En capítulos anteriores En capítulos anteriores

"Odio la televisión del
mismo modo que detesto
los cacahuetes. Pero no
puedo dejar de comer
cacahuetes". Orson Wells

Archivo de diciembre, 2015

Las 10 mejores series de 2015

Tenía que despedir el año haciendo una pequeña selección de las series que me han mantenido pegada a la pantalla de manera irrefrenable. Soy consciente de que no le he guardado un puesto a grandes ficciones, pero la lista que os dejo a continuación hace referencia a las que me han marcado a mí o me han sorprendido a lo largo de este año. (No hay superhéroes, como podéis ver. Qué le voy a hacer, no me acaban). Por supuesto no hay nada absoluto, sólo plasmo mi más humilde opinión. ¡Espero que coincidamos en alguna!

Os recuerdo que me podéis seguir en Twitter y en Facebook. Os espero.
¡ Y feliz año a todos!

  1. THE LEFTOVERS

    La segunda temporada ha sido frenética y me ha dejado al borde de la taquicardia y el infarto. The Leftovers fue uno de los descubrimientos que más me marcaron en 2014. ¿El regreso de Lindelof como creador? Tenía que verla; era diferente, hipnótica e irradiaba novedad. Aunque la primera temporada me gustó, jamás la hubiera incluido en un ranking. La segunda, sin embargo, ha superado todas las expectativas y ha conseguido solventar todos los errores del pasado. Momentos que evocaban a Perdidos, finales de episodio que cortaban la respiración y escenas tan duras que dolían con solo mirar. Sin duda, una de las experiencias televisivas que más me han llenado este año.
  2. MR. ROBOT

    Me rendí ante la trama enrevesada y las medias verdades de Mr. Robot desde el minuto uno. La historia de cómo unos hackers -más bien justicieros cibernéticos- quieren derrocar a las multinacionales a través de la informática me hipnotizó inconscientemente y por ello se ha convertido en uno de los mejores estrenos del año. Su trama oscura e intrigante junto a un protagonista con serias dificultades e incapacidad para relacionarse con los demás, la convierten en una serie peculiar. Elliot se ha convertido (para mí) en el V de Vendetta televisivo 3.0.
  3. FARGO

    Si True Detective ha decepcionado con una segunda temporada que se alejaba de la excelencia y se acercaba a lo convencional, la continuación de Fargo ha logrado lo opuesto. Muchos críticos elogian que la ficción haya conseguido mantenerse a flote después de una primera temporada que roza la maestría. Para mí, y aunque he echado de menos a la pareja de actores que formaban Martin Freeman y Billy Bob Thornton, la nueva tanda de episodios me ha atrapado aún más que la primera entrega. Conserva la atmósfera, el humor negro y la estética, pero la trama, que se desarrolla 27 años antes y sigue los pasos de una pareja (maravillosa Kristen Dunst) que se ve envuelta en un asesinato, va in crecendo con cada episodio. Y mejor no hablo del montaje y la música porque me vengo muy arriba.
  4. NARCOS

    Netflix se lanzó al vacío con su primera superproducción en territorio latino. La facilidad de los actores para jugar con el idioma, para alternar el inglés y el castellano casi de manera equitativa me fascinó. Pero también la manera de alternar dos visiones antagónicas: descubrir la corrupción colombiana de la década de los 80 a través de los ojos del narco Pablo Escobar y el papel de los norteamericanos, por otro lado, desde los ojos del agente de la DEA Steve Murphy. Ingentes cantidades de cocaína, sangre y luchas internas por la supremacía en Medellín y su intento de expansión. Narcos ha sido un descubrimiento delicioso.
  5. TRANSPARENT
    Imagen de la 1t de 'Transparent' / Canal +
    Desde el año pasado, Transparent se convirtió en mi talón de Aquiles, mi serie mimada. En 2014 me subí a la montaña rusa emocional de los Pffermann y desde entonces he sido incapaz de bajarme de ella. La segunda temporada, más coral que la primera, no ha perdido esa esencia que la hace única: es íntima, se trata de televisión minoritaria, una historia que llega al alma y no quieres abandonar. Ríes, lloras y sufres tanto como lo hacen ellos. Interpretaciones magistrales (amén, Jeffrey Tambor) y una coctelera de sentimientos que me ha vuelto a atrapar irremediablemente.
  6. JUEGO DE TRONOS
    jonsnow
    Un clásico de estas listas. No ha sido la mejor temporada ni por asomo, pero la adaptación de Canción de Hielo y Fuego mantiene el tipo a pesar de todo. La complejidad de sus tramas, el despliegue, la magnitud visual, así como la profundidad de los personajes hacen de ella un puro espectáculo televisivo. Es hipnótica incluso con los capítulos más planos. Y es una de las pocas series que consiguen mantener a los espectadores elucubrando teorías muchos meses después del final de temporada. Y, claro, el momento Jon Snow.
  7. HOMELAND

