BLOGS

Archivo de la categoría ‘Sin categoría’

Letizia se pasa al ‘punk’ en Fitur con su último estreno

La reina ha dado una comedida pincelada punk a un outfit soso, estrenando unos nuevos salones con tachuelas de Uterqüe que son un clon de unos de Gucci.

Leti ha echado mano de su chaqueta bicolor de Hugo Boss, en camel y negro, que estrenó en 2015 y de unos de sus pantalones negros y clásicos de sus looks de diario; una blusa blanca, presumiblemente de la misma firma alemana, de esas que guarda por decenas en su armario, ha rematado un estilismo sencillo, en el que toda la atención se la llevaban sus zapatos de la firma de Inditex.

Son de hace dos temporadas, costaban 99 euros, y reproducen con bastante exactitud los originales, de la firma italiana que cuestan 980 euros.

Letizia remató su comedido estilo punk, conjugando tachuelas con unos pendientes dorados en forma de cuerno, de Mango, que estrenó el pasado verano en Marivent y un peinado de raya ladeada en el que parte de su melena caía, casual, sobre su ojo. Sí algo me ha gustado ha sido el aspecto glossy de su piel y su maquillaje muy luminoso pero sencillo. ¿Cómo habéis visto vosotros a nuestra reina? No sé si es que yo esperaba más, pero en lo que llevamos de año, de momento, no me ha sorprendido.

**Foto: Gtres.

 

 

 

Letizia no acierta con el reciclaje en los ‘Premios Víctimas del Terrorismo’

La reina ha rescatado, el que para mi gusto, es su vestido menos favorecedor y anticuado de todos los que guarda en su armario de Carolina Herrera. Un modelo con estampado príncipe de gales y flores en relieve, que pasaba directo a mi lista del vestuario que nuestra consorte debería haber dejado para siempre en 2017.

Se lo ha puesto para su último acto, la entrega de los galardones que concede la asociación ‘Víctimas del Terrorismo’. Entre los homenajeados se encontraba el rey Felipe VI, al que han otorgado el premio ‘Defensa de los Derechos Humanos’, con el que reconocen el apoyo incondicional de la corona contra la lucha terrorista.

En estos actos a la reina le gusta dar una apariencia sencilla y cercana, pero entre ser correcta y aburrida hay una línea de separación que nuestra reina ha traspasado. A su llegada, Leti vestía un abrigo negro de lana de la colección de Hugo Boss de 2015, que tiene prácticamente igual en rosa cuarzo. Combinó su reciclaje con un bolso en charol y color nude de Varel, lo tiene también desde hace tiempo, y sus altos salones en ante de Carolina Herrera, para mí lo mejor de su outfit.

El maquillaje muy sencillo se centró en iluminar en tonos nacarados, pero de nuevo unos brochazos en el cuello no hubiern estado de más, para igualar tonos. La reina combinó sus flores en relieve del vestido con los pendientes de la línea de joyería de la diseñadora venezolana de flor de jazmín. En resumen, un look romántico y soso que a mí no me convence.¿Qué pensáis vosotros?

**Fotos: Gtres.

 

La reina empieza el año de pintxos por Malasaña y con un sólo acto en su agenda semanal

Letizia no necesita operación detox, ella es de las que no hacen excesos normalmente, así que ha empezado la segunda semana del año quedando con sus amigas íntimas para probar un nuevo restaurante en su barrio favorito cuando va de incognito, Malasaña. El martes por la noche, acompañada de cuatro amigas y dos guardaespaldas, Letizia le hincó el diente al menú de 45 euros de ‘La Gastro’, en la calle Barco y que no es precisamente de lo más light, incluye una compilación de pintxos gourmet, acompañada de una botella de vino o refrescos, ella ya sabéis que no bebe. Aunque a los fotógrafos les llegó el chivatazo de que la consorte estaba en una de sus cenas sin el rey, sus escoltas impidieron que se le sacasen fotos cuando salió del restaurante, a las 23.15 después de dos horas de velada.

