En capítulos anteriores En capítulos anteriores

"Odio la televisión del
mismo modo que detesto
los cacahuetes. Pero no
puedo dejar de comer
cacahuetes". Orson Wells

Entradas etiquetadas como ‘narcos’

Las 10 mejores series de 2015

Tenía que despedir el año haciendo una pequeña selección de las series que me han mantenido pegada a la pantalla de manera irrefrenable. Soy consciente de que no le he guardado un puesto a grandes ficciones, pero la lista que os dejo a continuación hace referencia a las que me han marcado a mí o me han sorprendido a lo largo de este año. (No hay superhéroes, como podéis ver. Qué le voy a hacer, no me acaban). Por supuesto no hay nada absoluto, sólo plasmo mi más humilde opinión. ¡Espero que coincidamos en alguna!

Os recuerdo que me podéis seguir en Twitter y en Facebook. Os espero.
¡ Y feliz año a todos!

  1. THE LEFTOVERS

    La segunda temporada ha sido frenética y me ha dejado al borde de la taquicardia y el infarto. The Leftovers fue uno de los descubrimientos que más me marcaron en 2014. ¿El regreso de Lindelof como creador? Tenía que verla; era diferente, hipnótica e irradiaba novedad. Aunque la primera temporada me gustó, jamás la hubiera incluido en un ranking. La segunda, sin embargo, ha superado todas las expectativas y ha conseguido solventar todos los errores del pasado. Momentos que evocaban a Perdidos, finales de episodio que cortaban la respiración y escenas tan duras que dolían con solo mirar. Sin duda, una de las experiencias televisivas que más me han llenado este año.
  2. MR. ROBOT

    Me rendí ante la trama enrevesada y las medias verdades de Mr. Robot desde el minuto uno. La historia de cómo unos hackers -más bien justicieros cibernéticos- quieren derrocar a las multinacionales a través de la informática me hipnotizó inconscientemente y por ello se ha convertido en uno de los mejores estrenos del año. Su trama oscura e intrigante junto a un protagonista con serias dificultades e incapacidad para relacionarse con los demás, la convierten en una serie peculiar. Elliot se ha convertido (para mí) en el V de Vendetta televisivo 3.0.
  3. FARGO

    Si True Detective ha decepcionado con una segunda temporada que se alejaba de la excelencia y se acercaba a lo convencional, la continuación de Fargo ha logrado lo opuesto. Muchos críticos elogian que la ficción haya conseguido mantenerse a flote después de una primera temporada que roza la maestría. Para mí, y aunque he echado de menos a la pareja de actores que formaban Martin Freeman y Billy Bob Thornton, la nueva tanda de episodios me ha atrapado aún más que la primera entrega. Conserva la atmósfera, el humor negro y la estética, pero la trama, que se desarrolla 27 años antes y sigue los pasos de una pareja (maravillosa Kristen Dunst) que se ve envuelta en un asesinato, va in crecendo con cada episodio. Y mejor no hablo del montaje y la música porque me vengo muy arriba.
  4. NARCOS

    Netflix se lanzó al vacío con su primera superproducción en territorio latino. La facilidad de los actores para jugar con el idioma, para alternar el inglés y el castellano casi de manera equitativa me fascinó. Pero también la manera de alternar dos visiones antagónicas: descubrir la corrupción colombiana de la década de los 80 a través de los ojos del narco Pablo Escobar y el papel de los norteamericanos, por otro lado, desde los ojos del agente de la DEA Steve Murphy. Ingentes cantidades de cocaína, sangre y luchas internas por la supremacía en Medellín y su intento de expansión. Narcos ha sido un descubrimiento delicioso.
  5. TRANSPARENT
    Imagen de la 1t de 'Transparent' / Canal +
    Desde el año pasado, Transparent se convirtió en mi talón de Aquiles, mi serie mimada. En 2014 me subí a la montaña rusa emocional de los Pffermann y desde entonces he sido incapaz de bajarme de ella. La segunda temporada, más coral que la primera, no ha perdido esa esencia que la hace única: es íntima, se trata de televisión minoritaria, una historia que llega al alma y no quieres abandonar. Ríes, lloras y sufres tanto como lo hacen ellos. Interpretaciones magistrales (amén, Jeffrey Tambor) y una coctelera de sentimientos que me ha vuelto a atrapar irremediablemente.
  6. JUEGO DE TRONOS
    jonsnow
    Un clásico de estas listas. No ha sido la mejor temporada ni por asomo, pero la adaptación de Canción de Hielo y Fuego mantiene el tipo a pesar de todo. La complejidad de sus tramas, el despliegue, la magnitud visual, así como la profundidad de los personajes hacen de ella un puro espectáculo televisivo. Es hipnótica incluso con los capítulos más planos. Y es una de las pocas series que consiguen mantener a los espectadores elucubrando teorías muchos meses después del final de temporada. Y, claro, el momento Jon Snow.
  7. HOMELAND

