Goldman Sachs is not an after shave Goldman Sachs is not an after shave

Tampoco Breton Woods es una marca de Whisky. Porque el periodismo internacional no es solo cosa de hombres, ocho mujeres ofrecen un punto de vista diferente sobre lo que pasa en el mundo.

Entradas etiquetadas como ‘Bruselas’

Seis meses más de controles fronterizos en varios países Schengen

La Comisión Europea propuso ayer autorizar la última prórroga de seis meses para los controles sistemáticos que varios países del espacio Schengen introdujeron en sus fronteras interiores desde noviembre de 2015. El objetivo de esta medida es claro para ellos, frenar la oleada migratoria sobre su territorio.

Por tanto, Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia y Noruega (éste último, a pesar de no pertenecer a la UE, sí pertenece al espacio de libre circulación) podrán seguir aplicando controles hasta octubre. El Ejecutivo comunitario ha manifestado que se trata de la última prórroga posible, por lo que ha instado a estos países a poner en marcha todas las medidas “alternativas” posibles, con el fin de permitir una retirada “progresiva” de la vigilancia actual.

¿En qué fronteras se están realizando estas medidas? Por parte de Austria, las terrestres con Hungría y Eslovenia. Alemania vigila la frontera con Austria. Igualmente, Dinamarca no permite la libre circulación por tierra con Alemania y, además, los puertos donde llegan ferris procedentes de países vecinos. Lo mismo hace Suecia en el puente de Oresund. Y Noruega para todas las conexiones con Dinamarca, Alemania y Suecia.
Lee el resto de la entrada »

Tajani, ¿el hombre que necesita Europa?

Antonio Tajani se presentaba como candidato del Partido Popular Europeo. / ©European Union -Parlamento Europeo (EP)

El Parlamento Europeo, esa cámara desconocida para tantos ciudadanos, tiende desde este martes un nuevo presidente: el italiano Antonio Tajani. Durante la campaña para la elección de esta figura, el que era el candidato del Partido Popular Europeo (PPE) ha afirmado en más de una ocasión que lo que necesita el parlamento no es un presidente fuerte sino una cámara fuerte.

En cierto modo la frase le ha servido para vender su perfil bajo y discreto, neutral si se quiere ver así, frente un Martin Schulz -el hasta ahora presidente socialdemócrata al frente de la institución- fuerte, mediático pero demasiado incisivo para algunos en según qué temáticas.

Lee el resto de la entrada »

Cinco ideas de Varoufakis para Europa

Yanis Varoufakis en su visita a Barcelona / Twitter de Ada Colau

Yanis Varoufakis en su visita a Barcelona / Twitter de Ada Colau

Sus planes como ministro de Finanzas en Grecia no salieron bien. A Yanis Varoufakis le tocó enfrentarse a la troika y salió perdiendo. Al menos, de la primera batalla. De lo que más le dolió sobre su corto período en la primera línea de la política fue la cerrazón del Eurogrupo: “las reglas son las reglas”, el mantra del que a su juicio, los países del euro no se atreven a salir. La semana pasada estuvo en Barcelona y aunque los medios le dieron más importancia al par de frases que dedicó al proceso soberanista, Varoufakis explicó unas cuantas ideas para salir de esta mega crisis que valía la pena recoger. Lee el resto de la entrada »

Euromarchas 2015: por una Europa más social y menos capitalista

Euromarchas 2015

Varias personas sostienen una pancarta a su paso por la plaza de Cibeles de Madrid, donde confluyeron las seis columnas de las Euromarchas 2015. / VÍTOR LERENA (EFE)

“Por una Europa de las personas, digamos ¡basta! a la Europa del capital” reza el título del manifiesto de la iniciativa llamada Euromarchas. Su objetivo: reivindicar una Unión Europea “más social”. La EuroMarcha 2015 comenzó el pasado 1 de octubre su recorrido en Gibraltar para llegar a Bruselas el día 15.

