BLOGS
En capítulos anteriores En capítulos anteriores

"Odio la televisión del
mismo modo que detesto
los cacahuetes. Pero no
puedo dejar de comer
cacahuetes". Orson Wells

Archivo de la categoría ‘Sin categoría’

De la cara de DiCaprio a las galletas de Taraji: así fue lo más comentado de los Globos de Oro

El hecho de que Lady Gaga se haya impuesto a otras actrices como Kristen Dunst -que se marca un papelón en Fargo– demuestra que los Globos de Oro de esta edición se han vendido al espectáculo y la locura frente a la sensatez. Por lo menos, en lo que a apartado televisivo se refiere. Dejando a un lado mi indignación por ese premio y también por el de la protagonista de Crazy Ex-girlfriend, la gala nos deja algunos momentos de lo más comentados en las redes sociales.

La comprometida mirada de Leonardo DiCaprio a Lady Gaga, por ejemplo, ha sido una de las situaciones más divertidas y sonadas de la 73 edición de los premios que otorga la Prensa Extranjera. DiCaprio será un grandísimo actor, pero el disimulo no es su fuerte.

¿Sabéis ese momento en el que criticas a alguien, te ríes con tranquilidad pensando que no te ven… hasta que te pillan? Pues algo así le ha pasado al protagonista de El renacido cuando la cantante pasa por su lado para recoger el premio a Mejor Actriz.

Pero también Patrick Wilson, que no sabe ni dónde mirar, se delata.

Las bebidas estuvieron muy presentes durante la ceremonia. Jennifer Lawrence inauguró la barra libre en la alfombra roja…

… y Rick Gervais siguió sus pasos mientras presentaba la gala con una cerveza siempre a mano.

El maestro de ceremonias dedicó unas palabras más tarde, en su tono irreverente y mordaz, al político más polémico de Estados Unidos: “Eva Longoria es una de esas personas que Donald Trump quiere devolver a su país”.

En cuanto a la alfombra roja, Lady Gaga nos decepcionó vilmente al aparecer vestida como una persona. Como una persona normal que acude a una entrega de premios, quiero decir. Sin excentricidades, trozos de carne colgando de la tela ni latas en el peinado.

Así que lo que todos esperábamos era la enésima caída de Jennifer Lawrence. Esta vez, sin embargo, no hubo ni un ligero tropezón. Aún así, siguió regalando algunos de los momentos más virales de la noche. Por ejemplo, cuando quedó fascinada -como todos- con el cardado al más puro estilo nido de pájaros de Katy Perry.

O cuando se sorprendió al ver a Matt Damon detrás de ella como si no estuviera acostumbrada a cruzarse con él en las miles de entregas de premios.

Pero para momentazo, el de Taraji P. Henson. Si su personaje en Empire se llama Cookie (galleta en inglés), qué mejor manera de celebrar el premio a Mejor Actriz que repartiendo unas cuantas por la sala: “Cookies para todos”.

Por no hablar del pelo de Channing Tatum…

aunque para pelo, el del nuevo president de la Generalitat, Puigdemont, que no se sabe bien por qué también apareció en los tuits de los Globos de Oro

… o del disfraz de oso de Jonah Hill, en ‘homenaje’ al animal que se ‘acerca’ de manera ‘amistosa’ a Leonardo DiCaprio en El renacido.

La gala también tuvo su minuto de emoción contenida cuando la sala entera se puso en pie con el premio de Sylvester Stallone a Mejor Actor de Reparto.

Y hasta Arnold Schwarzenegger quiso sumarse a las felicitaciones. En su caso, vía Twitter.

El protagonista de Master of None, Azin Asari, recibió la derrota con mucha originalidad. En concreto, mientras hojeaba un libro en el que se podía leer: “Perder contra Jeffrey Tambor con dignidad”. Aunque no acertó: el Globo de Oro a Mejor Actor en una Serie de Comedia o Musical se lo llevó al final Gael García Bernal por Mozart in the Jungle.

Jamie Fox se ‘confundió’ al entregar un premio. ¿A alguien le recuerda a la última ceremonia de Miss Universo?

