Historias que tienen que salir del armario y del archivo (el matrimonio homosexual en Grecia y en Europa)

Por Vicky

El tema de los Derechos Humanos dentro de la Unión Europea ha ocupado muchos titulares últimamente. Hace unas semanas el Parlamento Europeo decidió sancionar a Hungría por llevar años negándose acoger a refugiados, trabando a la libertad de prensa y obstaculizando la operación de varios organismos internacionales. Ayer un informe elaborado por la Eurocámara instó, entre otras cosas, la mejora del sistema de protección de derechos humanos en Colombia y Perú.

Brecha salarial, pobreza infantil, inmigración, aborto… son solo algunos de los debates abiertos que se acogen al término Derechos Humanos. Activistas y ONGs dan una lucha colosal para conseguir una solución adecuada para todos y erradicar los tabúes. Uno de estos es el matrimonio homosexual, que sigue tentando la opinión pública de muchos países miembros.

Para algunos es un derecho fundamental reconocido hace tiempo y plenamente aceptado por la sociedad, pero para otros no. Rumanía dio un paso tímido llamando a su pueblo a votar en un referéndum que pretendía vetar el matrimonio entre personas del mismo sexo. Solo un 20,41% acudió a las urnas para votar a favor, muy lejos del mínimo del 30% que se requería para validar la prohibición de la unión entre homosexuales.

Estos momentos históricos que vivió Rumanía me recordaron un caso griego que tuvo mucho revuelo en su día y, aunque muchos ya ni se acuerdan de ello, sigue abierto.

El verano del 2008 se celebró en el Ayuntamiento de la isla Tilos el primer y único matrimonio gay. El alcalde aludió a que en la Constitución helena no prohíbe de manera explícita la unión entre dos personas del mismo género.

Muchas parejas se animaron y pronto solicitaron casarse en más ayuntamientos de toda Grecia, algo que las autoridades y la Iglesia Ortodoxa rechazaron por ser ilegal y contra natura. Se realizaron muchas propagandas de sabotaje, investigaciones legales y finalmente un par de juicios hasta que, por satisfacción del Gobierno y de la Iglesia, se logró la anulación de su boda.

Los dos hombres tuvieron que recurrir al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, no para exigir la legalización de las bodas entre homosexuales en Grecia, sino para que al menos se les reconociese solamente su matrimonio como un caso excepcional.

Nueve años después y tras largos procesos legales, Europa y Grecia coincidieron en que no se admiten excepciones. Su boda fue anulada y ninguna pareja homosexual puede casarse actualmente. Lo único que se les reconoce es el pacto civil de solidaridad, una ley aprobada por el gobierno de Syriza en 2015. Según esta ley, tampoco se permiten la adopción y la adquisición de la nacionalidad por la pareja, la custodia de los hijos de esta o el cobre de la pensión o herencia de la pareja fallecida.

Me alegra tener la oportunidad de escribir sobre este episodio y sacar esta noticia del archivo, ya que por lo visto queda un camino muy largo hasta que Europa adopte leyes realmente democráticas y universales para sus miembros y que la existencia igualitaria nunca sea un privilegio ni un “contra natura”.

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser GFL

    sólo es otro ejemplo mas de como las ideas retrogradas y la INTOLERANCIA de las religiones muchas veces provocan que las cosas vayan a peor

    11 octubre 2018 | 3:28 pm

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.