El blog del Becario El blog del Becario

Se presenta el encargado de moderar los comentarios, el personaje más odiado de 20minutos.es

Entradas etiquetadas como ‘drogas’

Drogan a un reportero durante una protesta en favor de la marihuana

Pablo Zúñiga, un reportero del programa Caiga quien caiga de la cadena Chilevisión, realiza una conexión en directo, rodeado de un grupo de jóvenes que protestan a favor de la legalización del uso de la marihuana.

En un principio, el periodista habla hacia la cámara contando lo que sucede pero los que lo rodean fuman demasiado cerca de él. Incluso echan el humo de los porros a su cara, que se va poniendo blanca a cada segundo que pasa. Lee el resto de la entrada »

Una joven protagoniza la persecución policial más absurda de la historia

Una disparatada persecución policial, al más puro estilo Charles Chaplin o Buster Keaton, se ha producido en la localidad ucraniana de Rzhishev, donde una joven, bajo los efectos de las drogas y el alcohol, se cachondeó de dos agentes con premeditación y alevosía. ¡¡¡Malaje!!!

Cuando la huida a toda pastilla llega a una rotonda del centro de la ciudad, el conductor del coche patrulla pierde el control y se estrella sin remisión contra el bordillo. Pero el vehículo, que era objeto de persecución, en lugar de poner pies en polvorosa, empieza a dar vueltas alrededor de la glorieta y la alumna aventajada de Sébastien Loeb comienza a cachondearse de los dos agentes en su cara, según publica un medio local. Lee el resto de la entrada »

Se fuma un porro, le sienta mal y le corta el pene al novio de su hija

bonitalynnvela_cortapeneEl titular parece sacado de una película de Almodóvar, pero relata en orden cronológico los hechos del pasado 30 de diciembre en la casa de Bonita Lynn Vela, una señora de 35 años a la que, a juzgar por la foto, el nombre no le queda nada bien, ¿verdad? Bonita estaba tan tranquila en casa de unos amigos pegándose una fumada importante. En un momento dado, el festival del porro se pasó de rosca y la señora comenzó a oír voces en su interior. Una de ellas le decía que el novio de su hija, un muchacho de 18 años, había abusado de su hijo de dos, así que decidió ajustarle las cuentas.

Bonita convenció a sus dos amigos para que le ayudaran a secuestrar al joven. Lo llevaron a casa de esta Lorena Bobbitt fumona, donde fue maniatado y sometido a un infierno que duró tres horas. Durante este tiempo, la tarada señora Vela le golpeó y le torturó. El clímax del martirio llegó cuando “me dijo que había abusado de su hijo y ahora tendría que elegir mi vida o mi pene”, relata el muchacho.

En ese momento, Bonita amartilló una pistola y le amenazó con pegarle dos tiros y echar su cadáver a los perros si no se bajaba los pantalones. El joven, aterrado, accedió y, entonces, Bonita agarró un cúter y le rebanó el pene, dejándole marchar malherido y con un reguero de sangre como estela.

El muchacho acudió presto al hospital más cercano, donde se recupera de la agresión, y allí llamaron a la policía ante la naturaleza del ataque. Varios agentes se personaron en la casa de Bonita y la detuvieron para tomarle declaración. La mujer, aún bajo los efectos de las drogas, aseguró que “sólo quería asustarle y dejarle cicatrices en el pene, para que cada vez que fuera a hacer el amor se acordara de mí”. Bonita, el asunto se te fue de las manos, ¿no crees?

A la espera de juicio, Bonita está en prisión preventiva, acusada de secuestro y agresión con arma mortal. Además, la policía investiga la veracidad de la versión de la mujer porrera, pero de momento no hay indicios de un presunto abuso del joven a su hijo. ¿El pene del muchacho? No tenemos noticias, pero esperamos que esté bien colocado, en su sitio y, por qué no, le funcione correctamente.

PS. Os dejo una hilarante reconstrucción de los hechos que he encontrado en Youtube. Parece una versión pérfida del Grand Theft Auto

Empeña su anillo de bodas para comprar drogas y pagar a una prostituta

Estoy enganchado a ‘Empeños a lo bestia’, para mí el mejor programa de la televisión, de ahí que esta noticia que he encontrado me haya cautivado por completo. Empeño + drogas + prostitución, mezclados en vez de agitados, dan lugar a cóctel explosivo, que puede estallarte en la cara si no eres demasiado listo. Si no, que se lo pregunten a Marvin Holmes

El señor Holmes y la prostituta R.K.