Jenn Law y su íntima amiga del alma Amy Schumer entregaron un galardón muy al estilo Amy Phoeler y Tina Fey, y algún medio de comunicación ya ha pedido que sean ellas las presentadoras de los Globos en 2017.

Y, por último, el nuevo look de Jim Carrey.

En definitiva, una gala mucho más aburrida que otros años donde la mirada de DiCaprio a Gaga fue lo más destacado, eclipsando incluso los comentarios políticamente incorrectos del maestro de ceremonias Rick Gervais.

‘The Big Bang Theory’: ¡Sheldon y Amy consuman su relación!

Ayer la Tierra dejó de girar y no precisamente por el estreno internacional de Star Wars. El episodio The Opening Night Excitation, que se emitió anoche en Estados Unidos, marcó un antes y un después en la historia de The Big Bang TheoryDespués de cinco años de relación, Sheldon dio el paso definitivo. Nuestro brillante, excéntrico y algo asocial científico se ha hecho mayor. Ay, mi niño… pensé que este día no llegaría jamás.

Los creadores de la serie ya nos lo adelantaron hace unas semanas: “marcad el 17 de diciembre en vuestro calendario porque Amy y Sheldon van a ir un paso más allá en su relación”. Había mucha expectación. ¿Sheldon intimando? ¿Habemus coito? Pues sí, amigos, Sheldon ha derribado las barreras del contacto físico con la santa de su novia y, al final, habemus coito.

Any y Sheldon / CBS

Amy y Sheldon / CBS

Fue una muestra del amor que siente Sheldon, quien se perdió el estreno de Star Wars para intimar con la científica el día de su cumpleaños. “¿Qué le puedo regalar a Amy?, preguntó a Penny y Bernadette. Tenía tres opciones y sus “genitales” eran una de ellas. Ahora ya sabéis por cuál de los tres regalos se decantó.

Lo que os digo, The Opening Night Excitation fue uno de los capítulos más divertidos de las últimas temporadas. Y hacía falta un capítulo así, que nos hiciera reír como antaño, porque cada vez que me preguntan qué series deberían tener una muerte digna, The Big Bang Theory aparece dentro de mi top 5. No soy partidaria de alargar las ficciones -ni siquiera las sitcoms- hasta el infinito y más allá.

Pero con la novena temporada y todo el asunto ‘Shamy’ (ruptura, pedida de mano frustrada, celos, rechazo, reconciliación incluida y coito) he cambiado por completo de opinión. Hemos podido ver el lado más humano de Sheldon… y ahora también su lado más ¿desinhibido?

Que no se me olvide comentar que The Opening Night Excitation coincidió con el estreno mundial de El despertar de la fuerza, y nuestros científicos no podían faltar a la cita. El capítulo comenzó homenajeando a la saga de la mejor manera posible: con un opening al más puro estilo Star Wars.

Ah, ¿Y os acordáis del anillo de boda de Sheldon? Pues uno de los creadores ha comentado a TV Line que dará mucho que hablar a la vuelta de las navidades.

¡Qué ganas!

Os recuerdo que me podéis seguir en Twitter y en Facebook. ¡Os espero!

‘Velvet’ se despide con boda, embarazo y la ausencia de Miguel Ángel Silvestre

Velvet es el Amar en tiempos revueltos del prime time, y por eso es especialista en alargar tramas, capítulos, rizar el rizo y en concentrar las situaciones más surrealistas en un mismo episodio. La vida no suele ser tan ajetreada, o por lo menos tan inverosímil, como las galerías madrileñas nos intentan hacer creer.

Y digo esto porque en el cierre de temporada no sólo hubo boda y un intento de asesinato; los telespectadores también asistimos al parto de Ana… ¡en plena Iglesia! Todo esto mientras los 300 invitados se concentraban alrededor de la diseñadora para ver cómo daba a luz al hij@ de Alberto. Les faltó poco para apañar una boda y un bautizo el mismo día.