Así que hemos tenido que esperar a su primer acto oficial, tras La Pascua Militar, de la semana, y único, para ver algunas de sus nuevas y discretas adqusiciones. Ayer la reina llegaba a la sede de Fundeu BBVA, estrenado un abrigo negro de lana, estilo trench y presumiblemente de Hugo Boss, con unos botines de charol nuevos y de la casa alemana que podéis encontrar ya rebajados en la web por 80 euros. En su mano y para completar el total look un clutch en piel con un cierre dorado, de la misma firma, que guarda en su ropero desde 2013.

La reina acudía a uno de sus recurridos outfits working girl para la ocasión, también de Hugo Boss, el que combina patalón stretch y chaqueta asimétrica en gris y que estrenó el invierno pasado. Lo más atrevido de su look fueron los pendientes de Gold&Roses en forma de daga, que estrenó el año pasado y se ha puesto ya un par de veces. Quizá se acostó más tarde de lo habitual y se levantó con menos tiempo porque, si os fijáis, su pelo parece poco arreglado. Tendremos que esperar a la próxima semana para volver a ver a Leti en un acto de agenda, ya que nuestros reyes han aplazado el viaje que tenían previsto a Marruecos el próximo lunes.

**Fotos: Gtres e Instagram.

La reina empieza el año de ‘blue velvet’ y de Varela

Hay tradiciones que no cambian en ‘casa real’, una  de ellas es el binomio Varela- Letizia para comenzar el año, durante la Pascua Militar, el primer acto que abre la agenda 2018 de nuestros reyes. Felipe y Letizia estuvieron acompañados por los eméritos, dentro del marco de celebraciones del 80 cumpleaños de don Juan Carlos.

Letizia como mujer de costumbres que es, para sus actos más importantes, apostó por un Felipe Varela, eleborado a medida, en terciopelo azul. Un total look, que sigue el patrón de sus trajes de antaño, que como dicta el protocolo han de ser largos.

El vestido hasta el tobillo con cuello bebé y manga abullonada en la empuñadura, conjunta cinturón y, Leti, optó por no romper el ‘blue velvet’ con unos zapatos también de terciopelo, de Lodi. En la mano la reina llevaba un bolsito al tono, también de Varela. Los pendientes de Cartier de oro blanco, aguamarina y brillantes, y un moño bajo, completaron el outfit de nuestra consorte.

Llama la atención ver lo diferentes que iban Letizia y la madre del rey, que llevaba un conjunto mucho más alegre con un luminoso estampado floral, en tonos metalizados. ¿Veremos a nuestra reina repetir vestido o quedará relegado a los fondos de su ropero, como tantas otras veces pasa con sus looks de Pascua? ¿Os ha gustado el ‘total blue velvet’ de Letizia?

** Fotos: Casa Real.

 

Los outfits de Letizia para olvidar del 2017

Ha llegado el ‘top 10’ en el que humildemente analizo los errores y los horrores estilísticos de la reina, qué no repetir y cuáles son esos modelitos que desterrar para siempre de su ropero.

1. Los Varela más clásicos que se han quedado ya desactualizados. Vale que Letizia se cuida y sigue llevando la misma talla que hace diez años, pero la reina debería regalar ya los vestidos y dos piezas de su modisto español favorito que, con guipures encajes y patronaje que ya no se lleva, la hacen parecer la ‘reina demodé’ cuando se los pone.

2. El vestido más feo de Carolina Herrera que combina ‘príncipe de gales’, flores en relieve y tul. La marca de la diseñadora venezolana afincada en Nueva York suele ser una apuesta segura para Letizia, excepto este vestido que cuando lo estrenó no recibió ningún halago.

3. Las trenzas en el pelo. A la princesa Leonor y a la infanta Sofía les siguen quedando bien las trencitas, pero su madre cada vez que innova, y su peluquera Luz Valero le planta unas trenzas, consigue un aspecto poco elegante. Ser moderna no es sinónimo de estrambótica.

