Entradas etiquetadas como ‘erratas’

Los periodistas no somos perfectos

BecConsejo: “Tómatelo con humor”

Todos fallamos y a los periodistas se nos ve. Perdón por meterme en el saco, sé que siendo becario debería agachar un pelín la cabeza (sobre todo porque yo cometo más errores que el resto), pero os pido clemencia. Dejad que disfrute de mi efímera fama, de mis pocos momentos de gloria. Dejad que diga que soy periodista.

Lo que os contaba… que los errores de los periodistas quedan para siempre, en papel, en radio, en televisión… y en Internet. Hoy os traigo unos cuantos ejemplos de distintos medios que nos dejan claro que esta profesión entraña riesgos.

1. Endulzar la muerte no sirve de nada

Cuando murió la niña de Lo que el viento se llevó quise restar dramatismo a la historia, ser un poco más poético, intentar salir de lo habitual… y decidí titular “Y el viento se llevó a Cammie King Conlon”, en un juego de palabras que mis jefes no supieron entender.

2. Técnicas para restar dramatismo

Supongo que si seguís el blog de vez en cuando, sabréis que cuando me parece pongo una palabra, la tacho, y pongo otra al lado para hacer el chascarrillo. Por ejemplo: “La vida es muy dura, pero aún es peor ver una película de Médem tener que levantarse a las seis para trabajar”. Bueno, baste este ejemplo para saber que la técnica es más cachondeo que otra cosa y que, desde luego, uno debe andarse con pies de plomo antes de ponerlo en una noticia. No obstante, puedes ser valiente y tomarte a risa que Evo Morales le sacuda un rodillazo a un rival. Entonces, para quitarle dramatismo a la escena, puedes hacer un juego de palabras con “Evo”, “huevos” y… bueno, lo que veis a la derecha (visto en Público -gracias @MirenM).

3. Dispara a todo para acertar

A veces, cuando dos cosas se llaman igual, hay cierta confusión. ¿Dónde será? ¿A qué se referirá? ¿Mejorará su juego el Madrid o seguirá siendo así de peñazo durante toda la temporada? ¿Lo del Barça es temporal o no va a levantar cabeza?

La confusión es tal que no sabes por dónde tirar, si por una o por otra y terminas haciendo lo que un amigo mío hacía en los dictados del colegio: ponía las “v” con el rabillo medio alto de modo que no se supiera bien bien si era una “b” o una “v” (mi amigo, como imagináis, no llegó nunca a la Universidad).

Esto, traducido al ejemplo que os traigo, donde hay un acto que se celebra en “La Almudena” da como resultado un titular de catedral y un texto de cementerio (visto en El Mundo -gracias Paco Pil-).

4. Repetir para que quede claro

Con este último ejemplo os voy a dejar tranquilo, porque si no nos vamos a estar hasta las tantas y seguro que vosotros tenéis planes, habéis quedado, tenéis amigos… vamos, justo lo contrario de lo que me pasa a mí.

A veces lo que quieres es que una idea quede clara. Bueno, no que quede clara, sino clarísima. Tan clara que puedas verte reflejado en ella. Por eso, cuando explicar las cosas no es suficiente, hay que repetirlo: una, dos, tres, cuatro… cuantas veces sea necesario.

Si además de repetirlo puedes ponerlo todo juntito, en la misma página, para que se vea de un golpe visual, perfecto, misión conseguida. Más vale que sobre que no que falte, como dicen en mi familia (visto en El País).

PD: Os he traído un ejemplo de cada periódico, para que luego no digáis… que algunos últimamente están muy protestones 😛

Le dieron a Bebe un premio que no merecía (y no había ganado)

BecConsejo: “A veces, si es extraño, es que es mentira”

Ya hace bastante tiempo, pero alguno de vosotros puede que aún recuerde el post de noviembre de 2008 (Dios, ¿tanto tiempo ha pasado ya?) sobre la vuelta de Fernando Torres al Atlético de Madrid. Resultó que la agencia se había equivocado y había puesto que Torres pertenecía al Atlético y no al Liverpool… y todos nos lo comimos.

Pues bien, el viernes pasó otra de esas historias que muchos periódicos dieron porque venía de agencias. A nosotros nos sonó a chino y esta vez nos libramos, pero otros tuvieron menos suerte.