Velvet / Antena 3

Velvet / Antena 3

Uno de los mejores momentos llegó de la mano de Cristina, que esta temporada ha perdido el norte, el juicio, la cabeza y la estabilidad emocional por el camino. Ayer estuvo a punto de confesar lo que le había hecho a Ana en el episodio anterior, hasta que la víbora (Bárbara), cómo no, le borró la idea de la cabeza: “tú no digas nada de lo que pasó que es tu palabra contra la suya”. Voy a hacer un alto aquí. Todos hemos tenido a un espabilado en clase que siempre ponía la misma excusa de “los deberes se los comió el perro”. Pues bien, Cristina Otegui diciendo que no le desea ningún mal a Ana y que es inocente tiene la misma credibilidad.

Cristina desatada / Antena 3

Cristina al borde del desmadre / Antena 3

Y así pasó, que al final se dejó en evidencia al presentarse en las Galerías Velvet echa una furia. Estaba tan fuera de sí (la actriz está estupenda) que al final cogió unas tijeras y trató de acercarse a Ana. Un ‘intento de asesinato’ a la desesperada que, por supuesto, acabó sin incidentes y con Cristina (y su barriga de pega) camino del psiquiátrico.

Después de ese momento, todos los hombres de la serie (entendamos por todos los dos que completan, junto a Alberto, el triángulo amoroso) fueron a consolar a Ana. Ayer quedó claro que esta chica tiene un imán para atraer a todos los hombres ricos y guapos que se presentan. Lo de compartir no va con ella. El italiano, el sustituto de Miguel Ángel Silvestre y que ha enamorado a la audiencia (así quedó reflejado en Twitter), le dio permiso para llamarle por su nombre de pila. ¡PERO QUÉ DESCARO! “Llámame Marco”, le dijo. Y las seguidoras de la serie cayeron rendidas a sus pies. Carlos (y eso que me encanta Peter Vives), tú no tienes el favor del público. Retírate, que aún puedes.

Bodorrio / Antena 3

Bodorrio / Antena 3

¿Qué más cosas pasaron? Bárbara dejó a Enrique y este volvió a cobijarse en los brazos de Patricia. Mateo y Clara, pararon la boda y se casaron en una sala ellos solos. Mientras, los 300 invitados, ataviados con sus mejores galas, apoyaban a Ana a dar a luz en la Iglesia. Se oye un llanto, y la serie nos dejó con la intriga: ¿Albertito o Albertita? Ah, Rita está embarazada. Y hasta aquí el resumen de un capítulo sin Miguel Ángel Silvestre, a pesar de las esperanzas de muchos.

¿Y la cuarta temporada?

En el avance de la próxima entrega -que se antoja de lo más previsible-, la vena dictadora del italiano, encargado de capitanear las galerías, saldrá a la luz y revolucionará a sus trabajadores con algunas restricciones. Cristina descubrirá que Alberto sigue con vida y Carlos intentará conquistar el corazón de Ana. ¡Os dejo el avance! ¿A vosotros qué os pareció el capítulo?

Os recuerdo que me podéis seguir en Twitter y en Facebook. ¡Os espero!

El cameo televisivo de Mariano Rajoy que posiblemente no recuerdes

Ahora que estamos en plena campaña electoral me propuse indagar sobre los gustos seriéfilos de nuestros políticos y candidatos al 20-D. Muchos de ellos, como Pablo Iglesias, han demostrado en incontables ocasiones su pasión por la seriefilia y en especial por Juego de tronos.

Pero la sorpresa me invadió cuando me topé con un cameo completamente inesperado del presidente de Gobierno y candidato a la reelección, Mariano Rajoy, en la serie de TVE Jacinto Durante representante. Y por si os lo estáis preguntando, no se metió en la piel de ningún personaje ficticio. El por entonces ministro de educación y cultura durante el gobierno de Aznar se interpretó a sí mismo. Sé que puede parecer una noticia del genial El Mundo Today, pero para que me creáis os dejo el vídeo más abajo. Esto es ‘España, en serio’.

Corría el año 2000, muy posiblemente antes de la fobia televisiva que le ha embargado durante esta legislatura, que le ha llevado a comparecer a través de pantallas de plasma o a protagonizar la gran ausencia del debate a 4.

En Estados Unidos es habitual ver los pinitos actorales en la pequeña pantalla de muchos políticos. Pasó con Michelle Obama en Parks and Recreations  o en un sketch en Veep, y dentro de poco será Hillary Clinton quien hará lo propio en Broad City. ¿No podríamos poner este formato de moda en España?