    Hace tiempo pensé que esta serie no volvería a estar en mi top 10, en especial tras la catastrófica tercera entrega que será mejor dejar en el olvido. La serie renació con una cuarta temporada trepidante al más puro estilo 24 y la quinta no se queda atrás. Los productores explotan a la Carrie más desequilibrada y la tensa relación con Saul Berenson. En esta ocasión se trasladan, al igual que el sicario de Peter Quinn, a Berlín para abordar la temporada más actual, poniendo el foco en el conflicto de los refugiados sirios, la amenaza de la yihad en Occidente y las malas relaciones con Rusia. Traiciones, agentes dobles pero sobre todo actualidad… Homeland es una superviviente y sí, una de mis debilidades.
  8. UNREAL
    En las entrañas del reality show / Lifetime
    Si ha habido una serie diferente este año -además de Mozart in the Jungle-, esa lleva por nombre UnReal. ¿Hay series mejores? Las hay. Pero mi paladar necesitaba novedad y, sorprendentemente, llegó de la mano de la productora de telerrealidad Rachel Goldberg. Caí fascinada ante los entresijos del programa Everlasting y la maldad de los que trabajan detrás de las cámaras. Aquí no hay grises. Los personajes son malvados y tienen el alma más negra que Joffrey Baratheon. Y fui incapaz de resistirme.
  9. CATASTROPHE

    Soy mucho más de dramas que de comedias y me cuesta encontrar una que me llene y me haga reír. La serie que ha conseguido arrebatarme alguna que otra carcajada este año -además de New Girl, qué le voy a hacer, me encanta- ha sido Catastrophe, y sólo por eso tenía que incluirla en mi top 10. La británica historia de Sharon y Rob, dos desconocidos y ocasionales follamigos que de pronto van a tener un bebé, ha tenido momentos hilarantes. Si no sabéis qué comedia ver, podéis empezar con Master of None. Pero por favor, dad una oportunidad a Catastrophe.
  10. VIS A VIS
    Vis a Vis / Atrsemedia
    Este puesto tenía que ir dedicado a una serie española. No quería menospreciar el sello made in Spain, sobre todo cuando el 2015 ha dado grandes series nacionales. He estado a punto de incluir El ministerio del tiempo, un soplo de aire fresco que se ha convertido en una de mis series predilectas. Pero finalmente he decidido reservar el último puesto a una ficción que logró sorprenderme y que tiró por tierra todos mis prejuicios. ¿Una adaptación española de Orange Is The New Black? “Eso no puede salir bien”, dije muy convencida y con la cabeza bien alta. La historia de las reclusas de la cárcel Cruz del Sur, sin embargo, logró desprenderse de la mochila de la serie norteamericana (un hecho a tener muy en cuenta) y crear una historia propia con giros consecuentes y un final de temporada intenso y apasionante. ¿Tiene errores? Sí. Pero ha sido uno de los descubrimientos españoles de este año y mentiría si no dijera que estoy esperando la segunda entrega con ansias.

‘Sherlock’, ‘Doctor Who’ y ‘Downton Abbey’, las series vuelven a casa por Navidad

En Navidad siempre pasa lo mismo. Mientras Raphael y Paz Padilla acaparan las televisiones españolas, las cadenas británicas se ponen las pilas para preparar contenidos navideños de calidad. Aquí cantamos el tamborilero; allí es tradición que las series británicas más internacionales emitan especiales en estas fechas tan señaladas.

BBC

Cartel promocional del especial navideño de ‘Sherlock’ / BBC

  • ‘Downton Abbey’

Es el caso de Downton Abbey, veterana en esta clase de especiales navideños. El capítulo que se emitirá este 25 de diciembre en la cadena ITV, y que pretende dar respuestas a las mil preguntas que ha dejado en el aire tras su desenlace, llegará con una carga extra de emoción y drama. El episodio de dos horas se encargará de colocar el broche de oro a 6 temporadas de elegancia y una impecable puesta en escena. Esta noche nos despediremos definitivamente (y entre lágrimas) de los Crawyley. Seis años después, Downton Abbey echa el cierre.

  • ‘Doctor Who’

Pero si hay una serie que no puede faltar nunca en navidades es Doctor Who, que ya ha acumulado 11 especiales navideños desde su resurgir en 2005. Este 25 de diciembre también es el día elegido para disfrutar de una nueva entrega de la serie de ciencia ficción, que emitirá esta noche la cadena británica BBC One y que contará con el regreso de River Song (Alex Kingston).

  • ‘Sherlock’

Pero, sin duda, la gran sorpresa de esta época llega de la mano de Sherlock. El año empezará de la mejor manera posible: con el regreso de Benedict Cumberbatch y de Martin Freeman en la piel de la pareja de detectives más excéntrica de la televisión.

La cadena británica BBC emitirá el 1 de enero el especial navideño de Sherlock -que llegará a España el próximo 7 de enero-, un capítulo independiente de la trama original. Estará ambientado en la época victoriana, al igual que las novelas de Conan Doyle. Este especial es el primer episodio que veremos desde la emisión de su tercera temporada, en 2014. ¡Hay muchas ganas de Sherlock!

¡Feliz Navidad a todos!

El año, en series: 12+1 noticias seriéfilas que han marcado el 2015

Aunque no lo creáis, hay vida más allá de Star Wars y del nuevo Primark. Y también hay vida más allá de Juego de tronos. Ahora que estamos a punto de despedir el año, me pregunto cuáles han sido las noticias seriéfilas que nos ha dejado este 2015. Las más relevantes, las más impactantes, las más llamativas y las que más han dado que hablar. Mes a mes. ¡Vamos a ver!

  • ‘Empire’ rompe los audímetros en Estados Unidos

cookie2

Enero llegó fuerte, acompañado de uno de los fenómenos seriéfilos y sociales del año. El estreno de Empire, el drama musical sobre los dueños del sello discográfico de hip hop Empire Enterprises, pegó fuerte y rompió los audímetros en Estados Unidos. Fascinó a los espectadores con sus temas y con los enredos familiares de los Lyon, y nos cautivó con uno de los mejores personajes que nos ha regalado la pequeña pantalla. Salvaje, irreverente, rebelde. Así es la matona pero siempre divina Cookie Lyon. No parte como la favorita de la crítica, pero la audiencia la coronó con su fidelidad semana tras semana, tanto que llegó a alcanzar los 17 millones de televidentes en su final de temporada. Ahora está nominada a un Globo de Oro.