El señor Holmes y la prostituta R.K.

El hombre debe de atravesar un momento complicado con su esposa que se va a agravar tras su última ocurrencia. El señor Holmes decidió pasar un rato divertido en brazos de una prostituta (R.K., de 41 años), pero iba muy justo de fondos. Para sortear este insignificante inconveniente, se acercó a una casa de empeños y, a cambio de 20 dólares dejó allí su alianza de matrimonio. ¡Qué poco considerado! No sólo se va con una meretriz, sino que lo hace dejando en prenda el símbolo de su compromiso.

Después de pasar por la casa de empeños y de comprar drogas, Holmes y R.K. fueron sorprendidos por la Policía de Greenwood County, en Carolina del Sur, mientras se acurrucaban y fumaban crack en el coche donde se estaba perpetrando la traición. La señorita fue arrestada por posesión de drogas y por ofrecer servicios de la profesión más antigua del mundo (prohibido en el conservador estado sureño). Él también tendrá que afrontar cargos por tenencia de drogas y solicitar los servicios de una prostituta, además de por conducir sin licencia. Con todo, estoy convencido de que eso es lo que menos le preocupa. Seguro que lo que le tiene aterrado es imaginar lo que le espera cuando llegue a casa sin anillo por un motivo tan poco edificante. ¡Ay, alma de cántaro!

Asaltan una casa armados con una pistola de agua cargada de semen

pistola_de_aguaLo de algunos delincuentes de poca monta no tiene parangón. He visto atracos y hurtos extraños a lo largo de mi vida. Incluso os he relatado algunos en este blog, como el del ladrón de bancos que entró cubierto de zumo de limón porque creía que así era invisible ante las cámaras de seguridad. Pero lo de nuestro protagonista de hoy supera cualquier cosa que se me pase por la imaginación. Sólo a un iluminado se le puede ocurrir robar una casa armado con una pistola de agua cargada con algo tan destructivo como semen.

Eric Michael Miller, de 21 años, debió pensar que amenazando a los habitantes de la vivienda con esta arma tan ‘letal’, a la par que asquerosa, ninguno de ellos se negaría a pagarle la deuda que le debían por un asunto de drogas. Se equivocó, ya que tuvo la mala suerte de no encontrar a la víctima que buscaba, y en venganza, pagó toda su frustración con la única persona que encontró en una de las habitaciones. El resultado, una cara llena de lo que todos pensáis y una frase lapidaria para marcar territorio: “Ahora estás como el resto de mis prostitutas, todo cubierto de semen“.

Tras esta escena que podría firmar el mismísimo Tarantino (que por cierto este miércoles cumple cincuenta años), Miller y el resto de su banda abandonaron el lugar llevándose algunos objetos de valor que encontraron por la casa. Días después, la policía detuvo al maleante, y tras un juicio rápido, fue condenado a 18 meses de prisión sin fianza por un delito de robo con violencia.

Un pensionista cultiva marihuana para sacar a su hijo de las drogas

Foto: Antwelm (Flickr).

Foto: Antwelm (Flickr).

¿Qué no haría un padre por su hijo? Hay miles de ejemplos que muestran lo inquebrantable del amor paterno, pero el que me acaba de llegar es de un valor informativo incalculable (O_o). En el Reino Unido, un hombre vende marihuana para ayudar a su vástago drogadicto. Suena paradójico, pero es literal: vende droga para sacar a su hijo de las drogas.

Frank Jones, un jubilado de 74 años, sintió un desconsuelo terrible cuando tuvo noticias de que su hijo estaba enganchado a la heroína. Asumida la dramática noticia, Mr. Jones envió a su hijo a un costoso tratamiento de desintoxicación. El problema era que su pensión no daba para afrontar los gastos. Así que decidió hacer dinero de cualquier manera. Siguiendo el consejo de un amigo, el anciano apostó por cultivar marihuana y dedicarse a su distribución, según publica el Mirror.

El hombre, demostrando unas habilidades soberbias para la agricultura y jardinería, logró que floreciera una plantación valorada en unos 15.000 euros. Alertada por un chivatazo, la Policía acudió para comprobar la existencia de tan extraño campo de cultivo. Tras ver el formidable jardín de las delicias que había levantado el señor Jones, los agentes se apresuraron a detenerlo para llevarlo ante el juez.

