Deportes
Chema Martínez – No pienses, corre Chema Martínez – No pienses, corre

No siempre gana el que llega primero; en la mayoría de las ocasiones, la victoria la consigue aquel que persevera por conseguir sus sueños. Así que no lo pienses… ¡Corre!

Archivo de julio, 2014

Una buena transición

chema.jpegTan sólo han pasado unos días, unas cuantas horas de mi último reto, mi cuerpo todavía muestra señales de la batalla sufrida el domingo, todavía pasan por mi mente momentos e imágenes de lo vivido el domingo, esos 1.900 metros de agua, esa salida del agua tambaleándome, la dureza del recorrido de la bicicleta y como no de la media maratón; fueron 4 horas, 13 minutos y 35 increíbles e intensos segundos.

Pero todo pasa, termina un objetivo y comienza otro. El tener un reto u objetivo en la mente me hace sentir bien, me siento vivo, no existe mejor sensación, por eso no puedo parar, no dejo de buscar nuevos desafíos en los que pueda dar lo mejor de mí. Y eso me hace sentir increíblemente bien.

Objetivos que llegan a su fin y otros nuevos que empiezan, pero ¿cómo debemos hacer la transición entre uno y otro? ¿Debemos parar? ¿Descansar?

Ya sabéis que eso de parar no va conmigo, corriendo me siento vivo y necesito hacerlo cada día, la idea de parar del todo no me acaba de convencer, una vez terminado nuestro reto debemos hacer una pequeña desconexión, nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan un pequeño respiro, los caminos que conducen a nuestro objetivo son largos y requieren que demos todo lo mejor, por eso una vez concluidos debemos dar a nuestro cuerpo cierta tregua para poder afrontar nuestros siguientes retos con las mismas ganas, motivación y con nuestro cuerpo preparado para volver a afrontar un nuevo desafío, por eso yo no sería el ejemplo a seguir.

Habrá personas que quieran parar del todo, y si lo necesitan, que lo hagan. Eso sí, no hay que parar más de una semana que luego cuesta mucho volver a arrancar.

chema2Yo recomendaría en la primera semana hacer algo de ejercicio para favorecer todos los procesos recuperatorios, 2-3 días serían más que suficiente, podríamos incluir una sesión de agua, con lo que nuestro cuerpo podrá recuperarse del impacto de la carrera además de activar nuestros procesos de recuperaración debidos a la presión que ejerce el agua sobre nosotros, también valdría dar un paseo en bicicleta, incluso una pequeña carrera suave de 30′ sobre una superficie blanda como la hierba o tierra.

En la segunda semana podríamos aumentar el tiempo de carrera de 30 a 40′ siendo suaves olvidándonos de ritmos, y podrían ser ya varias de carrera.

La tercera podría ser agua o bici. En la tercera semana notaremos como nuestro cuerpo empieza a despertar y nos pedirá algo más de guerra pero todavía será momento de recuperar. Ya podríamos hacer 3 sesiones de carrera incluso alguna más de agua.

Si respetamos estas tres semanas y lo aliñamos con alguna visita al fisioterapeuta, comprobaremos como estamos preparados para volver a dar caña a nuestro cuerpo. ¡Entonces será el momento de no pensar!

Pero no os olvidéis de la regla de las tres semanas, una buena transición nos ayudara a afrontar con garantías nuestros próximos objetivos.

@chemitamartinez

chema3

Riaza: el puesto final fue una anécdota, lo importante fue mi batalla interior

chemaAyer fue un día de esos bonitos, de esos que siempre permanecerán en la memoria. Han sido seis semanas intensas que ayer finalizaron en apenas 4h 13′ y 35″.

Mis sensaciones fueron increíbles en todo momento, desde el día previo preparando todo, hasta los dolores y el cansancio que llegó después de la prueba. ¡Me gustó todo! Y lo disfruté desde el primer metro en el agua hasta el último de la carrera en la plaza de Riaza.

Una vez más, tengo que dar las gracias a toda la gente que no dejó de animarme durante todo el recorrido, eso lo hizo todo un poco más fácil, también a los corredores que cada vez que coincidíamos me daban un grito de aliento, sólo puedo decir ¡GRACIAS! Esa sigue siendo la mejor de las victorias.

Me fui de Riaza satisfecho por muchos motivos: no me ahogué, no me caí de la bici, y corrí lo que me permitió mi cuerpo después del cansancio acumulado.

¿Con qué me quedo? ¡Con todo! ¿Qué fue lo más duro? Posiblemente las transiciones. Salir del agua mareado, sin poder correr en línea recta…o bajarme de la bicicleta y comprobar que apenas puedo andar… ¡Que gran experiencia! Y sobre todo poder compartirla con tantos amigos. Creo que eso lo hizo todavía más increíble.

El puesto final (quinto) fue una anécdota, lo importante fue mi batalla interior y mi entrega por dar el 100 x 100 en una prueba desconocida para mí. Hace apenas mes y medio era un sueño, ayer se hizo realidad. Soñé e hice todo lo posible para que pasase.