  • El universo de ‘Breaking Bad’ se expande

El 29 de septiembre de 2013 cogimos los cleenex y nos despedimos de una de las mejores series de esta década. Breaking Bad dijo adiós a la generación que vivió enganchada durante casi 5 años a la trepidante vida de Walter White, el profesor de química convertido en el mejor fabricante de cocaína del país. Pero no fue un adiós definitivo. En febrero de 2015, su creador, Vince Gilligan, nos deleitó con Better Call Saul, la precuela que nos descubre el pasado de Saul Goodman (Bob Odenkirk) y su evolución hasta convertirse en el desalmado picapleitos que nos fascinó en la serie original. Apuntad: la segunda temporada regresa el próximo 15 de febrero.

  • El regreso de ‘Expediente X’


Con la primavera al borde de la eclosión llegó una bomba que nadie esperaba. El 24 de marzo Fox anunció el regreso de Expediente X, la serie que marcó con su ciencia ficción más terrorífica a la generación de la década de los ’90. Los enigmas y casos sin resolver regresarán a la televisión en forma de miniserie el próximo 24 de enero. Seis capítulos con Mulder y Scully encabezando su resurgir.

  • La filtración (por error) de una muerte en ‘Anatomía de Grey’

Abril está marcado en el calendario mental de todo fan de Anatomía de Grey como el mes negro. El Grey Sloan Memorial Hospital siempre ha sido territorio hostil hasta para sus protagonistas. En la undécima temporada, la creadora, Shonda Rhimes, sacó la guadaña (muy típico en ella) y se cargó de manera injusta a uno de los personajes más queridos por los seguidores. Esta muerte dio mucho que hablar no sólo por el giro inesperado de los acontecimientos, sino porque se filtró un día antes en la prensa. Entertainment Weekly, que había elaborado un reportaje sobre el trágico adiós en colaboración con la cadena, envió a sus suscriptores el ejemplar de la revista antes de que se emitiera el episodio. Por error, claro.

  • El final de ‘Mad Men’

madmen

Si abril fue el mes de las lágrimas, mayo no se quedó atrás. Después de siete temporadas y ocho años en antena, el publicista Don Draper se despidió por todo lo alto. Sorprendió con un final lleno de guiños espirituales. El desenlance puso el broche de oro a uno de los mejores dramas de los últimos años. Fue el fin de una era televisiva.

  • ‘Juego de Tronos’ desata la locura con la muerte de un personaje clave

Los fans de Juego de tronos estamos curados de espanto. La alta tasa de mortalidad de la ficción nos ha convertido en seres difícilmente impresionables. Que muera un personaje en la serie fantástica de HBO no es relevante hasta que el acontecimiento se convierte en una de las noticias que más quebraderos de cabeza ha regalado este 2015. La ambigüedad de la escena (aunque, seamos realistas, es muy difícil sobrevivir a eso salvo que una sacerdotisa roja te resucite, ejem) nos ha dejado sin uñas y sin pelo de tanto elucubrar. Ocurrió en junio, y a día de hoy seguimos haciendo conjeturas al respecto. Sobre todo, después del primer teaser que lanzó la cadena. La serie regresará en abril. ¡Que no puede estar muerto, hombre, que no!

  • La grata sorpresa de ‘Mr. Robot’

Julio nos descubrió uno de los mejores estrenos del año: Mr. Robot. La vida de Elliot, un hacker con ciertos problemas para relacionarse, ha cautivado a la crítica, y ahora opta al Globo de Oro a Mejor Serie del año. Si no la habéis visto, ya sabéis lo que tenéis que hacer estas navidades. 🙂

  • Se aproxima una nueva horda de zombies

La locura por los zombies no tiene límites. Después de que The Walking Dead se haya convertido en una de las series más aburridas para mí favoritas del público, la cadena AMC decidió ampliar su universo con el spin-off Fear The Walking Dead, que llegó a las pantallas estadounidenses con el parón veraniego, en agosto. Enseguida se desprendió de la mochila de la serie original y logró atrapar a una audiencia fiel.

  • ‘Juego de tronos’ se asienta en nuestro país

Septiembre fue el mes elegido por el equipo de HBO para empezar a grabar en Girona algunas escenas de la sexta temporada de Juego de tronos. Peñíscola, Almería, Guadalajara, Navarra y Barcelona se convirtieron también en localizaciones de la nueva tanda de episodios que llegará en abril.

  • Netflix desembarca (¡por fin!) en España

Para mí esta es LA noticia del año y la que mejor resume el 2015. Netflix aterrizó en España en octubre (con algo de retraso si lo comparamos con otros países). Lo hizo con una primera suscripción gratuita y con ofertas asequibles, aunque con un catálogo algo pobre, sin sus dos joyas de la corona: House of Cards Orange Is The New Black. Están disponibles las temporadas antiguas de ambas series, pero los nuevos capítulos se emitirán en Movistar+, que dispone de los derechos de distribución de estas ficciones en nuestro país. Aún así, desde su llegada nos ha regalado otras series de gran calidad, como Narcos, Jessica Jones, Daredevil o Sense 8. 

