Entradas etiquetadas como ‘Cristal’

¿Ruidos, mal aislamiento térmico…? Elige así tus nuevas ventanas

Cada persona tiene sus propios criterios y prioridades a la hora de elegir su hogar. Hay quienes lo quieren grande, ande o no ande. Otras personas demuestran auténtica fijación por los techos altos. O por los radiadores. O por que no haya ni rastro de gotelé. Quizá todas estas manías sean un reflejo de nuestros ecos claustrofóbicos, agorafóbicos, estéticos o prácticos.

En mi caso, se trata de la luz. Luz natural, abundante y desde muchos puntos. Es lo primero, lo segundo y lo tercero que le pido a una casa. Por eso cuando me mudé a mi actual hogar, todo en él me encandiló. Es pequeño, pero en altura, orientado al sur, y con luz desde el primer hasta el último rayo del día. Lo más parecido a vivir en la calle sin estar en la calle.

El único problema que tenía cuando lo visité eran sus ventanas. Los marcos de madera agrietada suponían un coladero de ruido y frío (me mudé un diciembre…).

Así que la primera tarea, absolutamente obligatoria, fue sustituir toda la carpintería que daba al exterior, cambiar ventanas y puertas de balcones.

Nuestros compañeros profesionales de la climatización tienen un lema: “la mejor calefacción es un buen aislamiento”. No hay verdad doméstica más grande, y he insistido siempre en ella a lo largo de muchos posts: unas buenas ventanas te ahorrarán mucho dinero en facturas de la calefacción (tanto en verano como en invierno) y muchos dolores de cabeza por la noche.

Dado que las ventanas son los ojos y las orejas de nuestras casas hacia el mundo exterior, hoy te propongo plantearte una de las reformas más rentables que puedes afrontar. Y para ello, te voy a contar muy brevemente qué materiales existen y cuáles son sus ventajas y desventajas.

Partes de una ventana en las que te debes fijar:

  • Acristalamiento: es fundamental que lleve doble cristal y que tenga una anchura de cámara (el espacio entre ambos) suficiente y robusta para aislar con fuerza.
  • Material del perfil: puede ser de aluminio (incluyendo el aluminio con rotura de puente térmico RPT), madera o PVC, teniendo en cuenta que hay calidades y calidades en los tres materiales. Busca, además, un acabado resistente.
  • Tipo de apertura: según las necesidades de tu espacio, te puede compensar elegir una apertura batiente, corredera, basculante, oscilante u oscilobatiente.
    .

¿Qué material es mejor?

Esta respuesta tiene truco porque, como casi siempre, depende. Las condiciones climáticas de tu entorno tienen mucho que decir. La madera sufre enormemente en lugares muy húmedos, y si se trata de litoral, el salitre resulta especialmente dañino. No quiere decir que no puedas instalar marcos de madera junto al mar, pero deberás tener un cuidado superior con ellos empleando barnices protectores y renovándolos periódicamente.

La madera

Es difícil generalizar sobre la madera. Algunos árboles, como el roble o el iroco, ofrecen una resistencia elevada frente a la intemperie. También su producción marca la diferencia: una madera maciza es mucho más sólida que aquella laminada (y también más cara).

Hoy en día, además, hay tratamientos que le dan a la madera una mayor resistencia, como las maderas acetiladas.

Si compras maderas listas para instalar, estas habrán recibido ya un tratamiento frente a la humedad y a los insectos, además de haberse aplicado lasures para mantener abiertos sus poros y que puedan respirar correctamente para no cuartearse ante los cambios de temperatura. Su mantenimiento deberá llevarse a cabo, como máximo, cada cinco años, renovando estas manos de barnices protectores.

Respecto a su entorno ideal, la madera es bastante versátil, aunque sufrirá mucho en climas muy secos y calurosos, así como en aquellos lugares con clima demasiado húmedo, ya que si no está bien tratada se dilatará, se humedecerá y se estropeará.

El PVC

Plásticamente muy versátil, permite fabricarse en infinidad de formas y colores, y no requieren mantenimiento, además de facilitar una limpieza muy rápida y sencilla. Por otro lado, hay que tener en cuenta que tanto el plástico PVC como su recubrimiento adhesivo protector sufren bastante al sol y terminan decolorándose, a lo que hay que sumar que si la superficie recibe un golpe fuerte y se parte, ya no tiene reparación y esa parte de la pieza debe ser reemplazada.

Otra ventaja es que siempre puedes revestirlo de otros acabados, imitando incluso la madera con mucha credibilidad, con capas de aluminio decorado que le aportan un extra de resistencia.