Este fin de semana permanecerá en mi memoria durante mucho tiempo, sobre todo los dolores… ¡Me duele todo el cuerpo!

Pero otro día más y sin dudarlo: ¡¡No pensare y correré!!

@chemitamartinez

chema3chema2

chema4

#RoadToRiaza

@chemitamartinez#roadtoriazaÉrase una vez, hace tan solo hace unos meses, allá por febrero cuando recibí una llamada de mi amigo Juanan para plantearme la oportunidad de un nuevo reto: disputar un triatlón! Pero no uno cualquiera…era medio ironman!! Cuando me habló de prepararme para los 1.900 metros nadando + 90 kms en bici + media maratón, no hice otra cosa que alucinar. Al principio la idea me sedujo mucho y ya me veía nadando o subido encima de una bicicleta. Creo que ya por aquel entonces fue cuando se me metió el veneno en el cuerpo.

Antes de viajar a Jordania para disputar la primera prueba de los cuatro desiertos, volvió la conversación sobre el triatlón. Aún no lo tenía claro y sentía cierto respeto… quizás demasiadas disciplinas diferentes juntas con muy poco tiempo para prepararlo, tras los 250 kilómetros a través del desierto de Jordania, y otros tantos por el Gobi… Difícil reto, la verdad. Tan sólo un mes y 20 días para entrenarlo a conciencia.

Pero finalmente, no sé si porque siempre me ha encantado ponerme a prueba para demostrarme que no existen límites, o porque tanto Juanan como todo el equipo de Isostar Extreme Man me animaron a probar esta disciplina, me dejé llevar por el instinto.

Tras volver del Gobi, puse todo mi empeño y dedicación a entrenar para dar lo mejor de mí en esta nueva aventura. Así que este último mes y medio lo he dedicado íntegramente al medio ironman. A día de hoy, a falta de 3 días para ponerme a prueba, creo que esa semillita plantada en febrero ha sido un gran acierto! Ya me siento triatleta y el camino está siendo algo increíble!

@chemitamartinez#roadtoriaza2Todos estos días han sido tan intensos… no sólo por todo el tiempo que he tenido que sacar para dedicar a las tres disciplinas, sino por todo lo que estoy disfrutando. Y todo gracias a la gente que me ha rodeado y me ha estado ayudando ¿quién sigue pensando que este es un deporte individual? ¿Qué habría sido de mí sin todas esas amistades que se han forjado y  sin esos amigos que han estado ahí, mostrando su apoyo y ayudando a mejorar todos los defectos que tengo, que son muchos, y que necesitaba pulir?

El reto aún no ha llegado y no sé cuál será el resultado. Pero sólo el haber llegado hasta aquí ya es una gran victoria. Pase lo que pase el domingo ya he ganado. Han sido días duros, con entrenos de al menos 3 sesiones diarias, pero me ha servido para convencerme de que se puede aprender algo nuevo cada día y ya tengo metido el veneno del triatlón en el cuerpo.

El domingo será un día especial! Siento en el cuerpo ese gusanillo y esos nervios antes de enfrentarte a lo desconocido. Me encanta esta sensación que no quiero dejar de sentir nunca. No se cómo acabará la historia de este primer triatlón, que estoy seguro que no será el último. De lo que estoy convencido es que el camino hacia este nuevo sueño ha merecido la pena y no será por falta de ganas, entusiasmo, esfuerzo y trabajo en equipo! Sólo queda ver qué pasará el domingo.

Gracias a todos los que habéis conseguido que este viaje haya sido tan especial

Continuará…

@chemitamartinez

@chemitamartinez#roadtoriaza3

Hoy a las 11h responderé a todas vuestras preguntas

Hola!!! Hoy más que compartir alguna experiencia o consejo a través de este blog, quiero intentar resolver todas vuestras dudas directamente, así que si os apetece preguntarme cualquier cosa, no lo dudéis!!! Aún estáis a tiempo!!

Nos vemos a las 11h en el encuentro digital 

Para que me lleguen vuestras preguntas tenéis que enviarlas a través del siguiente enlace:

Encuentros digitales

Nos vemos en un ratillo!!!

No penséis y a preguntar!

@chemitamartinez

Prevenir lesiones

Ya no sólo por mi próxima participación en el triatlón de Riaza, donde tendré que nadar, montar en bici y correr, sino porque desde siempre me ha parecido un deporte apasionante, el ciclismo es algo por lo que también siento gran admiración.

Creo que todos nos quedamos un poco fríos, al ver este lunes la caída que sufrió Alberto Contador en el Tour de Francia, que le provocó una rotura de tibia y le obligó a abandonar esta prueba. Eso sí, no sin dar todo lo que estaba en su mano antes de contemplar la decisión de abandonar. Y es que el pundonor de Contador se hizo eco al continuar pedaleando tras la caída más de 20 kilómetros. ¡Increíble! Desgraciadamente, contra ese tipo de lesiones no podemos luchar.

