan un paseo en coche, tienen la oportunidad de hacerse con el vehículo ideal capaz de atrapar la mirada de todo aquel que se cruce en su camino, y, además, un poco de caspa o grasa en el capó, según se tercie. o-O

Una plataforma de subastas online, especializada en artículos singulares, ha puesto en marcha una puja por el único ejemplar de coche peludo en el mundo y que ha sido valorado entre 95.000 y 124.000 euros. ¡¡¡Una melena más valiosa que la de Rapunzel!!! Lee el resto de la entrada »

Uñas peludas, ¿una loca tendencia?

unas-peludas-1pp

Jan Arnold, cofundadora y diseñadora de los pintauñas CND, ha querido ir un poco más allá en eso de la decoración de uñas y ha añadido pelo falso a sus creaciones. El efecto seguro que no os deja indiferentes.

Los dedos se trasforman en una mezcla entre hombre lobo y abominable hombre de las nieves (Yeti, para los amigos), porque Arnold usa pelo marrón o blanco según sean los gustos de las consumidor@s. Lee el resto de la entrada »

Convierte su espalda peluda en auténticas obras de arte

Skylineg

Mike Wolfe es un estadounidense al que la naturaleza le ha dado una espalda con más vello que un hombre lobo el primer día de luna llena. En vez de avergonzarse y pasar por una clínica de depilación láser, utiliza su peludo reverso para ofrecer al mundo todas sus capacidades creativas.

Wolfe dibuja los extravagantes diseños, y su amigo Tyler Harding, más habilidoso con la cortapelo que Eduardo Manostijeras, se encarga del ‘mantenimiento’ de las velludas ‘obras maestras’. Lee el resto de la entrada »

‘Penekini’ o ‘matatanga’, ¿te atreves a lucir alguno por la calle?

penekini_matatanga

Pensaba que ya lo había visto todo en la moda, pero de nuevo me volví a equivocar. ¡Ay, mísero de mí; ay, infeliceDos incalificables prendas (no me quiero arriesgar), que podría haber diseñado el mismísimo Borat, parece que van a conquistar los corazones de muchos usuarios, o quizás no. Para gustos, los colores.

El primero, bautizado como ‘penekini‘, es lo menos que dan para tapar el miembro viril. Abstenerse pudorosos, porque caminar por la playa o por el paseo marítimo con este microatuendo puede convertirte en el centro de todas las miradas. Muchas de ellas impúdicas.

Su creador, el colombiano Alfredo Barraza, dice que está pensado para que no deje ningún tipo de marca solar. ¡Mentira! A no ser que sea reversible y te lo puedas colocar sobre la cadera izquierda igual que sobre la derecha… Trataré de investigarlo. En cualquier caso, la excusa es peregrina, ya que creo que un marcapaquete (o fardahuevos) podría hacer el mismo servicio. Y para los exquisitos están las playas nudistas o las máquinas de rayos UVA. Allí se asegurarán de broncear su cuerpo sin rastro alguno de ropa.

Sí que, mano a mano con @nostronichus, le he encontrado otra utilidad: como el diseño está medido al milímetro, una vez dentro del agua te lo puedes quitar y usarlo a modo de pulsera en la muñeca. Un fabuloso ‘dos en uno’ que se puede adquirir en muchas tiendas online por, ¡atención!, sólo cinco dólares. ¡Ganga!

Otro modelo de 'matatanga'

Otro modelo de ‘matatanga’.

¿Y para ellas? (o ellos, nunca se sabe) Llega el ‘matatanga‘. Curioso nombre para esta pseudopeluca que puede causar sensación y algún que otro susto en cualquier fiesta veraniega.

Haciendo homenaje a esas mujeres que han decidido no depilarse, el matatanga’ añade aún más vello (no natural) a las partes más íntimas del cuerpo femenino. Rizado, liso o en forma de cola de caballo, esta ¿prenda? acaba de mandar la legendaria hoja de parra a mejor vida. ¿Quién dijo miedo?

PD. En Bananastereo.com, muchas más fotos de este ‘tanga revolucionario’. Y como no hay dos sin tres, no os perdáis el fenómeno tatatop‘, donde los senos al descubierto son una divertida ilusión óptica.

(Imagen del ‘penekini’: Amazon)

Atan su pelo al techo para no dormirse cuando estudian

La sabiduría popular dice: “la letra con sangre entra“, aunque para este caso concreto sería mejor expresarlo: “la letra con un tirón de pelo entra“. Al menos así lo piensan varios estudiantes chinos, que no dudan en sujetar su cabello al techo cuando están hincando los codos duramente para no recibir de forma inesperada la llamada de Morfeo. ¡Cómo están las cabezas!

pelo_techoDos alumnas de la Universidad de Fujian lo han experimentado en sus propias carnes (más bien en su cuero cabelludo, que debe ser a prueba de bombas). El método es muy sencillo: unas cuantas pinzas, cabellera bien tensa y si la cabeza osa abandonar la verticalidad en busca de un sueño reparador, ¡zas! Sacudida al canto. ¡Qué dolor!

