10 juguetes de los ’90 para que NO eches de menos tu infancia

A mí personalmente los ’90 me pillaron en esa edad que ni era una niña pequeña ni era una adolescente propiamente dicha, así que aún disfruté lo suficiente de las beldades de plástico que nos ofreció la década, con el enorme hándicap de que yo sí conocí los juguetes de los ’80 (y aún heredé alguno de los ’70), de manera que era consciente de que aquello que nos estaban vendiendo era, muchas veces, una porquería xD

linea-directa-caja

Claro que, en esa categoría, los había peores y aún peores. Y ahora que las marcas ya han empezado con la campaña navideña, y que veo remasterizar algunas de aquellas joyitas para ¿adaptarlas? al siglo XXI, me ha dado por pensar: “De todos los juguetes de mi infancia, ¿cuáles jamás les regalaría a mis hijos?“. Y os traigo, en forma de post, la respuesta a esa pregunta. No están todos los que son, también os lo digo.

1. Merchandising de Mario Bros/Hello Kitty

Había gente pesá y luego estaban los del merchandising de estos dos. Por favor, qué horror. Ahora nos parece lo más normal del mundo, pero yo recuerdo que flipaba porque me sonaba a otro planeta aquello de ver sus caras EN TODAS PARTES: mantas, alfombras, edredones, platos, vasos, cantimploras, ropa y, por supuesto, cualquier variedad de juguete, incluidos los que regalaban en el McDonald’s y los huevos Kinder.

mario

 

2. Las figuras de acción de Caballeros del Zodiaco

Y voy a subrayar aquí que estoy hablando de las figuritas de acción de los ’90. ¿Y por qué? Pues porque quienes tuvimos la suerte de tener las de los ’80 conocimos lo que eran las figuras de Saint Seiya DE METAL, que es como tienen que ser, porque los Caballeros llevan metal y no plástico, Pili, que esa armadura se derrite en el microondas. Y en una batalla Caballero – Microondas, Microondas gana a plástico y metal gana a Microondas. Aquello fue el principio del fin. Aplicable también a los Power Rangers.

3. El Furby

A ver, amores… Yo puedo comprender que en la mente de alguien esto era una buena idea, pero es un poco como las pelis que hablábamos el otro día de los ’80, que son buenas de lo malas que son. Lo mismo, pero en juguete. A alguien se le ocurrió que podía hacer un Gizmo cuqui e interactivo, que podría ¡aprender a hablar! y se comunicaría contigo como un amigo “de verdad”. Aparte de que el bicho en vez de cuqui les quedó supersiniestro, jamás en mi vida conocí a nadie que le funcionara el dichoso Furby.

 

4. Tekno, el perrito robot

¡¡El futuro ya está aquí!! Oh, ¡Dios mío! Por fin puedes tener tu mascota robótica que es como un perro de verdad, pero mola más porque es un robot y no tienes que sacarlo a la calle si no quieres ni limpiar sus cacotas. Aprendía igual de bien que el Furby, el perrete este. Ahora, igual que os digo una cosa os digo otra: menos mal que el perrín lo hicieron en los ’90 y no en los ’80, porque en vez de plástico llegan a hacerlo de metal y muere gente.

tekno

Nota: aún se fabrica, en una versión mucho más moderna, claro, porque ahora es blanco y tiene adornos azules para los niños y rosas para las niñas. Muy bien. El futuro es 1956.

5. Línea directa

Lo diré solo una vez y lo negaré en un tribunal: mi prima Blanca y yo estábamos pifiadísimas a esto. Tenías que adivinar quién era tu admirador secreto, y para ello el teléfono sonaba y te iba dando pistas. Una suerte de Cluedo pero estilo cupcake. Si es hoy y me pilla con las gafas moradas puestas, le lanzo el teléfono al primer señoro que pase.

linea-directa

 

6. Tamagotchi

Esto es una responsabilidad y un estrés de bicho que ningún niño de menos de 13 años se merece. Y no voy a decir más al respecto.

 

7. Trolls

Yo los amaba. Y, de hecho, aún conservo algunos de ellos, como demuestra esta foto que os pongo aquí que acabo de hacer, sobre mi agenda de Mr. Puterful de este año. Pero que siniestros son un rato, en plan que si los pones en la mesilla de noche no duermes, eso no lo discute nadie.

trolls

 

8. Baby Born

¿A qué década, si no a la de los ’90, íbamos a poder agradecer la introducción a lo grande en el mercado de un muñeco que llora y HACE PIS? En los ’80 esto era impensable que triunfara como lo hizo el Baby Born. ¡¡Que tenías que cambiarle los pañales, Mari!! Tanto fue así que en nada sus variantes y accesorios desbancaron al Nenuco de toda la vida. ¡Maldito!

9. Los Pocket Doodle Zoodles

Me encantaban. Venían con unos rotus y tú los decorabas como tú querías, y luego a la lavadora y vuelta a empezar. Mis amigas me lo regalaron por mi cumpleaños y fui feliz. ¿Por qué, entonces, lo meto en esta lista? Porque te vendieron como increíble y único algo que podías hacer CON CUALQUIER MUÑECO Y CUALQUIER ROTULADOR de los que ya tenías en casa, Mari, que a veces pareces boba.

osos-doodle-zoodles

10. Los “zapatos lunares”, los Moon Shoes

Casi que podría meter aquí cualquiera de aquellos trastes que durante los ’90 nos bombardearon para que no aprendiéramos jamás a caminar en condiciones, desde patines a saltadores, pero si me decanto por los zapatos lunares es por dos razones: la primera, que su versión original databa ya de los años ’60, en pleno boom de la carrera espacial, y estaban hechos con unos segurísimos y nada oxidables muelles de hierro; la segunda, ¡¡que no hay cosa más fea que llevarse a los pies, por favor!!

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Lola

    Mi hija ya andaba en la adolescencia por los 90, así que ninguno de esos juguetes pasó por casa, pero sí que recuerdo que el portero de mi edificio me comentó que la hija tenía un tamagotchi de esos y fue una tragedia porque se le murió, vamos igual que me sucedió a mí con un pollito de colores que tuve cuando era niña, ahora que lo pienso aquello sí que era maltrato animal, esos pobres bichos casi ninguno llegaba a adulto.

    16 noviembre 2020 | 10:42 am

  2. Dice ser Víctor

    Las figuras “buenas” de Saint Seiya sí vienen con la armadura en metal. Eso sí, hay que pagar entre 60 y 150 euracos, dependiendo de la que sea.

    El lumbreras que le puso “Caballeros de Zodiaco” se lució. Los verdaderos del zodiaco son los caballeros de oro, así que acierto CREO para él. Por cierto, en Francia se llama igual y creo que en este caso nuestra versión viene de la suya.

    Yo tuve un Tamagotchi de esos, verde transparente. Como pedía el canalla, y lo insulso que era a fin de cuentas. Luego llegaron ls pokemon y quedó desbancado en cero coma…

    17 noviembre 2020 | 9:20 am

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.