Hay cuatro columnas: la ruta SurOeste desde el Estado Español-Portugal-Francia, la ruta SurEste desde Grecia-Italia, la ruta NorEste Países Nórdicos-Alemania, y la ruta NorOeste desde Gran Bretaña. Durante el recorrido llamarán a la “unión de la ciudadanía europea, contra la Europa del capital y por una Europa de las personas, democrática, social, ambiental y solidaria”.

El destino final será Bruselas, donde del 15 al 17 de octubre, se reunirán movimientos sociales y fuerzas políticas de toda Europa para exigir una “Unión Europea al servicio de las personas, no del capital”. Podemos, IU, Equo, las Marchas de la Dignidad, Attac, Ecologistas en Acción, CGT y algunos sectores de CCOO participan desde España en esta iniciativa.

El pasado sábado se unieron en Madrid las diferentes columnas procedentes de distintos lugares del país. Cientos de personas llegaron a Cibeles para protestar contra “la deuda ilegal ilegítima y odiosa”, el TTIP y las desigualdades que están creciendo en Europa a raíz de esta crisis económica. Lee el resto de la entrada »

Votar o no votar, no es esa la cuestión

Cartel en Strasbourgo. AFP

 

A una semana de las elecciones europeas lo que se vislumbra es un clima de debate sobre el papel de la UE con aroma a euroescepticismo. Ante la baja participación en los comicios anteriores, las instituciones se esfuerzan en explicar la importancia de estas elecciones. Se quiere invertir la tendencia, hacer creer que Bruselas cuenta y Bruselas decide, y es que realmente sí decide… El 80% de las leyes españolas se desarrollan a partir de marcos establecidos en Bruselas. Lee el resto de la entrada »

¿Quién dirigirá la Unión Europea? Segunda parte

Jordi Pujol y Guy Verhofstadt / Convergència Democràtica de Catalunya

Jordi Pujol y Guy Verhofstadt / Convergència Democràtica de Catalunya

Quedan seis semanas para las elecciones europeas. El PP ya tiene -por fin- cabeza de lista, el ministro Cañete. Pero ¿quién dirigirá la UE? ¿Cañete o Valenciano, si PP o PSOE ganan los comicios? No, señoras y señores. Los partidos europeos se han puesto de acuerdo para designar un candidato que será el encargado de dirigir la Comisión Europea si obtienen mayoría en la Eurocámara. Si en este punto se han perdido les recomiendo leer la primera parte de este artículo.

No creo que hayan oído a Valenciano, cabeza de lista para las europeas del PSOE, o a Cañete, hablar de Schulz o Juncker, candidatos a presidir el ejecutivo europeo por los socialistas y populares europeos, respectivamente. Pero con un poco de suerte, os suenan. La prueba letal es: ¿Guy Verhofstadt, José Bové o Ska Keller os dicen algo?

Guy Verhofstadt, Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa. En este grupo se integran Convergència Democràtica de Catalunya y el Partido Nacionalista Vasco, cada uno con un diputado. El candidato fue primer ministro de Bélgica, defiende el federalismo y no tiene pelos en la lengua. Tal vez porque su partido tiene pocas opciones reales de lanzarlo a la presidencia de la Comisión. Tiene 84 de los 736 escaños europeos.

José Bové / Partido Verde Europeo

Ska Keller / Partido Verde Europeo

Ska Keller / Partido Verde Europeo

José Bové y Ska Keller son el tándem elegido por el partido Verde Europeo. En él están Iniciativa per Catalunya Verds, con un parlamentario y Equo, que en esta última legislatura no tenía ninguno. Él francés, ella alemana. Los dos, bastante a la izquierda. Él sindicalista, con experiencia. Ella, especialista en islamismo e inmigración, joven. Keller es la gran novedad y esperanza para los jóvenes. Con sólo 33 años, habla seis idiomas y ha llegado a encabezar la candidatura del partido después de participar en movimientos por la defensa de los animales en el este de Alemania. Ha viajado mucho a España y lleva en la cartera fotos de las vallas de Ceuta y Melilla en su móvil, según EL PAÍS.