La agencia EFE dio la noticia de que Penélope Cruz iba a tener una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Hasta ahí todo bien, ¿no? Pues el problema es que junto a Penélope había otra española que tendría su estrella… Bebe. Sí, Bebe. ¿Tanto éxito ha tenido en Estados Unidos? ¿Tan lejos llega su música? ¿Saben acaso que es actriz? Pues bueno, una serie de dudas sobrevolaron nuestras cabezas…

Como os digo en el BecConsejo, a veces cuando las cosas parecen muy rebuscadas es porque son erróneas. La agencia rectificaba poco después y, con ella, algunos medios. Bebe no era Bebe, si no el grupo de Gospel Bebe & Cece Winan.

El Mundo le sacudía a la agencia en la propia información. A mí me ha pasado alguna vez, y la verdad es que hay que explicar que el error es de la agencia, pero que quien se lo ha comido eres tú, porque no estamos hablando de muertos en Taiwan, que es difícil de comprobar, sino de una lista accesible a casi todo el mundo.

Aún así, los hay que no se retractan. También os digo… a lo mejor si hacemos fuerza entre todos, al final le ponen la estrella con tal de que nos callemos.

PD: Os lo digo siempre, yo no soy el más indicado para hablar, porque me equivoco muchísimo, pero algo de consuelo sí que hay sabiendo que no soy el único (sí, sí, consuelo de tontos… pero es que yo no tengo muchas luces).

Hoy hace un año…

Los elefantes de Aníbal

Siempre van contra España

Cómo vomitar en televisión

– Envía el post:

Bookmark                           and Share

No te fíes del traductor de Google

BecConsejo: “Equivocarse es humano, pero no esperes que tus jefes lo entiendan”

Nos fiamos de las nuevas tecnologías y a veces eso puede ser una temeridad. Ojo, no digo que no haya que ayudarse de ellas, ni que las despreciemos. Digo que puede resultar peligroso fiarse ciegamente de su resultado… aunque sea el mismísimo Google quien te lo da.

Como os conozco, seguro que alguno me dice ahora que soy un exagerado, que si me está pagando la competencia para decir que Google tal o cual… no, no. Me explico. El otro día me escribió Rafa y me avisó de que el As había cometido un desliz. Éste:

Es un hermoso resumen de lo que decía una crónica de L’Equipe sobre el amistoso del combinado nacional (uy qué solemne me ha quedado eso de “combinado nacional”). Según Rafa, “está cogido del original, traducido con Google y pegado. Un desastre”. Y yo me digo… a ver:

Soy consciente de que no se aprecia perfectamente, pero creo que se entiende. Efectivamente, es confiar demasiado en Google.

Ojo, que yo no soy el más indicado para hablar, como siempre os digo, porque si una cosa me caracteriza son mis fallos. Hay dos que tengo guardados desde hace algún tiempo… y que creo que hoy os tengo que enseñar:

Lo de confundir a Manu, de OT (¿alguien se acuerda de él?) con un concursante de Fama… bueno, eso tiene un pase. Pero que en lugar de decir que “El 36% de los españoles temen al dentista” me parezca más adecuado decir que “El 36% temen al dentista de españoles”… es para que me dejen de pagar, lo admito. Es lo que pasa cuando cambias muchas palabras de orden para intentar cuadrar un titular, me temo. Al final lo ves todo igual y dices… vaya, ha entrado.

Es como cuando el As se columpió con un par de jugadores del Barça, o en El mundo deportivo confundieron los Grandes Premios de motociclismo con los de Fórmula 1… en la portada del diario impreso.

Para el final de este post tan gráfico os guardo dos sorpresas. Primera: yo llamé “perra” a Paulina Rubio, ¡pero Telecinco la mató!

Y un extra. hawpic me envió en marzo un correo que estaba reservando para una ocasión como ésta: “Buenas becario. No sé si estás al tanto de la subasta que Alaska va a hacer en ebay [ya la hizo] de algunos artículos personales. Pues bien, si entras y echas un vistazo verás que dice que subasta una taza de Volver que le dieron en el estreno de esta película. Pues bien, mira si tendrá idea que la taza es de Los abrazos rotos, pequeña metedura de pata, ¿no?”

