Archivo de octubre, 2017

La reina apuesta por un nuevo diseñador español en los ‘Mariano de Cavia’, ¿éxito o fracaso?

Letizia ha ejercido de sustituta de su marido, de nuevo la independencia de Cataluña ha dejado fuera de juego a Felipe VI, en los premios Mariano de Cavia. Para nuestra consorte esto no ha supuesto ningún problema, y como acostumbra en la entrega de los galardones que reconocen el mérito de sus ex compañeros de profesión, la reina ha aprovechado para lucirse y estrenar un ‘look de impacto’. El año pasado la consorte dejaba todos con la boca abierta con su vestido de pailletes de colores y su peinado weet, para bien o para mal, vosotros me diréis, esta vez no ha conseguido ‘superarse’.

La reina se ha enfundado un jumpsuit en seda de color borgoña, con escote pico, marcando cintura de avispa; es de Angel Schlesser, cuesta 430 euros, y es la primera vez que viste del diseñador santanderino, aunque no creo que su apuesta haya sido la mejor ‘opción inaugural’, el mono resulta desproporcionado en el cuerpo de Letizia. Si os fijáis, en la foto de abajo, todo se debe al corte delantero que provoca el ‘efecto flotante’ cuando la consorte posa de frente.

Sus eternos Lodi de Charol, al tono, y un nuevo bolso con cadena de la firma española Tita Madrid, cuesta 250 euros en la web, han sido los complementos elegidos, para ‘aderezar’ su estreno.

Como véis, de nuevo, lució su anillo fetiche de diamantes verdes, la pulsera de Cartier que ya le vimos la semana pasada en los ‘Princesa de Asturias’ y los pendientes chandelier de Yanes.

La reina apostó también por un maquillaje dramático, puede que la cercanía a Halloween le haya inspirado, pero a mí me parece que se pasó un poco con el ahumado en contraste con el pintalabios. Si nos quedamos con un primer plano de su cara, me atrevo a decir que tiene un aspecto ‘vampírico’.

**Fotos: Gtres

 

El nuevo fetiche de Letizia

No es ningún vestido o abrigo de Hugo Boss, de los que repirte hasta la saciedad e inlcuso tiene en distintos colores, no, el que parece haberse convertido ya el nuevo ‘amuleto’ de Letizia es un anillo de diamantes, en color verde, que podría pertenecer a la firma rusa Fabergé y costar entre 15.000 y 20.000 euros.

Letizia que hasta ahora era también la reina de los pendientes, lo ha convertido en su joya favorita. Desde el día del estreno, el pasado 27 de septiembre, cuando se lo vimos por primera vez durante la inauguración del curso escolar de Formación Profesional, en Teruel, lo ha llevado en numerosas ocasiones, entre ellas en la entrega de los ‘Premios Princesa de Asturias’.

Nuestra consorte no deja de sorprenderme, ella misma contó que se despojó de su alianza de casada, porque le molestaba para saludar, y solo en contadas ocasiones le hemos visto lucir anillos. Siempre he creído que lo que se esconde tras sus manos desnudas es que No le gusta centrar la atención en ellas, para que no se vean las pielecitas, reflejo de que de vez en cuando le puede el nerviosismo y se come las uñas. 

Sin embargo, en los últimos años la reina ha mejorado y entre sus costumbres ‘saludables’, cada vez presta más cuidado a su manicura. Incluso ha llegado a pintarse las uñas de rojo, de manera eventual. Me atrevo a decir que después se buscó en las fotos para ver si le gustaba el efecto, fue hace justo un año, y no la hemos visto repetir.

Y así de pronto, Letizia  ha devuelto el protagonismo a sus manos con  el que ya se ha convertido en su ‘anillo favorito’, pues parece que le da igual que conjunte o no con el estilismo, lo que me hace pensar que puede tener valor sentimental, y más si tenemos en cuenta que el pasado 15 de septiembre la reina celebró su cumpleaños y lo estrenó diez días después. ¿Será un regalo del rey por su 45 su aniversario? Quizá puede que de su suegra o de alguien de la familia pero, desde luego, bien sea por significado o por que le da suerte Leti lo lleva ya incrustado al dedo corazón, casi a diario.