    Hace tiempo pensé que esta serie no volvería a estar en mi top 10, en especial tras la catastrófica tercera entrega que será mejor dejar en el olvido. La serie renació con una cuarta temporada trepidante al más puro estilo 24 y la quinta no se queda atrás. Los productores explotan a la Carrie más desequilibrada y la tensa relación con Saul Berenson. En esta ocasión se trasladan, al igual que el sicario de Peter Quinn, a Berlín para abordar la temporada más actual, poniendo el foco en el conflicto de los refugiados sirios, la amenaza de la yihad en Occidente y las malas relaciones con Rusia. Traiciones, agentes dobles pero sobre todo actualidad… Homeland es una superviviente y sí, una de mis debilidades.
  8. UNREAL
    En las entrañas del reality show / Lifetime
    Si ha habido una serie diferente este año -además de Mozart in the Jungle-, esa lleva por nombre UnReal. ¿Hay series mejores? Las hay. Pero mi paladar necesitaba novedad y, sorprendentemente, llegó de la mano de la productora de telerrealidad Rachel Goldberg. Caí fascinada ante los entresijos del programa Everlasting y la maldad de los que trabajan detrás de las cámaras. Aquí no hay grises. Los personajes son malvados y tienen el alma más negra que Joffrey Baratheon. Y fui incapaz de resistirme.
  9. CATASTROPHE

    Soy mucho más de dramas que de comedias y me cuesta encontrar una que me llene y me haga reír. La serie que ha conseguido arrebatarme alguna que otra carcajada este año -además de New Girl, qué le voy a hacer, me encanta- ha sido Catastrophe, y sólo por eso tenía que incluirla en mi top 10. La británica historia de Sharon y Rob, dos desconocidos y ocasionales follamigos que de pronto van a tener un bebé, ha tenido momentos hilarantes. Si no sabéis qué comedia ver, podéis empezar con Master of None. Pero por favor, dad una oportunidad a Catastrophe.
  10. VIS A VIS
    Vis a Vis / Atrsemedia
    Este puesto tenía que ir dedicado a una serie española. No quería menospreciar el sello made in Spain, sobre todo cuando el 2015 ha dado grandes series nacionales. He estado a punto de incluir El ministerio del tiempo, un soplo de aire fresco que se ha convertido en una de mis series predilectas. Pero finalmente he decidido reservar el último puesto a una ficción que logró sorprenderme y que tiró por tierra todos mis prejuicios. ¿Una adaptación española de Orange Is The New Black? “Eso no puede salir bien”, dije muy convencida y con la cabeza bien alta. La historia de las reclusas de la cárcel Cruz del Sur, sin embargo, logró desprenderse de la mochila de la serie norteamericana (un hecho a tener muy en cuenta) y crear una historia propia con giros consecuentes y un final de temporada intenso y apasionante. ¿Tiene errores? Sí. Pero ha sido uno de los descubrimientos españoles de este año y mentiría si no dijera que estoy esperando la segunda entrega con ansias.

‘Mozart in the Jungle’, ‘Mr. Robot’, ‘Outlander’… Así son las aspirantes a Mejor Serie del año de los Globos de Oro

El 10/12/2015 será recordado como ‘el día en que el jurado de los Globos de Oro perdió irremediablemente la cabeza’. Es que no sé ni por dónde empezar.

No sé si me impacta más que Lady Gaga (American Horror Story: Hotel) aspire al galardón a Mejor actriz en una Miniserie, que Modern Family brille por su ausencia, que Casual opte a Mejor Comedia en vez de Catastrophe Master of None o que Outlander se haya colado en la categoría a Mejor Serie Dramática y haya dejado fuera a Mad Men, House of Cards o a la ganadora del año pasado, The Affair. ¿Desde cuando una serie de Starz está reconocida en la antesala de los Oscars? Sorpresa tras sorpresa, pero definitivamente lo de Lady Gaga es duro de asimilar.

Outlander, Transparent y Mr. Robot, con 3 nominaciones cada una, parten como favoritas en la 73 edición de los Premios que otorga anualmente la Prensa Extranjera y que ha dado a conocer este jueves. Una edición con grandes ausencias, liderada por las series en streaming y con el acento latino de actores como Gina Rodríguez o Wagner Moura como dato relevante.

Muchas series consolidadas se quedan fuera y en su lugar aparecen otras, como Mr. Robot, Narcos, Mozart in the jungle, Casual... ¿Conocéis el argumento de las 11 series nominadas? ¡Vamos a desgranarlas! Os dejo la lista con todas las categorías aquí.

¡Saludos!


Mejor Drama

Mr. Robot. El estreno seriéfilo más sonado de 2015 y, por tanto, de obligado visionado si aún no os habéis puesto a verlo. Mr. Robot, que se estrenó en agosto en USA Network, sigue la vida de un joven hacker llamado Elliot (al que interpreta Rami Malek, merecidísima nominación a Mejor Actor) introvertido y con fobias sociales. Cuando los activistas cibernéticos y anarquistas de Fsociaty le reclutan para desestabilizar el sistema financiero actual, su vida da un vuelco de 360º.

