BLOGS
Capturando la temperie Capturando la temperie

Tenemos todo el tiempo del mundo para ti

La mano que agita la tormenta

Noche cerrada. Un callejón oscuro, al fondo un cementerio. El ambiente está cargado, algo terrible va a pasar… La tormenta acecha, hasta la pálida luna se esconde tras el nubarrón. De repente cae un rayo cegador y un trueno nos hiela la sangre en las venas. Inmediatamente, comienza un espectacular diluvio.

Tormenta nocturna. Foto DDoher (Creative Commons)

Tormenta nocturna. Foto DDoher (Flickr - Creative Commons)

 

Esta escena, que podría estar sacada de nuestra peli favorita de terror, esconde un detalle que me preguntó Marc (20Pitufos) en el consultorio (pregunta 5) del otro día en el meteoencuentro 20minutos.es

¿Es cierto o es casualidad que, tras un fuerte trueno, comienza a llover con más fuerza? ¿O es simplemente un recurso de película?

Bueno, tengo que decir que en ese momento no tenía clara la respuesta, y he tenido que documentarme. La respuesta, aún así, no es clara. No hay consenso ni siquiera entre los científicos o meteorólogos a los que he leído. Muchos de ellos afirman que no tiene nada que ver, que es simple casualidad y no hay relación alguna. Sin embargo, yo mismo he podido comprobar en ocasiones que parece incrementarse la intensidad de la precipitación tras una descarga eléctrica, y sobre todo tras un fuerte trueno. No siempre, eso sí.

Entre los razonamientos que he encontrado a favor de la teoría, están los siguientes:

UNO – Una gran tormenta arrastra gran cantidad de hidrometeoros (lluvia y granizo) y genera una carga eléctrica más fuerte dentro de la nube, por mayor rozamiento. Cuanto más cantidad de lluvia y granizo, más carga electrostática se genera y más actividad eléctrica es capaz de generar la tormenta. Es por ello que, justo en el momento en que esa gran cantidad de precipitación cae, puede generarse una descarga (rayo y trueno). El tiempo que tarda en llegar al suelo la precipitación nos hace pensar que se ha producido antes que la lluvia fuerte, pero en realidad es esa gran cantidad de precipitación la que ha generado el trueno.

DOS – Las gotas de agua, dentro de la tormenta, llevan una carga electrostática. Una descarga eléctrica podría hacer que se agruparan de alguna forma, juntado gotas pequeñas en gotas mucho más grandes, que por gravedad, caen. Digamos que la descarga agrupa gotas y las hace caer con más fuerza.

TRES – El trueno es básicamente una onda sonora y por lo tanto, de presión, que expande el aire alrededor de la zona de la descarga eléctrica y provoca que las gotitas de agua se unan y caigan con más fuerza.

En cualquier caso, y perdonadme por la sencillez de la comparación, lo que yo siempre he pensado, más allá de la explicación física, es que los truenos de alguna forma agitan el interior de la nube, de la misma forma que cuando agitamos un árbol mojado caen más gotas, aunque ya esté goteando. Los truenos son esa mano gigantesca y sonora que agita la nube-árbol, y por eso, tras uno suficientemente potente, llueve más.

Explicación bastante romántica, si queréis, que quizá no tenga ningún sentido. O sí, vete tu a saber. Ahora os toca a vosotros darme alguna explicación, alguna experiencia propia o bien todos los que estéis por levante y Baleares hoy y mañana, donde hay muchas tormentas, confirmar o desmentir este hecho empíricamente…

 

2 comentarios

  1. Dice ser 20pitufos

    Muchas gracias Emilio, la verdad es que la´s explicaciones que muestras son distintas unas de otras, pero todas tienen su lógica. Quien sabe cual será la más acertada. Quizá lo que ocurra ahí arriba sea en realidad una unión de las tres teorías. Por cierto, muy buena la intro. Parece sacada de una novela de Stephen King, jaja

    21 Noviembre 2011 | 14:07

  2. Dice ser antonio larrosa

    Un dia soleado a una persona de mi familia le dió un infarto y enseguida llamamos al médico que llegó rapidamente . A aquella persona la pusimos en su cama y por la ventana que estaba abieta entraba el sol iluminando la estancia con tal brillantez que ni hizo falta encender la luz . El medico auscultó a mi familiar y dijo muy serio,tajante, mirando a todos por encima de sus gafas ¡¡Esta persona esta muerta! Y como por arte de magia, en aquel mismo instante sonó un estruendoso trueno, el sol desapareció completamente, el cuarto quedó a oscuras y unalluvia que duro todo el dia, cayo de golpe. Aquello nos impresiono tanto a todos que siempre que lo recordamos , pensamos que aquello no fue una simple casualidad, que nuestro familiar que por cierto era una mujer muy buena, era una santa.

    21 Noviembre 2011 | 15:18

Los comentarios están cerrados.