Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘refugiado’

Las dos Europas ante el drama migratorio

Varios refugiados sirios esperan en la estación central de Múnich, Alemania, este lunes. (EFE/Andreas Gebert)

Varios refugiados sirios esperan en la estación central de Múnich, Alemania, este lunes. (EFE/Andreas Gebert)

Europa se divide de muchas formas más allá de sus fronteras. Están los países de la Europa del Sur y los del Norte cuando pensamos en la crisis. Están los rescatados por la Troika y los que no, los que usan el euro y los que no, los que forman parte del Espacio Schengen y los que no, los más europeístas y los que menos, los que pesan más, los que no pesan tanto y los que suelen pasar desapercibidos.

La crisis migratoria que afecta Europa desde hace años y que se ha evidenciado con la llegada masiva de refugiados sirios a nuestras fronteras ha demostrado, una vez más, que no hay una sino dos Europas. La solidaria, la que predica el discurso humanitario y busca métodos para dar asilo o refugio a estas personas y la que rehuye de sus responsabilidades. La que se indigna cuando se entera que 71 personas han muerto asfixiadas en un camión en Austria, que Hungría construirá una valla de 175km para impedir que inmigrantes crucen la frontera con Serbia o cuando ve imágenes de víctimas civiles en Siria. Y la que se queda indiferente. O peor, la Europa más invisible y más xenófoba, la que ataca centros de refugiados en Alemania o se apunta al discurso más racista sin pensarlo. Esa también existe.

Lee el resto de la entrada »

La Europa de mínimos ante el drama migratorio

Imagen de un barco de inmigrantes rescatados entre las costas de Italia y el norte de África. (Archivo/ EFE)

Imagen de un barco de inmigrantes rescatados entre las costas de Italia y el norte de África. (Archivo/ EFE)

Las comparaciones siempre han sido odiosas. Sobre todo si son del estilo del ministro del Interior español Jorge Fernández Díaz, a quien se le ocurrió esta semana comparar la llegada de inmigrantes a las costas europeas –sobretodo griegas e italianas- con las goteras de una casa. “En lugar de taponar esas goteras lo que hacemos es distribuir el agua que cae entre distintas habitaciones. Ese es el programa de reubicación”, dijo este lunes a los periodistas españoles antes de la reunión en Bruselas con sus homólogos en la que se fijó la reubicación o redistribución de 40.000 demandantes de asilo –la mayoría sirios y eritreos-, que ya se encuentran en Grecia e Italia, con el fin de aliviar estos dos países de la llegada de inmigrantes que les tiene completamente desbordados a un ritmo preocupante para la capacidad de acogida.

Lee el resto de la entrada »

MSF pide a Serbia y a la UE que den ayuda y protección a migrantes y solicitantes de asilo

Asadullah es un afgano de 23 años. Escondido en una fábrica de ladrillos abandonada, espera cruzar de manera irregular la frontera húngara y alcanzar a su destino final, Austria. El viaje ha sido tortuoso. Días y noches interminables, a veces a pie, a veces a caballo, para pasar de Afganistán a Irán y cruzar Turquía, Grecia y la antigua república yugoslava de Macedonia hasta llegar a la ciudad serbia de Subotica, prácticamente a dos pasos de Hungría.

Ha visto morir al menos a veinte compañeros de ruta cuando trataban de cruzar las distintas fronteras. A Asadullah una vez lo capturaron y estuvo nueve meses detenido, pero nunca perdió la esperanza de que los traficantes que le cobraron 4.500 dólares por este trayecto lo llevaran hasta Austria.

Asadullah es uno de los cientos de miles de migrantes y solicitantes de asilo que este año han llamado a las puertas de Europa. Algunos huyendo de las persecuciones y otros simplemente para buscarse la vida, pero casi todos caen en las redes del tráfico de personas. “Como las posibilidades de acceder de forma regular y segura al asilo y a la protección son limitadas, los solicitantes de asilo arriesgan sus vidas poniéndose en manos de traficantes”, dice Sumbul Rizvi, especialista de ACNUR en materia de migración mixta.