Para un deportista de élite no hay mal más temido que las lesiones. Pero es algo que todos sabemos que está ahí y a lo que nos arriesgamos. Algunas son inevitables, llegan en el peor momento, incluso cuando llegan son capaces de cambiarte el carácter…  pero también es cierto que en nuestro día a día podemos y debemos hacer todo lo posible por intentar evitarlas.

Generalmente las jornadas laborales o el estresante día a día al que nos enfrentamos, hacen que nuestro sistema nervioso se encuentre fatigado de por sí, y encima tras esto sacamos tiempo para salir a entrenar. Está claro que es la forma ideal de mantenernos en un estado físico y mental saludable, pero también debemos tener en cuenta que las conexiones entre los nervios y los músculos no funcionan con toda la eficacia y esto hace crecer exponencialmente la posibilidad de sufrir alguna lesión.

@chemitamartinez_estiramientosDebemos tener claro que para un deportista, sea del nivel que sea, tan importante como el entrenamiento son otros factores como la hidratación, la alimentación y el descanso. Por lo que llevando a cabo una buena hidratación, una alimentación adecuada y el máximo descanso posible tendremos menos riesgo de lesionarnos. Pero también es verdad que a pesar de esto, las lesiones o molestias pueden llegar, por lo que debemos seguir unas pautas y rutinas para hacer todo lo posible por prevenir. A pesar de ello, habrá ocasiones en las que no tengamos más remedio que visitar al médico o fisioterapeuta.

Parece obvio, pero uno de los métodos más eficientes que debemos usar para evitar las lesiones son los estiramientos después de entrenar y el calentamiento previo, aunque sea comenzando la sesión a un ritmo suave para no pillar desprevenido a nuestro cuerpo.

Yo también utilizo muy a menudo la aplicación de frío tras mis entrenos, Ante cualquier molestia, podemos aplicar hielo al terminar la sesión, siempre dentro de una bolsa de plástico o trapo durante 5 o 10 minutos y sin pasar nunca de 15, para evitar una vasodilatación o posibles quemaduras. También suelo meterme 10 minutos en agua fría al terminar los entrenamientos. No sólo sirve para relajar los músculos, sino que favorece todos los procesos recuperatorios de nuestro cuerpo. Llevo ya más de 20 años practicando estos rituales, son como los estiramientos, forman ya parte del entrenamiento.

Por otro lado, son mano de santo para mejorar molestias y prevenirlas, los contrastes o la aplicación de frío-calor. El calor nos vendrá bien para pequeñas contracturas, ya que nos permitirá relajar el músculo aplicándolo durante unos 10 – 15 minutos. Además, podemos aprovechar la oportunidad para tomar un baño de agua caliente, relajarnos y descansar… Asimismo, los contrastes son una maravilla, ¡casi milagrosos! y los aplicaremos por ejemplo combinando 2 minutos de frío y uno de calor durante unos 20-30 minutos, para terminar la sesión con frío.

Las sesiones de natación son muy beneficiosas, ya que relajaremos nuestra musculatura y mejoramos nuestro sistema linfático y cardiovascular, gracias a la presión que ejerce el agua sobre nuestro cuerpo. Además, al practicar un deporte sin impacto es ideal tanto para recuperar tras el entrenamiento como para esos momentos en los que tenemos que bajar el pistón por alguna molestia.

@chemitamartinez_fisioTambién es importante ir al fisio de forma regular, no hace falta ir todos los días, pero si debemos acudir con cierta asiduidad. Una vez cada 15 días hará que nuestra musculatura camine con paso firme. No debemos esperar a ir al fisio cuando ya tenemos dolor, hay que prevenir y acudir con cierta frecuencia.

Por último, entre las lesiones más comunes en los runners están las contracturas de cuádriceps; que podemos prevenir entrenando en superficies blandas, y las sobrecargas de gemelos, contra las que podemos luchar utilizando taloneras de silicona y calcetines de compresión o mallas, para que el músculo vaya más compacto y caliente. Elegir el calzado y plantillas adecuada a nuestra pisada, peso, altura y terreno por el que corramos también es algo que nos ayudará a evitar este tipo de molestias. Por último, las rodillas también son las grandes sufridoras en este deporte y sus dolores suelen ir asociados a las contracturas de cuádriceps, pero también pueden deberse a problemas de cadera, pisada… Por ello si vemos que nuestras molestias son constantes, el mejor consejo que puedes seguir para evitar que deriven en una lesión mayor es visitar algún médico, traumatólogo, podólogo o simplemente que nos pueda orientar el fisioterapeuta, que siempre nos darán la mejor solución a nuestro problema.

Espero que os sirvan estos consejillos y si os parecen interesantes podemos ir ampliándolos en próximas entradas.