  • Atención, ‘trekkies’: habrá más ‘Star Trek’

Noviembre llegó acompañado de una noticia sin precedentes. El 2 de ese mes la cadena norteamericana CBS anunció el regreso de Star Trek a la pequeña pantalla. Los trekkies esperamos con impaciencia su arranque en 2017 (igual que el resurgir de Twin Peaks, que también llegará ese año). La serie de ciencia ficción contará con nuevos personajes, nuevos mundos y nuevas civilizaciones. Lo que viene siendo un resurgir contemporáneo en mayúsculas. Se estrenará en enero de 2017 y se distribuirá de manera íntegra después de la emisión de su primer episodio.

  • Lady Gaga juega a ser actriz… y los Globos de Oro la premian

En febrero Lady Gaga anunció su incorporación al elenco de American Horror Story: Hotel y en octubre pudimos ver su debut televisivo como la vampiresa y dueña del hotel Cortez. Se nota la ausencia de Jessica Lange, es un hueco que ni la diva de la canción es capaz de suplir. Ha sido ahora en diciembre cuando nos hemos llevado la sorpresa. El jurado de los Globos de Oro ha nominado a Gaga a Mejor Actriz en una Miniserie. Desde luego, no por su actuación. Los Globos de Oro la utilizan como reclamo, está claro. ¿Qué llevará puesto en la alfombra roja?

  • 12 meses y un +1: Explicación para la inmortalidad de Jordi Hurtado

Aquí tenéis mi +1, mi aportación especial. El cameo de Jordi Hurtado en El Ministerio del tiempo me pareció uno de los momentazos televisivos de este año. TVE encontró una explicación ‘lógica’ a la inmortalidad de Jordi Hurtado, parece que por él no pasa el tiempo. ¡Aquí os lo dejo! ¡Saludos y felices fiestas!

‘Mar de plástico’ se despide con un giro inesperado

Este post CONTIENE SPOILERS del último episodio. ¡No sigas leyendo si aún no sabes quién es el culpable!


Campoamargo ya ha encerrado al asesino de Ainhoa. Os diría que la identidad del culpable me ha cogido desprevenida, pero, después de haber sospechado hasta de mí misma, el desenlace me ha parecido bastante coherente. He necesitado, eso sí, unos cuantos subtítulos para entender algunas conversaciones. Se ve que el acento andaluz es una asignatura pendiente de muchos actores.

Ha sido un viaje largo por las tierras áridas de Almería. Han sido 13 episodios de incógnitas y elucubraciones. Y ayer, Mar de plásticouna de las grandes series que nos deja este 2015, cerró temporada cumpliendo lo que había prometido: con el asesino real entre rejas. Aunque ha dejado sin resolver algunas tramas de cara a la segunda temporada que ahora analizaremos.

Ayer descartamos definitivamente a Juan Rueda como principal sospechoso. Todas las pruebas durante los 12 primeros capítulos apuntaron en algún momento hacia él. Pero el asesino era otro: su hijo Fernando (Patrick Criado), uno de los primeros personajes que nos hizo arrugar la nariz y pensar que tenía un aire de culpabilidad que tiraba para atrás.

¿Pero cómo es posible? ¿Pero si la Guardia Civil eliminó a todos los Rueda de la lista cuando el ADN del vómito no coincidía con el de la familia? Bien, aquí viene la bomba: Fernando no es hijo de Juan Rueda; el excuñado de Ainhoa es Boris, ese personaje que ha llevado por el camino de la amargura a Héctor (Rodolfo Sancho) y a todos nosotros.

El mayor de los Rueda llegó a Campoamargo en un camión junto a su madre y un puñado de mujeres más. Todas las personas que estaban dentro del autobús se asfixiaron, a excepción de su madre y de él. Y Juan Rueda se encargó de matar a la mujer e inscribir en el registro al niño como si fuera suyo. De ahí que no compartan ADN. Admito que me daba miedo el final de Mar de plástico por si nos plantaban a un asesino que nos dejara insatisfechos, tipo Bajo Sospecha. Pero no, este giro me gusta. Encaja y tiene sentido.

La audiencia fue consciente de todo esto casi al inicio del episodio, cuando Fernando recoge a su padre en el cuartelito de la Guardia Civil, le droga y le lleva a la casa de los horrores donde se cometió el asesinato de Ainhoa. Ahí, con un cuter y con una cara de ‘he perdido la cordura y no mido’, pretende acabar con la vida de su padre postizo, pero antes desvela los motivos que le llevaron a matar a su amiga con tanta sangre fría. “Tú mataste a mi madre, Juan Rueda. Yo maté a tu hija. Tú eres el verdadero asesino de la muerte de Ainhoa“, hay que tener arte para echarle la culpa a otro con tanta facilidad.

Más vídeos en Antena3

 

 

Mientras le tortura, Nacho, ese niño que se pasea por la vida como si estuviera enfadado con el mundo, se acerca a la casa de los horrores y ve cómo Fernando trata de llevar a cabo su plan. Intenta huir, pero finalmente le coge como rehén. Eso sí, nuestro poli, que había descubierto la identidad del asesino a tiempo, hace una aparición estelar y ahí comienza la persecución.

Los agentes son capaces de cortar el paso al mayor de los Rueda, que sale del coche y apunta en todo momento con la pistola a Nacho. Ahí aparece Marta, y Héctor no necesita nada más para disparar a Fernando. Pero no le mata, tranquilos.

¿Y la nueva temporada?