**Fotos: Gtres y Fabergé

Tres días y muchos estrenos, ¿deja el listón alto Letizia en los ‘Princesa de Asturias’?

El viernes por la mañana los reyes compartieron audiencia con los presidentes del jurado y los miembros del patronato de los premios ‘Princesa de Asturias’ para entregar las ‘Medallas de Asturias 2017’, en el Hotel Reconquista. Leti eligió un Carolina Herrera de la colección resort 2018. Su apuesta por la firma de Nueva York suele ser un acierto seguro, y en las grandes ocasiones no falla en su maleta algún modelo de la diseñadora de Venezuela. En este caso, un romántico vestido color maquillaje, confeccionado en seda y gasa, con flores bordadas y largo medio. La super modelo Karlie Kloss se encargó de pasearlo por un red carpet recientemente. La reina modificó el suyo para que resultase más adecuado para un acto de día, más clásico y elegante.

Los salones en ante de Magrit, sus pendientes de Tous de rubí y crisopasa y el anillo de circonitas verdes, de marca desconocida del que la reina no se despega desde hace un mes, se convirtieron en los complementos estrella para pasear sus modelo por las enmoquetadas estancias del hotel Reconquista. Su maquillaje, muy natural, apostó por la máxima de combinar verde oliva y púrpura en los párpados y un toque de gloss en los labios.

A las 18.30 de la tarde los reyes llegaban al Teatro Campoamor y entonces descubríamos, que una vez más, la reina elegía un Varela hecho a medida, con el que conseguía ser la protagonista. El vestido en georgette y bordado en hilo de cristal negro sigue el patrón años 50, que ya le vimos lucir en la fiesta de la Hispanidad. Me ha sorprendido esta fusión con cuello mao y estampado de garzas y flores. A Letizia le quedaba como un guante, marcando cintura con un fajín de pailletes. El vestido estaba muy pensado y estudiado para que nada fallase en el volumen de la falda, pero a mí no termina de convencerme el ‘remix’ de estilos. ¿Qué os parece? A lo mejor peco de anticuada…

La reina sacó del joyero su preciosa pulsera de Cartier de diamantes y oro blanco e inspiración griega y los pendientes de la suiza grisogono, también de diamantes negros. En su dedo índice seguía el misterioso anillo. Completó el look con unos altos salones de charol de Magrit y un sencillo clutch de Varela, en raso.

El toque ‘final’ fue un elaborado recogido con ondas y raya ladeada que cubría parte de la cara a Leti y le daba un aire de diva de hollywoodiense.

Al día siguiente los reyes remataban fin de semana entregando la ‘XXVIII medalla pueblo ejemplar’, en el municipio de Poreñu. Leti, como reina y mujer versátil que es, dejó a un lado su glamour para enfundarse unos pantalones de estampado ‘príncipe de gales’, son de Massimo Dutti, de esta temporada y cuestan 70 euros. Los combinó con un suéter azul baby de Hugo Boss, también a la venta en la web por 160 euros. La reina que ya ha aprendido de ocasiones anteriores evitó el efecto transparencia con una camiseta interior. Un cinturón de Hugo Boss, y unos zapatos de Magrit, con plataforma, que quizá no eran los más adecuados, finiquitaban este ‘look casual’, con melena ondulada.

La vimos muy integrada entre los lugareños e incluso se mojó los labios con una trago de sidra. Feliz por pasear por la tierra que la ha visto crecer.

**Fotos: Gtres

 

 

Felipe Varela se renueva y Letizia sigue siendo su mejor musa en los Princesa de Asturias

Los reyes están ya en Oviedo dispuestos a cumplir con un fin de semana inteso durante los Princesa de Asturias. Como cada año, la entrega de estos galardones que reconocen el talento internacional congregan el interés mundial de la prensa y cada outfit de Letizia es analizado con lupa. La consorte siempre se la juega y cosecha críticas desiguales.