Por cierto, la semana que viene tendremos un encuentro digital así que no dudéis en aprovechar para plantearme todas las dudas que tengáis.

Nos vemos la próxima semana

@chemitamartinez

@chemitamartinez

Running y fútbol

@chemitamartinez_selecciónSeguro que este fin de semana, muchos de vosotros habréis estado atentos a cómo ha terminado el Mundial de fútbol de Brasil. Alemania ganó su cuarto mundial en un partido en el que ambos equipos se dejaron todo lo que tenían por tratar de conseguir llevarse esa copa para sus respectivos países. Y es que una final de este tipo se juega sin reservas, como si de una carrera de fondo se tratase. No sólo Mascherano o Schweinsteiger se dejaron la piel (el segundo literalmente), sino que hasta Özil, un jugador más técnico y menos “de bregar” que los anteriores, fue capaz de correr más de 15 kilómetros durante el partido. Teniendo en cuenta que no se trata de 15 kilómetros a un ritmo constante, sino de una actividad cargada de agresivos sprints, cambios de dirección y ritmo, con y sin balón, saltos… un esfuerzo diferente sin duda, pero por supuesto memorable a base de  entrenar. En el mundo del alto rendimiento no hay secretos, solo hay trabajo.

Este Mundial ha tenido un alto componente de resistencia, pues muchos partidos han terminado resolviéndose en prórrogas interminables. Lamentablemente, este año hemos tenido que ver el Mundial más como espectadores que en primera persona, lo que te hace buscar un punto de vista diferente y fijarte en otros aspectos más allá que el de apoyar a tu selección, ya que la nuestra desgraciadamente se vino demasiado pronto de vuelta a casa.

Algo que me ha llamado especialmente la atención durante el Mundial es el ver que las selecciones que han llegado más lejos han sido principalmente las que contaban con una mejor forma física y me hace pensar que quizás los equipos no han tenido tan en cuenta aspectos más interiorizados en el running como la hidratación o las ayudas ergogénicas en momentos puntuales de los partidos para la reposición de fuerzas. No se si no las utilizarán o simplemente no lo he visto por televisión, pero el hecho es que con todos esos partidos cargados de altas temperaturas, humedad, duros tiempos extra y el consecuente desgaste al que se someten los jugadores, hubiera sido interesante tener en cuenta ayudas de asimilación rápida (geles, bebidas ricas en hidratos, recuperadores con proteínas…) que sirven para reponer y mantener nuestros depósitos energéticos para continuar con el partido. Ya sean  geles, barritas energéticas o bebidas isotópicas, bebidas ricas en hidratos, recuperantes proteicos… Algo que es tan habitual en el día a día del corredor que está preparando su próximo objetivo, y que también se suele ver en otros deportes que requieren un esfuerzo prolongado, como el tenis por ejemplo.

@chemitamartinez_VictoryEndurance2Quizás esta pueda ser una de las cosas que el running pueda aportar al fútbol, al igual que del fútbol podemos sacar muchísimas cosas interesantes para nuestros entrenamientos. Siempre he dicho que lo ideal es combinar diferentes modalidades deportivas en nuestros entrenamientos y el fútbol -así como otros muchos deportes de los que iremos hablando en próximas entradas- se puede compatibilizar sin problema, siempre y cuando utilicemos nuestro sentido común, seamos conscientes de nuestras limitaciones físicas y mantengamos un entrenamiento equilibrado.

El running es compatible casi con todas las prácticas deportivas y puede y debe ser el complemento ideal. Ya que por un lado te ayuda a sentirte bien cuando realizas otro deporte y por el otro, verás que tu cuerpo responde mejor ante los esfuerzos que otros deportes te exigen. De esta forma podemos establecer una serie de entrenamientos cruzados, combinando diferentes disciplinas que nos ayudarán a mejorar nuestro estado de forma y además harán más divertidos y diferentes nuestros entrenamientos.

El fútbol es un deporte divertido, o al menos eso dicen. Se suele practicar con los amigos, por lo que su práctica es muy beneficiosa tanto para la salud como para la sociabilidad. Pero debemos tener en cuenta que también es bastante exigente en lo físico, por lo que establecer unas pautas a la hora de combinarlo con el running, será esencial para no sentirnos destrozados tras la paliza física a la que sometamos nuestro cuerpo. De este modo tendremos que ser estrategas a la hora de elegir el momento y grado de su práctica, así como la forma de combinarlo con el running.

Si por ejemplo, estamos acostumbrados entrenar 3 días por semana (o éste es nuestro objetivo), lo ideal sería que el día que juguemos al fútbol sea nuestra sesión más exigente de la semana, ya que estamos haciendo un trabajo sobre todo anaeróbico en el que acometeremos aceleraciones, sprints, trotes, saltos… poniendo nuestro corazón a las máximas pulsaciones en determinadas jugadas. Por ello, como en todo deporte, antes del partido será necesario un calentamiento previo, así como una vuelta a la calma tras él para favorecer el proceso recuperatorio. Por otro lado, las otras dos sesiones planificadas de la semana las dedicaremos a ejercicios más extensivos y no tan exigentes que nos permitan ir cómodos. Ya veréis como con esta combinación poco a poco nos sentiremos más rápidos y con más fuerza que nuestros oponentes en el campo de fútbol!