PD: Gracias a Nea, Rafa, hawpic y @nostronichus por haber hecho posible este post.

Hoy hace un año

¿Cristiano Ronaldo o Beckham?

En busca de la mejor excusa

– Envía el post:

Bookmark                    and Share

Obama y su discurso en ‘play back’

Antes de empezar, para aquellos que sólo se leen el titular… no, Obama no ha dado ningún discurso en play back. Es todo una broma de The Onion. Cuando la he visto publicada en algunos medios españoles me he lanzado a por ella… hasta que vi de donde venía.

(En Internet siempre queda un rastro…)

No pasa nada, hasta cierto punto es normal. Recordad lo que nos decían los creadores de El Mundo Today: “Hicimos creer que un cliente del Bulli se había comido la cuenta”.

Además, yo no soy el más indicado para hablar y lo sé. Conocidos por todos son mis posts en los que asumo mis erratas. De todos modos… ¿no seríamos más felices en un mundo con noticias de broma?

O mejor, aún… podríamos coger noticias de verdad y poner fotos y titulares en plan graciosos. A mí me encantaría poder poner cosas en tono humorístico en las noticias. Por ejemplo: “A Casillas no hay quien se la meta” con una foto de Iker agachado.

Y ya puestos… me gustaría poder manipular las fotos a tope para hacer del mundo un lugar más gracioso. Aquí os traigo un ejemplo (la imagen de la izquierda es real, la de la derecha la manipulé yo):

Conclusión: el día que yo dirija mi propio periódico habrá noticias de broma, fotos que hagan risa, imágenes manipuladas y titulares graciosos, como éste:

He dicho.

PD: Gracias una vez más a @MirenM por el chivatazo.

Hoy hace un año…

¿Soraya en ‘Interviú’?

40 años bebiendo refresco de cola

En la fiesta de Playboy

– Envía el post:

Bookmark and Share

¿Scariolo nació en Salamanca?

Ya sabéis cómo me las gasto. Me conocéis lo suficiente como para saber que soy un desastre y que me he especializado en cagadillas.

Pues bien, siguiendo con mi tradicional costumbre, me dije a mí mismo que si Sergio Scariolo iba a ser el seleccionador español de baloncesto, lo menos que podía hacer era nacionalizarlo como Dios manda. La solución más rápida: saltarme todo tipo de papeleos y donde pone lugar de nacimiento cascar, (con dos patatas) “Salamanca”.

Ale, así lo hice, y me quedé tan ancho. Brescia, Brescia… con lo bonito que es Salamanca… Sergio, ¿a que si pudieras cambiar tu lugar de nacimiento lo harías? ¿A que tienes espíritu charro? Pues eso, que en el fondo simplemente cumplí un anhelo suyo.

Seguimos. A veces la cosa no es tan descarada, simplemente unas letritas que se mueven de un lado para otro y en lugar de un gendarme francés terminas poniendo “un gendarme del francés” (que no se sabe si es un equipo de fútbol o un club nocturno) y mezclas sexo y boxeo para decir “bosexo”.

Gracias a Dios no siempre es grave. Algunas son hasta graciosas. Como aquel día en el que preferí abreviar los encierros de San Sebastián de los Reyes llamándolos encierros de la “Pamplona chiqui”.

Bueno, no os aburro más. Eso sí, antes de irme, quiero dejaros una última muestra de creatividad que me publicó, incluso, la versión en papel (el enlace es un PDF, aviso).

En la redacción coincidieron todos: “¡Parece que Carme Chacón está saliendo con Carme Chacón, Bec! A esto le tienes que hacer un post, ¿eh?”.

Pues sí. Le tenía que hacer un post, jeje.

PD: ¿Creéis que voy a mejor o me sigo equivocando tanto como fallaba al principio?

Hoy hace un año

El ladrón más torpe del mundo

Secretos tan íntimos como surrealistas

– Envía el post:

Bookmark and Share

Soy el Drenthe del periodismo

Lo descubrí el otro día y me quedé anonado anonadado (mejor dicho). Es de esas cosas que no sabes muy bien cómo pasan… yo me levanté una mañana, me miré al espejo y lo vi claro: soy el Drenthe del periodismo, la eterna promesa que nunca explotará y cuyo puesto de trabajo es difícilmente justificable.