Esta vez, Leti ha roto el ‘protocolo’ que seguía a rajatabla durante las últimas ediciones, cambiando el negro de su little black dress para el XXVI concierto inaugural, en el auditorio Príncipe de Asturias, por el azul noche. Sin embargo, su apuesta por Varela sigue siendo una constante. La reina ha estrenado un exclusivo y espectacular vestido largo, entallado hasta la cadera y con falda plisada, que es el ejemplo de que si el diseñador quiere seguir a su lado tiene que aplicarse lo de ‘renovarse o morir‘. Si me dicen que este vestido es de Carolina Herrera o de Nina Ricci, las dos firmas del grupo Puig que han ganado terreno en el ropero de Letizia en los últimos años, no me hubiera sorprendido en absoluto, pero no, es del diseñador madrileño.

Para sublimar su novedoso modelo la reina ha desempolvado algunas de las grandes joyas de la corona, las pulseras gemelas de Cartier, en oro y diamantes, pertenecientes a la reina María Eugenia, se han convertido en el complemento estrella de un outfit, al que para mi gusto han fallado los zapatos y el clutch. Los pendientes chandelier de aguamarinas y oro blanco los lució por primera vez en la boda de príncipe Nicolás de Grecia, primo hermano de Felipe VI, con Tatiana Blatnik.

Leti ha apostado por un bolso joya que guarda desde hace una década, de Tod’s, en negro satinado y por unos salones en ante, a tono con el vestido, son de Nina Ricci, pero me hubiera gustado más verla con unas sandalias, siempre me quejó de lo mismo, lo sé.

El maquillaje y el peinado, en cambio, han sido todo un acierto, sombra en color bronce y una coleta. Leti ha prescindido del moño elaborado, para volver, ahora que se ha cortado el pelo, a un semi recogido que me parece muy favorecedor. ¿Os ha gustado el renovado estilo de Felipe Varela? Seguro que más de una de las clientas del modisto del barrio de Salamanca hacen cola por un modelo ‘inspiración Letizia’ para sus próximos eventos. Espero vuestras opiniones.

**Fotos: Gtres

 

 

El nuevo vestido de Zara de Letizia que promete agotarse en las tiendas

La reina ha vuelto al trabajo después de un par de semanas casi sin actos, lo ha hecho el martes, como acostumbra y con un nuevo vestido low cost de firma Española.

Así la hemos visto llegar, desplegando movimiento de su vestido de aires 70s, al salón donde le esperaban las representantes de la ‘Alianza Iberoamericana de Enfermedades Raras o Poco Frecuentes’ (ALIBER), primero y después las de la ‘Confederación Nacional de Federaciones y Asociaciones de Familias y Mujeres del Medio Rural’ (AFAMMER).

El nuevo y florido estreno de Letizia, fruncido en la cintura y con manga abullonada, cuesta 50 euros, y se parece mucho al que ya consiguió agotar en las tiendas de Zara en el verano de 2016. Ya sabéis que ella es muy de repetir modelos muy parecidos cuando algo le gusta.

Leti combinó su nueva adquisición con unos salones en ante borgoña de Uterqüe que guarda en su armario desde el invierno pasado.

Eligió unos pendientes de Coolook que tampoco son nuevos en su joyero y que combinan amatista y labradorita, cuestan 167 euros.  Yo la he visto especialmente guapa, su nueva melena luce saneada y con más volumen y su maquillaje en tonos rosados siempre es una apuesta segura para dulcificar sus facciones. Espero que la reina no vuleva a sus outfits más aburridos de ‘oficinista’ y que siga apostando, como ha hecho dese su regreso de vacaciones, por un estilo más actual, lo que tampoco significa una gran inversión,  por poco dinero puede ir a la moda y lo que ya no necesite siempre puede donarlo. Veremos que sigue dando de sí esta semana que culminará con la entrega de los premios ‘Princesa de Asturias’.