Si no los conocéis y pretendéis votar en las europeas, hay algo que nosotros, los medios, estamos haciendo muy mal y algo que todos los votantes, estamos haciendo fatal. El presidente de la Comisión Europea tendrá durante cinco años la última palabra a la hora de lanzar iniciativas legislativas europeas. Iniciativas como las leyes antitabaco, el porcentaje de biocombustibles que usamos, cómo se rescata a los bancos en futuras crisis o con cuánta pasta nos vamos de Erasmus. Para hacerse una idea final, el 80% de las leyes españolas se desarrollan a partir de marcos establecidos en Bruselas.

En eso debemos pensar el 25 de mayo, no en castigar o premiar la política estatal, para eso están las generales. Los candidatos españoles, sabedores de que ignoramos qué se hace en Bruselas, plantearán la campaña en términos nacionales. La pregunta que tendríamos que hacerles es, ¿qué van a hacer cuando desembarquen en la capital europea? ¿O es que ni siquiera ellos saben qué se hace en el corazón de Europa?

 

A la tercera no va la vencida, quizás a la cuarta…

agco-africa-summit.com

agco-africa-summit.com

Los conflictos internos, la inmigración ilegal, a raíz de la tragedia de Lampedusa, la amenaza yihadista y la situación de la República Centroafricana, con luz verde desde ayer para el lanzamiento de una operación militar europea, son los temas que centran la cumbre que empieza hoy en Bruselas. Una cumbre en la que participan más de 80 dirigentes europeos y africanos, en un contexto de tensiones postcoloniales y una creciente influencia económica de China en África. Al final de las negociaciones será adoptada una declaración política conjunta, que abarcará diversos temas relativos a las relaciones entre UE y África y además permitirá consolidar un fondo, en el que la UE ha invertido 1.200 millones de euros, desde hace 10 años, para ayudar a África a resolver y prevenir sus numerosas crisis, desde Malí a Somalia.

Ésta es la cuarta cumbre Europa-África, la anterior fue en 2010. En las últimas décadas las políticas de cooperación entre ambos continentes han progresado. Unas relaciones que empezaron en 1975, el año de la primera Convención de Lomé: acuerdos que facilitaron el libre acceso de casi todos los bienes producidos en los países ACP (África, Caribe y Pacífico), al mercado europeo. Lee el resto de la entrada »

¿Quién dirigirá la Unión Europea?

European elections

Elecciones europeas / Foto de Geert Schneider

Hace unos años, Henry Kissinger preguntaba socarronamente: “¿Cuál es el teléfono para llamar a Europa?”. Con esa pregunta evidenciaba la falta de un liderazgo claro en la UE y de una política europea unitaria. Los arquitectos de esta querida casa nuestra empezaron a instalar la línea telefónica en el Tratado de Lisboa de 2009, y dentro de unos meses, el teléfono podría empezar a funcionar a pleno rendimiento.

No se me aburran, vamos a resumir. Desde el Tratado de Lisboa, se supone que los partidos europeos propondrán conjuntamente a un candidato para las elecciones europeas y en casa de ganar, éste se convertirá en el presidente de la Comisión Europea. Digo se supone porque lo que votaremos será una lista -abierta o cerrada en función del país- de candidatos a formar parte del Parlamento Europeo. Después, el Consejo Europeo -la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno de los 28- se compromete a tener en cuenta el resultado de las urnas para nombrar al presidente de la Comisión. (Si se hacen lío con las instituciones, al final de este artículo encontrarán una explicación). Si los europeos votamos el Parlamento y a quien dirigirá la Comisión Europea que es el ejecutivo, habrá en principio más integración, más unión y un número de teléfono más claro al que dirigirse.

