BLOGS
Qué fue de… todos los demás Qué fue de… todos los demás

"Cualquier tiempo pasado fue anterior"
Les Luthiers

¿Qué fue Chesney Hawks, cantante de ‘One and Only’?

No puede haber un mejor ejemplo de One Hit Wonder: el famoso The One and Only (algo así como “el único e inigualable”, traducido al español) fue el único gran éxito de Chesney Hawks, que conquistó con esta canción las ondas, las listas de éxitos y los corazones a principios de los 90.

Y aún sigue muy viva en las radio-fórmulas nostálgicas en la actualidad.

El cantante de los 90 Chesney Hawks.

El cantante de los 90 Chesney Hawks.

Lo curioso de este tema es que formaba parte de la banda sonora de una película producida y protagonizada por el cantante de The Who, Roger Daltrey. La película se llamaba Buddy’s Song y nunca fue estrenada en España.

Chesney Hawks y Roger Daltrey, cantante de The Who, padre e hijo en la película 'Buddy's song' (1991).

Chesney Hawks y Roger Daltrey, cantante de The Who, padre e hijo en la película ‘Buddy’s song’ (1991).

Contaba las peripecias de un chico que quería convertirse en una estrella de la música. Chesney Hawks era ese chico y Roger Daltrey interpretaba a su padre, que antaño había sido un gran músico de rock. Algo casi biográfico para Chesney, cuyo padre era Len ‘Chip’ Hawkes, bajista de la banda de rock The Tremeloes y su madre una conocida actriz británica de los años 60, Carol Dilworth.

Lo que yo no sabía es que la canción no fue escrita ni por Chesney Hawks ni por Roger Daltrey. Su compositor fue otro famoso cantante de aquellos años, Nik Kershaw, autor de otro de estos temazos que nos enloquecían: Wouldn’t it be good.

Pero, ¿qué fue de Chesney Hawks?

Chesney Hawks en la cresta de la ola.

Chesney Hawks en la cresta de la ola.

Lo sé, parecía una nenaza. Pero nos volvía locas, a mí por lo menos. Y salía en la Superpop una semana sí y otra también, así que no teníamos escapatoria.

No sé las veces que he podido escuchar The One and Only, pero más de cien, seguro. Fue un pelotazo internacional, durante cinco semanas seguidas fue número 1 en los Tops británicos, y también lideró los rankings de España y Estados Unidos, donde la canción se hizo popular por otra película: Doc Hollywood (con Michael J. Fox como protagonista). La canción se incluía en la banda sonora y barrió como había hecho en Europa.

 

 

De su primer álbum, Chesney también colocar en las listas I’m a Man Not a Boy y Another Fine Mess, pero en España pasaron prácticamente desapercibidas.

Su segundo álbum fue Get The Picture (1993) pero ya no pudo volver a igualar ni de lejos su tremendo éxito previo.

Y llegó el momento de pagar las facturas.

Mis ingresos comenzaron a secarse un par de años después del gran éxito de The One and Only”, confesó en 2015 en una entrevista al diario The Telegraph. “Mi sello discográfico me abandonó y yo había gastado demasiado dinero. Recuerdo haber comprado a toda mi familia un coche, un estudio … No era muy sensato con el dinero. Me había comprado una casa al oeste de Londres y ni siquiera podía pagar la hipoteca. Sólo tenía 23 años en ese momento”.

Chesney vivió acumuló deudas con el banco de hasta 20.000 libras (unos 23.000 euros). Fueron tiempos difíciles para él, pasó de ser un niño rico a la ruina en muy poco tiempo. Afortunadamente pudo seguir adelante gracias a un amigo, al que alquiló una habitación. Además empezó a escribir canciones para otras personas.

También le ayudó a sentar la cabeza su esposa Kristine, a la que conoció en 1995. Ella procedía de un ambiente muy distinto: su padre trabajaba en el mundo bancario. “Era un poco más sensata”, asegura el cantante.

Cuando eres famoso la gente asume que eres rico. La fama y la fortuna van juntas a ojos de la mayoría de la gente, pero no siempre es así”, afirma Chesney.

Aún sigue cobrando royalties por su canción pero no es suficiente para vivir. “He tenido que salir y ganar un sueldo”, asegura.

Actualmente vive en Los Ángeles con su mujer, Kristina, y sus tres hijos.

Todavía conserva su casa en Londres, que actualmente tiene alquilada. Durante un tiempo trabajó en un musical de Broadway, Can’t Smile Without You, y sigue sacando nuevos trabajos musicales.

Su disco más reciente, llamado Real Lofe Live, fue editado en 2012, aquí tenéis uno de sus singles, un tema muy familiar, Aeroplane:

Su calendario de conciertos es constante (muchos de ellos de revivals) y de forma paralela también ha participado en varios realities como The Games (2005), un programa de pruebas deportivas, Let’s Dance For Comic Relief (2011) y Dancing on Ice (2012) concurso que tuvo que abandonar porque se rompió un tobillo.

En 2015 puso a prueba sus cualidades como cocinero en el programa británico Celebrity MasterChef, donde fue eliminado en la primera de las semifinales.

Aquí os dejo con uno de sus vídeos más recientes, en los que colaboró en la lucha contra el cáncer en adolescentes. ¿Sigue siendo un encanto sí o sí?

1 comentario · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Deliranta

    ¿Parecía una nenaza? ¿Y luego habláis de machismo cuando muchas de vosotras sois propagadoras del mismo? Es la rehostia, oiga.

    09 Febrero 2017 | 4:48 pm

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.