Después de resolver el asesinato con éxito, asistimos a un salto temporal de unos meses. Hasta aquí el capítulo había estado correcto, incluso otros anteriores habían sorprendido más. Eso pensé hasta que llegué a la última escena, cuando Salva, que practica deporte a las afueras del pueblo, se encuentra a Marta muerta. Habéis leído bien.

Ahí tenemos nuestro gancho. Un nuevo crimen y nuevas incógnitas de cara a la segunda temporada. Tengo la sensación de que este asesinato está directamente relacionado con su exmarido, con Pablo. ¿Cómo puede ser si está muerto? Recordemos que el niño se empecinó en que había visto a su padre, y esa trama no se ha cerrado. ¿Tendrá algo que ver Pablo en todo esto? Yo creo que sí.

¿A vosotros qué os pareció el final?¡Saludos!

Pd: Fara y Lucas abandonaron el pueblo para vivir su romántica historia de amor en otro sitio, sin tanto drama alrededor.

Más vídeos en Antena3

Series de nuestra infancia: ¿Te acuerdas del final de ‘El príncipe de Bel Air’?

Desde Buffy Cazavampiros a Doraemon, Cosas de casa, Sensación de vivir, Embrujadas o La banda del patio. ¿Cómo es posible que no sepamos cómo terminan muchas series de nuestra infancia? ¿Qué ha sido de todas esas ficciones que nos maravillaban de pequeños? Por esto mismo hoy lanzo una nueva sección que pretende abrir el baúl de los recuerdos, dedicada en cuerpo y alma a conocer los finales de esas series que ya saben a añejo y que son un completo misterio para nosotros. ¿De cuáles os gustaría conocer su final? ¡Comentad abajo! Hoy empiezo con una de mis favoritas: El príncipe de Bel Air.


A mí no me engañas. Te sabes la canción de memoria y muy posiblemente recitabas el opening creyéndote el mismísimo Will Smith. De hecho, ahora mismo podrías rapear sin titubeos el tema que marcó a toda una generación en la década de los ‘9o. Vamos a hacer la prueba.

“Al oeste en Filadelfia crecía y vivía sin hacer mucho caso a la policía. Jugaba al basket sin cansarme demasiado porque por las noches me sacaba el graduado”

¡Eres incapaz de leerlo sin cantar al mismo tiempo y lo sabes! ¿Quién no se enamoró de Will Smith con ese papel de buenazo y sobrino rebelde que le catapultó al estrellato?

El príncipe de Bel Air estuvo en antena durante casi seis años, pero la mayoría de nosotros (¡me incluyo!) no sabemos cómo acaba la historia del joven de Filadelfia que se muda con sus tíos ricos a Bel Air. Después de haberle dedicado tantísimas horas de nuestra vida, me parece un delito no conocer su final. Esto acaba hoy, aquí y ahora, en este preciso momento.

Will Smith / GTRES

Will con una de esas camisetas horteras que se llevaban antes / GTRES

En el último episodio la familia Banks, que había decidido vender la casa, hace finalmente las maletas y se despide de la mansión. Es el inicio de una nueva etapa para todos. Es el momento de separarse y comenzar un nuevo proyecto de vida por separado.

Todos tienen algún plan de futuro: Phil, Vivian y Nicky se mudan a otro estado. Mientras, Geoffrey tiene pensado volver a Londres; Hilary y Ashley se trasladarán a Nueva York por compromisos laborales y Carlton se irá a Princeton. El único que no tiene una idea clara sobre el rumbo que tomará su vida es Will, que está más perdido que nunca. Al final decide quedarse en Filadelfia y terminar sus estudios.

El episodio termina con Will marcándose un Gran Hermano en toda regla, cuando los de Telecinco van apagando las luces de la casa con una música lacrimógena de fondo. Pues en este caso pasa algo parecido. Nuestro protagonista se queda solo en el salón, con cara de nostalgia y pena, hasta que al final decide apagar las luces de la mansión que se convirtió en su hogar durante los últimos años. “Maldita sea Carlton, cuánto te voy a echar de menos”, dice. Al borde de la lagrimilla he estado.

Pero no todo fue tan triste. En el último episodio no podía faltar el Carlton Dance, el último de toda la serie.

Ah, y buscando los capítulos de El príncipe de Bel Air, me encontré con una curiosidad que desconocía. ¿Sabíais que el rap de Will es más extenso en la versión en inglés que en la española? En España eliminaron un trozo, en concreto una escena en la que viaja en avión, por eso siempre hemos pensado que llega a Filadelfia en taxi. ¡Pero no!

Como os comentaba arriba: ¿cuáles son las series de vuestra infancia de las que os gustaría conocer su final? ¡Comentad abajo! También podéis hacerlo a través de mi Twitter o Facebook. ¡Os espero!

‘The Big Bang Theory’: ¡Sheldon y Amy consuman su relación!

Ayer la Tierra dejó de girar y no precisamente por el estreno internacional de Star Wars. El episodio The Opening Night Excitation, que se emitió anoche en Estados Unidos, marcó un antes y un después en la historia de The Big Bang TheoryDespués de cinco años de relación, Sheldon dio el paso definitivo. Nuestro brillante, excéntrico y algo asocial científico se ha hecho mayor. Ay, mi niño… pensé que este día no llegaría jamás.

Los creadores de la serie ya nos lo adelantaron hace unas semanas: “marcad el 17 de diciembre en vuestro calendario porque Amy y Sheldon van a ir un paso más allá en su relación”. Había mucha expectación. ¿Sheldon intimando? ¿Habemus coito? Pues sí, amigos, Sheldon ha derribado las barreras del contacto físico con la santa de su novia y, al final, habemus coito.

