Chema Martínez – No pienses, corre Chema Martínez – No pienses, corre

No siempre gana el que llega primero; en la mayoría de las ocasiones, la victoria la consigue aquel que persevera por conseguir sus sueños. Así que no lo pienses… ¡Corre!

Archivo del autor

Una buena transición

chema.jpegTan sólo han pasado unos días, unas cuantas horas de mi último reto, mi cuerpo todavía muestra señales de la batalla sufrida el domingo, todavía pasan por mi mente momentos e imágenes de lo vivido el domingo, esos 1.900 metros de agua, esa salida del agua tambaleándome, la dureza del recorrido de la bicicleta y como no de la media maratón; fueron 4 horas, 13 minutos y 35 increíbles e intensos segundos.

Pero todo pasa, termina un objetivo y comienza otro. El tener un reto u objetivo en la mente me hace sentir bien, me siento vivo, no existe mejor sensación, por eso no puedo parar, no dejo de buscar nuevos desafíos en los que pueda dar lo mejor de mí. Y eso me hace sentir increíblemente bien.

Objetivos que llegan a su fin y otros nuevos que empiezan, pero ¿cómo debemos hacer la transición entre uno y otro? ¿Debemos parar? ¿Descansar?

Ya sabéis que eso de parar no va conmigo, corriendo me siento vivo y necesito hacerlo cada día, la idea de parar del todo no me acaba de convencer, una vez terminado nuestro reto debemos hacer una pequeña desconexión, nuestro cuerpo y nuestra mente necesitan un pequeño respiro, los caminos que conducen a nuestro objetivo son largos y requieren que demos todo lo mejor, por eso una vez concluidos debemos dar a nuestro cuerpo cierta tregua para poder afrontar nuestros siguientes retos con las mismas ganas, motivación y con nuestro cuerpo preparado para volver a afrontar un nuevo desafío, por eso yo no sería el ejemplo a seguir.

Habrá personas que quieran parar del todo, y si lo necesitan, que lo hagan. Eso sí, no hay que parar más de una semana que luego cuesta mucho volver a arrancar.

chema2Yo recomendaría en la primera semana hacer algo de ejercicio para favorecer todos los procesos recuperatorios, 2-3 días serían más que suficiente, podríamos incluir una sesión de agua, con lo que nuestro cuerpo podrá recuperarse del impacto de la carrera además de activar nuestros procesos de recuperaración debidos a la presión que ejerce el agua sobre nosotros, también valdría dar un paseo en bicicleta, incluso una pequeña carrera suave de 30′ sobre una superficie blanda como la hierba o tierra.

En la segunda semana podríamos aumentar el tiempo de carrera de 30 a 40′ siendo suaves olvidándonos de ritmos, y podrían ser ya varias de carrera.

La tercera podría ser agua o bici. En la tercera semana notaremos como nuestro cuerpo empieza a despertar y nos pedirá algo más de guerra pero todavía será momento de recuperar. Ya podríamos hacer 3 sesiones de carrera incluso alguna más de agua.

Si respetamos estas tres semanas y lo aliñamos con alguna visita al fisioterapeuta, comprobaremos como estamos preparados para volver a dar caña a nuestro cuerpo. ¡Entonces será el momento de no pensar!

Pero no os olvidéis de la regla de las tres semanas, una buena transición nos ayudara a afrontar con garantías nuestros próximos objetivos.

@chemitamartinez

chema3

Riaza: el puesto final fue una anécdota, lo importante fue mi batalla interior

chemaAyer fue un día de esos bonitos, de esos que siempre permanecerán en la memoria. Han sido seis semanas intensas que ayer finalizaron en apenas 4h 13′ y 35″.

Mis sensaciones fueron increíbles en todo momento, desde el día previo preparando todo, hasta los dolores y el cansancio que llegó después de la prueba. ¡Me gustó todo! Y lo disfruté desde el primer metro en el agua hasta el último de la carrera en la plaza de Riaza.

Una vez más, tengo que dar las gracias a toda la gente que no dejó de animarme durante todo el recorrido, eso lo hizo todo un poco más fácil, también a los corredores que cada vez que coincidíamos me daban un grito de aliento, sólo puedo decir ¡GRACIAS! Esa sigue siendo la mejor de las victorias.

Me fui de Riaza satisfecho por muchos motivos: no me ahogué, no me caí de la bici, y corrí lo que me permitió mi cuerpo después del cansancio acumulado.

¿Con qué me quedo? ¡Con todo! ¿Qué fue lo más duro? Posiblemente las transiciones. Salir del agua mareado, sin poder correr en línea recta…o bajarme de la bicicleta y comprobar que apenas puedo andar… ¡Que gran experiencia! Y sobre todo poder compartirla con tantos amigos. Creo que eso lo hizo todavía más increíble.

El puesto final (quinto) fue una anécdota, lo importante fue mi batalla interior y mi entrega por dar el 100 x 100 en una prueba desconocida para mí. Hace apenas mes y medio era un sueño, ayer se hizo realidad. Soñé e hice todo lo posible para que pasase.

Este fin de semana permanecerá en mi memoria durante mucho tiempo, sobre todo los dolores… ¡Me duele todo el cuerpo!

Pero otro día más y sin dudarlo: ¡¡No pensare y correré!!

@chemitamartinez

chema3chema2

chema4