Así que ya sabéis, no penséis y a combinar el running con otros deportes. Y si es futbol, fenomenal también. El caso es hacer algún tipo de actividad física. ¡Todo vale! Esta combinación nos ayudará a dominar diferentes ritmos de carrera, convirtiéndonos en un corredor más versátil y en definitiva, mejor.

@chemitamartinez

En verano 20 minutos más

Parece que a las altas temperaturas que en julio de otros años nos acompañaban les está costando llegar este verano, pero seguro que no tardamos en comenzar a sufrirlas. Aunque si es verdad que ya se empieza a notar el calor y esto es algo que debemos prevenir siempre antes, durante y después de nuestros entrenamientos. Para ello con dedicarle 20 minutos extra a prevenir los efectos que el calor puede provocar en nosotros, tendremos más que suficiente.

Es cierto que con la llegada del verano y el calor da algo más de pereza salir a correr, al final siempre tratamos de buscar alguna excusa que nos pueda servir para no salir a dar caña al cuerpo, sobre todo en este tiempo.  En esta parte será cuando tengamos que No Pensar y correr, ya que para conseguir nuestros objetivos debemos seguir con nuestros entrenamientos, aunque bajemos los ritmos y duración de los mismos.

@chemitamartinezEl calor es uno de los enemigos a los que tenemos que combatir, por ello en esta época lo mejor que podemos hacer para salir a correr es hacerlo evitando las horas centrales del día e intentando salir a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Saliendo a correr temprano o cuando va a anochecer evitaremos el desgaste provocado por el calor y seremos capaces de rendir un poco más en nuestros entrenamientos. Cualquiera de las dos franjas horarias es igual de válida, y siempre dependerá de nuestras costumbres y la facilidad que tengamos para conciliarlo con nuestra vida familiar y laboral. El running sirve entre otras muchas cosas para soltar tensiones, por lo que suelo decir en tono de broma, que si quieres tener a tu jefe contento debes entrenar antes de ir al trabajo; pero si lo que quieres es tener contenta a la familia, lo mejor es que salgas a entrenar por la tarde. El caso es salir!

Pero habrá momentos en los que no tengamos más remedio que enfrentarnos al calor y aquí es cuando debemos poner todas las precauciones, acostumbrar a nuestro cuerpo a una serie de hábitos y dedicar esos 20 minutos extra a la preparación del entrenamiento. La hidratación es algo que todo deportista debe tener presente en todo momento y sea cual sea el momento del año. Debemos estar siempre hidratados y por ello acostumbrarnos a ello. Si en condiciones normales una persona debe beber 2 litros de agua al día, ahora que desarrollamos con asiduidad una práctica deportiva, tenemos que incrementar la ingesta de agua al menos un litro más.

Prevenir la sed es una excelente estrategia para evitar la deshidratación, cuando sentimos sed es porque nuestro cuerpo ya está deshidratándose, por ello lo ideal es ir bebiendo pequeñas cantidades de agua a lo largo del día, antes de que aparezca la sed. Tampoco debemos olvidar beber durante el propio ejercicio, sobre todo si es un trabajo muy intenso o bien un trabajo extensivo. Pero si conseguimos que nuestro cuerpo este bien hidratado, para esfuerzos entre 40 y 60 minutos, no haría falta hidratarse durante el ejercicio, eso si la intensidad no es muy alta. Si realizamos un ejercicio más  extensivo o de más intensidad será conveniente tener alguna fuente cerca de nuestro circuito, incluso no está de más llevar algo de líquido con nosotros -afortunadamente existen en el mercado muchos utensilios (botellas, riñoneras…) para avituallarnos en carrera-. Eso sí, nada más terminar es conveniente recuperar el líquido perdido, incluso complementándolo con bebidas ricas en sales.

*Un buen truco para saber que estamos perfectamente hidratados es observar cuando vamos al baño. Si el color de nuestra orina es completamente transparente significará que nuestro cuerpo cuenta con la hidratación óptima. Así que la solución es sencilla: debemos beber tanta agua como para que nuestra orina se vuelva transparente.

@chemitamartinez2Es importante acostumbrarnos a estar siempre bien hidratados, en esos 20 minutos previos a nuestra salida, más si el calor aprieta, debemos hidratarnos con pequeños tragos. Pero eso no significa que tengamos que estar los 20 minutos previos al entrenamiento bebiendo, ya que tan perjudicial es la ausencia de agua como su excesiva ingesta. Además, esto nos provocará el llamado efecto cantimplora, sintiendo que tenemos el estómago demasiado lleno de agua y la posibilidad de que aparezca el temido flato.

