¿Qué fue de “el pequeño Nicolás”?

Tú pones en el buscador de internet “pequeño Nicolás” y lo primero que te va a salir es su página de Wikipedia. Y es muy fuerte, esto, porque no cualquiera tiene una página en Wikipedia. Tienes que ser alguien importante o, como alternativa, saber subir y editar entradas en Wikipedia.

Su nombre, por cierto, es Francisco Nicolás Gómez Iglesias, y tiene su gracia porque su padre se llama Francisco Gómez Nicolás. Es decir, le pusieron de segundo nombre el segundo apellido de su padre.

pequeño-nicolás-noviembre-2019-2

“El pequeño Nicolás” en la Estación de Sants de BCN en noviembre de 2019 (GTRES)

Dice el historial de delitos por los que se le ha procesado/procesa/procesará que el primero que cometió de todos ellos fue el de falsedad documental y de identidad en su prueba de Selectividad, cuando le “pidió” (amablemente, con seis mil euros mediantes) al hijo del embajador español en Egipto que se presentara por él a las pruebas, ya que al pequeño Nicolás no le daba la nota para estudiar derecho (y si al leer esto has pensado “pues que hubiera estudiado sentado”, pues no es que quiera yo decir que estás mayor pero ponte bien la mascarilla que seguramente estás en grupo de riesgo).

En el año 2014 saltó a todos los medios cuando se destapó que llevaba AÑOS haciéndose pasar por representante de diferentes instituciones. Por ejemplo, se hizo pasar por emisario del Gobierno de España para negociar gestiones empresariales con empresas del calado de OHL y Acciona. Y sin despeinarse. Y eso casi es de lo más light que lleva en la mochila, porque tampoco le tembló el pulso al hablar en nombre de la Casa Real en el llamado “Caso Ribadeo”, donde el -pobre- alcalde desplegó todo el protocolo de seguridad para recibir a un recién coronado Felipe VI que, como os imagináis, nunca llegó.

En agosto de 2014, cuando estaba en el apogeo de su ¿carrera? fue finalmente detenido, acusado de falsedad, estafa y usurpación de identidad. En cualquier otra persona no me atrevo a decir que habría pasado desapercibido (porque tela la que lio el pollito) pero, sin duda, fue su juventud (tenía entonces 20 años) y el hecho de que llevara ya años orquestando estafas lo que hizo que su noticia en particular se volviera viral, y lo que le valió el mote de “pequeño” Nicolás.

Empezó entonces su periplo judicial. Periplo que incluye (ojo a esto) el haberse presentado a eurodiputado por su partido Influencia Joven, para así ser aforado y que todas las causas abiertas se ralentizaran. PERO le salió mal, y ahí está. De juicios, el pobre hombre. Eso sí: que no se diga que no le cundió Derecho.

Mientras llegaban y no los juicios, aprovechó para pasearse por la prensa rosa e incluso fue participante, en 2016, en Gran Hermano VIP.  En 2017, comenzaron los paseos por los juzgados.

Este año se le iba a juzgar por varias de esas causas, que incluían (entre otras cosas) estafa, falsedad, usurpación de funciones públicas, revelación de secretos, integración en grupo criminal, obtención ilegal de datos confidenciales y que sumaban un total de 27 años, siendo la primera que iba a procesarse, precisamente, la del Caso Ribadeo, que se tuvo que suspender el año pasado después de que su abogada renunciara por “presiones y coacciones” hacia ella y su familia. Y eso sin sumar el pequeño incidente de finales del año pasado, cuando Nicolás agredió a un camarero, al que intentó apuñalar.

Pero el pequeño Nicolás ha tenido suerte y, al final, sí que se han aplazado algunas de las causas pendientes porque ha habido una pandemia mundial y algunos de los juicios no podían garantizarse en circunstancias seguras.

Una historia aún abierta y trepidante. En internet no faltan los rumores sobre su adaptación al cine. Yo veo a Bayona dirigiéndola.

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. no le daba la nota para estudiar derecho (y si al leer esto has pensado “pues que hubiera estudiado sentado”,

    xDDDDDDDDDDDDDDDDD

    29 noviembre 2020 | 10:46 am

  2. que-fue-de-todos-los-demas

    Te hace gracia porque lo has pensado, reconócelo xD

    29 noviembre 2020 | 11:09 am

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.