Errores históricos en la pantalla (I)

Comenzamos con este artículo una nueva categoría en el blog donde revisaremos los errores históricos que cometen películas o series. Adelantamos que son muchos y algunos bastante graves (históricamente hablando, claro). Además le daremos un veredicto al error histórico, según sea grave, medio o leve.

¡Esperemos que los disfrutéis!

errores historicos en el cine

1. Centurión (Neil Marshall, 2010)

En la película protagonizada por Michael Fassbender, los jinetes usan estribos, algo que es completamente imposible en el año 117 cuando está inspirada la película. No existen evidencias de que aparecieran en Europa antes del siglo VIII. Este es uno de los errores más repetidos en las películas sobre la Antigüedad o comienzos del medievo.

Error Histórico: Medio

error historico centurion estribos

Centurión

2. Los últimos zares (Adrian McDowall y Gareth Tunley, 2019)

Esta mini serie narra los últimos tiempos del zar Nicolás II. El día fatal de la ejecución de la familia por parte de los bolcheviques (julio de 1918), se muestran a los hijos del zar con el pelo bastante largo, sobre todo alguna de sus hijas. Esto es imposible ya que apenas un año y medio antes, en febrero de 1917, les cortaron a todos el pelo por un brote de sarampión. El pelo suele crecer unos 15 centímetros al año.

Error Histórico: Leve

error historico ultimos zares romanov

Los últimos zares (Netflix) /  Los hijos de Nicolás II sin pelo (20 Minutos)

3. Gladiator (Ridley Scott, 2000)

La entretenida película donde Russell Crow pasa de general romano a gladiador, no pasaría un mínimo filtro de historia. Pero clama al cielo una conversación entre el protagonista Máximo (Russell Crow) y Cómodo (Joaquin Phoenix), donde el futuro emperador le presenta a los senadores Gayo (John Shrapnel) y Falco (David Schofield):

Cómodo: “Los senadores Cayo y Falco. Cuidado con Cayo, verterá un suave elixir en tu oído y al despertar solo dirás ¡república, república, república!”

Cayo: “¿Por qué no? Roma fue fundada como una república.”

¿¿¿¿¿Cómo???? Roma fue fundada por Rómulo como una monarquía en el 753 a.C. y tuvo a 7 reyes antes de convertirse en una república en el año 509 a.C., tras el derrocamiento del tirano Tarquinio el Soberbio. Este sistema se mantuvo hasta el 27 a.C., cuando Augusto se convirtió en emperador, iniciándose el periodo llamado Principado o Imperio hasta la caída del 476 d.C.

Error Histórico: Grave

error historico gladiator republica

4. Troya (Wolfgang Petersen, 2004)

Al comienzo de la cinta, una embajada troyana con los príncipes Héctor (Eric Bana) y Paris (Orlando Bloom) visitan al rey espartano Menelao (Brendan Gleeson). Cuando se muestra la llegada de los barcos aparece el rótulo Port of Sparta (Puerto de Esparta)… cosa difícil si consideramos que la ciudad de Esparta se encuentra en el interior y aproximadamente dista unos 25 km del mar. Los espartanos eran invencibles en tierra, pero poco diestros en la lucha en el mar frente a otras potencias como Atenas. Usaban el puerto de la ciudad de Gotión como principal lugar para sus galeras, por lo que a este puerto se le llamaba el puerto de Esparta, pero la película no hace referencia a esta ciudad.

Error Histórico: Medio

error historico troya puerto de esparta

5. Spartacus: Venganza (Steven S. DeKnight, 2012)

La sangrienta serie sobre la vida de la rebelión de los esclavos (73 a.C.- 71 a.C.) nos trae un pequeño fallo en el calzado que usa el pretor Cayo Claudio Glabro (Craig Parker) cuando acude a hacer un intercambio para liberar a su esposa que había sido secuestrada por la gente de Spartacus (Liam McIntyre). El pretor usa un calzado con tacón, algo que por supuesto era imposible en aquellas sandalias o caligaes (descubre aquí el curioso origen de este nombre) que tenían la suela totalmente plana, a la que añadían clavos como refuerzo. El tacón comenzó a usarse en el siglo XV para ayudar a sujetar los zapatos en los estribos de los caballos.

Error Histórico: Leve

error historico Spartacus Venganza sandalias

calzado romano

Calzado romano (National Geographic Historia)

Continuará…

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.