Por ello lo que tenemos que hacer es seguir una hidratación constante, para 20 minutos antes de salir a correr, simplemente preocuparnos por embadurnar todo nuestro cuerpo de una buena protección solar. Debemos hacerlo con tiempo suficiente, ya que de lo contrario cuando empecemos a sudar, la crema será bastante molesta sobre todo en ojos y boca. Yo también utilizo el truco de darme una ducha fría justo antes de salir a correr, o simplemente ahora que podemos, darnos un baño en la piscina y empezar el entrenamiento completamente mojados.

De este modo nuestra temperatura corporal bajará y empezaremos a correr con una sensación de temperatura menor. Utilizaremos los primeros 5 minutos del entrenamiento para calentar, corriendo a un ritmo menor para ir subiendo la intensidad progresivamente.  Ese sería nuestro calentamiento previo. Una vez terminado el entrenamiento dedicaremos 5 minutos a los estiramientos y será interesante que nos demos otra ducha fría o baño en la piscina, que además de  agradecerlo por el calor, nos servirá para ayudar a nuestra musculatura a recuperarse del esfuerzo.

Estos 20 minutos extra también debemos dedicarlos a preparar nuestra indumentaria: Siempre será necesario que cubramos nuestra cabeza, por lo que hay que acostumbrarse a correr con gorra, incluso las gafas, que nos ayudaran a llevar la cara más relajada, así como usar prendas blancas y holgadas que ayudarán a transpirar mejor y evitar la concentración de calor en nuestro cuerpo.

Espero que sigáis con vuestros entrenamientos a pesar del calor y ya sabéis, cuando las ganas flojeen: No penséis y a correr, pero teniendo en cuenta esos 20 minutitos de preparación previa y posterior al entreno.

Un abrazooo

@chemitamartinez

@chemitamartinez3

Sacando horas al día

Si ser atleta es duro, estoy sufriendo en mis propias carnes el significado de la palabra TRIATLÓN y de cómo el ser tri atleta multiplica por tres ese esfuerzo y no sólo las tres disciplinas, sino otros muchos factores más. Lo que no he conseguido aún es aumentar las horas del día para conseguir dedicarle todo el tiempo que necesito, aunque sigo intentándolo!

@chemitamartinez_triatlonSiempre he sentido especial interés por disputar alguna prueba de este tipo, pero antes mi condición de profesional no me permitía sacar tiempo para dedicar a otra cosa que no fuera correr. Por ello, cuando me propusieron este año la posibilidad de hacer un triatlón no lo dudé, pensé por una vez! Y dije, esta es la mía!! Por lo que llevo ya tiempo entrenando para debutar el próximo 27 de julio en el Isostar Extrema Man de Riaza.

Aunque mi intención es debutar en esta disciplina y ser capaz de terminar el reto, entreno todo lo que puedo para llegar a la prueba en la máxima forma posible y estoy convencido de que el día de la prueba daré todo lo que tenga, lo mejor de mí, para ponérselo difícil al resto de participantes.

Según pasan los días, las ganas, los entrenamientos y el empeño se triplican, te vas dando cuenta de lo dura que es esta modalidad, lo mucho que cuesta prepararla y sobre todo, el tiempo que necesitas sacar para poder entrenarla.

Ahora entiendo más que nunca por qué le denominan Ironman a la prueba más exigente del triatlón. Yo voy a debutar en la media distancia y aún me cuesta concebir cómo estos superhéroes sacan tiempo para dedicar a entrenar las 3 disciplinas y conciliarlo con sus vidas familiares, personales y laborales.

Pero al igual que el esfuerzo, sacrificio, sufrimiento y entrenamientos aumentan exponencialmente cuando te enfrentas a un triatlón, es verdad que también lo hace la diversión y pasión. Saber que tienes que dedicarle tiempo a cada disciplina, preparar diferentes sesiones a lo largo del día, combinar las salidas en bici con sesiones de piscina y carrera… Todo eso te hace disfrutar cada entrenamiento. Además, el cambiar de deporte hace también que el esfuerzo sea mucho más llevadero.

@chemitamartinezPor otro lado, de este deporte también se dice que se trata de algo individual, y yo sigo pensando que es otro de los grandes deportes de equipo. Es cierto que en la competición estás solo frente al resto de participantes, pero eso no quiere decir que sea algo individual. A lo largo del camino se comparten momentos, entrenamientos, experiencias que hacen que ese esfuerzo sea un poco más llevadero. Al final la carrera dictará sentencia pero hasta llegar a ella necesitaremos la complicidad y apoyo de toda esa gente con la que estamos a diario. Eso es trabajo en equipo! Siempre he pensado que detrás de un atleta hay un gran grupo de personas fundamentales, por lo que estoy seguro de que este factor también se triplica en el caso del triatleta.