Cómo evitar los ‘spoilers’ de ‘Juego de tronos’ (y muchas más series) sin marginarse en el intento

En esta vida existen dos tipos (antagónicos) de seriéfilos: aquellos que veneran los spoilers por encima de todas las cosas y aquellos que los odian. Los primeros disfrutan destripando(se) finales; los segundos los sufren en silencio. O eres de un bando (Lannister) o del otro (Stark). Aquí las medias tintas son incompatibles.

Si encajas en la primera definición, si te encanta comentar cualquier giro de la trama hasta la saciedad, ¡enhorabuena! Internet se ha convertido en una fuente inagotable de conocimiento y morbosidad para ti y los miles de ‘spoilers con patas‘ que amenazan con desatar la furia de los fans conservadores.

Sin embargo, si eres de los que cada vez que se emite el capítulo 9 de Juego de tronos y no lo has visto te da miedo salir a la calle, sientes pánico con cada nuevo whatsapp o meme, te aterra lo que publican tus compañeros en las redes sociales sobre ‘ese personaje que ha pasado a mejor vida’, este post te interesa Y MUCHO.

Spoiler Shield y Spoiler Alert son dos extensiones para Google Chrome (también están disponibles como apps para Android e iOS) que permiten bloquear todas las noticias relacionadas con las series que elijas previamente. No sólo bloquean el contenido de Internet sino que, además, hacen lo propio con Facebook y Twitter. Así, ya no será necesario retirarse espiritualmente durante semanas ni recluirse en una cueva para sobrevivir a la tiranía de los spoilers. Vivir en el desconocimiento más absoluto y usar las redes sociales es posible.

Spoiler Alert permite bloquear programas de televisión, pero también películas (como Star Wars, Los juegos del hambre Spectre), equipos deportivos o celebrities (en las que, curiosamente, se incluye a políticos). La extensión anulará todos los contenidos que tengan relación con las ficciones que hayas añadido a tu selección. Una vez activada la alerta de Juego de tronos, esto es lo que pasa cuando hago una búsqueda de la serie en Google.

Y esto es lo que ocurre si consulto la Wikipedia de The Walking Dead

spoiler4

… o si quiero echar un vistazo a las últimas noticias sobre Star Wars.

Aunque sólo he probado las dos anteriores, también existen otras extensiones para los navegadores como Silencer, Twivo y Rather. Esta última tiene una peculiaridad: transforma los contenidos de las series en imágenes de tu agrado, como por ejemplo en gatos, que ahora están tan de moda.

Aunque el mejor plugin de todos es el que descubrí anoche, el de Friends of Thrones, que automáticamente cambia el nombre de los personajes de Juego de tronos (como Jon Snow) por el de personajes de Friends. ¡No tiene desperdicio!

Netflix se suma a la fiebre de los spoilers

En el lado opuesto se encuentra Netflix. La plataforma de vídeo bajo demanda lanzó hace unos meses un apartado en su web que pretende saciar la sed de spoilers de los seriéfilos inconscientes. En ella se despliegan diferentes pestañas que muestran desde un test para saber qué clase de ‘spoileador’ eres hasta escenas clave de sus series propias.

Mientras decidís si os merece la pena descargaros las extensiones o no, yo seguiré por aquí comentando cada uno de los nuevos spoilers de Juego de tronos o The Walking Dead con todos los que me queráis leer. Eso sí, avisando siempre antes. Qué sería de nosotros sin las teorías y las elucubraciones.

¡Feliz viernes, seriéfilos!

‘Better Call Saul’ lanza dos teaser de la segunda temporada

Las cadenas norteamericanas se han puesto las pilas con los avances de las series que nos acompañarán a lo largo del 2016, haciéndonos mucho más llevadera la semana y dejándonos con ganas de mucho más, claro.

Si el lunes veíamos a Hannah dándolo todo en el primer teaser de la que será la quinta temporada de Girls -que se estrenará el 21 de febrero dios mío por fin-  y el martes a los abogados más arrebatadores de Suits, ahora le toca el turno al picapleitos con más cara que espalda de la televisión, es decir, Saul Goodman.