Médicos Sin FronterasMédicos Sin Fronteras (MSF) ha solicitado a las autoridades de Serbia y a los estados miembros de la Unión Europea que proporcionen con urgencia asistencia médica y que garantice la protección para los migrantes que llegan al país y para los solicitantes de asilo.

Tras haber arriesgado sus vidas tratando de llegar a Europa, los solicitantes de asilo, refugiados y migrantes que consiguen entrar en Serbia se quedan abandonados a su suerte en los bosques del país o en el interior de edificios en ruinas, soportando temperaturas invernales extremas, y sin comida ni refugio suficiente.

Lee el resto de la entrada »

Viaje a la deriva

Una barcaza con inmigrantes africanos a bordo, cerca de la costa italiana de Lampedusa. (EFE)

Una barcaza con inmigrantes africanos a bordo, cerca de la costa italiana de Lampedusa. (EFE)

Por Blanca Blay

Centenares de cuerpos se acumulaban alineados uno al lado del otro, inertes, cubiertos con una tela de plástico oscura. Los pasajeros de la embarcación, la mayoría eritreos y somalíes, se encontraban a poca distancia de la orilla de la pequeña isla. Pretendían llegar a Europa en busca de una vida mejor.

Cerca de un año atrás, el 3 de Octubre de 2013, Italia se vistió de luto. Se oyó y se leyó en todos los idiomas: el drama de Lampedusa, la vergüenza de Europa. Al menos 366 personas murieron intentando cruzar el mediterráneo.

El entonces primer ministro italiano, Angelino Alfano, llamó a los socios europeos a cooperar: “esperamos que la Unión Europea se de cuenta que este no es un desastre italiano sino europeo”. Y es que aunque la Unión Europea es sólo una, la inmigración masiva de personas provenientes del norte de África o de Oriente Medio no afecta a todos los socios por igual. La mayoría de navíos salen con destino a Italia, Grecia, España o Malta, sus vías de entrada al continente en el que buscan refugiarse porque huyen de una situación, bien sea política o económica, que les impulsa a zarpar poniendo en peligro sus vidas, a la deriva.

Si bien el pasado Octubre Italia puso en marcha la operación “Mare Nostrum”, una operación militar y humanitaria dirigida a “proteger la vida en el mar y combatir el tráfico de seres humanos”, según describe la Armada italiana, poco se ha traducido en medidas concretas a a escala europea. Con un coste de 9 millones de euros al mes, la operación ha salvado a más de 40.000 personas. Sin embargo, no es suficiente ni es una responsabilidad compartida a la práctica. Aunque los países de la frontera sur sean sólo las vías de entrada para muchos, y no su destino final, siguen siendo estos países los que más necesitan de la cooperación en Bruselas.

En cualquier caso, la tendencia en Europa sigue centrada en la exclusión: construcción de vallas más altas –o incluso con cuchillas-, instalación de más material de vigilancia y mayor control de las fronteras, por no mencionar la falta de garantías y las devoluciones ilegales o las condiciones de algunos centros de internamiento de extranjeros. La UE necesita dedicar más esfuerzos a establecer políticas que contemplen como prioridad el respeto de los Derechos Humanos a la hora de regular el control de fronteras y gestión de los flujos migratorios. .

El coste en vidas humanas

Al menos 23.000 inmigrantes han muerto desde el año 2.000 intentando pisar Europa, según revela un informe de Amnistía Internacional (AI). Según datos de la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas, un total de 124.380 inmigrantes han llegado en embarcaciones ilegales a las costas europeas desde enero de 2014 (más del doble que en 2013), la mayoría de ellos huyendo de la guerra, la violencia y la persecución. Se calcula que Italia hospeda a más de 108.000, mientras que Grecia ha rescatado en sus fronteras a unos 15.000, España cerca de 1.800 y Malta unos 300.

Además, tal como indica AI en el informe, “debido al bloqueo mediante vallas de otras rutas de entrada a la UE más seguras, al aumento de la vigilancia y al despliegue creciente de fuerzas de seguridad, la gente se ve obligada a tomar rutas cada vez más peligrosas, a veces con trágicas consecuencias. Sufren violencia en las fronteras de la UE y se ven privadas de su derecho a solicitar asilo”.