A la espera de que se celebre el juicio, el encausado se mostró sorprendido por la repercusión del asunto. “Me acusan como si fuera un traficante de drogas, pero no lo soy. Sólo estaba dispuesto a hacer cualquier cosa por evitar a mi hijo este sufrimiento”, aseguró. Más aún, se mostró atónito al enterarse del valor de su plantación. “¿Me están diciendo que valen todo ese dinero? Pensé que su precio sería de unos 3.000 euros, lo necesario para pagar la rehabilitación. Fue tan fácil como cultivar tomates.

Como en tantas otras ocasiones, la realidad supera la ficción. Seguro que el amigo/consejero del señor Jones había visto la comedia británica ‘El jardín de la alegría’, en la que una viuda endeudada hasta las cejas y ayudada por su jardinero, convierte su invernadero en una plantación de maría para sanear su economía.

Lejos aún de ser papá, yo confieso que me alineo junto a Mr. Jones, al que tengo entre mis héroes del siglo XXI. Dejo claro que estoy en contra de las drogas (esto hay que decirlo siempre), pero admiro su determinación por ayudar a su hijo. ¿Y vosotros? ¿Qué no haríais por vuestro retoño? Ave, Frank Jones.

¡¡Lo que hace la gente por no ir a trabajar!!

Ya lo cantaba Luis Aguilé (DEP) mucho antes de que yo -y algunos de vosotros- naciera. “Es una lata el trabajar, todos los días te tienes que levantar…“. Seguro que más de un día habéis estado tentados de quedaros en la cama y pasar de ir al trabajo para no tener que soportar al jefe, ¿eh? (No es mi caso, yo estoy encantadísimo con mi jefe, que es el mejor del mundo).

Pero no nos despistemos de la historia. Como decíamos, parece que las canciones de Luis Aguilé han llegado mucho más lejos de lo que imagináis. A San Antonio (Texas), por ejemplo. Allí, una mujer de nombre Sheila Bailey Eubank fue capaz de fingir su propio secuestro con tal de no ir al curro.  Dos agentes de policía la encontraron maniatada en su propio coche y, a continuación, arrancó un relato casi de novela negra. De Patricia Highsmith, pero versión light.

La señora Eubank aseguró haber sido raptada por un peligroso traficante de drogas, que la obligó a hacer de chófer para él por varias zonas de la ciudad. En su delirio imaginativo, afirmó también que el inexistente secuestrador había intentado estrangularla.

Alertada por el suceso, la Policía abrió una investigación y, en vez de un narcotraficante, se encontró con una soberana mentirosa. Resulta que Mrs. Eubank se había inventado toda la historia. Repasando las grabaciones de varias cámaras de seguridad, los agentes descubrieron a Sheila comprando lotería y sacando dinero de un cajero a las horas en las que supuestamente estaba secuestrada. Acorralada por la presión policial, la mentirosa compulsiva cantó. Reconoció que no había habido secuestro alguno y que toda esta locura se la había inventado para escaquearse del trabajo. Y se quedó tan pancha.

Sheila, bonita, ya sabemos que lo de trabajar a veces es un rollo, pero, “aparte de eso, gracias a Dios, la vida pasa felizmente si hay amor. ¡Si hay amor!”.

Le tocaron dos millones en la lotería y su vida se convirtió en un infierno

Pasas tu vida esperando a que te toque la lotería y cuando por fin lo consigues, tu vida se va al garete. Si no, que se lo pregunten a Callie Rogers, una joven británica que ganó unos dos millones de euros cuando tenía 16 años, y que ahora, con 22, “desearía no haber ganado nunca ese dinero”.

Los motivos son varios, pero mucho tiene que ver la depresión en la que está inmersa desde que la fortuna se fijó en ella. Era dependienta cuando se hizo millonaria, pero de aquello hace ya seis años. Ahora es madre de dos hijos y sólo le quedan 22.000 euros (que aún es un pico, con perdón por la expresión).

Volviendo a su tristeza, con la que ha regado las páginas de News of the World, Callie reconoce que ha gastado más de 276.000 euros en cocaína, que se ha intentado suicidar tres veces, que lleva “seis años sumida en un agujero negro”…

En su defensa dice que la cocaína no era para ella (al menos la mayor parte) si no para Nicky Lawson, su ex. Es el problema de que te toque la lotería con 16 años: que ” a las pocas semanas de haber ganado” se enganchó a la cocaína. Si no tienes la cabeza bien amueblada (esto lo digo yo), es lo que te puede pasar.

