BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

A través de la Gran Muralla

En tiempos era fácil llevar una dictadura. Bastaba con definir unas frontera, guardarlas con celo y violencia, y asegurarte de que nada ni nadie pudiera cruzarlas sin control; personas, bienes o ideas. Lo que después hicieras dentro de esas fronteras quedaba en casa; podías amenazar, ejercer violencia, aplastar el pensamiento disidente o incluso asesinar a millares, o a millones con total impunidad. Total, ¿quién se iba a enterar? Los de dentro, seguro, pero ésos estaban a tu merced… Los gobiernos totalitarios valoran tanto su intimidad que hacen grandes inversiones para mantenerla. Por ejemplo el Telón de Acero que antaño dividía Europa costó un dineral, como en su momento la Gran Muralla China. Hoy el gobierno chino intenta cuadrar un círculo con Internet: permitir y fomentar su uso para desarrollar la economía, pero sin que se instaure el libertinaje electrónico. En Tíbet les está saliendo fatal: gracias a la Red y los teléfonos móviles los incidentes en esta región se están dando a conocer en todo el mundo, a pesar del carísimo sistema de censura conocido como la ‘Gran Muralla electrónica’. Y es que Internet interpreta la censura como daño; la información siempre encuentra el modo de cruzar cualquier Gran Muralla. Gracias a eso, todos somos más libres.

2 comentarios

  1. Dice ser OPS

    He ahí un enlace de un foro de opinión de Ebay que plantea un tema interesante al respecto del artículo que escribes.http://forums.ebay.es/thread.jspa?threadID=600035835&tstart=0&mod

    25 Marzo 2008 | 7:17

  2. Dice ser tdkage

    Desde China se pueden usar unos programitas que te conectan directamente y sin tener que saber nada de informatica a unos servidores proxy y asi no hay censura que valga con la “Great FireWall.”

    25 Marzo 2008 | 8:26

Los comentarios están cerrados.