La razonable resistencia del PVC a la abrasión lo hace indicado en litorales, lugares fríos y/o con salitre.

 

El aluminio

Respecto a los costes, el aluminio puede encontrarse en la posición más alta de esta comparativa (si se compara los precios del metro lineal), siempre teniendo en cuenta las diferentes calidades y posibilidades existentes.

El aluminio RPT (de rotura de puente térmico), que es el más utilizado actualmente y supone una mejora evidente respecto a las perfilerías tradicionales de aluminio, tiene un precio similar al del PVC.

Precisamente esta nueva variedad de aluminio RPT nos provee de altos valores de aislamiento que nunca habían estado asociados al ya de por sí resistente, pero no muy buen aislante, aluminio clásico. Esto es gracias a que en su fabricación se intercalan dentro de estos perfiles estructuras plásticas de aislamiento interno (resina o poliamida).

Como el aluminio no es un buen aislante, en las ventanas de este material todo depende de un correcto puente térmico en el acristalamiento. Esa es la zona del perfil que permite el intercambio de temperatura entre el espacio interior y el exterior, encargada de evitar la condensación en invierno (ese típico chorreo de agua) y la entrada de calor en verano.

Al igual que con el PVC, puedes elegir acabados lacados en distintos colores, y también capas de poliéster que imiten las vetas de la madera con gran precisión.

¿Cómo elegimos el acristalamiento?

Hoy en día ya no nos planteamos instalar ventanas de una sola capa de cristal. El doble acristalamiento es la ley, y en muchos casos se empieza a usar incluso un triple cristal para reforzar el aislamiento.

Las cámaras internas entre ellos se rellenan de aire deshidratado o algún gas. Para elegirlo, mira su denominación, expresada en tres cifras: grosor del primer cristal, anchura de la cámara de aire, y grosor del segundo cristal. Un ejemplo sería 4+16+4, doble acristalamiento con un grosor fuerte y un aislamiento de alta calidad (para que te hagas una idea, lo mínimo aceptable es un 4+6+4).

Del mismo modo, los cristales pueden estar tratados para que transmitan menos calor y frío, y esto se expresa con las letras BE (baja emisividad) o LE (low emissivity).

Respecto a la forma de apertura

Todo depende de las necesidades de ahorro de espacio que tengas en cada estancia. Una corredera elevadora te permitirá elevar la hoja hacia arriba sin esfuerzo, ofreciéndote ahorro máximo. Mientras tanto, una ventana abatible (la gran mayoría de las ventanas), requiere que el ángulo de apertura esté disponible en su totalidad para abrirse del todo, algo que solo es posible en habitaciones más amplias o sin muebles u otras paredes cerca.

En cualquier caso, la última palabra siempre la tendrás tú. Si quieres convertir tu hogar en un sitio más rentable y cómodo, ¿cuáles son tus prioridades a la hora de elegir tus nuevas ventanas? Comparte todas tus ideas 😉

 

Nota correctora: gracias a los comentarios y valiosas aportaciones de uno de nuestros lectores, profesional de la fabricación y montaje de carpintería metálica, hemos concretado algunas características sobre los materiales para ajustarlas totalmente a la actualidad del mercado. ¡Muchas gracias por compartir con nosotros la experiencia de primera mano! 😉

Cómo hacer Yoga o Pilates en tu casa, consejos, trucos e ideas para encontrar la relajación y el bienestar, de los profesionales de las reparaciones de averías domésticas de HomeServe

Así se oxida una botella de cristal para que parezca sacada del Titanic

Los expertos en reparaciones de todo tipo de averías del hogar de Reparalia, disponibles 24/7 en toda España y a precios cerrados espectaculares, te traen ideas y consejos para hacer tus propios proyectos de decoración, reparación, DIY y ahorro. Síguenos!

“Un manitas de verdad no espera a que los elementos y el paso del tiempo hagan su trabajo: los manipula a su antojo para conseguir resultados rápidos y efectivos.”

McGyver Salvador de la Casa

Y para muestra (tanto de lo que significa ser un manitas de verdad como de proceso de envejecimiento artificial) os traemos hoy una idea fetén de una artista del Do It Yourself: Inventando baldosas amarillas.

El plan: personalizar una botella de cristal antigua que cayó en manos de esta craftlover para experimentar con el oxidamiento.

Los expertos en reparaciones de todo tipo de averías del hogar de Reparalia, disponibles 24/7 en toda España y a precios cerrados espectaculares, te traen ideas y consejos para hacer tus propios proyectos de decoración, reparación, DIY y ahorro. Síguenos!