3. Las combinaciones sosas. Como os digo, a veces a la reina le falla el criterio para establecer un punto intermedio, y cae en outfits muy aburridos, un ejemplo es la combinación de este chaleco de napa, de otra de sus marcas favoritas, Hugo Boss, con una blusa al tono, también de la firma alemana.

 

4. Vestido flapper de Teresa Helbig. Sin duda el 2017 ha sido el año en el que la consorte ha apostado más fuerte que nunca por la moda española, pero este vestido de la diseñadora catalana es un ejemplo de cómo no seguir las tendencias. La reina no sólo parecía antigua, sino que además se pasaba de corta.

 

5. Los looks mega ajustados. Todos sabemos que Letizia es una mujer disciplinada y estricta y que sigue una rutina en la que el deporte ocupa un lugar principal, tiene un cuerpazo, aunque para algunos resulte muy musculado. Sabemos que no hay pizca de grasa en nuestra reina, pero no es necesario ni resulta bonito cuando elije vestidos como el de abajo, de Varela, que quedan embutidos.

6. Lo mismo ocurre cuando abraza el maximalismo, combinando blusas anchas con pantalones idem. Así la vimos en su viaje a Senegal, con modelos para el olvido. Se puede ir discreta, sencilla y sport con prendas mucho más favorecedoras, ella las tiene.

7. Maquillaje vampírico. Si no es Halloween es mejor obviarlo. Unos ojos muy ahumados y muy recargados quedan siempre mejor con un pintalabios discreto, y viceversa.

**Fotos: Gtres.

Descubrimos el regalo ‘de moda’ que Felipe le ha hecho a la reina por Navidad

Otro año más han pillado al rey haciendo las compras de Navidad a última hora, en El Corte Inglés de Pozuelo. El pasado 23 de diciembre, Felipe se acercaba con algunos de sus guardaespaldas al centro comercial a tiro fijo, para buscar el regalo de Letizia en la sección de complementos. No sé yo si nuestra consorte habrá hecho carta, si el rey conoce, muy bien, los gustos de su esposa o si quizá ha ido aconsejado por algún amigo o amiga, pero estoy segura de que ha acertado con el regalo.

Un bolso shopping, último modelo, de una de las firmas que nunca falla en el ropero de la consorte, Carolina Herrera. Fabricado en piel de ánguila, con tiras verticales de colores en la web cuesta 860 euros. Las carteras y monederos de la misma colección oscilan entre 80 y 360 euros.

A mí me encanta y me parece de lo más útil de cara a las reuniones de trabajo y los outfits ‘working girl’ de Letizia, para guardar todos los documentos de sus discursos. Yo no me lo puedo permitir, pero seguro que apaño algo parecido en Zara. ¿Os gusta?

**Fotos: Carolina Herrera

La reina cierra agenda oficial con su mejor prêt-à-porter de 2017

Letizia ha querido cerrar agenda y compromisos vistiendo un total look en su color favorito, rojo, y estrenando botas mosqueteras, durante su último acto en la sede de la ‘Asociación Española contra el Cáncer’.

Así de espectácular llegó Leti hace unos días, con un estilismo de calle perfecto e invernal. Para la ocasión la consorte rescató un abrigo de amplias solapas con cinturón, muy parecido al blanco que Meghan Markle agotó en su pedida de mano, de la firma canadiense Line de Label. El de Letizia es de Hugo Boss, pero sin duda fueron sus botas, modelo Francesca, de Magrit que cuestan 580 euros, y que le hemos visto igualitas a la influencer, Dulceida, las que acapararon todas las miradas. 

La reina no dejó ningún detalle al azar. La vimos combinar modelo con el bolso de Zara de 70 euros, con caras estampadas y cadena, que estrenó hace un par de meses y está ya agotado, y combinar color carmín, con manicura al tono, ya sabéis que es algo inusual, porque nuestra reina no es muy fan de pintarse las uñas. De su mano también, unas gafas de Hugo Boss que cuestan 190 euros, y que no llegamos a verle puestas.