¿Y quiénes son esos candidatos a presidir el órgano ejecutivo de la UE? Aquí un mini perfil de algunos de ellos en este primer capítulo:

Jean-Claude Juncker, Partido Popular Europeo (PPE). Es el último que se ha sabido. Lo decidieron los miembros del PPE el pasado viernes en Dublín. Rajoy ha apostado por él en vez de por Michel Barnier, actual comisario de Mercado Interior en la Comisión Barroso. Aunque prefería al francés, ha decidido apoyar a Merkel, que apostaba por Juncker, para posicionarse y ganar después su favor en otros movimientos de fichas (todo indica a que Guindos gustaría de ser el presidente del Eurogrupo, la reunión de los ministros de Economía de la zona euro).  Juncker fue durante 18 años primer ministro de Luxemburgo, lo que lo convierte en el más veterano de Europa. Pero en julio de 2013 se vio obligado a adelantar las elecciones por un escándalo en los servicios de espionaje. Durante años, los servicios secretos del país cometieron irregularidades que el mandatario ocultó a la Cámara, según denunciaron los diputados luxemburgueses. Las más graves fueron las escuchas, que llegaron a afectar al mismísimo Juncker y al jefe del Estado, el gran duque Enrique. Además, se acusó a los servicios de inteligencia de malversación, -por lo visto se dedicaron a comprar vehículos para uso privado-, y sospechas de que aceptaron pagos a cambio de facilidades en el acceso a determinados cargos públicos. Juncker también fue Presidente del Eurogrupo y las malas lenguas dicen que es aficionado a la bebida, incluso durante las largas cumbres en Bruselas.

Martin Schulz, Partido Socialista Europeo (PSE). Ahora mismo es el presidente del Parlamento Europeo. Es el que más tiempo lleva sonando como futurible presidente de la Comisión. Tiene posibilidades: las últimas encuestas apuntan a una victoria muy ajustada de los socialistas y además es alemán. Merkel podría apostar por él en el Consejo Europeo que tomará la decisión final. Su apoyo habría que entenderlo en clave interna, porque Merkel gobierna en Alemania en coalición con el partido del que procede Schulz. Nació en Helhrath, una ciudad alemana cerca de la frontera entre su país, Bélgica y Países Bajos. La vida entre líneas fronterizas ha marcado la carrera política de este creyente de Europa. Con 31 se convirtió en el alcalde más joven de Renania del Norte-Westfalia, en el municipio de Würselen. Es un apasionado de la lectura. Fue aprendiz de librero al terminar secundaria y en 1982 abrió su primera librería en el municipio del que fue alcalde durante 11 años.

Alexis Tsipras, Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL). Algunos lo llaman el Kennedy europeo. Es el único de los candidatos que se declara abiertamente anti-troika. Su partido propone un nuevo modelo de crecimiento económico que pase por “abandonar los planes de austeridad” para evitar una “catástrofe humanitaria”. También quiere reformar la política agrícola común para garantizar la “soberanía alimentaria”. A su favor, es joven. En su contra, no tiene experiencia en las instituciones europeas. Tiene pocas oportunidades de lograr la presidencia de la CE porque su partido difícilmente logrará ganar las elecciones. Pero cosas más raras se han visto.

En el próximo capítulo, liberales y verdes.

¿Cómo funciona la UE?

Versión resumida. La UE la forma un triángulo de instituciones: Comisión Europea, Parlamento Europeo y Consejo de la UE. A estas se añade el Consejo Europeo. La Comisión es el poder ejecutivo, tiene la iniciativa legislativa, es la guardiana de los Tratados y la que puede retirar una propuesta si no le gusta lo que las otras dos instituciones acaban modificando de ella. La preside Barroso y cuenta con 28 comisarios, uno por país. El español es Joaquín Almunia, que ocupa la cartera de Competencia.

El Parlamento Europeo es la única de las tres que eligen directamente los ciudadanos en unas elecciones que se celebran del 22 al 25 de mayo. Tiene capacidad de decisión sobre el 90% de las propuestas legislativas que impulsa la CE, menos política fiscal y política exterior (sobre esta última, en realidad, la UE no tiene competencias). Las iniciativas de la CE llegan en primera lectura aquí, el Parlamento las aprueba o introduce cambios y la pasa al Consejo. En segunda lectura hace lo mismo, y si se aprueba la ley pasa ya definitivamente a los ordenamientos nacionales. España aporta 54 de los 750 eurodiputados.