Soy muy voluntarioso y eso no me lo va a quitar nadie, pero me vale de poco, porque también soy muy malo… como Roy. A mí no me pita el Bernabéu, pero me pitan los lectores. Él ha entrado llorando a casa, a mí mi madre muchas veces no me deja entrar de lo mal que lo hago.

Son cosas que pasan sin que te des cuenta, pero con unos cuantos ejemplos extraídos de una entrevista que le hicieron en el diario As al bueno de Royston lo vais a entender.

Dice Drenthe: ¿Por qué se cae menos? “Era un problema por mi forma de correr. Cuando iba rápido apoyaba mucho la parte exterior del pie y en esa zona no hay tacos”.

Digo yo: ¿Por qué cometo menos erratas? “Era un problema de mi forma de escribir. Antes sólo usaba los pulgares, ahora empleo todos los dedos”.

EJEMPLO:

Drenthe: “Hablo mucho conmigo cuando estoy en casa”.

Yo: “Me dejo muchos comentarios cuando estoy en casa”.

EJEMPLO:

Drenthe: Sobre si tiene calidad para jugar en el Madrid “¿No te gusta cómo juego?”

Yo: “¿No te gusta cómo titulo y las fotos que elijo?”

EJEMPLO:

PD: Sí, es una teoría un poco bizarra, pero era la única manera de que podáis conocer al gran Royston Drenthe (la entrevista original no tiene desperdicio).

– Envía el post:

Bookmark and Share

Error en Cuatro: ¿Michael Jackson en ‘Solo en casa’?

En su momento podía tener algo de gracia, pero ahora, después de la muerte de Michael y todo el lío que se ha generado desde entonces, me da que está fuera de lugar.

Sinceramente no sé muy bien lo que ha pasado, lo reconozco. No sé si ha sido un desliz, un ‘caso Diario de Barcelona‘ o simplemente, que querían hacer un chascarrillo y se les ha ido la mano. A lo peor es sólo un error como los míos, pero bueno, lo cortés no quita lo valiente.

Por si acaso no os habéis dado cuenta aún, en la web de cuatro anuncian la película Solo en casa, pero no aparece la imagen original de la película, sino el malicioso (y viejo) montaje en el que parece que Macaulay Culkin asustado… ¿por tener a Michael detrás?

La imagen puede verse online en la sección “Guía TV”. Imagino que lo quitarán, más tarde o más temprano, así que os he dejado los dos pantallazos por si acaso.

PD: Sé que no soy el más indicado para hablar, repito (os pongo dos nuevos ejemplos de errores míos):

Pero es que cuando me ha mandado Manjo (¡mil gracias, guapa!) el pantallazo no he podido evitar partirme de risa.

PD2: (Nota mental) No buscar las fotos en Googleimages, que luego me pasa otra vez la de la explosión nuclear de Barcelona.

– Envía el post

Bookmark and Share

Nuestros turistas no son millonarios

Todo fue un error mío. Uno de los más graves. El que, sin duda, me ha regalado una de las mayores broncas que recuerdo. Alguna vez os dije que por cada errata rezo un Padrenuestro. Bien, pues ni con 218 rosarios me habría bastado para resarcirme del día que puse, con dos narices, esto:

“Cada turista deja en España 905 euros de media cada día”. Sí, casi mil euros… sale cara la estancia en España, ¿verdad? El caso es que me lié con las cifras. Al día salían unos 94 euros y, si no recuerdo mal, durante toda la estancia sí se gastaban esos 905 euros con los que titulé.

El Dr. Perogrullo, siempre atento, me envió un correo alertándome del error. Yo buscaba una errata y no la encontraba. Leía y releía el titular y todo me parecía en orden. Hasta que mis jefes se dieron cuenta por mí… :S (sigh)

Porque todo el mundo tiene errores, claro. Pero generalmente no son tan graves. Queremos hacer las cosas tan rápido que a veces se nos cuelan las fotos que no van:

1) El diario As hablaba de Huntelaar, pero puso una foto de Van der Vaart.