Any y Sheldon / CBS

Amy y Sheldon / CBS

Fue una muestra del amor que siente Sheldon, quien se perdió el estreno de Star Wars para intimar con la científica el día de su cumpleaños. “¿Qué le puedo regalar a Amy?, preguntó a Penny y Bernadette. Tenía tres opciones y sus “genitales” eran una de ellas. Ahora ya sabéis por cuál de los tres regalos se decantó.

Lo que os digo, The Opening Night Excitation fue uno de los capítulos más divertidos de las últimas temporadas. Y hacía falta un capítulo así, que nos hiciera reír como antaño, porque cada vez que me preguntan qué series deberían tener una muerte digna, The Big Bang Theory aparece dentro de mi top 5. No soy partidaria de alargar las ficciones -ni siquiera las sitcoms- hasta el infinito y más allá.

Pero con la novena temporada y todo el asunto ‘Shamy’ (ruptura, pedida de mano frustrada, celos, rechazo, reconciliación incluida y coito) he cambiado por completo de opinión. Hemos podido ver el lado más humano de Sheldon… y ahora también su lado más ¿desinhibido?

Que no se me olvide comentar que The Opening Night Excitation coincidió con el estreno mundial de El despertar de la fuerza, y nuestros científicos no podían faltar a la cita. El capítulo comenzó homenajeando a la saga de la mejor manera posible: con un opening al más puro estilo Star Wars.

Ah, ¿Y os acordáis del anillo de boda de Sheldon? Pues uno de los creadores ha comentado a TV Line que dará mucho que hablar a la vuelta de las navidades.

¡Qué ganas!

Os recuerdo que me podéis seguir en Twitter y en Facebook. ¡Os espero!

‘Velvet’ se despide con boda, embarazo y la ausencia de Miguel Ángel Silvestre

Velvet es el Amar en tiempos revueltos del prime time, y por eso es especialista en alargar tramas, capítulos, rizar el rizo y en concentrar las situaciones más surrealistas en un mismo episodio. La vida no suele ser tan ajetreada, o por lo menos tan inverosímil, como las galerías madrileñas nos intentan hacer creer.

Y digo esto porque en el cierre de temporada no sólo hubo boda y un intento de asesinato; los telespectadores también asistimos al parto de Ana… ¡en plena Iglesia! Todo esto mientras los 300 invitados se concentraban alrededor de la diseñadora para ver cómo daba a luz al hij@ de Alberto. Les faltó poco para apañar una boda y un bautizo el mismo día.

Velvet / Antena 3

Velvet / Antena 3

Uno de los mejores momentos llegó de la mano de Cristina, que esta temporada ha perdido el norte, el juicio, la cabeza y la estabilidad emocional por el camino. Ayer estuvo a punto de confesar lo que le había hecho a Ana en el episodio anterior, hasta que la víbora (Bárbara), cómo no, le borró la idea de la cabeza: “tú no digas nada de lo que pasó que es tu palabra contra la suya”. Voy a hacer un alto aquí. Todos hemos tenido a un espabilado en clase que siempre ponía la misma excusa de “los deberes se los comió el perro”. Pues bien, Cristina Otegui diciendo que no le desea ningún mal a Ana y que es inocente tiene la misma credibilidad.

Cristina desatada / Antena 3

Cristina al borde del desmadre / Antena 3

Y así pasó, que al final se dejó en evidencia al presentarse en las Galerías Velvet echa una furia. Estaba tan fuera de sí (la actriz está estupenda) que al final cogió unas tijeras y trató de acercarse a Ana. Un ‘intento de asesinato’ a la desesperada que, por supuesto, acabó sin incidentes y con Cristina (y su barriga de pega) camino del psiquiátrico.

Después de ese momento, todos los hombres de la serie (entendamos por todos los dos que completan, junto a Alberto, el triángulo amoroso) fueron a consolar a Ana. Ayer quedó claro que esta chica tiene un imán para atraer a todos los hombres ricos y guapos que se presentan. Lo de compartir no va con ella. El italiano, el sustituto de Miguel Ángel Silvestre y que ha enamorado a la audiencia (así quedó reflejado en Twitter), le dio permiso para llamarle por su nombre de pila. ¡PERO QUÉ DESCARO! “Llámame Marco”, le dijo. Y las seguidoras de la serie cayeron rendidas a sus pies. Carlos (y eso que me encanta Peter Vives), tú no tienes el favor del público. Retírate, que aún puedes.

Bodorrio / Antena 3

Bodorrio / Antena 3

¿Qué más cosas pasaron? Bárbara dejó a Enrique y este volvió a cobijarse en los brazos de Patricia. Mateo y Clara, pararon la boda y se casaron en una sala ellos solos. Mientras, los 300 invitados, ataviados con sus mejores galas, apoyaban a Ana a dar a luz en la Iglesia. Se oye un llanto, y la serie nos dejó con la intriga: ¿Albertito o Albertita? Ah, Rita está embarazada. Y hasta aquí el resumen de un capítulo sin Miguel Ángel Silvestre, a pesar de las esperanzas de muchos.

¿Y la cuarta temporada?

En el avance de la próxima entrega -que se antoja de lo más previsible-, la vena dictadora del italiano, encargado de capitanear las galerías, saldrá a la luz y revolucionará a sus trabajadores con algunas restricciones. Cristina descubrirá que Alberto sigue con vida y Carlos intentará conquistar el corazón de Ana. ¡Os dejo el avance! ¿A vosotros qué os pareció el capítulo?