El Consejo de la UE es el Consejo de Ministros. Reúne a los responsables de cada materia. Ana Mato acude -o debería, porque por Bruselas se le ve poco el pelo- al Consejo de la UE de Salud, como Cañete acude al de Medio Ambiente o de Guindos al Ecofin, que es el nombre que recibe el Consejo de Economía y Finanzas. Decide sobre las iniciativas de la CE. Sobre todas, incluidas política fiscal y exterior, no el 90% como el PE. Tiene que negociar las leyes con esa institución. En la práctica, es la institución que acaba teniendo más poder.

El Consejo Europeo es la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de los 28. Con el Tratado de Lisboa pasa de reunión a institución. Toma las grandes decisiones, económicas y de exteriores, y ha sido decisivo durante las crisis del euro. En la práctica, es quien orienta el timón de la UE.

ESPERANZA ESCRIBANO, Bruselas

@eeclaramunt

Suiza, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?

Suiza / Foto de Daniel Mitchell

Suiza / Foto de Daniel Mitchell

Nuestros amigos suizos, los inofensivos, pacíficos, desarrollados y civilizados amigos suizos, han dado un paso atrás. El referéndum, que el domingo pasado aprobó con un 50,3% de los votos a favor reinstaurar las cuotas de inmigración, ha sido “significativo” según la Unión Europea. Una UE que está molesta, pero a la que no le queda otra que respetar el proceso democrático de Suiza. Eso sí, podrá tener “serias consecuencias”, afirman fuentes europeas. ¿Cómo lo hemos hecho tan mal para llegar hasta aquí, hasta el punto en que los suizos, los inofensivos, pacíficos, desarrollados y civilizados suizos, caen en las garras del populismo más banal?

El argumento de los nacionalistas suizos, el hacinamiento que supone recibir a más de 80.000 inmigrantes cada año en un país de 8 millones de habitantes, ha vencido. De nada han servido los estudios que demuestran que los inmigrantes se mueven para trabajar y no para recibir prestaciones. De nada ha servido demostrar que los inmigrantes aportan más de lo que consumen a nuestros maltrechos Estados del bienestar. Precisamente ayer, la vicepresidenta de la Comisión y comisaria de Justicia, Viviane Reding, presentaba un estudio sobre la integración de los trabajadores europeos, que volvía a demostrar que los ciudadanos que emigran más que robar, pagan más que los nativos. Están muchas veces sobrecualificados para el trabajo que hacen, cobran menos y no siempre se benefician del mismo acceso a la vivienda y la educación que los naturales del país. “La libertad de movimiento es un beneficio para Europa, sus ciudadanos y sus economías”, decía Reding, que aunque admite que “puede haber desafíos” en algunos casos, “sería una mala decisión cuestionar el derecho a la libertad de movimiento”.

Si han de volver los tiempos del Realismo entre los dos socios, y la política internacional debe volver a jugarse en una mesa de billar -a golpes, en vez de a chocolates con leche- entonces Suiza tiene todas las de perder. De momento, la Comisión Europea ya avisa de que si la Confederación helvética pone controles en las fronteras, tendrá que salir del espacio Schengen. Y en voz baja susurra que si las personas no pueden moverse libremente, las mercancías tampoco. La UE está dispuesta a suspender la participación suiza en el programa Erasmus+ y asegura que los ciudadanos de la UE que residen en Suiza y viceversa podrían verse de repente en un limbo legal, en función de las decisiones que tome el país helvético hoy mismo. Otra de las consecuencias es que con las restricciones, los ciudadanos de la UE que viven en Suiza podrían perder el derecho a la reagrupación familiar, la herramienta para conseguir los permisos de residencia para familiares que no vivan en Suiza, pero pretendan reunirse con sus familias que ya viven allí y empezar una nueva vida.