No solo en la preparación y entrenamiento sino en nuestras vidas -que pienso que es lo más complicado de combinar con esta disciplina- las personas que nos rodean siempre formarán parte de nuestros éxitos y vivencias: un entrenador, un equipo médico, fisioterapeutas, compañeros con los que sales a entrenar y el inestimable apoyo de la familia, pieza fundamental de todo este entramado.

A veces se nos pasa mencionar a la familia cuando se habla del equipo, y para mí siempre ha sido el punto fundamental que permite al atleta llevar a cabo su trabajo diario y le da la posibilidad de poder cumplir su sueño, ya que sin su impulso el atleta se vería abocado al fracaso. Por ello sigo buscando la fórmula para sacar tiempo para entrenar y poder seguir disfrutando de todos los que me rodean y que son en los que encuentro ese equipo que busca de forma conjunta una felicidad compartida.

Mientras tanto ya sabéis, No Pienso, Corro, Nado y Pedaleo #roadtoriaza
@chemitamartinez

¿Un deporte individual?

En numerosas ocasiones, cuando hablo de la cantidad de kilómetros que devoran mis zapatillas cada año, muchos me preguntan si no termino aburrido de correr solo. Como entreno varias veces al día, son muchos los entrenamientos en los que engaño a algún amigo, vecino e incluso a mis hijos para que vengan a acompañarme con sus bicicletas, todo vale! Pero también es verdad que en otros entrenamientos toca dar el máximo y no queda más remedio que entrenar sólo.

No obstante, que entrenemos o asistamos de forma individual a carreras no significa que el running sea un deporte solitario… y más si tenemos en cuenta que en los últimos 10 años se ha quintuplicado el número de runners en nuestro país y ya debemos estar en casi 6 millones de personas las que disfrutamos de este deporte. Las carreras son el mejor punto de encuentro para compartir esta pasión con otros que la viven de la misma forma y por ello no hay cosa que más me guste que un domingo de carreras.

 

@chemitamartinez_proniñoAdemás, son numerosas las pruebas que se organizan con un fin solidario, por lo que cuando estoy entrenando o preparándome para una carrera de este tipo, el saber que lo hago por una buena causa y que mi participación está ayudando a los que más lo necesitan, me sirve para sentirme acompañado en cada entrenamientos.

Creo que estas iniciativas que tratan de ayudar a los demás mediante el deporte son fundamentales y hacen que cada vez sea más grande el universo running. Son la combinación perfecta para disfrutar del deporte y a la vez poner nuestro granito de arena en la ayuda para cualquier causa. Así que compartamos con todas esas personas que queremos los valores que nos da el deporte como son la disciplina, confianza, voluntad, perseverancia, compromiso, solidaridad, trabajo en equipo… que nos enseñarán a ser mejores en la sociedad y a seguir convenciendo a unos cuantos de que éste no es un deporte individual.

@chemitamartinez_HaySalidaSiempre intento poner todo lo que esté en mi mano para estas iniciativas. Me hacen tener cada semana una nueva oportunidad para preparar mis objetivos, rodearme de la gente con la que más me gusta estar y sobre todo saber que estoy corriendo por algo justo.

Desde hace tiempo tengo el honor de ser padrino de Proniño, una preciosa causa de la Fundación Telefónica que lucha para erradicar el trabajo infantil en Latinoamérica. Hace un par de semanas tuvimos la quinta edición de esta bonita cita en la que mayores y pequeños pasamos una jornada runner increíble.

Además estas últimas semanas estoy disfrutando de grandes carreras que apoyan increíbles proyectos y eso es algo que me encanta!

El domingo pasado, pude participar en la I Carrera Hay Salida Contra la Violencia de Género en el parque del Retiro de Madrid, en la que más de 4.000 personas ganamos por un día la batalla a algo de lo que jamás tendríamos que oír. Fue un placer correr y ayudar de esta manera a construir un mundo diferente en lo que a relaciones de igualdad entre hombres y mujeres se refiere.

Además, este fin de semana estaré en la Trailwalker. Una carrera contra el hambre que lleva varios años disputándose en Girona y que por primera vez estará en Madrid. No podré correrla, ya que se trata de una carrera por equipos en la que los 4 participantes, respaldados por el equipo de apoyo, tienen que recorrer 100 kms a través de la Sierra de Guadarrama. Pero no correrla no significa que no me haya involucrado con esta causa, por lo que desde el primer momento he estado apoyando esta bonita iniciativa que os resumo en el siguiente video. Y por supuesto, el sábado acompañaré a todos los valientes en la salida desde Lozoya.

Pero esto son sólo algunas de las cientos de opciones de carreras que podemos encontrar. Tenemos tantas que seguro que siempre podremos elegir la más adecuada para ponerla entre nuestros objetivos y que nos sirva para ir mejorando en la búsqueda de nuestros sueños. Además, si es solidaria estaremos ayudando a que también se cumplan los de muchos otros.

Un abrazo y a seguir corriendo! Sin pensar!!!
@chemitamartinez

Un poquito de ‘floatting’

Seguro que esto del floatting es una palabra que no habíais escuchado antes en el running y no me extraña, ya que es un término que creo que hasta el momento no se ha utilizado, o por lo menos yo no lo había oído.

