BLOGS

Ciencia, tecnología, dibujos animados ¿Acaso se puede pedir más?

iPhone y el Santo Grial

El poderoso campo de distorsión de la realidad que los escépticos atribuyen a Steve Jobs, presidente de Apple, y la formidable potencia de márketing de la empresa, han convertido al iPhone en un fenómeno incluso antes de su lanzamiento. Todos los fans de Apple están convencidos de que la compañía de la manzana ha conseguido obtener el Santo Grial de la informática personal: un dispositivo de bolsillo capaz de aprovechar todas las ventajas de los ordenadores y todas las ventajas de las redes de telefonía móvil. Es cierto que Apple, especialmente de la mano de Jobs, ha sido capaz de crear en el pasado productos inolvidables que han revolucionado sus mercados, desde el Macintosh hasta el iPod. Pero también ha habido fracasos espectaculares, desde el Lisa hasta el Newton. Y el iPhone, con todo su atractivo estético y conceptual, no carece de defectos. Su carencia de teclado, la inexistencia de marcado por voz, la imposibilidad de comprar canciones en iTunes, la cámara limitada a imagen estática, la baja capacidad de almacenamiento y, sobre todo, el hecho de que sólo funciona en la muy deficiente red móvil de AT&T (lenta e irregular) suponen problemas reales. Y eso sin hablar del elevado precio (371 a 445 euros, más 44 a 74 euros por el servicio de datos, con compromiso de permanencia de 2 años). Los defectos son reales, pero si finalmente el iPhone cumple con las expectativas y resulta ser un ordenador de bolsillo móvil que funciona, nada de todo esto importará y será un superéxito que redefinirá la telefonía móvil. Pero no es seguro. La pelota está en el alero.

3 comentarios

  1. Dice ser Pilar

    Que no hace películas? pero si hasta mi TSM 500 de Movistar del hace cuatro años ya hacía…

    03 Julio 2007 | 13:30

  2. Dice ser Marco

    Dicen que la pila no se puede quitar y cambiar…

    03 Julio 2007 | 19:53

  3. Dice ser Javier

    Las cosas en perspectiva: un teléfono Treo 680 vale hoy mismo en la FNAC 429 euros. El Treo 750 (con windows) cuesta 570 euros tirando por lo bajo.La gente ya se compra teléfonos carísismos. Lo que ha cambiado el iPhone es que más gente que antes se comprará un teléfono carísimo.En realidad, Nokia y Motorola deberían estar contentísimos con el iPhone, puesto que está dejando claro que el mercado del teléfono caro que hace cosas existe.Por cierto, eso de “la pelota en el alero” es una mariconada. ¡Mójese usted, Sr Cervera! Mi estimación de diez millones en diciembre de dos mil diez (creo que teníamos una porra) probablemente se cumpla bastante bastante antes de lo previsto. ¿Dónde está la suya?

    05 Julio 2007 | 17:41

Los comentarios están cerrados.