**Fotos: Gtres

 

La reina Letizia reaparece y rinde homenaje a Dior para celebrar la Hispanidad

La reina ha vuelto después de su larga ausencia maracada por la inestabilidad política en Cataluña que la llevó a cancelar agenda por completo la semana pasada. Letizia ha reaparecido con un ‘new look’ que emula la silueta de los primeros diseños que Dior popularizó en la postguerra, pero que lleva la firma del que sigue siendo su modisto de confianza para las ocasiones importantes, Felipe Varela. El dos piezas con falda midi, ceñido a la cintura, reproduce el modelo ‘bar’ del couturier francés y es una apuesta sobria y elegante, sin los bordados habría ganado todavía más, y sólo el calor ha jugado en su contra. Quién le iba a decir a nuestra Leti que las temperaturas seguirían siendo de lo más veraniegas estos días en la capital.

La consorte ha adornado la solapa de su chaqueta con una de esas grandes joyas ‘de pasar’, que hemos visto lucir en ocasiones anteriores a la reina emérita y que ella heredó de María Eugenia: un broche de oro con una gran perla rodeada de diamantes y otra engarzada de menor tamaño, en forma de lágrima. También optó por los pedientes de perlas australianas que quedaban al descubierto en un elegante recogido ondulado. Los complementos fueron, esta vez, también un acierto; recuperó un bolso de Varela y echó mano de sus stilettos de ante azul noche de Nina Ricci.

Letizia tuvo que abanicarse en más de una ocasión y, como acostumbra, estuvo vigilante con sus hijas que vistieron modelos totalmente diferentes. La princesa Leonor un total look en rojo de Carolina Herrera y Sofía, un vestido en tweed de Pili Carrera. Sin renunciar a sus trenzas, vimos a las hermanas muy atentas y a la infanta Sofía con una escayola en la mano derecha.

Aquí os dejó otra foto del estilo de Letizia a su llegada a Zarzuela, donde los reyes se reunieron con distintas personalidades. En la siguiente instantánea además del moño de Leti, es evidente, la preocupación de nuestros monarcas, al saludar al presidente del gorbierno, Mariano Rajoy, y a su esposa. ¿Os gusta el look años 40 de la reina?

**Fotos: Gtres y Casa Real

Cinco propuestas de la última colección de Nina Ricci que podrían pasar directamente al ropero de la reina

Estos días de fashión week París está en ebullición constante y uno de los diseñadores favoritos de la reina acaba de presentar su última colección, se trata de Guillaume Henry, al frente de Nina Ricci desde hace tres años, el tiempo en el Letizia ha ido dejando mas sitio en su ropero a los modelos de la firma que pertenece al grupo catalán Puig.

Guillaume busca llegar con  sus modelos a la calle y sabe que Letizia es una representante de excepción de sus colecciones. Cuando le preguntan cómo es la mujer que desea vestir, él tiene claro que busca exaltar la feminidad: “pienso en una mujer femenina, pero femenina no en el sentido de que tenga que llevar muselinas y volantes. Para mí la feminidad consiste en serlo por dentro, en la manera en la que hablas, en la manera en la que amas, en la manera en la que lloras, en la manera en la que gritas… Pero no significa ser una princesa o una criatura preciosa. La feminidad puede ser dura, fuerte y poderosa”, contaba el diseñador en una entrevista reciente para Vogue, y creo que nuestra consorte encaja y mucho en ese modelo de feminidad contemporánea que él busca y ella también persigue.

La última colección de Nina Ricci pensada para la próxima primavera, mezcla flecos con plumas, saharianas con chaquetas army, y colores oscuros con naranja melocotón, verde menta y rosa candy. Los volumenes, los drapeados y el sempiterno vestido rojo, que tanto gusta a Letizia, también tienen cabida entre encaje y faldas midi que buscan resalzar la silueta femenina marcando cintura. Ya sabéis que de la pasarela a la tienda y a la calle, siempre hay modificaciones, pero aquí os dejo los que me parece que pueden encajar mucho y bien con nuestra Leti.

¿Se atreverá la reina con este vestido rojo satinado y drapeado? Yo apuesto a que sí.

**Fotos: Gtres