Soy muy exigente con todo lo que hago y en época de exámenes no puedo perder el tiempo durmiendo. Siempre quiero obtener las mejores calificaciones y esta es una buena opción para lograrlas“, comentó a un medio local Huang Lu, una de las estudiantes que aplica a rajatabla ‘el método del tirón‘.

pelo_china2¿Qué será lo siguiente: clavarse agujas en la piel? Pues parece que no voy desencaminado ya que hace más de 2.500 años, un político llamado Su Qin se hundía un punzón en la pierna para evitar dormirse a toda costa. El suplicio era tan insoportable que vencía cualquier tipo de cabezada. Con semejantes antecedentes, ahora comprendo por qué los entrenadores chinos son tan exigentes con sus pupilos.

También está el caso del joven Sun Jing, un ávido lector de libros que vivió durante la dinastía Han (siglo III a.C.), y al que la cultura china atribuye la invención de tan original método de estudio, que pudo haber bautizado como: ‘Dame un mechón y te quitaré el sueño

Yo, si os soy sincero, prefiero los sistemas más tradicionales: un café bien cargado, unas cuantas latas de refrescos energéticos… Puede que sean opciones menos saludables pero mucho más placenteras.

(Fotos: news.163.com)

“Mamá, córtame el pelo ya, que creen que soy una niña”

Ser feo tiene sus ventajas. La experiencia me ha demostrado que los guapos solo se encuentran con problemas a su paso: automáticamente les etiquetan como tontos, muchas veces solo los quieren por su físico, se ven obligados a cuidarse y a machacarse en el gimnasio… lo suyo sí es tener un examen cada día y no lo de Torres e Higuaín.

No sé si sois guapos (o si tenéis amigos que lo son), pero ese martirio del que os hablo comienza en la más tierna infancia. Existe la costumbre de, a los niños guapos, dejarles el pelito largo, en plan “Hola, me llamo Yahel y tengo diez años”. Pero claro, con el cuerpecito aún por desarrollar, el niño, y esto de pequeño molesta mucho, tiene que aguantar comentarios del estilo: “Ay… pero qué niña más guapa, ¡madre!” o “¿cómo te llamas, preciosa?” y eso molesta. En cambio, como decían en un monólogo de El club de la comedia, a un niño feo jamás le dejarán el pelo largo, porque en lugar de Brad Pitt en una portada de la Súper Pop parecería Santiago Segura en una escena de El día de la bestia.

Después de estos párrafos de introducción seguro que entendéis por qué el pequeño Rean Carter, de cinco años, le ha pedido a su madre que le corte el pelo de una santa vez. Al pobre Rean no le han cortado el pelo nunca en sus cinco años de vida, como si fuera una chiquilla a la que esperan hacerle un peinado excepcional en su comunión, y eso ha provocado que al jovencito lo tomen por jovencita demasiado a menudo, algo que le toca la moral (a esas edades no te toca ninguna otra cosa porque no pueden decir tacos) al crío.

Actualmente la hermosa cabellera del pequeño Rean le llega a la altura de la cintura (45 centímetros de largo), pero le trae más disgustos que alegrías. No piensa lo mismo su madre, Leeanne Smith que desde un primer momento se negó a cortar esos “encantadores rizos de oro” a su pequeño y que ya ha confesado a la prensa británica “haber llorado” ante la idea de que Rean pierda su melena.

En el colegio le obligaron a hacerse coleta y los niños, que son crueles como Bart y Nelson de Los Simpsons, apartaban al pobre Rean de los juegos porque “parecía una niña”, según recogen los diarios ingleses.

Ahora bien, la batalla en casa de los Carter no ha acabado todavía. Primero, porque el niño quiere que el barbero meta a fondo la tijera mientras mamá prefiere que le corten lo menos posible y segundo porque al hermano de Rean, Regan (efectivamente, no se calentaron mucho la cabeza con los nombres en esta familia), tampoco le han cortado el pelo de momento, aunque tiene solamente dos años.

Por si os interesa… el pequeño Rean vive en Sunderland, como mi primo Miguel Ángel, y se cortará la melena en las vacaciones de Semana Santa. Lo digo por si aún no tenéis decidido a dónde ir de vacaciones y os apetece pasaros por allí para ver tamaño espectáculo (y saludar a mi primo, que os pilla de paso).

PD: La historia tiene también su parte tierna, porque Leeanne prepara una subasta del pelo de Rean para donar lo recaudado a una institución benéfica.