Narcos. El estreno más puntero de Netflix retrata el narcotráfico y la corrupción colombiana de la década de los 80. Bucea en la vida de Pablo Escobar, el líder y máximo jefe del imponente cartel de Medellín que fue abatido en 1993, y se sumerge de lleno en el ascenso político de uno de los criminales más ricos del territorio. Os hablé de ella en noviembre. No os la perdáis. Su protagonista, el brasileño Wagner Moura, está nominado a Mejor Actor frente a Malik (Mr. Robot), Bob Odenkirk (Better Call Saul), John Hamm (Mad Men) y Liev Schreiber (Ray Donovan).

Outlander. El canal Starz se lanzó a la piscina con esta serie británica-estadounidense basada en la saga de libros y fenómeno literario de Diana Gabaldón. Cuenta la historia de la enfermera de guerra Claire Beachcump (Caitriona Balfe, también nominada a Mejor Actriz) cuando viaja misteriosamente en el tiempo, de 1945 a 1743. Y cómo debe superar las adversidades para adaptarse a una nueva época. Un dramón romántico donde los haya. El actor Tobias Menzies, que ha demostrado ser uno de los villanos más despiadados de la pequeña pantalla, opta al galardón como mejor secundario.

Juego de tronos. “Winter is coming”, “you know nothing, Jon Snow”… Poco tengo que contaros de la ficción de HBO que arrasó en los premios Emmy y que se ha convertido en un fenómeno de audiencia a nivel mundial. Sorprende que ninguno de sus actores, ni siquiera Peter Dinklage -ganador del Globo de Oro a Mejor actor por su papel de Tyrion Lannister en 2012-, haya sido galardonado.

Empire revolucionó los audímetros en Estados Unidos (17 millones de personas siguieron el final de su primera entrega), y la segunda temporada se ha colado en los rankings a Mejor Serie del Año. Con esas audiencias se ha convertido en la favorita indiscutible del público. Los enredos familiares de los fundadores del sello de hip hop Empire Enterprises centran la trama de la serie de FOX. Taraji Henson, que da vida a la imponente Cookie Lion, está nominada a mejor actriz junto a Robin Wright (House of Cards), Evie Green (Penny Dreadful), Viola Davis (How to get away with murder), y Caitriona Balfe (Outlander).


Mejor Comedia

Mozart in the Jungle. Una serie para todos los miembros de la familia, una historia con fuerza que supone un viaje hacia las excentricidades de los músicos de la Filarmónica de Nueva York, con la música clásica como principal conductor y protagonista de la misma. Muestra a la perfección, y siguiendo el hilo de la novela autobiográfica de la obista Blair Tindall, los sacrificios que deben hacer los amantes de esa profesión para conseguir sus objetivos. La segunda temporada llegará a Amazon el próximo 30 de diciembre.

Casual. La serie de Hulu aborda las peripecias de un joven soltero y su hermana divorciada cuando deciden vivir bajo el mismo techo. Se entrenarán mutuamente en el enrevesado mundo de las citas mientras crían a la hija de ella, que está en plena etapa adolescente. Esta es una de las grandes sorpresas que nos dejan los Globos de Oro, sobre todo porque ni Catastrophe ni Master of None optan al galardón. No salgo de mi asombro.

Transparent. Se alzó con el galardón a Mejor Comedia en la edición anterior, convirtiéndose en la primera ficción de vídeo bajo demanda en conseguir un premio de esa magnitud. La historia de los Pfefferman, que arranca cuando el padre de familia confiesa su transexualidad, es una de mis series de cabecera. El ganador del año pasado a Mejor Actor en Comedia o Musical, Jeffrey Tambor, vuelve a estar nominado en esta categoría frente a Gael García Bernal (Mozart in the Jungle), Aziz Ansari (Master of none), Rob Lowe (The Grinder), Patrick Stewart (Blunt Talk). Como todas las series de Amazon, desprende calidad y frescura. Una oda a la libertad, a la vida y a la tolerancia.

Orange is the new black. El drama carcelario de Netflix no para de cosechar éxitos. Basada en la novela autobiográfica de Piper Kerman, narra las historias de un grupo de mujeres en la cárcel, sus miedos, sus motivaciones y las relaciones afectivas que mantienen entre ellas y con los funcionarios. Un cóctel de experiencias que se ha convertido en una de mis series imprescindibles. Udo Azuba, la actriz que se mete en la pie de la perturbadora ‘ojos locos’, está nominada a Mejor Actriz.

Veep. Su cuarta temporada aparece en todos los ránkings como una de las mejores comedias del año. Se trata de una de las pocas ficciones capaz de reírse de la política. Julia Louis Dreyfus, nominada a Mejor Actriz en esta categoría junto a Rachel Bloom (Crazy Ex-girlfriend), Jamie Lee Curtis (Scream Queens), Gina Rodríguez (Jane the Virgin) y Lily Tomlin (Grace & Franklin), consigue arrebatar carcajadas en el papel de la vicepresidenta de Estados Unidos.

Sillicon Valley. La serie de HBO sigue las vidas de un grupo de jóvenes brillantes y frikis informáticos residentes en Sillicon Valley. Divertida, entretenida y muy surrealista.