@chemitamartinez_floattingEn el mundo del running, cada vez es más habitual oír palabras o términos que definen tendencias como por ejemplo el minimalismo. Esta corriente se puso de moda hace unos años a raíz de la publicación del libro Born to run en el que se habla de este fenómeno, que es lo que entendemos como correr descalzos, de forma natural. A mí me gusta la idea, pero creo que se debe aplicar poco a poco y más como herramienta que como hábito. Por otro lado, los defensores del barefoot promueven la utilización de zapatillas que no hacen sino que modificar la forma en la que corremos y andamos, alterando la postura del cuerpo al correr, y haciendo trabajar de forma poco eficiente músculos y articulaciones. Cada vez es más habitual escuchar términos como midfoot strike (pisada con el medio pie), heel strike o pisada con el talón o forefoot strike que sería la pisada con la parte delantera del pie…y esto sin olvidarnos de los conocidos pronadores, supinadores” o neutros… Todos estos términos y tendencias hacen que parezca complicado esto de salir a correr. ¡Y decían que era fácil!

La verdad es que cuando corremos tenemos muchas cosas por poner en práctica, muchas partes en las que trabajar y movimientos de nuestro cuerpo que interiorizar. Sabemos que debemos tener una postura corporal correcta -intentando llevar nuestro centro de gravedad alto-, buscamos una correcta  posición y movimiento de los brazos cuando corremos y nos centramos en conseguir una buena respiración, entre otras cosas. Pero la mayoría de las veces nos olvidamos del apoyo del pie, una parte importante y que debemos conseguir que sea de la manera correcta y fluida.

Por esto me gusta saber y hablar sobre este tipo de tendencias, ya que se centran en el trabajo de los pies y es aquí donde entra el floatting. La definición es muy sencilla y viene a ser la técnica de buscar en cada zancada esa sensación de correr como si estuviéramos flotando. Se trata sobre todo de un trabajo de sensaciones.

Cuando corramos vamos a intentar interiorizar ese movimiento que hacemos al pisar, concentrando nuestros pensamientos en la manera en la que estamos apoyando. Así que vamos a buscar sensaciones en el apoyo, evitando dejar el pie muerto al contactar con el terreno y de manera que ese apoyo sea lo más fluido posible, sin frenar, sin golpear y concentrándonos para intentar escuchar ese impacto en cada zancada. Lo ideal es que cada vez vaya siendo menos brusco y que vayamos corrigiendo el impacto para hacerlo en el menor tiempo posible. Pero esto es algo que iremos consiguiendo poco a poco según vayamos trabajando la técnica. De momento, nos conformaremos con ir interiorizando el impacto y centrándonos en cómo despegamos el pie del suelo, aplicando fuerza en cada zancada.

@chemitamartinez_floatting2Seguramente sean demasiadas cosas para un mismo trabajo, pero es algo que debemos tener en cuenta. A la hora de correr no sólo debemos levantar las rodillas y dejar el pie muerto. Tenemos que ir mejorando esa técnica para que además de levantar las rodillas, apoyemos el pie con cierto control y después, en el despegue, apliquemos fuerza para que sea toda nuestra musculatura posterior de la pierna la que trabaje. De esta forma, conseguiremos optimizar el esfuerzo en cada zancada.

Esto es el floatting y de esta forma, trataremos que el apoyo contra el suelo sea similar a la sensación de flotar. Lo haremos de manera natural, sin frenar la zancada cada vez que apoyamos el pie. Si interiorizamos esta técnica, si buscamos esa sensación y lo utilizamos en nuestros entrenamientos pensando cómo hacerlo, estaremos trabajando de manera inconsciente nuestra técnica de carrera, lo que ayudará a mejorar la musculatura de nuestro pie. Con esto y unas buenas sesiones de técnica, conseguiremos correr mejor, mejorar la zancada y en definitiva ganar eficacia.

Así que cada vez que salgamos a entrenar vamos a practicar un poquito de floatting, tratando de imitar la zancada que usan los profesionales, que parece que flotan, para ir corriendo de forma fluida y sin forzar.  Con un buen trabajo de pie iremos desplazando nuestra pisada para utilizar cada vez menos el talón y poco a poco ir desplazando el apoyo del pie hacia la parte delantera (metatarso), que sería lo ideal. Buscaremos esas sensaciones para ser conscientes de cómo trabaja el pie en el contacto con el suelo y así cada día tendremos una experiencia diferente e iremos incluyendo entre nuestros objetivos la mejora en nuestra manera de correr.

Poco a poco iremos viendo más ejercicios de técnica de carrera para ir puliendo las diferentes partes importantes en nuestra zancada y forma de correr.

Espero que disfrutéis con esto del floatting

Un abrazo

@chemitamartinez

@chemitamartinez_floatting3