Os recuerdo que me podéis seguir en Twitter y en Facebook. ¡Os espero!

¿Qué series ofrece Atreseries? Así es el catálogo del nuevo canal seriéfilo

Cuando surge una nueva cadena dedicada en cuerpo y alma a las series de televisión es inevitable que pensemos todos lo mismo: “Perfecto, me encanta. ¿Pero qué series ofrece? ¿Me interesan?”. En Atreseries, el canal de Atresmedia que arrancará el próximo martes, encontraremos ficciones actuales marca de la casa como Mar de plástico, Vis a vis, Bajo sospecha, Velvet… así como reposiciones de algunos éxitos algo más añejos, como Aquí no hay quien viva, Gran Hotel, Física o Química, Un paso adelante o Los hombres de Paco. Todo ello en HD. Hugo Silva en alta definición, eso no me lo pierdo.

Los hombres de Paco / Atresmedia

Los hombres de Paco / Atresmedia

Pero Atreseries no sólo contará con contenidos made in Spain. En su apuesta por las series también encontramos ficciones internacionales. La semana que viene emitirá El mentalista, Ley y Orden, Bones, y más adelante temporadas sueltas de Person of interest, Covert AffairsThe Listener y Crímenes en el paraíso. Si de estas os tengo que recomendar una me quedo sin dudarlo con Person of Interest, lo malo es que emitirá la tercera temporada pero no las dos anteriores. Sigo sin encontrarle el sentido a esto. De las demás, bueno, teniendo en cuenta que The Listener sigue la vida de un paramédico con poderes telepáticos… seguro que os viene bien pero para echar una cabezadita mientras estáis en el sofá.

Aún así me voy a centrar en las series y miniseries extranjeras que sí emitirán de principio a fin para que podáis elegir las que más os interesen. ¡Allá va!

  • Cites es una ficción catalana, de hecho es la versión catalana de Dates, una serie que explora el complejo universo de las citas. Pero un momento, ¿no dije que a partir de aquí iba a hablar sólo de las series extranjeras? Es Cataluña, nos vale. El caso es que Cites se adentra en las primeras impresiones y en los deseos e intenciones de unos y de otros. ¿Buscará el amor? ¿Qué busca? ¿Solo sexo? Si en Dates teníamos a Oona Chaplin (Juego de tronos), aquí encontramos a Eduardo Noriega o a Aida Folch entre otros.
  • UnReal se adentra en las entrañas de programas como Quién quiere casarse con mi hijo. Nos muestra a los trabajadores que se encuentran detrás de las cámaras, los cazadores del morbo, un puesto imprescindible para que el espectáculo esté a la altura de lo que los telespectadores quieren ver. ¿Qué ocurre cuando las cámaras no graban? Si tenéis tiempo, invertidlo en UnReal. Como os dije ayer, es uno de los mejores estrenos de la temporada.
  • Looking. Una de mis favoritas de esta selección. La ficción de HBO muestra el día a día de un grupo de amigos gays residentes en San Frascisco. La cadena canceló la serie al finalizar su segunda temporada, pero anunció una película para 2016 que pondrá el broche de oro a la historia. Ahora podéis poneros al día.
  • Bates Motel se sumerge en la cruda adolescencia de Norman Bates, el asesino en serie más famoso del cine (Psicosis), inspirado en el asesino real Ed. Gein Bates. Esta serie supone una precuela de la película de Alfred Hitchtcock pero a la vez es una versión contemporánea de ese thriller psicológico de los años 60. Muestra la oscura historia que se esconde detrás de este personaje y la personalidad de la madre, fundamental en su vida.
  • Mildred Pierce. ¿Tenéis los cleenex cerca? Nos encontramos ante un dramón de época que se desarrolla durante la gran depresión, y que bucea en una historia desgarradora. Adaptación televisiva de la novela homónima de James M. Cain con la gran Kate Winslet entre sus filas. Mildred Pierce sigue la vida de una madre coraje que será capaz de todo por recuperar el amor de su hija.
  • Satisfaction. ¿Qué ocurre cuando una pareja está insatisfecha con su vida pero no se atreve a cortar por lo sano? En Satisfaction se mezclan todas las dudas que embargan a los matrimonios modernos de nuestra época. Analiza los miedos, las inseguridades y la idea de que, en realidad, ni compartiendo casa y viviendo bajo el mismo techo llegamos a conocer a la otra persona al 100%. No me apasiona, pero no deja de ser curiosa.
  • Olive Kitteridge. Ganadora de 6 premios Emmy y 3 Globos de Oro, entre ellos el de Mejor Miniserie, está basada en la novela homónima y premo Pulitzer de Elisabeth Strout. Son sólo 4 capítulos, de una hora cada uno, así que, si no sabéis qué ver durante este parón navideño, esta historia sobre una profesora de matemáticas de mediana edad es una buena opción. Eso sí, tenéis que estar mentalizados de lo que vais a ver: dramón a la vista.

Os recuerdo que me podéis seguir en Twitter y Facebook.

¡Un saludo!

No habrá más ‘Fargo’ hasta 2017 y ‘House of Cards’ lanza teaser durante el debate republicano

Malísimas noticias para los fans de Fargo. Después del final de la segunda temporada -que se emitió el lunes y del que os hablaré posiblemente este viernes-, el creador de la serie de Fox, Noah Hawley, ha anunciado que la tercera entrega no llegará a la pequeña pantalla hasta 2017. ¡2017! Nos va a pasar como con Sherlock, que casi nos salen canas con la espera.