En el interior de la sede se quitó el abrigo pero solo pudimos ver que combinaba una falda con estampado geométrico con un jersey de punto y cuello vuelto en negro. Su melena suelta, un maquillaje sencillo y sus muy brillantes pendientes con forma de estrella, de diamantes y oro blanco, regalo de la asturiana firma Yanes por su boda, remataron el que para mí se ha convertido ya en su mejor look de calle del año. ¿Qué os ha parecido?

**Fotos: Gtres y Casa Real

 

 

Descubrimos el secreto de la reina Letizia que se esconde tras su bronceado de ‘quita y pon’

Letizia quiso ser ser muy discreta y comedida durante su último viaje a Senegal, donde prescindió de su bronceado exprés, ese del que ha estado haciendo gala en nuestras fronteras durante sus últimas apariciones, en pleno mes de noviembre y de diciembre.

El ocho de noviembre, durante la visita del presidente de Israel y la primera dama, Nechama Rivlin, parecía que la reina se había pasado un fin de semana de playa, y claro yo al principió pensé que habría utilizado una de estas toallitas efecto moreno, ya que ella con todo lo que se cuida, no me la imaginaba pasando por cabina para darse unos uva, pero en su siguiente aparición pública, dos días después, me di cuenta de que su bronceado era efímero, ‘de quita y pon’.

¿Cuál era el secreto de Letizia? Pues bien me puse a investigar. Como sabéis nuestra consorte está muy informada de todas las novedades ‘beauty’ y esta vez no ha sido menos. Leti ha decidio sumarse a la tendencia ‘medias de bote’, como Megan Markle o Paula Echevarría.

Su moreno intermitente se consigue con una loción hidratante que nació con el fin de crear el efecto medias color nude, pero que se puede extender por todo el cuerpo y lo bueno es que no contiene tinte, por tanto no mancha la ropa. Las partículas reflectoras de la crema aportan brillo y disimulan imperfecciones, creando un efecto satinado. Además, está fabricada con ingredientes naturales y veganos. La pionera de las cremas lleva la firma de la maquilladora de Hollywood, Bethany Karlyn, y cuesta 49 euros. Aquí abajo sale la actriz de ‘Velvet’, ‘manos a la obra’.

Para las que tengáis un presupuesto más ajustado en ‘ The Body Shop’ venden por 22 euros una similar, con miel de Etiopía y de comercio justo. Así que chicas, ya sabéis estas fiestas vosotras tambien podéis estar super morenas, al estilo reina, un día sí y otro no.

**Fotos: Gtres e Instagram

 

 

 

 

La reina Letizia no tiene término medio en Senegal y termina copiando a Melania Trump

Bueno, bueno, esta vez sí que me ha sorprendido y mucho la maleta de nuestra reina en el país africano. Letizia eligió para su primer día dos outfits muy apropiados, y reciclados, en ningún momento ha querido parecer ostentosa. Ambos llevaban firma de Carolina Herrera.

El primero, conjuntaba un traje en color hueso de otra de sus marcas estrella, Hugo Boss, con una blusa de la diseñadora venezolana. Era una repetición calcada, peep toes incluidos, del día del estreno, en el viaje oficial que nuestros monarcas realizaron a Puerto Rico en 2016.

Así, la vimos visitar la oficina de la ONG de cooperación AECID y el Campus de la universidad de Dakar, donde se encuentra un aula del Instituto Cervantes; allí los alumnos sorprendieron a la reina con una representación de ‘El Quijote’ en castellano, Letizia, de lo más integrada, terminó sancándose selfies con los que se lo pidieron.

A la hora del almuerzo, en el hotel Terou-Bi con la primera dama, Marième Faye, llegó el cambio de look y la consorte optó por el vestido verde de napa con flores pintadas de Carolina Herrera que estrenó en su viaje a Japón, cuesta 882€, y con esta ya van tres veces que se lo ha puesto.  Lo conjuntó acertadamente con un bolso y unos zapatos nude de Magrit. Leti optó por joyas muy discretas, los pendientes imitación de Pomellato que cuestan en Etsy 198 €.