Suiza es el tercer socio de la UE por detrás de EEUU y China y por delante de Rusia y Japón. El 78% de las importaciones suizas llegan desde la UE y el 57% de sus exportaciones van a la UE. Además, el país saldría escaldado por la llamada “cláusula de guillotina”, que permite a la UE suspender los siete acuerdos bilaterales existentes con Suiza en caso de que incluso sólo una se ponga en duda. Lo recordaba el lunes el presidente de los liberales, Guy Verhofstadt, que considera que “si Suiza legisla en línea con los resultados, el cambio de la ley no sólo violaría los acuerdos con la UE sobre libertad de movimiento, sino que haría peligrar el gran trabajo que la economía suiza ha conseguido, sobre todo en cuanto a su nivel de vida”.

Curiosamente, en dos semanas está previsto que la UE y Suiza comiencen las negociaciones para sustituir el lío actual de acuerdos bilaterales por un marco legal único. El responsable ante el Parlamento Europeo de las relaciones con Suiza, Pat the Cope Gallagher, lamentaba el resultado que supone la introducción de “límites cuantitativos a la inmigración” y aseguró que la UE examinará las implicaciones de estas medidas en las relaciones UE-Suiza y “reaccionará en consecuencia”.

Pero volvamos a la primera pregunta, ¿cómo hemos llegado hasta aquí? ¿cómo puede ser que nuestros amigos, los civilizados suizos, se hayan dejado encandilar por una campaña “profundamente populista y nacionalista”, en palabras del presidente del Grupo de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, Hannes Swoboda? La clave la da Renate Weber, del Partido Nacional Liberal de Rumanía y coordinadora del comité de Justicia y Asuntos de Interior de la Eurocámara: “La libertad de movimiento se ha llevado a cabo como un proyecto económico, no a nivel político”. La UE tiene una profunda integración económica con Suiza, pero no una fuerte relación política.

¿Será porque la identidad en Suiza es el dinero? El paro en Suiza está alrededor del 3% y las urnas dieron la espalda a finales de 2013 a la iniciativa 1:12 que pretendía limitar los salarios abusivos de los grandes ejecutivos. ¿O ésta es una prueba más de que esta Europa se ha olvidado de las personas? Porque la amenaza de la UE a Suiza, el arma con la que devuelve el golpe, es la propia economía. “Si Suiza suspende la inmigración europea, no podrá contar con todos los beneficios económicos y comerciales que ha estado disfrutando hasta ahora; no permitiremos una relación a la carta”, decía el propio Swoboda.

ESPERANZA ESCRIBANO, Bruselas

@eeclaramunt

Si te ha gustado esta entrada, te pedimos que inviertas 5 minutos en votarnos en los premios 20Blogs de 20Minutos, por un periodismo digno.

Felicitaciones y reproches desde Bruselas

Europa felicita a unos y reprocha a otros. La unión europea aprueba el trabajo de Serbia y a la vez queda descontenta con la gestión del gobierno de Turquía.

Serbia ha hecho bien sus deberes

Bruselas y Belgrad empiezan a negociar la futura entrada de Serbia en la Unión europea, esperan que ésta se convierta en pleno miembro en el 2020.  El primer ministro Ivica Dacic dice que los ciutadanos serbios tienen fuertes aspiraciones europeas.

Serbia llevaba tiempo haciendo los deberes y ha obtenido la recompensa que buscaba, ha ido superando fases. Primero, colaborar con el tribunal penal internacional de la Haya, iniciar el camino de las reformas del sistema judicial,  y normalizar las relaciones con Kosovo.

Serbia’s prime minister left (BBC)

El primer ministro serbio se ha comprometido a continuar con las reformas y el dialogo con Pristila es esencial.  El comisario de ampliación, Stefan Fühle valoró positivamente esta actitud. La reunión concluía con las palabras de Dacic:  “no hemos escuchado tantas palabras amargas des de los tiempos de Tito”. Lee el resto de la entrada »