Yendo de Guatemala a Guatepeor, Callie dejó a su pareja en 2008, tras pasar tres años sin tocar la cocaína… y se ennovió con un traficante de drogas. Parece evidente que Callie no sabe elegir a sus novios. No hay que ser muy listo para averiguar que se enganchó otra vez a la cocaína.

Para colmo de males, Ryan se la pegó con otra. Había dejado a sus hijos con sus padres y dice que sólo recuerda de aquel día que se desplomó en el suelo. “Todo está un poco borroso porque había tomado drogas y alcohol”, confiesa.

Cómo gastar dos millones en seis años

En 2003 ganaba cuatro euros a la hora y en 2006, tras ganar la lotería, gastaba casi 570 euros al día en cocaína. Un gran cambio, sin duda.

No cabe duda de que su ex era un gran tipo: “Como si las drogas y llevarse mi dinero no fuera bastante, se acostó con mi hermana menor, Lauren, cuando ella tenía sólo 16 años”. El yerno que toda suegra querría tener, vamos. Siguiendo con la tradición, por cierto, también metió a Lauren en las drogas.

Le quedan 22.000 euros en el banco y ahora vive con su madre en Cumbria. Además de las drogas, se gastó más de 20.000 euros en llevar a su familia a Disneyland Paris y más de 13.000 euros en aumentarse el pecho.

Guardó 35.000 euros para su hijo, pero su ex se gastó más de la mitad. Ahora está contenta porque hace un mes conoció a un chico y está muy feliz porque “aún no nos hemos acostado”.

PD: Al menos reconoce que disfrutó mientras compraba coches caros, se gastaba un dineral en vacaciones y diseñaba ropa. ¡MENOS MAL!

PD2: En 2005, dos años después de hacerse millonaria, decía que estaba tan aburrida que se había puesto a trabajar. Ahora se ha visto obligada a tener tres empleos.

– Envía el post:

Bookmark and Share

Los 10 peores efectos al volante

Guillermo de Humboldt (erudito alemán del siglo XVIII)

“La libertad puede conducir a muchas transgresiones, pero incluso a los vicios les presta una forma menos innoble”.

Cocaína, hachís, heroína, éxtasis, LSD, alcohol… Todos son igual de malos y deplorables al volante (y fuera de él), pero, ¿cómo afectan realmente al conductor? Este vídeo (al que pongo el borde rojo como señal de precaución) refleja con humor los comportamientos del conductor que ha consumido todas estas sustancias (una a una, no todas a la vez).

PD: Ya tenía ganas de hacer un post de educación vial, porque las imágenes son graciosas, pero la realidad no lo es en absoluto, así que aprovechemos este hilarante decálogo para reflexionar y concienciarnos de lo que no debe hacerse nunca al volante, por mucho que a algunos les molesten los consejos, ¿o es que no os acordáis de José María Aznar (que fue el terror de la carretera en sus años de juventud) y su resquemor con los carteles de “no podemos conducir por ti?”.

Bookmark and Share

Las drogas son malas

Jack es un amable perrillo que un día decidió putear a su dueño cuando éste le llevó al Parque Seward de Seattle. No sólo se le ocurrió salir corriendo y escaparse sin atender a razones, sino que por el camino ‘se hinchó’ a marihuana.

Cuando Jen Nestor, su dueño, lo encontró, no daba crédito. Jack iba dando tumbos y tenía los ojos como platos. Era como si hubiese estado purgándose en medio de una cosecha de ‘maría’. Estaba tan, pero tan, tan malo que hubo que llevarlo de urgencia al veterinario, donde le recetaron unas pastillas para que lo echase todo. Potó un par de veces, se durmió y… al día siguiente estaba como una rosa. Mucho mejor que el pobre dueño, que tuvo que pagar una factura de 1.500 dólares.

Pero, ¿quién pudo dejar la marihuana al alcance de un perro? Yo sólo conozco a una persona que se adapte a un perfil tan absurdo. No tiene nada que ver con la historia, pero podemos implicarle. Tiene que ser alguien así:

PD: En toda es historia hay dos cosas que no me quedan claras. En primer lugar, me gustaría saber si el perro ya tenía un ojo de cada color antes del colocón (sí, ya sé que hay muchos perros así, pero el chascarrillo estaba ahí), y luego me pregunto también si al señor este le sabrán mejor los cigarros por encendérselos así y, en caso positivo, cuántas alfombras ha quemado hasta grabar este vídeo (obviando por puro pasotismo cualquier prueba que evidencie un fake)

Envía el post:

http://www.wikio.es