Aquí hacemos un inciso, con una breve reflexión: una de las cosas más difíciles que hay en el mundo del DIY es saber cuándo parar al intervenir, desde un objeto hasta un espacio entero. Te puede gustar la pieza original, cruda, sin tratar. Pero si la mantienes intacta te puedes perder el millón de posibilidades que encierra cada cosa, todas esas dimensiones paralelas en las que la pintas, la rompes y reconstruyes, le añades o retiras elementos, o incluso cambias su esencia o su utilidad.

La vida es esto mismo: descubrir nuevas facetas en cada cacharro, en cada momento, en cada persona. Por eso nunca dejamos de invitaros a crear, a reparar, a cambiar el mundo con vuestras propias manos.

Y esta botella, tan bonita sin tratar, esconde otra de fábula, con partes doradas y el toque a temporal de las manchas turquesa del óxido, que resulta mucho más fácil de producir de lo que piensas.

Los expertos en reparaciones de todo tipo de averías del hogar de Reparalia, disponibles 24/7 en toda España y a precios cerrados espectaculares, te traen ideas y consejos para hacer tus propios proyectos de decoración, reparación, DIY y ahorro. Síguenos! Los expertos en reparaciones de todo tipo de averías del hogar de Reparalia, disponibles 24/7 en toda España y a precios cerrados espectaculares, te traen ideas y consejos para hacer tus propios proyectos de decoración, reparación, DIY y ahorro. Síguenos!

En primer lugar, se cubrió la parte central de la botella con cinta de carrocero (excepto un óvalo decorativo en el centro) y se pintó el resto con un spray de pintura dorada. Tras dejar secar y retirar la cinta de carrocero, llega la parte especial de este proyecto: la oxidación.

> Por cierto, si te gusta el aspecto de estas botellas, alucinarás pepinillos con estas piezas creadas a partir de minas antisubmarino de la II Guerra Mundial…
¡Puro reciclaje Steam Punk!

Para producir el proceso de oxidación, se mezcla agua con nitrato de cobre, Cu(NO3)2, que podrás conseguir en una tienda de productos químicos y que se suele utilizar como colorante de cerámica, mordiente y oxidante en textiles, así como en conservadores de madera, fungicidas y herbicidas.

Para manejar este compuesto químico (tóxico pero no peligroso al tacto), ponte guantes de látex y opera en un lugar abierto y bien aireado. Utiliza un recipiente del tamaño de un vaso grande, y vierte dos cucharadas soperas de agua muy caliente para propiciar su disolución. Añade también un poco de sal de cocina, amoniaco y vinagre para potenciar la metamorfosis.

Los expertos en reparaciones de todo tipo de averías del hogar de Reparalia, disponibles 24/7 en toda España y a precios cerrados espectaculares, te traen ideas y consejos para hacer tus propios proyectos de decoración, reparación, DIY y ahorro. Síguenos!

.
Vierte la mezcla ya lista en el interior de un pulverizador y rocía en la superficie de la botella.

Para que emulsione, usa una pistola de calor, puesto que con un secador no es suficiente para lograr la reacción. Aplica calor con cuidado para no quemar la pintura (si te fijas en la fotografía, los puntos negros son quemaduras por exceso de calor, que se pueden retirar pero que son fáciles de prevenir si no mantienes la pistola quieta en el mismo punto).

Si empleas vinagre en lugar de nitrato de cobre, en lugar de azules turquesa obtendrás tonos parduscos.
.

Los expertos en reparaciones de todo tipo de averías del hogar de Reparalia, disponibles 24/7 en toda España y a precios cerrados espectaculares, te traen ideas y consejos para hacer tus propios proyectos de decoración, reparación, DIY y ahorro. Síguenos!

.
Para detener el proceso de oxidación, aplica alcohol. Haz pruebas y descubre qué pasa si lo dejas actuar dos horas… ¡o dos días! Puedes aplicar esta técnica a todo tipo de superficies para descubrir acabados que nada tienen que envidiar a esos planos de cazatesoros submarinos, o de objetos rescatados del Titanic.

Ensaya con muebles, maderas… y sobre todo, con metales, como en estas llaves antiguas.
.

Los expertos en reparaciones de todo tipo de averías del hogar de Reparalia, disponibles 24/7 en toda España y a precios cerrados espectaculares, te traen ideas y consejos para hacer tus propios proyectos de decoración, reparación, DIY y ahorro. Síguenos!