¿Los motivos? Porque la tercera temporada, según anunció su creador a Deadline, estará ambientada durante el invierno y ahora mismo no disponen del tiempo necesario para grabarla en los próximos meses: “el invierno es una seña de identidad de la serie y ahora no tenemos tiempo para grabar“.

De momento, el único detalle que ha facilitado sobre la nueva temporada es que se desarrollará en 2010, cuatro años después de la historia de Lorne Malvo y Lester Nygaard. Aunque no es seguro, el creador está intentando crear conexiones con los antiguos personajes y los protagonistas de la nueva entrega. La espera será larga, seriéfilos.

Aparcamos Fargo; el turno ahora es de House of Cards. Apuntad la siguiente fecha en el calendario: el 4 de marzo terminaremos de mordernos las uñas porque se estrenará (¡por fin!) la cuarta temporada del buque insignia de Netflix. Y con ella, llegará la campaña electoral del candidato a la reelección, nuestro despiadado protagonista, Frank Underwood. La carrera hacia el despacho oval ha comenzado.

Así lo anunció ayer el twitter oficial de la serie, que además escogió un día estratégico para lanzar las novedades. En concreto, durante el debate de los 14 candidatos republicanos que optan a la presidencia del Gobierno en Estados Unidos. Una cita en la que pudimos ver a los aspirantes que lideran los sondeos, Donald Trump y Ted Cruz, entre otros. Ya conocemos a Frank Underwood, siempre boicoteando a la oposición, incluso en la vida real.

No es la primera vez que la serie se involucra en el tablero político actual. Hace unos días, sin ir más lejos, el twitter de la serie siguió en vivo el debate a 4 que celebró Atresmedia y dedicó todo tipo de comentarios a los candidatos al 20-D.

Dejando a un lado la política, la fecha de estreno no vino sola, llegó acompañada de una serie de novedades que suponen los primeros detalles de la cuarta entrega, como por ejemplo la página web. También los carteles electorales con las siglas FU2016, las de su candidato demócrata, Frank Underwood, aunque también pueden hacer referencia a la abreviatura de ‘Fuck You’ (que abreviado se escribe Fuck U). ¿Nos encontramos ante una indirecta a Claire después del final de la temporada anterior?

En el spot de su campaña, al más puro estilo americano, podemos ver que Underwood viene pisando fuerte y que se postula como el candidato que se preocupa por sus ciudadadnos (me río yo de esto último). “América, esto no ha hecho más que empezar“, avisa. ¡Qué ganas! ¡Ya queda menos!

 

‘UnReal’ o el lado turbio de programas como ‘Quién quiere casarse con mi hijo’

Nos han vendido miles de veces en televisión la fórmula ‘chico busca chica’ (o viceversa). Se miran, se conocen y se enamoran con una rapidez que ni en las películas de Disney, sinceramente. Ni siquiera hablan de atracción. Con sólo una primera toma de contacto los protagonistas de reality shows como Quién quiere casarse con mi hijo, Granjero busca esposa o Mujeres, hombres y viceversa saben que están hechos el uno para el otro. Supuran ¿amor? por cada poro de su piel. Debe ser que en la televisión, como en la casa de Gran Hermano y al contrario que en la vida real y lo que experimentamos el resto de mortales, los sentimientos se magnifican.

Imagen promocional / Lifetime

Imagen promocional / Lifetime

Pero detrás de esa fachada de amor verdadero y perfección se esconde el cartón piedra, algo así como un Show de Truman en una escala infinitamente menor. De esto precisamente trata UnReal, la serie de Lifetime de verano que se sumerge de lleno en la manipulación televisiva de esta clase de formatos, en los entresijos de los reality shows. ¿Qué ocurre antes de que la cámara empieza a grabar? ¿Qué le dicen a los presentadores por el pinganillo? Y por qué os estoy hablando de esta serie ahora, os preguntaréis. Porque es una de las apuestas internacionales de Atreseries, el canal de Atresmedia que arrancará el martes que viene.

Imagen promocional / Lifetime

Imagen promocional / Lifetime

UnReal, un soplo de aire fresco para los seriéfilos ávidos de novedades y hartos de la misma fórmula de siempre, nos muestra el entramado de focos, maquillaje y profesionales que no vemos en pantalla. Nos encontramos ante los cazadores del morbo televisivo, de la lágrima y del espectáculo. No hay cabida para la integridad ni para los principios en un set de rodaje que pretende emparejar a desconocidos y cuyos profesionales -capitaneados por una desalmada productora ejecutiva- sólo conservarán sus puestos de trabajo si la audiencia les arropa por la noche.

Cada detalle y cada debilidad de los concursantes puede convertirse en un momento televisivo memorable, la cuestión está en saber exprimirlos. Y cuanto más turbio sea el pasado de los participantes, mejor.

Os puedo asegurar que he visto muchos villanos en la pequeña pantalla. Así que creedme cuando os digo que Joffrey Baratheon (Juego de tronos), Frank Underwood (House of Cards) o los demonios de Embrujadas actuaban con más humanidad que muchos protagonistas de esta serie. La palabra malvado se queda corta -sería más adecuado utilizar un término que empieza por ‘ca’ y acaba por ‘brón’- para definir a los empleados de Everlasting, el programa de citas que pretende recuperar a su audiencia tras un traumático incidente durante la temporada anterior. Os aviso: los telespectadores quieren carnaza, y eso es lo que tendrán. 

¿Os animáis?

Os recuerdo que me podéis seguir en Twitter y en Facebook.
¡Saludos!