La desvergonzonería, la polémica, las entrañas de la criminalidad y la confrontación moral regresarán a la pequeña pantalla en 2016, aunque las malas noticias, queridos, es que todavía no se ha anunciado la fecha exacta de estreno.

Los dos avances que ha lanzado AMC y que os dejo a continuación para que os los veáis en bucle como llevo haciendo yo toda la mañana no desvelan mucho sobre la nueva trama, pero a una se le ponen los dientes largos al ver a Goodman (Jimmy McGill todavía, perdón) en acción. Sobre todo después del cliffhanger de la temporada anterior, que vaticina el ascenso de McGill en el abogado ‘criminalista’ de Jesse Pinkman.

Es cierto que no soy mucho de spin-off porque creo que las comparaciones son odiosas y mucho más si la serie original está considerada por la mayoría como una obra maestra, pero Saul Goodman (y el magnífico Bob Oderkirk) es uno de los mejores personajes que gestó no sólo Breaking Bad sino nuestra era televisiva. El antihéroe enfundado en traje de gala. Una maravilla.

Os recuerdo que me podéis seguir en Facebook y en Twitter.
¡Aprovechad el puente, que aún queda! Y recordad, mejor llamar a Saul Goodman 😉

¿Merece la pena suscribirse a Netflix? ¿Qué series ofrece?

Últimamente pasan muchas cosas interesantes en el mundo. Primero abre un Primark en el corazón de Madrid y eso parece el mismísimo apocalipsis. Ni el concierto del primer OT había congregado a tanta gente, fijaos lo que os digo. Luego resulta que lanzan el tráiler definitivo de Star Wars y no paramos de verlo. ¡Ni de compartirlo! Además hoy nos visita Mcfly y nos volvemos todos locos (me incluyo). Y para rematar el mes, Netflix llega a España. ¡Por fin! ¡Ya era hora! Llevaba años soñando con este momento. Es lo que siempre había querido… hasta ahora.

¿Que ya no le gusta Netflix? ¿Pero qué dice? ¡¡¿Está loca?!!

¿Que ya no le gusta Netflix? ¿Pero qué dice? ¡¡¿SE LE HA IDO LA PINZA?!!

No me he vuelto loca, de verdad. Tiene una explicación. Veréis, soy una defensora a ultranza de la marca Netflix, pero soy defensora del servicio que ofrece fuera de nuestras fronteras. Aquí le ha salido un grandísimo competidor, llamado Movistar +, que ha logrado enfriar su aterrizaje.

Y es que ahora que lo tengo al alcance de mi mano, me pregunto si de verdad merece la pena suscribirse. Sinceramente, y con el extenso catálogo y de gran calidad que ofrece Canal +, creo que no. Por lo menos, de momento.

¿Qué series ofrece?

Netflix ha desembarcado cojo en nuestro país, sin dos de sus buques insignia, sin sus joyas de la corona: House of Cards y Orange is the New Black. Esto es así porque Canal + tiene los derechos de ambas series en España, por lo que los nuevos episodios se estrenarán en Movistar en vez de en Netflix. Y esto juega en su contra. Y a mí si me quitan la frialdad de Claire Underwood y los bollo dramas de las presidiarias de naranja, me empiezo a replantear muchas cosas.

Es cierto que la plataforma de vídeo bajo demanda tiene otras muchas ficciones de cosecha propia, como Narcos, Sense 8, Unbreakable Kimmy Schmidt, Grace & Frankie… Pero, qué queréis que os diga, no son tan atractivas como las anteriores.

La plataforma se tira a la piscina con series ya finalizadas, como Prison Break, Sons of Anarchy, Dextex y Gossip Girl, y con temporadas sueltas de otras que están en emisión, como Homeland, Orphan Black, Sherlock, Gotham, Bates Motel… 

Y no nos olvidemos de los superhéroes, que cobran un gran protagonismo debido al acuerdo al que ha llegado con Marvel para distribuir cuatro series -una de ellas es Daredevil y la otra Jessica Jones, que se estrena en noviembre- y una miniserieThe defenders, un crossover de todo lo anterior- sobre su universo.