.
¿Qué te parece esta técnica para crear piezas viejóvenes en poco tiempo y con poco esfuerzo? ¿La probarás en algún cachivache que tengas rondando por la casa? Cuéntanoslo, y síguenos en Facebook y en Twitter para descubrir más trucos e ideas como esta.

Y por supuesto, sigue también a Inventando baldosas amarillas (aquí en Facebook y aquí en Twitter), ¡otra fuente de inspiración infinita!

.
> Sigues estornudando y tosiendo a causa de la alergia? Echa un vistazo ahora mismo a estos 7 focos de alergias y asmas en tu hogar, y ponle remedio en solo unos minutos.

Si sufres alergias o asmas en casa, ponle remedio vigilando estos 7 puntos clave en tu hogar

Organizadores y especieros muy ‘potitos’ para desafiar al espacio (y a la gravedad)

 

Hoy vamos a reutilizar residuos, a ganar espacio en casa, a poner orden en cocina, oficina o taller, y a sorprender de paso a todas tus visitas. Y todo ello, por apenas unos céntimos de euro –el coste de los tornillos- y en unos pocos minutos.

En este ejemplo se ha jugado con el distinto largo de los tarros para dar un efecto visual muy divertido.

No, no es magia, sino un poco de imaginación: la que hará a estos tarritos de cristal sostenerse bajo las estanterías que tú elijas, con la ayuda de un par de tornillos. Y es que las estanterías son utilísimas para tener a mano todo tipo de objetos y utensilios en cualquier lugar de tu hogar. Por ello, ¡vamos a duplicar su utilidad!

¿Qué necesitamos?

– Botes de cristal con tapa de rosca que hayas guardado previamente: de paté, mermelada, comida para bebés, etc.

– Un pequeño taladro eléctrico.

– Un destornillador.

– Tornillos cortos (y tuercas si deseas darles un extra de sujeción).

– Un lápiz.

Por pasos:

  1. Lava y seca a conciencia cada uno de los tarritos. Elimina con alcohol y jabón los restos de etiquetas o residuos.
  2. Descuelga la balda de la pared y colócala con la parte de abajo hacia arriba en la mesa donde vayas a trabajar. Coloca sobre ella los tarros para comprobar la distancia a la que quieres colocarlos unos de otros, y marca con un lápiz su lugar definitivo.
  3. Practica dos agujeros en cada tapa a una distancia de al menos 2 centímetros. En algunas imágenes de referencia verás que solo han hecho uno (en el centro), pero si hacemos dos nos aseguraremos de que la tapa no gire también al desenroscar los tarros.
  4. Ahora superpón las tapas al lugar que les corresponde en la balda, y marca con el lápiz el lugar de los agujeros para practicar sus correspondientes orificios. Dependiendo del material de la balda y el tipo de tornillos que elijas, podrás realizar esta labor con un simple destornillador y un poco de fuerza (en conglomerados) o necesitarás taladrar cuidadosamente en superficies más duras.

 

Aquí puedes ver el acabado con un tuerca para mejorar la sujeción, aunque te recomendamos colocar dos tornillos en cada tapa para que no giren al enroscarse.Puedes atornillar desde abajo hacia arriba si no quieres perforar por completo la balda, o perforar desde arriba hacia abajo con tornillos más largos y colocar tuercas en la tapa como remate para conseguir un extra de sujeción (derecha).

Podrás almacenar en tus tarritos todo aquello que desees: especias, tés y frutos secos en la cocina; botones, ovillos y complementos en tu taller; clips, gomas y monedas en tu oficina…

Ten en cuenta que puedes usar tarros iguales para dar uniformidad a tu balda o apostar por distintos tamaños y formas para jugar con tu imaginación. También puedes respetar el color original de las tapas o pintarlo previamente para que hagan juego con la balda, la pared, crear un pequeño arcoíris.… ¡Tú elijes!

¿Qué te parece la idea para reinventar tus estanterías y ganar espacio para tus complementos?

 

No solo para la cocina: redescubre las baldas de tu habitación, de tu pequeño espacio de manualidades, de tu oficina...

comprueba todo el espacio que puedes ahorrar al tiempo que dispones de todas tus especias a mano.

Simetrías: el efecto será distinto si optas por colocar botes iguales. Minimanista y ordenado.

O el caos de una obra de arte para decorar mientras ordenas... ¿te atreves?

detalle de la anterior: tu estante puede convertirse en un mar de pequeños espacios.

Imágenes de:  petermarigold.com  freshhomeideas.com  go.tipjunkie.com