BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

Balada del pérfido ‘cracker’

El mundo está lleno de delincuentes informáticos capaces de provocar las mayores desgracias, a distancia y de forma indetectable; la ciberdelincuencia, el ciberterrorismo y la ciberguerra suponen una terrible amenaza a la civilización. O eso es lo que a algunos les interesaría que usted piense; casi siempre, empresas especializadas en seguridad y departamentos gubernamentales con mucha necesidad de enemigos que justifiquen su financiación. Añada una prensa crédula incapaz de cuestionar las más flagrantes exageraciones (por no llamarlas mentiras), y se obtienen cosas como ésta: una revista estadounidense insinúa que el gran apagón que dejó sin luz la Costa Este de los EE UU en 2003 pudo, tal vez, quizá, ser obra de malvados y profesionales ‘hackers’ chinos; casi un acto de guerra. Lo cual sería gravísimo, no sólo por el ataque en sí, sino por la terrible posibilidad de que los chinos puedan apagar las luces a voluntad en cualquier parte del mundo. El único problema es que es falso de toda falsedad: ese apagón fue exhaustivamente investigado, y se determinó su causa (una sobrecarga local), que nada tenía que ver con ‘crackers’ ni con ataques informáticos (aunque sí contribuyó el virus Blaster). A los que dentro de poco acusarán de la muerte de Kennedy, y hasta de César: el caso es crear paranoia y fomentar la tecnofobia. Aunque sea con mentiras.

1 comentario

  1. Dice ser !!huy lo que ha dicho!!

    en estos casos conviene recordar que ya, el genio de chaplin en su peícula “el chico” demuestra como se puede hacer negocio creando las necesidades, si estas no existen ( el chico apadrinado pasa primero por el barrio rompiendo cristales a pedradas que, logicamente, arreglará el providencial cristalero, que no es otro que nuestro querido charlot). al margen de la anécdota, hace ya años que en mi ciudad se detuvo a los directivos de una empresa de seguridad porqu eran los instigadores de robos en polígonos industriales, algo así como lo que sucede en nuestros días con los gitanos y las obras en construcción de muchas ciudades.salu2

    04 Junio 2008 | 14:44

Los comentarios están cerrados.