En su segundo día el protocolo exigía un estilo casual. Acompañada por la ministra de microfinanzas y economía solidaria, Angelique Mangal, la reina se trasladó primero a la Universidad de Medicina, Assane Seck, para conversar con los participantes en el proyecto de formación de agentes sobre la mutilación femenina genital y después a una granja agroecológica en Zinguinchor.

La consorte eligió una camisa en verde militar que le hacía arrugas en los bolsillos y sus pantalones blancos capri de Hugo Boss, los tiene desde el verano de 2016 y recurre a ellos bastante. El outfit es pura sosedad, y claro, inmeditamente pensé en que había visto a alguién llevarlo, Melania Trump, en su viaje a Florida tras el huracán ‘Irma’.

El problema, en el caso de Letizia fueron sus mocasines de cordones, con unas zapatillas deportivas hubiera ganado puntos.

En su último día de visita, esperaba alguna sorpresa o un atuendo más alegre y colorido, pero no, la reina volvió a optar por un look aburrido, para un desayuno con mujeres investigadoras y una visita a un centro de acogida. Una blusa, de manga francesa con detalle de lazos anudados, y un pantalón gris jaspeado que parece nuevo, demasiado ancho todo. Sus bailarinas de tweed tampoco pegaban mucho. Su actitud en cambio fue de lo mas cercana, interesada por hablar con los chicos y muy agradecida por los regalos que le ofrecieron.

Me ha decepcionado ver a Letizia esforzarse tan poco a la hora de elegir sus estilismos más deportivos. Creo que se puede ir sencilla, adecuada y a la vez favorecida. Lo único que salvo son sus peinados, la coleta baja y el semi recogido trenzado, son lo que más gracia ha tenido en estos días de viaje.

Un maquillaje rebajado y joyas minimimalistas sí, pero sus looks parecían una compilación de prendas de hace años que tenía olvidadas en el armario y decidió rescatar. No sé vosotros que opináis, pero para mí, como en las notas del cole, le doy un N.M. (necesita mejorar).

**Fotos: Gtres.

 

Felicitación poco navideña y discreto aterrizaje de Letizia en Senegal

La reina ha empredido el vuelo en otro de sus viajes solitarios que tanto le gustan. Letizia llegó ayer a las 22.00 de la noche, hora española, al aeropuerto de Dakar, en Senegal, donde le esperaba la primera dama, Mariéme Faye, que le acompañará durante su visita para estrechar lazos de cooperación entre ambos países.

Leti aterrizaba con un outfit sencillo y repetido, el vestido de Hugo Boss (225€) que estrenó en septiembre, durante la inauguración del curso escolar en el centro educativo ‘San Matías’, en Santa Cruz de Tenerife. El estampado ‘op art’ del modelo crea un efecto de falso plisado y también un no muy favorecedor efecto muaré que rompe el falso cinturón negro.

La reina completó su look en blanco y negro con unos zapatos de charol de Magrit y un bolso de cocodrilo de Uterqüe. Las estrellitas de diamantes de Chanel brillaban entre sus cabellos. Contrasta ver a las dos mujeres con estilos tan diferentes, pero seguro que Letizia guarda alguna de sus ‘sorpresas’ en la maleta y la vemos en los próximos días lucir modelos más coloridos. Tiene hasta el jueves para sorprendernos. A lo largo del día de hoy nos llegarán las imágenes de su visita a la sede de Cruz Roja, al sur del país, en un acto sobre la defensa de los derechos de las mujeres.

Unas horas antes de que la reina partiese en su avión privado, descubríamos la felicitación menos navideña de nuestros reyes y más laica, donde posan con sus hijas. La foto fue tomada el día de la Hispanidad, como sabéis ese día dio para mucho, pues el primer poasado oficial de la princesa Leonor también procede de la misma celebración. Con lo monas que salen siempre las hermanas en esta foto las veo poco favorecidas, eso sí, nuestros reyes aparecen muy correctos, en un segundo plano, dejando el protagonismo a las niñas. Letizia, como ya os conté, vistió para el desfile un exclusivo dos piezas del que sigue siendo su modisto principal en ocasiones importantes, Felipe Varela.

**Fotos: Casa Real y Gtres.