Foto promocionalLo mejor que tiene, sin embargo, es el precio (desde 7,99 a 11,99 euros al mes), que a la vez es lo peor que ofrece Canal +, que desde la fusión con Movistar no permite suscribirse a Yomvi (el dios al que venero) si no es contratando un pack. Y esos packs son caros. Aún así, la oferta es inmejorable: Masters of sex, Fargo, Juego de tronos, True Detective, The Blacklist, Homeland, The Big Bang Theory, The Leftovers, The Affaire, Humans… 

A pesar de que Netflix no ha tenido su mejor aterrizaje, estoy convencida de que pronto empezarán a mejorar su catálogo. Y entonces, ya os lo digo, me suscribiré. De momento, no me corre prisa. Pero si no tenéis contratado Canal + por el precio y os gustan las series -y no habéis visto las que ofrece Netflix-, quizá sea una buena inversión.

netflix
* Foto: GTRES

Por cierto, que ayer noche Netflix tiró la casa por la ventana en la fiesta de presentación en España. Las colas para acceder al Matadero eran de órdago, pena que me la perdí. Arriba están algunos de los invitados en el photocall. Prueba de fuego para seriófilos: ¿Los reconocéis a todos y las series en las que participan?.

¡Hablemos de series!

Hace una década descubrí lo que era la adicción de la mano de las series norteamericanas. Mis amigos me consideraban un ser extraño por compaginar diez ficciones que estaban en ese momento en emisión.

(Así me veían mis amigos)

Tampoco les voy a quitar razón, a ver qué clase de persona en su sano juicio y con un examen a las 12 se levantaría a las 5 de la mañana para ver el (decepcionante) final de Perdidos. Aprobé, que conste.

Ahora, y como consecuencia del baby boom seriéfilo en el que se encuentra la televisión -lo que muchos han bautizado como la época dorada de la pequeña pantalla-, buceo en el infinito mar de estrenos tratando de escoger los títulos que se me antojan mejores.

Hay tanta variedad y de tan buena calidad que los capítulos se acumulan. Y yo, que me declaro una apasionada de las historias por entregas, no puedo disfrutar más de este momento, en el que ver series se ha convertido en sinónimo de socialización. Ese es el objetivo con el que arranca En capítulos anteriores, una nueva aventura de la que quiero que seáis partícipes y en la que todos tenéis voz para comentar y rebatir.

En el blog criticaré los estrenos y algunos de los regresos más esperados. Hablaré sobre la actualidad seriéfila nacional e internacional -porque aquí también tendrán cabida las series españolas-, sobre curiosidades, estrenos, avances, cancelaciones… Pero también seguiremos la pista de los actores. Vamos, que os voy a tener fritos a series.

Os atormentaré con la quinta temporada de Homeland y con la obsesión de Carrie por los pelirrojos (ahí lo dejo); con la nueva temporada de Anatomía de Grey, a ver cómo se sostiene sin el magnífico pelo de Derek, y con la segunda entrega de Fargo. (Mentiría si no dijera que estoy deseando ver a Kristen Dunst, la inolvidable Mary Jane de Spiderman, en su debut televisivo).

Casi seguro criticaré a los zombies de The Walking Dead (os juro que he intentado soportarla, pero no hay manera) y los modelitos de Lady Gaga en American Horror Story: Hotel, que junto a Matt Bommer pretende llenar el vacío que deja (la gran) Jessica Lange.

También comentaré lo nuevo de The leftovers y The Affair, dos de mis estrenos favoritos del año pasado y que, si aún no habéis visto, deberíais empezar cuanto antes. La última temporada de El príncipe, la boda -aunque a este paso parece que no se va a producir jamás- de Carlos V con Isabel de Portugal, el futuro de las presidiarias de Vis a Vis…

Y de Gotham, Juego de tronos, House of Cards, Orange is the New Black, Modern Family, The Big Bang Theory, Masters of sex, New girl, Heroes Reborn, Quantico, Empire, Jessica Jones, The flash, Sherlock, Transparent… La lista de buenas series es interminable. Y a vosotros, ¿cuáles os gustan?

¡Hablemos de series, os espero!