2) Telecinco puso una foto de la Virgen del Rocío con el titular “Las prostitutas son más respetables que tú”. Pero claro, el antetítulo lo aclaraba: “Jorge contra Monroy”. Estaba claro que había sido sin intención.

Puedes equivocarte en el nombre de una isla, sobre todo si no has estado nunca:

La Cadena Ser hablaba del terremoto de Honduras que obligó a evacuar a los participantes de Supervivientes, pero se equivocó en el nombre de la isla en la que viven habitualmente los muchachos.

El nombre real es “Cayos Cochinos” mientras que una tecla traidora que se coló en medio la rebautizó como “Cayos Chochinos” en la Ser.

Pero claro, ninguno de ellos hablaba de dinero. Sólo yo. Sólo a mí se me ocurrió mezclar, sin querer, dos titulares. Por eso sigo siendo becario.

Gracias a Dios, hasta ahora no he cambiado el nombre del director, como le ocurrió al redactor de Europa Press…

PD: Gracias a elena por la imagen de la SER y a Nea por la de Telecinco.

Envía el post:

http://www.wikio.es

Un milagro nunca visto

Como algunos pedíais a gritos que echara un vistazo a mis errores antes de criticar los de Begoña Alonso y yo me debo a mis lectores, recojo un par de cagadillas mías.

Ya sabéis que me avergüenzo de ellas, pero que asumo los errores e intento mirar hacia delante, porque el mal ya está hecho. El hecho de que me equivoque no me va a privar, como entenderéis, de reírme cuando alguien escriba “canjuro” en vez de “canguro”. Máxime si la persona que se equivoca sólo tiene que escribir diez palabras en toda la noche, jeje.

El primero de mis fallos (de los que os traigo hoy) se produjo durante el Madrid-Barça, después del gol de Sergio Ramos que significó la última brazada del Real Madrid antes de morir en la orilla.

Resulta que yo creía que aún podía haber milagro y puse…

Efectivamente, sobra una tilde en “milágro”, pero las prisas me traicionaron y me la comí, de modo que inventé el milagro del milagro o, mejor dicho, el milágro del milagro.

El problema fue especialmente grave porque la noticia era la apertura, pero ya os digo: no busquéis culpables, el responsable fui yo. Eso me pasa por madridista… si ya sabía yo que me iban a castigar.

Mi último despiste lo he tenido en la noticia de los frikis de Logroño (Frikoño), cuando relacioné una cosilla que no tenía mucho que ver:

Lo creáis o no, la relacioné porque me equivoqué al poner un número. En ningún caso pensé que era friki dar a luz en una ambulancia, os lo juro. Y, mucho menos, que quisiera hacer un chascarrillo de mal gusto a propósito de Frikoño, Dios me libre.

De todos modos, estoy haciendo propósito de enmienda. Cada vez que cometo un error rezo un padrenuestro, creedme.

PD: Gracias a JohnBurrows y a Josemy por los envíos.

Envía el post:

http://www.wikio.es

Yo llamé “cerdo” a George Clooney

Me explico. De George Clooney me gustan sus películas, sus compañeras de reparto en Urgencias y que tenga canas, porque así el día de mañana si las tengo yo siempre podré ponerle de excusa para no teñirme.

Pero… (sabéis que siempre hay un “pero”), el día que murió su cerdito (bueno, cerdito… pesaba 130 kilos) Max, se me fue la mano, como ya pasara con Paulina Rubio y Tyson Gay y titulé: “Ha muerto el cerdo de George Clooney”, dando a entender que el actor era un cerdo.

Que conste que no tenía mala intención, muchachos. Simplemente obvié el nombre del pobre animal y la cosa fue a peor. Al final, para sentirme mejor, le di la razón a un lector:

jajajaja, me encanta el titular, qué tenéis en contra del pobre Gerorge, 20 minutos? Además está vivito y coleando. En el fondo la culpa es del Clooney este, si se hubiese comprado un hamster y no un cerdo no habría ningún equívoco.

¡La culpa es de George Clooney! ¡Quién le manda comprarse un cerdo en vez de un gato!

Bromas a un lado, la verdad es que desde entonces me fijo mucho más a la hora de poner titulares. Como dicen siempre: una vez, pase, dos… también, pero tres….